Archive | junio 2nd, 2018

La cueva de una antigua casa de labranza alberga la Oficina de Turismo de Villa del Prado

  • La huerta, las bodegas, el río Alberche y la iglesia son sus principales atractivos turísticos.

En la antigua casa de labradores situada en la Plaza Mayor junto a la iglesia de Santiago Apóstol, que era conocida como la Casa de la Cebolleta, se construyó el Centro Cultural Pedro de Tolosa. El edificio alberga: el centro del mayor, salas de exposiciones, un salón de actos, una cueva, que conserva tinajas y su pasadizo original, en la que se han colocado aperos de labranza y eneseres de uso casero para recrear un pequeño museo etnográfico. También en él se halla la Oficina de Turismo.
Esta oficina se abrió en 2013 y pertenece a la red Madrid about info, de la Comunidad, y está abierta al público los fines de semana de 10 a 13 horas.
Al frente de la misma se encuentra el informador turístico Javier Sánchez, que es historiador y un apasionado por transmitir la riqueza patrimonial y natural de su pueblo.
Javier, ¿cuál es tu función en la oficina de turismo?
Desde aquí informamos a los visitantes de lo que pueden ver en el pueblo, de los establecimientos de hostelería y comercios, también organizamos visitas guiadas. Somos dos los informadores que nos turnamos, mi compañero Pablo Antonio Montiel que está especializado en turismo de naturaleza. Tenemos folletos sobre las visitas por el casco y la ruta de las Fuentes, también contamos con una app turística para teléfonos móviles. Las personas que nos visitan entre semana, pueden conseguir la misma información en el Ayuntamiento en horario de 9 a 14:30 h.

¿En qué consiste la visita guiada?
Recibimos a los grupos en la bodega cooperativa Virgen de la Poveda para comenzar con una visita y cata de vino. Se continúa visitando de la Iglesia de Santiago Apóstol y un paseo por el municipio explicando los principales monumentos. Tras un tiempo libre para la comida, por la tarde vamos hasta el Mirador de la Vega del Alberche, desde donde se puede contemplar una impresionante vista de toda la vega del río y las explotaciones hortícolas. Se finaliza la jornada con la visita a la ermita de la Poveda y el Río Alberche.

¿Qué peculiaridad ofrece Villa del Prado a los visitantes?
La iglesia, que es conocida como la capilla Sixtina madrileña por las pinturas en sus paredes y techos, y la huerta. A los turistas les llama la atención la alta producción de verduras y hortalizas, y les gusta ver las plantas que muchos no conocen. En los establecimientos del pueblo se pueden adquirir productos de la huerta de temporada.

¿Qué tipo de público os visita?
Principalmente son personas de Madrid y sus alrededores, de mediana y tercera edad. Llegan grupos de asociaciones diversas como jubilados, peñas o los colegios, que están particularmente interesados en el Centro de Educación vial.

¿Cómo os dais a conocer como destino turístico?
Al pertenecer a la red Madrid about info, todas las oficinas de la red ofrecen información nuestra, también asistimos a la feria internacional FITUR que supone una gran promoción, asistimos al mercado de la Cámara Agraria que se celebra en la Casa de Campo cada primer sábado de mes, allí también se promocionan mucho los productos de la huerta. Vamos a celebrar la XIX Feria de la Huerta y el Vino los días 19 y 10 de junio, que año tras año atrae a numeroso público. Y sobre todo sigue funcionando mucho el boca a boca.

¿Qué mejorarías de la promoción del turismo?
Creo que es importante que se mueva el turismo a nivel de comarca. Podíamos aprender de la Sierra de Guadarrama, y unirnos los pueblos cercanos dejando de lado las diferencias, y ofrecernos en conjunto. La I Feria de Turismo de la Sierra Oeste que se va a celebrar en Pelayos de la Presa los días 16 y 17 de junio puede ser una buena oportunidad.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste1 Comentario

El lento adiós de los animales salvajes en los circos

  • 65 municipios de la Comunidad de Madrid, 8 de la comarca, no permiten estos espectáculos.

