Archive | octubre 7th, 2018

Entrevista a Águeda Hervás, directora del CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos desde hace 16 años

“No formamos para aprobar, formamos para vivir”.

Empieza un nuevo curso escolar y el CEIPSO Suárez Somonte de Cenicientos vuelve a poner en marcha uno de los proyectos educativos más originales y atrayentes de la Sierra Oeste. Tanto es así que a este centro situado en el municipio más alejado de Madrid de toda la comarca acuden cada día alumnos y alumnas de Cenicientos, por supuesto, pero también de Cadalso de los Vidrios, San Martín de Valdeiglesias, Piedralaves, Sotillo de la Adrada o Villa del Prado.
Aunque ella repite que es un trabajo colectivo y que sin su equipo nada de esto sería posible, es probable que la maestra Águeda Hervás Alonso, licenciada en Historia Contemporánea, experta en educación infantil y directora del centro, tenga mucho que ver en esta fórmula tan llamativa de hacer ver el mundo a los alumnos y en este vuelco, tanto en notas como en conocimientos, que ha vivido el Suárez Somonte en los últimos años.
¿Cuánto tiempo llevas como directora del centro? ¿Qué objetivos te propusiste cuando asumiste el cargo de dirección?
Llevo 16 años. Cuando llevas una dirección tienes claro que quieres hacer algo pero no eres consciente del compromiso que adquieres hasta que llevas un tiempo… después comprendes que el principal objetivo es el servicio a la comunidad educativa y el siguiente es el cuidado extremo, delicado y minucioso a todos y cada uno de los niños del centro, ese es el objetivo fundamental. Cuando esa es la guía de tu trabajo te equivocas mucho, tienes que modificar muchas cosas, pero, generalmente, el sentido común y la atención al niño acaba perdurando y acaba quedando siempre bien.
Cenicientos es un pueblo pequeño, muy alejado de la capital, muy endeudado… ¿hasta qué punto ha sido difícil poner en marcha esta pequeña revolución que parece haber vivido este centro educativo?
Ahí tengo que decir que, desde la atención del Ayuntamiento al centro, cuando ha habido que renunciar a algo ha sido siempre algo secundario. Otro de nuestros pequeños objetivos era sacar a los chicos del centro. Y he decir que ahora una gran parte de los autobuses que salen con niños desde Cenicientos son subvencionados cien por cien por el Ayuntamiento de la localidad. Igual que colabora con el programa que grabamos de Menudo Castillo pagando lo que cuesta traerlo al centro o igual que colabora en traer un teatro infantil… Yo llevo 20 años en este colegio, hemos conseguido a lo largo de los años que las familias y el Ayuntamiento entiendan que lo que buscamos es para ellos y no para nosotros, el cole no es de los profesores, es de Cenicientos. Siempre hemos tenido una predisposición abierta y positiva hacia lo que se puede realizar.
Parece que el Suárez Somonte está de moda en los últimos años.
Los procesos de cambio de los centros educativos son muy lentos, cuando yo llegué en septiembre de 1997 me encontré con un centro que en ese momento me impactó y me preocupó. Jamás pensé que podría coger la dirección de este centro. Lo que ocurre es que ya toda la comunidad educativa nos hemos creído el proyecto. Cuando llevas ya varios años viviendo un proyecto y puedes contar con alumnos que lo han vivido y que ya son maestros todo se mueve en conjunto. Creo que estamos en el momento de poder recoger los frutos de todo ese trabajo y ese cambio. Y como las familias, en su mayoría, apoyan el proyecto y lo han vivido y participan en él han entendido que en 2018 el objetivo de leer, escribir y hacer mucho trabajo de hoja no camina ni hacia la buena formación académica, ni a la buena formación personal, ni a la buena formación social. Lo único que nos diferencia del principio es que tenemos más experiencia y nos vemos más seguros para contarlo. Y nuestra mejor publicidad son las familias. Aunque también hacemos jornadas de puertas abiertas a las que vienen personas de muy lejos para enterarse de nuestro proyecto o que equipos docentes de otros centros quieran venir a visitarnos.
