Archive | agosto 6th, 2016

IV conferencia sobre el patrimonio histórico y arqueológico de Cenicientos

Ayer tuvo lugar en el Centro Cultural de Cenicientos la IV Conferencia sobre de Patrimonio Histórico y Cultural organizada por los Vecinos amantes de la Historia de Cenicientos, Luci Fermosel, Lucía Fermosel, Daniel Puentes, José Luis Puentes, Agostino Gironi, Miguel A.  de Castro, Joaquín Monto, Pedro Bonafonte, y con la colaboración de Vino de Piedra Escrita y la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

Daniel Puentes realizó la presentación del acto haciendo en primer lugar una reflexión sobre las Conferencias celebradas en años anteriores con la participación de los arqueólogos e historiadores Eduardo Penedo, Miguel Fernández y Diego Cortecero que trataron diversos temas relacionados con la historia de los orígenes de Cenicientos, dando paso, a continuación, a la presentación del ponente, Miguel A. Martínez Artola, profesor de historia en un centro público de Madrid, escritor con varias novelas publicadas y un premio de narrativa de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles y más de  cincuenta trabajos de historia publicados en revistas especializadas.Artola01

La conferencia de este año versó sobre “Cenicientos. Los siglos oscuros”, intentando reconstruir la historia desconocida de la localidad entre los siglos II y     XV, donde apenas existen testimonios documentales  y arqueológicos.

El profesor Martínez Artola recordó su hipótesis de la existencia de un Cenicientos vettón, expuesta en anteriores conferencias, enmarcado en esta cultura al pueblo prerromano que debió ocupar estas tierras al este de Gredos hasta el límite oriental con el Alberche. De esta época no se han encontrado restos visibles pero sí numerosos elementos pétreos y posibles altares que indican la existencia de un santuario vettón en el cerro de Pedro Abad y cerros Merina.Artola03

Es precisamente en el valle, al suroeste de estos últimos cerros, donde se localiza el monumento histórico más importante de Cenicientos: el monolito de Piedra Escrita, datado en el siglo II d. C. con un relieve en hornacina que representa, según el estudio de la profesora Canto, a un matrimonio realizando una ofrenda a la diosa Diana.

       El lugar de Piedra Escrita debió quedar despoblado en época tardorromana no habiéndose encontrado restos tampoco del periodo visigodo. Si pudo quedar una población de tipo disperso en la zona debió ser residual, heredera de los posibles poblamientos vettones y romanos. Tampoco hay noticias de poblamientos en época islámica, siendo los únicos referentes comprobados los de la presencia de musulmanes en la atalaya de Peña  Muñana en Cadalso de los Vídrios y el centro del control del territorio ejercido desde El Alamín.

Llegamos así al siglo XI, en el que se produce la ocupación de Toledo por Alfonso VI en 1085 y la subsiguiente repoblación del territorio con gentes venidas del norte. En 1188 se construye la primera iglesia en Piedra Escrita y a mediados del siglo XIV el Libro de la montería de Alfonso XI ya nombra a Cenicientos con su nombre actual posiblemente también en su emplazamiento actual. Un siglo después, estas tierras pasan a formar parte de los Estados del Condestable de Castilla don Álvaro de Luna y, posteriormente del Ducado de Escalona. La peste que  diezmó al pueblo en 1598 marca el comienzo de una nueva época en que la documentación es ya más abundante y completa, dando fin a esos siglos oscuros.Artola04

El profesor Martínez Artola pasó seguidamente a dar cuenta de sus investigaciones encaminadas a la identificación de las cinco ermitas documentadas el año de la peste de las que sólo queda la de Nuestra Señora del Roble. La conferencia terminó con un pequeño estudio de las marcas de cantería encontradas por el ponente en los muros de la iglesia de San Esteban y la interpretación simbólica de las mismas.

Los asistentes, que llenaban el salón de actos del Centro Cultural, manifestaron su complacencia y satisfacción con fuertes aplausos. Como colofón, se ofreció un vino de Piedra Escrita a todos.

Publicada el Cultura0 Comentarios

La Comunidad de Madrid entrega 37 toneladas de productos de sus huertas al Banco de Alimentos

Desde 2001 esta institución ha recibido más de 222.000 kilos de productos.

En total se han donado 3.000 kilos de garbanzos, 30.000 de patata, 1.900 de melones, 1.200 de sandías y 664 litros de aceite de oliva.
Los alimentos proceden de las fincas del IMIDRA donde se realiza labores de investigación que además se complementan con este tipo de acciones solidarias.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada ha hecho entrega al Banco de Alimentos de cerca de 37 toneladas de productos procedentes de las distintas fincas experimentales con las que cuenta el IMIDRA (Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario). En concreto, se han puesto a disposición de dicha ONG 3.000 kilos de garbanzos, 30.000 de patata, 1.900 de melones, 1.200 de sandías y 664 litros de aceite.

El IMIDRA es el organismo encargado de realizar el trabajo de investigación que se lleva a cabo en dichas fincas experimentales donde se obtiene una importante producción de frutas, legumbres y hortalizas que no se desperdician, sino que muy al contrario se entregan en beneficio de los más necesitados. En este caso la entrega de alimentos ha tenido lugar en la finca “La Chimenea” en Aranjuez, donde se llevan a cabo proyectos de investigación con el garbanzo. 10_MG_3224

De las aproximadamente 40 variedades de garbanzo que se cultivan en la actualidad en España, el IMIDRA ha participado en la mejora de siete variedades tradicionales de la clase “Pedrosillano”. Fruto de estos experimentos se han conseguido plantas de garbanzos de las que se obtienen dos semillas por vaina, lo que permite multiplicar la variedad y rentabilidad de los cultivos. Además todas estas variedades son tolerantes al hongo de “la rabia”, la principal enfermedad que limita el cultivo de esta leguminosa.

A esta labor investigadora suma un marcado carácter solidario, ya que desde el año 2001 se han entregado al Banco de Alimentos de Madrid más de 220.000 kilos de productos alimentarios, además de casi 3.000 litros de aceite. Esta iniciativa subraya la importancia de las políticas sociales para el Gobierno regional, que ha marcado como objetivo de todas las consejerías la ayuda a los que más lo necesitan.

Todos los alimentos que se han donado proceden de las fincas en las que el IMIDRA cuenta con distintos vegetales para experimentar las mejores formas de siembra, cultivo, regadío o recolección, partiendo de variedades autóctonas de la región, cuyas semillas también ha localizado en puntos diversos de Madrid y multiplicado el Instituto. En total, el IMIDRA cuenta con las fincas de El Encín, El Socorro, La Chimenea y La Isla, cada una de ellas especializada en ciertos tipos de cultivo.

Sonido: Jaime González Taboada.

Publicada el Actualidad0 Comentarios


"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 de noviembre

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

agosto 2016
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031