Navalagamella ha sido el último municipio madrileño en declararse contrario a la actuación de circos que emplean animales en sus espectáculos. Con esta nueva adhesión, son ya 65 municipios de la Comunidad de Madrid los que han dado este paso, entre ellos la mayoría de los municipios madrileños más poblados, como Móstoles, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Alcorcón, Parla, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes o Coslada. De estos 65 municipios, solo 8 pertenecen a la Sierra Oeste de Madrid, en claro contraste con otras zonas de la Comunidad. Además de Navalagamella, previamente Aldea del Fresno, Robledo de Chavela, Quijorna, Valdemorillo, Villanueva del Pardillo, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias habían aprobado mociones para declararse libres de circos con animales. El Ayuntamiento de Madrid se encuentra así mismo en proceso de hacer lo propio en la capital. En el momento en que la ordenanza municipal de Madrid recoja esta medida, más del 85% de la población madrileña estará viviendo en territorio libre de circos con animales.
En el resto de España el panorama es similar. Más de 470 municipios han dado este mismo paso en contra de la utilización de animales en circos y en cuatro Comunidades Autónomas (Cataluña, Baleares, Galicia y Región de Murcia) están prohibidos por ley. En casi todas las demás Comunidades Autónomas el proceso de prohibición está en fase de desarrollo y previsiblemente 2018 traerá otras 3 ó 4 prohibiciones autonómicas.

Imagen de un oso en un circo.

La naturaleza itinerante de los circos hace que sea imposible garantizar el bienestar de los animales, pero también la seguridad ciudadana (como demuestran los frecuentes casos de accidentes, fugas y ataques de animales en circos) y la salud (los animales son fuentes potenciales de transmisión de enfermedades a personas y a otros animales). La Federación de Veterinarios de Europa, y posteriormente el Consejo General de Colegios Veterinarios de España, han declarado oficialmente la imposibilidad de garantizar estos aspectos en circos itinerantes con animales salvajes y han instado a las autoridades a su prohibición por estos motivos. Siguiendo este criterio científico sería imposible establecer una legislación garantista en los tres aspectos mencionados.

Foto tras el Pleno en que Navalagamella se declaró libre de circos con animales (a la izda. el concejal de IU, en el centro la representante de InfoCircos, a la dcha. el alcalde.)

La sociedad española, al igual que la europea y la mundial, ha dejado claro su rechazo a los circos con animales. La demanda social viene de antiguo, pero en los últimos años nuestros dirigentes se han hecho eco de la misma tomando medidas que más pronto que tarde terminarán definitivamente con la utilización de animales, al menos salvajes, en espectáculos circenses en España. Las sociedades cambian, y con ello nuestra percepción de lo que está bien o mal. Prácticas que se consideraban normales hasta un momento determinado pasan a ser consideradas inaceptables a medida que evolucionamos. Es lo que ocurrió en su día con ciertos espectáculos circenses como la exhibición de la mujer barbuda o de gente con deformidades. Y es lo que está ocurriendo ahora con los animales en los circos. Muy poca gente sigue aceptando como normal que elefantes, tigres, leones, hipopótamos, osos o pingüinos se vean obligados a llevar una vida de encierro y privación perpetuos para breve disfrute de unos pocos. Si a esto añadimos que el público mayoritario del circo son niños, a los que desde las escuelas e instituciones se les intenta educar en el respeto hacia los animales y la naturaleza, parece una incongruencia que a día de hoy aun estén permitidos estos espectáculos, que ofrecen una imagen tan alejada y distorsionada de la realidad que incluso a los niños cada vez les cuesta más conjugarla con los mensajes de respeto y empatía que les son enseñados en los demás ámbitos. Por suerte el mensaje entre los más pequeños está calando y muchas iniciativas encaminadas a declarar municipios libres de circos con animales parten de los propios niños. En Altea, Marchena, Iznalloz, Sant Vicenç dels Horts o Cornellà de Llobregat entre otros muchos, han sido los niños los que han reivindicado circos sin animales en sus municipios. En Las Rozas de Madrid representantes de todos los colegios del municipio trasladaron a la Corporación Municipal su deseo de no volver a recibir espectáculos circenses con animales, pero increíblemente el consistorio hizo oídos sordos.

Foto de un león, 12 semanas después de ser rescatado de un circo por la organización de protección animal AAP Primadomus.