¿Cómo viven todo este proyecto los alumnos?
Yo he sido consciente de cómo lo vivían los de aquí cuando han llegado los de fuera. Los chicos cuando están aquí y no salen fuera todo les parece normal, cuando viene un niño a infantil que ya ha estado en otro cole ves que está muy preocupado porque creen que no se trabaja, cuando a un niño de cinco años le das a elegir lo que puede hacer y el niño te mira sin saber qué hacer, a mí me preocupa. Los niños de primaria cuando vienen están un poco en la misma tesitura y se van a un descontrol absoluto hasta que les haces entender que esto no es descontrol, que se trabaja y que el currículo que hay que cumplir se va a cumplir completamente, este es un centro educativo reglado. Pero la manera de llegar a ese currículo es la diferencia y ahí me interesa saber cómo quiere llegar cada niño. Aquí los niños aprenden a sumar, como en todas partes, pero aprenden a hacerlo manipulando, jugando, comprendiendo… y cuando llegan los de secundaria se sorprenden, que es un poco para ponernos a pensar, de que aquí no hay parte de disciplina, por ejemplo. Aquí hay convivencia, hay disciplina y hay unas normas que todos tienen que cumplir, pero siempre desde el enfoque de la convivencia y la corrección. Se trata de integrar y de incluir, no de echar. Una expulsión tiene que ser una circunstancia límite.
¿Vuestro sistema es fácil para el profesorado o cada año hay que hacer un sobreesfuerzo para que todo siga funcionando y mejorando?
Esa era una de las limitaciones con las que me encontré al llegar a la dirección. Enseguida me di cuenta de que las cosas no iban a cambiar a mi ritmo. Empezamos con los primeros cambios y yo pensaba que eran tan buenos que todo el mundo se iba a unir a ellos, pero no es así. Lo primero porque esos cambios no gustan a todo el mundo y no todo el mundo quiere cambiar. Además Cenicientos tiene un hándicap, que es la ubicación geográfica. Hemos intentado resolver el problema de la formación de profesores con varias medidas, entre las que se encuentra que el profesorado que viene aquí no tiene por qué conocer nuestro sistema y ofertar un plan de formación que realizamos aquí. Nuestro proyecto educativo es claro, la metodología es clara y los funcionarios que vienen tienen que ajustarse al modelo educativo del centro al que van a trabajar.
Me gustaría dejar una cosa clara, no somos un experimento y no somos un proyecto innovador, nosotros somos un cole que lo que ha hecho es creerse la norma y hacer que ese respeto a la diversidad tenga una respuesta real, es lo único que hacemos. Nos hemos creído el enfoque competencial del currículo. Lo único que hacemos es darle cuerpo y forma a la norma. Hay profesorado al que no le gusta nada y no quiere trabajar aquí, pero hay un grueso de docentes que elige esto, precisamente, por la metodología. Un profe es solo un profe, pero tiene detrás unos 25 alumnos. Que un profe al que le gusta esta fórmula pueda intervenir con 25 o 26 vidas al día… a nivel social es un cambio muy potente. No quiero que esto le guste a todo el mundo, pero sí que el que esté aquí entienda qué se le pide, por qué se le pide y que tenga claro que el compromiso educativo lo hemos asumido con las familias del centro y tengo que velar porque el compromiso del proyecto educativo se cumpla en todo momento. Nosotros no formamos para aprobar, formamos para vivir.
¿El hecho de ser mujer ha condicionado de alguna manera tu trabajo o tu forma de afrontarlo?
No, o yo no lo he sentido. No he sentido en ningún momento que por el hecho de ser mujer haya tenido problemas. Creo que hay que hablar de personas, ni en positivo o en negativo según el género que tengas. Yo siempre he puesto delante el trabajo, quiero trabajar con personas, nunca he puesto por delante o por detrás a nadie por su sexo. Jamás.