El propio sector circense se está viendo obligado a aceptar la realidad. Muy pocos circos españoles siguen haciendo uso de animales en sus espectáculos. El mundo del circo se ha caracterizado siempre por una versatilidad y creatividad que quedan ampliamente demostradas en el inmenso abanico de disciplinas artísticas que lo componen. Los animales han pasado a ser una parte mínima y obsoleta, en nada representativa de lo que supone el circo contemporáneo, el único que tendrá futuro.
Los animales que todavía se encuentran en los circos nunca podrán volver a su hábitat natural. Las secuelas que la vida en cualquier circo supone para los animales hacen que una reintroducción en su hábitat sea imposible. Pero los animales salvajes no dejan de serlo por haber nacido en cautividad; una especie solo deja de ser salvaje cuando su estructura genética se ve modificada, y este es un largo proceso que pocas especies han sufrido. Los animales salvajes de los circos, ya hayan sido capturados en su hábitat natural como la gran mayoría de los elefantes, o criados en cautividad, comparten con sus homólogos en estado salvaje la misma estructura genética, y por ende, sus mismos instintos, impulsos y necesidades, ninguno de los cuales pueden ser satisfechos en un circo, tal y como establece la ciencia veterinaria.
Los últimos animales de los circos siguen esperando en jaulas y remolques el final de este largo proceso de prohibiciones que les permita pasar sus últimos años alejados de carreteras, asfalto, ruidos, disfraces, aros de fuego y cadenas, en centros de rescate, que nunca serán como su hábitat, el único que deberían haber conocido, pero que al menos les brindarán tranquilidad y cuidados adecuados al final de sus tristes vidas.
InfoCircos es una coalición formada por las entidades de protección animal ANDA, AAP Primadomus, AnimaNaturalis, FAADA y Born Free Foundation que trabaja por el fin de los circos con animales salvajes en España.
Animamos a más municipios de la Sierra Oeste de Madrid a que siga el ejemplo de los 65 municipios madrileños que ya han hecho formal su rechazo a la utilización de animales en los circos y nos ponemos a su disposición para asesorarles sobre la mejor manera de hacerlo.

Marta Merchán Méler.

Ayúdanos en nuestra campaña para pedir a la Comisión Europea que prohíba la utilización de animales en circos en toda la Unión Europea: circos@infocircos.org
www.change.org/p/comisión-europea-prohíban-el-uso-de-animales-salvajes-en-los-circos

Publicada el Actualidad, Medio Natural, Sierra Oeste1 Comentario

La robledana Miriam García Abad, en la Feria del Libro de Madrid

  • Cuando está a punto de cumplirse un año de la publicación de su poemario Des-asíntota.
  • “La poesía debería ser: el fin de las guerras, satisfacción de las hambres y cura de toda enfermedad espiritual.”

La Sierra Oeste en primavera, es uno de los parajes más asombrosos de Madrid. Los pueblos y sus verbenas se llenan de habitantes y forasteros para rebosar de bullicio sus calles; en ellas, hemos pasado la mañana con Miriam García Abad, una joven poeta de Robledo de Chavela que celebra el inicio de la nueva estación con nuevos proyectos.
Primera primavera con Des-asíntota en las librerías. ¿Cómo describirías tu experiencia con tu primer poemario en manos de tus lectores?
La veracidad de la frase “el tiempo vuela” es tan cierta como potente. Ha pasado tan deprisa, ya casi estamos celebrando el aniversario de Des-Asíntota y aún no me lo creo. Me ha llenado de anécdotas, de sorpresas, de lágrimas los ojos, de amor, pero sobre todo de sonrisas. La cara de los lectores cuando se acercan tímidamente a preguntarte por una dedicatoria, una foto, o simplemente hacerte un comentario es una experiencia tan única, que es inigualable.

Miriam, ¿por qué te decantaste por un poemario y no por una novela?
Esta pregunta puede sonar fácil, pero es engañosa. La verdad es que desde que empecé a escribir, ha sido el género con el que más cómoda me he sentido. Desde mi perspectiva, para escribir novela hace falta mucho tiempo, una técnica y una historia. Con la poesía todo es más sencillo, todos hacemos algo diferente cada día, aunque sea nimio, y todos sentimos diariamente o atravesamos un momento nuevo más constantemente. La buena poesía, esa que es “un arma cargada de futuro”, trata de romper cadenas y esa poesía se consigue transmitiendo y sintiendo cada realidad.


¿La poesía es hija de la inspiración o del trabajo?
No me es grato responder qué es la poesía, y no es tarea fácil saber a ciencia cierta de dónde proviene. Creo que la poesía es el alma máter, es precursora del conocimiento, de la belleza, del anhelo, del cansancio y de la admiración. La poesía trabajada me ayuda a encontrarme y conocerme mejor a mí misma.

Según tu concepción de la poesía, ¿cuál es la meta de este arte y qué puede cambiar?
Me vas a permitir mencionar a Pessoa para responderte esta pregunta. Decía que “el poeta es un fingidor”, pero que “la vida no es suficiente, y por eso existe la literatura”, y creo que está en lo cierto. Me gustaría que la poesía, dejase de ser una mera tendencia, una pretensión estética o un extraño género artístico. La poesía es crítica, es elogio, es espada; debería ser: el fin de las guerras, la satisfacción de las hambres y la cura de toda enfermedad espiritual.

¿Qué consejo darías a los jóvenes poetas que, como tú, están empezando?
No me aventuro a dar consejos; pero sí puedo afirmar que es un riesgo que merece la pena correr, no solo para transmitir a los demás, sino como una forma de intentar conocer la voz interior de cada uno. Cualquiera que escribe tiene ese poder infinito del lenguaje en las palmas de sus manos; es una oportunidad que no hay que desaprovechar. A veces, de sueños se vive.


¿Cómo es tu propio proceso a la hora de escribir poesía?
Para mí, escribir es una necesidad. No viajo sin una libreta, o sin el teléfono para poder escribir lo que me ha pasado o cómo me he sentido cuando algo me ha ocurrido. No sigo un proceso en sí, hay temporadas largas de silencio que, para mí, son igual de importantes que todas esas tardes sentada frente al ordenador sin cesar de apretar las teclas del teclado. Tenía ganas de volver a Madrid para poder escribir sobre la etapa que estoy experimentando ahora mismo, y es que la mayoría de las veces, la poesía “se escribe sola”.

¿Hay indicios de un nuevo proyecto?
Tengo muchas ideas, mucha ilusión y me alegra ver que cada vez más y más jóvenes se introducen en el mundo de los versos. Mi poemario se fraguó lentamente, con precisión y disfrute. No quiero que la poesía deje de ser el acicate de mi existencia. Por eso no lo descarto, pero por supuesto, no hay fecha programada.

Publicada el Cultura3 Comentarios

Baltasar Villarín, Radio Cadalso. Voz en las ondas

Otro sábado más. Buscamos en el dial el 107.6 FM, sintonizamos Radio Cadalso, la radio local de Cadalso de los Vidrios, el programa “Clásicos al atardecer”, al frente del micrófono Baltasar Villarín, un locutor forjado a golpe de sintonías clásicas contemporáneas. 7 de la tarde comienza su programa, estamos con él compartiendo emisión.

¿Cómo fueron los comienzos de Radio Cadalso?
Pues la verdad, no lo sé muy bien. Sé que empezó en abril del 1997 y lo hizo con fuerza pues, según me han contado, había una persona, creo que periodista de profesión y que ejercía de director, que confeccionó una parrilla horaria extensa y llena de contenidos con programas de temática local, mucha música e incluso, cuando la carrera ciclista “La ruta del vino”, con corresponsales que, desde vehículos en carrera, informaban en directo del desarrollo de la misma.

El eslogan es Radio Cadalso 107.6 FM La esquina de Madrid. ¿Qué significa este mensaje?
No sé a quién se le ocurrió ni el por qué, yo me incorporé a la radio de Cadalso diez años después; me imagino que tendrá que ver o con la ubicación del dial, o con la situación geográfica de Cadalso dentro de la provincia de Madrid o, quizás, con ambas circunstancias.

Solamente estás tú emitiendo un programa en la radio de Cadalso, ¿cuál es la razón de esta soledad en el micrófono?
Hacer un programa de radio requiere esfuerzo, dedicación y compromiso. La satisfacción es puramente personal, sin ninguna otra contraprestación. Los medios son escasos, con años encima y no siempre en condiciones ideales y la cobertura, según me dicen, en ocasiones no es la mejor. Todo ello, en conjunto, hace que asumir una “aventura radiofónica” cueste. Dicho lo cual, añadir que hay otra persona, entusiasta de la radio y enamorado del yoga y de los temas relacionados con la relajación, entrado ya en años que, durante el mes de agosto y en la hora más inhóspita del día, las 6,15 PM, dos días a la semana y durante cuarenta y cinco minutos, se pone delante del micrófono para impartir su “Hablamos de yoga y aprendemos técnicas de respiración y relajación”, Alfonso Sánchez Moreno, un ejemplo de entrega a la causa en la que uno cree.