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste1 Comentario

IV Torneo de pádel Renault Captur en Aldea del Fresno

Un año más, Aldea del Fresno acogió su ya tradicional Torneo de Pádel Renault Captur Talleres García Solana. El evento tuvo lugar los días 28, 29 y 30 de septiembre en las instalaciones de Sompadel Madrid en Aldea del Fresno. El torneo acogió a más de 100 jugadores y jugadoras de todas las categorías que dejaron el nivel muy alto.
El viernes 28 se jugó la categoría mixta. Carlota Caro y Yago Corrales se proclamaron campeones tras una final muy reñida, quedándose a un paso del primer puesto Belinda Nicolás y Sergio Martín de la Plaza. La final de consolación también estuvo muy igualada, aunque finalmente Marian y Jesús Sampayo se hicieron con el tercer puesto, mientras que Lola Ballesteros e Iván Lara se proclamaron cuartos.
La jornada del sábado acogió la categoría masculina, que se dividió en dos niveles: A y B. De todas las categorías esta fue sin duda la más igualada en ambos niveles, con partidos largos y muy luchados por parte de los participantes. Por tercer año consecutivo, Javier García y Jorge Juan Gómez se proclamaron campeones de la categoría A del certamen en una final de infarto contra los jóvenes Roberto Belmont y Daniel. En lo relativo al masculino B, Víctor Martín y Miguel Ángel se proclamaron campeones frente a Alfonso Sánchez y Nacho Lazcoz, siendo el tercer puesto para Jose Francisco García y Carlos García tras vencer a Diego Toribio y César Romera en la final de consolación.
El domingo 30 fue el día con mayor expectación. Por la mañana tuvieron lugar los cruces de la categoría femenina, con un nivel soberbio y muchas menores con un gran futuro en el mundo del pádel entre las participantes. Finalmente, Elena Alcaido y Lucía Freire se alzaron con el título de campeonas, tras un bonito partido contra Lucía Vicente y Ana Sánchez. Por su parte, Libertad Picatoste y Raquel Pascual se proclamaron campeonas de consolación tras ganar a Inma Torres y Ana Montero. Por la tarde, se jugaron todas las finales y, tras estas tuvo lugar una exhibición de jugadores profesionales: Víctor Sánchez Vera, Javier Garrido, Javier Redondo “Tuti” y Jerónimo “Momo” González dieron un recital de pádel que dejó a todos los asistentes boquiabiertos. Tras la exhibición, los profesionales pelotearon con los aficionados más pequeños y se llevó a cabo la entrega de premios.
Los patrocinadores principales del torneo fueron, un año más, Talleres García Solana e Hijos, Sompadel Madrid, Sasegur, “Deportes Halcón”, “Pagos de Familia Marqués de Griñón” y el Ayuntamiento de Aldea del Fresno. También colaboraron empresas como Black-Crown, Munich, Safari Madrid, Hotel Restaurante “El Jardín”, Gestión Inmobiliaria “El Fresno”, Panadería “Aurora Recio” y Mesón “Los Conejos”. En definitiva, buen ambiente, muchas risas y mucho pádel en uno de los torneos con mejor acogida de la zona.

Mar García Ramírez.