¿Cómo es el programa que realizas?
En el mes de agosto, durante mis vacaciones estivales, hago un programa tres días en semana, “Los años del voltaje” de hora y media de duración, en el que la música en español e internacional, a partes iguales, junto con las vivencias y recuerdos que se me van ocurriendo delante del micrófono y la lectura de hechos o noticias relacionados con Cadalso son los protagonistas. Es por la tarde de siete a ocho y media, recogiendo el testigo que me da Alfonso.
El resto del año, salvo el mes de septiembre, todos los sábados y a partir de las siete, se emite “Clásicos al atardecer“, un programa de música clásica que da cabida a unas seis composiciones musicales cada semana, junto con un fragmento de zarzuela y otro de ópera y que finaliza, como tiene que ser, con la voz de “nuestro barítono local”, José Julián Frontal. Dentro del programa, hacia la mitad del mismo, hay un espacio para la literatura local en el que, con música de fondo apropiada, leemos escritos de nuestro paisano y amigo Miguel Moreno que, por méritos propios, se convierte en el momento más emotivo del mismo.

También colaboras en COPE Pinares.
Todas las mañanas de lunes a viernes, entre las 7,50 y las 8, hacemos un despertador musical, “El Baltador“ con tres canciones cada día de las que contamos un poco su historia y alguna anécdota relacionada con ellas, a medias con Javier Rodea, el director de la emisora. Y los martes, hacia la una del mediodía, otro programita de música clásica, “Recomendaciones clásicas“, en el que proponemos un fragmento de una obra popular de la llamada “gran música“ y comentamos, someramente, algo de ella y de su autor.

Radio Cadalso es una radio local y a la vez municipal , ¿qué le pedirías al gobierno de la localidad?
Creo que hace falta, lo primero, impulsar el “espíritu radiofónico”, crear la necesidad de disfrutar de la radio local. A partir de ahí, invertir en mejorar, adecuar y actualizar las instalaciones, crear la figura, que ya hubo en su día, de un dinamizador cultural que haga las veces de coordinador y organizador de la misma que cree una parrilla que haga que la radio sea una realidad cada día y no, como ahora, el sueño de unos enamorados del medio.

 

Por último, cómo despedirías radiofónicamente esta entrevista.
Ha sido un placer, Amigos, nos encontramos, como cada sábado y como cada verano, en las ondas, en tu radio, en la mía, en la nuestra: Radio Cadalso FM, 107.6 del Dial, ya lo sabéis, en la “Esquina de Madrid”. ¡Buenas tardes y felices!

 

J.A. Álvarez.

Publicada el Actualidad1 Comentario

Oficios antiguos: la siega y la trilla

En aquellos años era muy duro ir a segar. Se formaban unos grupos de hombres de cinco o seis personas, y un chaval, de entre dieciséis y dieciocho años. Mientras los mayores segaban el chaval o atero, que así le llamaban, iba haciendo haces y los agrupaba de veinte en veinte o más, hasta que se terminaba de segar toda la finca.
Algunas madres con hijos de doce años en adelante recogían las espigas que quedaban en la finca las desgranaban y las llevaban al molino.
Los segadores una vez terminada la siega, disponían los burros, mulas y mulos para traer los haces de la finca. A los animales se les colocaba en el lomo una montura de madera, con unos palos largos a los lados con las puntas afiladas, en ellas prendían los haces. También los traían en grandes carros traídos por mulas o vacas. Una vez en el prado lo colocaban en círculo (lo llamaban la parva).
Después se le enganchaba a los animales con unas cinchas la trilla y un chaval se sentaba en ella y comenzaba a dar vuelta sobre los haces, hasta que se separaba el grano de la paja. Una vez separados, había que esperar a ver si se movía el aire para con los bieldos limpiar los granos de la paja. Por último se envasaba el grano en costales largos y estrechos, hechos de loneta gorda, y la paja se llevaba en carros. Después lo repartían por las casas, guardándolo en el doblado o en pajares, los chavalitos y vecinos ayudaban en la tarea, que les servía de diversión.
Con el grano recogido, las familias tenían para hacer pan todo el año. Así recuerdo mi niñez.