Publicada el Deportes0 Comentarios

Oficios antiguos: la vendimia

Lo primero, para preparar la cepa es podarla y después ararla. Antes se araba con caballerías y ahora casi todas se aran con tractor. Cuando se hace el primer arado, que se llama huebra, se abren las cepas. Esto es retirar la tierra del tronco y hacer un hoyo alrededor para quitar la hierba. A los pocos días estos hoyos se vuelven a tapar con la misma tierra y se les da dos vueltas de arado con la vertedera para que la tierra se quede sin hierba. Luego, se iba a escaballetar, esto es quitar los sarmientos que estorban. Cuando la uva está madura se va a vendimiar.
Antiguamente se iba en carros, mulas y burros que se cargaban en serones de esparto y cestos de mimbre. Solo se podían hacer dos viajes porque el campo estaba a varios kilómetros. Se llevaban unas cestas de arroba. Cuando la tenías llena, tenías que ir a desocuparla echándola en los cestos que estaban en los carros. Este trabajo se hacía en familia y en cuadrilla. Luego, con los carros de mulas y de vacas lo transportaban a la bodega para pisarla. Allí había hombres que descargaban los cestos y los serones, y pisaban la uva para hacer el vino.
Margarita Santiago.

FOTO. L. Ayuso.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios

Alberto Merchán: ¡Música, maestro!, en Cadalso de los Vidrios

  • En la actualidad la Unión Musical de Cadalso cuenta con 30 socios y 35 componentes.

Alberto Merchán, director de la Unión Musical de Cadalso de los Vidrios, banda de música de la localidad. Aprovechamos el descanso de un ensayo para entrevistarnos con él y que nos cuente sus orígenes, su trayectoria profesional y el futuro de este proyecto en el que se encuentra él como máximo responsable.
¿Cómo empezó la Unión Musical de Cadalso de los Vidrios?
Los orígenes se remontan a los años 30, cuando el párroco D. Félix Pedrosa promovió su creación. Me imagino que por la Guerra Civil desaparecería. Ya pasaríamos a principios de los 50 cuando un grupo de chicos del pueblo, bajo la dirección de D. Julio Fernández el tío Calisay, comienza una nueva andadura con la banda, siendo este el periodo en el que la banda de Cadalso se hizo muy popular tocando en las fiestas populares de todos los pueblos vecinos. A la marcha del tío Calisay se produjo un vacío en la dirección. Esos chicos ya hechos hombres y con la organización de D. Pablo Castrejón Palomilla se reunían unos días antes para ensayar y tocar en las fiestas del Cristo.
Gracias a esos músicos y con ayuda del Ayuntamiento a finales de los 70, buscaron a D. Jesús Falces Ramón, músico profesional zaragozano que impulsó la música en Cadalso, saliendo una remesa de músicos profesionales. A su jubilación a finales de los 90 continuamos su labor, con el beneplácito de todos los integrantes de la banda, dos músicos salidos de la cantera, Miguel Àngel Santayana y un servidor. En ese año pasó a dejar de ser banda municipal y convertirse en una asociación, denominándose Unión Musical de Cadalso de los Vidrios. Ya a mediados del 2000 me quedo en solitario con la dirección de la banda hasta hoy. En la actualidad contamos con unos 30 socios y 35 componentes. Nuestro local de ensayos se encuentra en la segunda planta de la Escuela Municipal de Música.
¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la música?
Mis comienzos fueron en la banda a los 9 años de edad. Empecé con solfeo y percusión, que más tarde tuve que abandonar y pasarme al instrumento que marcaría mi vida futura, el clarinete. ¡Soy un percusionista frustado! A los 11 hice mis primeros exámenes por libre en el Conservatorio de Madrid y dos después, tras superar la prueba de acceso, ingresé en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde finalizo la carrera de clarinete. En relación a la dirección realizo varios cursillos de dirección bandística, también un cursillo de dirección de orquestas infantiles y juveniles y cursillos de organología. En 1995 ingreso por oposición en el cuerpo de suboficiales de Músicas Militares, donde aún continuo.
¿Qué requisitos deben cumplir las personas que estén dispuestas a integrarse en vuestro proyecto musical?
Tener nociones musicales, ganas, espíritu de sacrificio, compromiso y ganas de pasarlo bien haciendo música. La edad apropiada sería desde los 9 años hasta que el cuerpo aguante. En caso de no saber tocar un instrumento, Cadalso dispone de una magnifica Escuela Municipal de Música. En una banda amateur no puedes exigir musicalmente como en una banda profesional, la mayoría de ellos son estudiantes, trabajan etc. Intento unificar ideas, criterios y que el tiempo que dedicamos a ensayar disfruten y sientan la música de forma especial. Si esto se consigue, lo transmitiremos al público y van a disfrutar como nosotros, que al final esa es nuestra misión.
Perteneces a una saga de músicos, tu padre fue miembro de esta banda en su primera época.
Me introdujo el gusanillo de la música. Ya con 3 años iba a su lado con un tambor de juguete y era el niño más feliz del mundo, lo único que me daban miedo los cohetes y a esas actuaciones no iba con él. Mi padre me inculcó ese compromiso que él tenía hacia la banda de su pueblo. Tampoco olvido el sacrificio de mi madre, como era tan pequeño tenía que llevarme en al autobús a Madrid para dar clases en el Conservatorio, gracias a ambos pude hacer lo que me gustaba.
Son muchas las actuaciones a lo largo de tu vida ¿cuál de ellas destacarías?
La Unión Musical de Cadalso de los Vidrios representó a la Comunidad de Madrid en los eventos que se realizaron en la Expo92 de Sevilla. Además hemos actuado en multitud de encuentros por todas las comunidades autónomas vecinas. En 1994 quedamos segundos en el certamen de bandas de Madrid, organizado por una famosa tienda de música.
Existen en la Sierra Oeste más bandas musicales , ¿cómo ves tú su nivel y proyección?
Se está mejorando muchísimo el nivel. Como bien dices la mayoría de los pueblos tienen banda y eso es fundamental. Desde los ayuntamientos tienen que fomentar aún más las bandas de música y apoyarlas. El esfuerzo de tiempo que conlleva crear una banda amateur es muy grande. Si entro en más detalles estaríamos charlando horas y horas. Pero sí es verdad que el nivel ha mejorado.
¿Contáis con alguna subvención o ayuda para poder desarrollar esta actividad cultural y mantenerla?
Contamos con una subvención por realizar los eventos de Cadalso, ese dinero lo destinamos a comprar instrumental, trajes y pagar el aprendizaje de los músicos que quieran y lleven más de un año de antigüedad en la banda, en la Escuela de Música.
Suponemos que los integrantes de la Unión Musical tendréis un sueño por realizar. ¿Cuál sería la actuación soñada por todos vosotros?
Mi sueño, y creo que el de todos mis músicos, sería tocar el concierto de inauguración del Auditorio de Cadalso. Es un bonito y necesario sueño.
¿Qué mensaje lanzarías a las personas que quisieran empezar una carrera musical y poder conseguir dirigir algún día a una banda?
Estudiar, estudiar y más estudiar. Con constancia y sacrificio se llega antes o después a hacer lo que a uno le gusta. Gracias a A21 por permitir que se conozca un poquito de mí como director de la Unión Musical de Cadalso de los Vidrios.