Margarita Santiago.

FOTOS: L. Ayuso.

Publicada el Actualidad, Productos de la tierra, Sierra Oeste7 Comentarios

El vino de San Martín de Valdeiglesias, muy apreciado en la corte de los Austrias

Cuando en 1085 se conquistó Toledo, el valle del Alberche debía ser un territorio ocupado por pequeñas comunidades de ganaderos asentados en lugares altos. Pero a partir del siglo XII los reyes castellanos impulsaron la “repoblación” con la concesión de tierras a instituciones eclesiásticas (a la catedral de Ávila, en Cebreros y sus alrededores; al arzobispado de Toledo en Alamín, que incluía Méntrida y Villa del Prado) y propiciaron el reagrupamiento de la población en torno a monasterios (Valdeiglesias, Burgohondo). Como estas comunidades religiosas necesitaban vino para la liturgia, iniciaron el cultivo de la vid muy pronto: las primeras noticias de viñas en Valdeiglesias son del siglo XIII, en Alamín de 1180, y en Cebreros de 1223.
En el siglo XV se extendió definitivamente. Las fuentes históricas nos hablan de viñas en El Tiemblo, Cebreros, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos, Cadalso, Villa del Prado,… El desarrollo del comercio con Toledo, Ávila y Segovia propició la expansión del viñedo por todo el valle del Alberche. El monasterio de Valdeiglesias, la catedral de Ávila o la iglesia de Villa del Prado arrendaban sus tierras para el cultivo de la vid. Los vecinos de Pelayos, San Martín, El Tiemblo y Cebreros roturaban antiguas dehesas comunales, en muchas ocasiones de forma ilegal (“okupas” de viñas). Los regidores y nobles abulenses se apropiaban de dehesas y viñas por las bravas. A finales del siglo XV, Isabel la Católica procuró que las tierras ocupadas por los nobles volviesen al concejo de Ávila, pero Pedro Dávila, señor de Las Navas y regidor de Ávila, amenazaba a los vecinos de Cebreros diciendo que “el que viniere a deceparme las viñas, yo le deceparé la cabeza”. Un buen ejemplo de la cortesía y amabilidad que los poderosos utilizaban cuando se les tocaba “lo suyo”, que en realidad era de todos, pues en la mayoría de los casos eran tierras comunales.
La “burbuja vinícola” del Alberche arrastró otras actividades, especialmente la construcción. Se instalaban lagares y bodegas en los sótanos de las casas, todavía presentes en San Martín o en Cebreros. En 1460 se construyó el puente de San Juan y en 1498 el puente de la Nueva, ambos para facilitar el comercio de Valdeiglesias con Robledo de Chavela (Tierra de Segovia). Desde principios del siglo XV aparecieron los primeros inversores “capitalistas”: en Cebreros o en San Martín importantes familias judías compraron viñas para arrendarlas, entre ellos Rabí Meir Melamed, cuñado de Abraham Seneor, rabino mayor de Castilla y almojarife mayor de Castilla (lo que hoy sería aproximadamente el ministro de Hacienda). La actividad debió ser tan intensa que atrajo a numerosos “peones de las viñas”, mano de obra temporal y barata a la que se pagaba en dinero y también en “aguapié”, un vino de baja calidad.
A finales del siglo XV, el vino de San Martín era tan apreciado que se facilitaba su venta incluso en villas con abundante vino como Méntrida o Madrid, porque tenía fama de curar la peste. Al menos, seguro que contribuía a olvidar que se tenía.
En definitiva, el vino se convirtió en los siglos XVI y XVII en un producto de calidad, muy bien promocionado, y consiguió desarrollar económicamente el valle del Alberche, atrajo mano de obra e inversiones, aunque también provocó la corrupción inherente a toda actividad económica de éxito.

Lope de Vega y El vino de San Martín

Uno de los vinos más apreciados en España durante el siglo XVII fue el de San Martín de Valdeiglesias. Quevedo lo deseaba en sus poesías y en el Buscón; Cervantes lo señalaba como uno de los mejores de España en su Persiles; el mayor placer de Lope de Vega era almorzar torreznos con vino de San Martín; el monje cisterciense A. Manrique afirmaba que “no se equivocaba al decir que era el mejor de toda Europa”.