Publicada el Cultura, Fiestas0 Comentarios

Con Emma empezó todo: Resumen del año hidrológico 2017/2018

Con la llegada de octubre se completa el último año hidrológico, que abarca desde el 1 de ese mismo mes de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2018. El año hidrológico es un periodo que se analiza principalmente para el estudio y comportamiento del régimen de precipitaciones en las cuencas hidrográficas y así calcular balances hídricos, previsiones y formas de acción ante inundaciones, sequías y otras circunstancias similares. No confundir con año hidro-meteorológico o agrícola, que comienza el 1 de septiembre y finaliza el 31 de agosto, si bien no suele haber muchas diferencias ya que septiembre en nuestra comarca representa el cuarto mes del año menos lluvioso después de junio, julio y agosto.
Estamos, pues, ante un periodo de 12 meses de análisis de la precipitación en la comarca que ha arrojado datos algo inferiores a las medias y con un régimen desigual en cuanto a los meses más lluviosos.
Resulta del todo imprescindible saber de dónde venimos analizando comportamientos pluviométricos anteriores. La primavera de 2017, después de un febrero muy generoso en el líquido elemento (que a su vez venía precedido de un gran otoño muy lluvioso), llenó pantanos, fuentes, ríos, arroyos, capas freáticas… lo que aseguraba de cara al verano un periodo sin restricciones y reservas de humedad para la vegetación arbórea boscosa. Los pantanos se llenaron en febrero y a partir de ahí se cerró el grifo y salvo aparatosas tormentas, como la del famoso episodio del 6/7 de julio del año pasado que produjo inundaciones serias en puntos y pueblos de la comarca (Robledo, Cenicientos…), las precipitaciones fueron muy escasas. Y comenzó el año hidrológico 2017/2018 con precipitaciones realmente escasas, muy escasas y más teniendo en cuenta que en la comarca octubre es el mes más lluvioso del año. Aún aguantaban las reservas de pantanos y los pozos gozaban así mismo de buena salud. Noviembre repitió el comportamiento de octubre con un patrón meteorológico de bloqueo absoluto de las borrascas atlánticas por lo que la situación comenzaba a ser preocupante habida cuenta de que nos encontrábamos en el tercer mes más lluvioso del año. El mes del turrón se unió a la sequía de los dos precedentes con registros de precipitación muy bajos para el que es considerado el segundo mes más lluvioso del año. Llegando a enero y febrero y nos quedamos fuera del radio de acción de dos entradas frías con humedad que afectaron al resto de la Comunidad de Madrid pero no al extremo suroeste de la misma, es decir, nuestra comarca. Resultaba curioso ver cómo nuestros pueblos se encontraban a la cola de precipitación de la región. Esto acentúo la sequía causando una situación delicada en los pantanos y las capas freáticas. Necesitábamos un cambio de patrón meteorológico que acabara con el bloqueo anticiclónico.
Y con Emma empezó todo. Un potente desalojo de aire muy frío procedente de la Siberia más lejana, en el extremo nororiental de Asia, nos anunciaba una rotura de la situación de bloqueo. En principio iba a ser una irrupción de aire muy frío que por sus características no implica en nuestra zona precipitación, pero al menos se abría la puerta a un cambio.
¿Qué ocurrió? Pues que al moverse las fichas de la situación meteorológica, se desestabilizó el bloqueo y se pudo colar la borrasca Emma que el 27 de febrero nos dio el primer aviso de esperanza regando especialmente, con un frente de sur, los pueblos más al SW de nuestra zona y más aún con un nuevo frente el 28 de febrero. Pero Emma (recordemos que los organismos oficiales meteorológicos de Francia, Portugal y España decidieron nombrar a las borrascas por su profundidad y viento), no solo abrió las puertas del Atlántico sino que expulsó la ola de aire gélido que hubiese congelado la península. Doble acción tuvo Emma: romper el bloqueo y expulsar el hielo.
Y así entramos en un esperanzador marzo con una sucesión de borrascas atlánticas que parecían no tener fin (algunas muy potentes como Félix). Tanto que se pasó de frenada y nos llevó al mes más lluvioso en la zona desde que disponemos de datos e igualmente en gran parte de la Comunidad de Madrid con datos de AEMET. Registros de más de 200 lm2 en puntos de la zona (255 lm2 en Cenicientos) y por encima de los 150 lm2 en prácticamente toda la Sierra Oeste y cercanías. Abril se unió a la fiesta y si bien ya no se llegó a 200 lm2, sí tuvimos puntos de la comarca que superaron los 100 lm2. Los pantanos se llenaron, las capas freáticas subieron, corrieron arroyos, ríos, fuentes, manantiales…..
En mayo comenzaron a bajar las precipitaciones si bien se sucedían los días nublados con temperaturas inferiores a lo normal. Junio entró en la dinámica del régimen de precipitación veraniego (es decir, escaso), julio no registró precipitaciones en varias de las estaciones de medición; agosto se estrenó allá donde tocó la lotería de las tormentas al igual que sucedió en septiembre. Pero la reserva estaba garantizada por las abundantes precipitaciones de marzo y abril.
Atrás quedaron imágenes desoladoras de los pantanos puesto que a día de hoy las reservas se encuentran por encima de la media de los últimos 10 años, y, por supuesto, por encima de los niveles del año pasado. Deseamos que octubre rectifique y entren las borrascas atlánticas ya que, como dijimos más arriba, es el mes más lluvioso del año, si bien se observa una tendencia en los últimos años a desplazarse hacia febrero o marzo.

Emilio Pacios.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios

Brigadas Forestales: “Los incendios se apagan en invierno”

  • Artífices del notable descenso de los fuegos, reivindican mejoras profesionales.

Según los datos de Comunidad de Madrid la presente campaña contra incendios en la región (INFOMA 2018) se ha cerrado a finales de agosto con unos 200 incendios forestales, un 14 % menos que en la campaña de 2017, así como 76 hectáreas afectadas, lo que supone un 83 % de descenso con relación al año anterior.
Desde este mensual queremos destacar las labores preventivas y de extinción de incendios forestales de esas antiguas unidades, brigadas y retenes, llamados actualmente bomberos forestales de la Comunidad de Madrid.
Todos hemos escuchado repetidas veces la popular frase “los incendios se apagan en invierno” pero quienes realmente con sus trabajos preventivos intentan alcanzar esta máxima, son estos profesionales. Partiendo de diversos proyectos aprobados por la CAM y ubicados en su gran mayoría en los montes públicos, son los BBFF quienes ejecutan las funciones de protección forestal, como por ejemplo, crear fajas de seguridad apoyándose en carreteras, caminos o cortafuegos. En ellas se eliminan los arbustos respetando siempre especies protegidas, apeando árboles deteriorados y enfermos, podando a distintas alturas según cada exigencia, especie y variedad, para terminar con trituraciones o quemas controladas. La finalidad es evidente, cortar la posible propagación de un incendio forestal durante el periodo estival.
Casi nunca aparecen en las imágenes de los medios informativos actuando en las extinciones, solapados por otros cuerpos intervinientes, ¿por qué? De cara al exterior, o llamémoslo opinión pública, son los olvidados. No basta con dejarse la piel en los frentes de llamas, con conocer sus zonas mucho mejor que otros efectivos —al pertenecer mayormente al entorno rural— su vegetación, vías de escape y puntos de anclaje, laderas y pendientes, vientos dominantes… ¡No, no vale! Tampoco sirve de nada el enorme desgaste físico y psicológico de estos hombres y mujeres por su apego al monte, pisándolo día tras día, compartiendo su respiración, su desarrollo, sufriendo por su pérdida cuando se quema. En definitiva, sienten los bosques como algo vital pues son parte de ellos.
En la Comunidad de Madrid desde hace años los incendios, en su cantidad y superficie arrasada, se han rebajado considerablemente. ¿Quién no recuerda a principios de la década del dos mil las abundantes salidas terrestres a intervenciones? Con facilidad había más de treinta por campaña y días de máximo riesgo con tres y cuatro acciones por jornada. Allí también estaban esos profesionales de amarillo dando lo mejor de ellos mismos, llegando incluso al agotamiento, que ahora son BBFF de la CAM.
Este medio de comunicación se suma a la campaña de apoyo a los trabajadores que cuidan de nuestros montes durante todo el año, a las lógicas y justas reivindicaciones de este pequeño pero importante colectivo madrileño de BBFF que mientras no existan modificaciones, son las siguientes:
Reconocimiento de la categoría profesional de BBFF.
Disponibilidad reconocida, valorada y pagada.
Conciliación familiar.
Recuperación del poder adquisitivo.
Bolsa de empleo garantizada.
Reconocimiento de enfermedades profesionales.