Hugo García Garcimartín. Historiador y profesor, es socio de Alberche-Albirka, asociación que coordina esta sección de divulgación histórica.
albirka.blogspot.com

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste2 Comentarios

Oficina de Turismo de La Adrada: Un castillo con magníficas vistas de Gredos

El castillo de La Adrada fue restaurado tras su cesión al Ayuntamiento por parte de la familia García Moreno, antiguos propietarios del palacio, con los fondos de la Diputación de Ávila y varios organismos españoles y europeos, inaugurándose el 4 de mayo de 2004. El espectacular resultado final permite hacerse una idea de la importancia de esta fortaleza en la historia de La Adrada y de Castilla.
En su interior se encuentra la Oficina de Turismo local en una pequeña sala de las que fueron dependencias privadas de sus antiguos moradores. Al frente de ella la encargada Juana González recibe a los visitantes.
Juana es técnico en Empresas Turísticas y desde 2008 encargada de esta singular oficina, que a su vez es la taquilla para acceder al monumento.

Juana, ¿Cuál es tu misión al frente de la oficina de turismo?
Recibo a los visitantes que principalmente son familias y parejas. En la oficina adquieren la entrada al castillo y se les facilita toda la información que precisen tanto de La Adrada como de los pueblos del valle del Tiétar y otros cercanos. La oficina está abierta al público de martes a domingo en horario de 10 a 14 horas y los sábados también de 4 a 7 de la tarde, en verano ampliamos este horario. Se puede consultar en nuestra página web www.facebook.com/castillodelaadrada.


¿En qué consiste la visita al castillo?
Para los grupos de niños y de adultos realizamos una visita guiada, para los particulares se realizan visitas orientadas, primero pueden ver un video de la historia y de la restauración del castillo en la sala situada junto a la oficina, donde hay exposiciones temporales, de allí pasan al patio desde donde se les orienta sobre los pasos a seguir para realizar la visita con un sencillo plano impreso en los tickets de entrada. También el exterior merece un recorrido.

¿Qué encontrará el visitante en su visita?
Se visita el patio porticado del palacio reconstruido en parte con elementos originales y respetando la piedra y el ladrillo, una recreación de la casa del alcaide que conserva zócalo de azulejos originales, las ruinas de la iglesia gótica. Se sube a la torre albarrana donde está la mazmorra de foso, cruzando el paso de ronda se visita la Torre del Homenaje desde la que se divisan unas magníficas vistas de Gredos y su valle. El Centro de interpretación histórica del valle del Tiétar es como un paseo por la historia para que adultos y niños puedan adentrarse de forma divertida y didáctica (con reproducciones, montajes, maquetas con luces etc.) en un recorrido desde la prehistoria hasta nuestros días.

¿Cómo gestionan el castillo?
El gestor es el Ayuntamiento y además de las visitas, en las ruinas de la iglesia se organizan diversas actividades como conciertos, representaciones teatrales, bodas o entregas de premios.

¿Qué tipo de información demandan los visitantes?
Sobre todo del pueblo, que tiene casas típicas muy interesantes, del valle, y mucho de las rutas de senderismo. Tenemos folletos impresos, que nos facilita la Diputación, de toda la provincia y del municipio. Ofrecemos planos de las rutas de subida al Pino Aprisquillo y al Charco de la Hoya en la montaña, y la ruta de los puentes en el llano.
En un pequeño edificio, situado en el centro del pueblo en la Plaza del Riñón, está colocada una pantalla interactiva de información turística para consulta.

¿Qué peculiaridades tiene este municipio para que nuestros lectores se animen a visitaros?
El marco natural es ideal y acceder a un castillo medieval del siglo XIII, permite disfrutar de su interior y desde sus almenas de magníficas vistas. Además, del senderismo en nuestra Sierra de Gredos. Pienso que el informador turístico tiene que serlo por vocación y dedicar a cada visitante el tiempo que necesita, no es como vender una mercancía. Hay que saber valorar lo que tienes y saber transmitirlo, que el público se vaya con la sensación de una visita bien hecha.

Aurora Arenas.

Publicada el Actualidad, Productos de la tierra, Sierra Oeste1 Comentario


LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com