FOTO: Brigada Forestal de Cenicientos.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios

El “vehículo fantasma” del Ayuntamiento de Villamantilla

  • El coche municipal de Protección Civil lleva un año sin usarse, afectado tras un incendio.

Localizado el fantasma. Hace justamente un año Villamantilla se quedaba sin el vehículo municipal de Protección Civil. Desaparecía un Nissan pick-up modelo Navara de color rojo que había funcionado durante una década para el servicio 112 de Madrid. Vehículo que como se anunció en junio de 2016 a través de la cuenta de twitter del propio Ayuntamiento había sido concedido por la Consejería de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, cuyo titular era entonces el actual presidente Ángel Garrido durante el mandato de Cristina Cifuentes.
Según Podemos Villamantilla, por boca de su portavoz Xabier Pedroso preguntaron al Ayuntamiento “por escrito qué sucedía con el vehículo y aún seguimos sin respuesta. Esta es la práctica habitual del Partido Popular donde la falta de transparencia e información es la regla. ¿Dónde está el seguro de un vehículo municipal? El coche es otro botón de muestra de la pésima gestión que hacen de los recursos públicos”.

El vehículo a finales de septiembre.

Fuentes cercanas a esta redacción han explicado que los hechos acontecieron durante las pasadas fiestas patronales de San Miguel Arcángel, a finales de septiembre de 2017, cuando se produjo un incendio en unas instalaciones municipales, que se usaban a modo de garaje, situadas en la calle Paseo de San Antonio. Según nos detallaron, lo que motivó el incendio fue la recogida y conservación dentro de los cubos de plástico del carrito de barrendero de restos del material pirotécnico (petardos, cohetes…) que se habían empleado durante los festejos. El humo que salía bajo la puerta del cobertizo alertó al responsable de mantenimiento que acudió a sofocarlo. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales pero el accidente afectó gravemente al vehículo por el lado del copiloto, lo suficiente para que lo trasladasen a pulso hasta un terreno municipal, en el polígono industrial, a la entrada del pueblo desde la autovía, a la altura de la rotonda entre la calle Olivar y la calle Coronel Castejón.
Allí yace todavía, cubierto con lonas blancas, recientemente semi oculto, lo que queda del vehículo tal y como se muestra en la fotografía más reciente. Se desconoce con exactitud la gravedad de los daños ocasionados, qué se hará con él y por qué permanece ahí desde hace un año.
Para Xabier Pedroso del grupo Podemos Villamantilla “así resuelve el Partido Popular su negligencia: primero sin exigir responsabilidades, segundo ocultando los hechos a los vecinos y al Pleno y tercero sin dar ninguna propuesta de solución” Sostiene además: “Lo hemos dicho y lo reiteramos, este PP está ‘quemando’ el futuro del pueblo con su incompetencia, dejación y falta de proyecto municipal”.
Al cierre de esta notica, hemos contactado con el ayuntamiento de Villamantilla para recabar la información oportuna sobre los hechos por parte del alcalde Juan Antonio de la Morena y conocer la valoración de la concejalía afectada sobre el vehículo pero han declinado pronunciarse sobre este tema.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios

El exalcalde de Fresnedillas de la Oliva condenado a devolver 15.000 euros al Ayuntamiento

  • Antonio Reguilón, anuncia que apelará la sentencia y que “todo el gasto está justificado”.

El actual presidente de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, Antonio Reguilón Botello, ha sido condenado por el Tribunal de Cuentas, Sección de Enjuiciamiento Departamento 3º a devolver al Ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva (del que fue alcalde entre 2007 y 2015) la cantidad de 15.000 euros, de los 36.349 que se le reclamaban inicialmente por presunto uso faudulento de los gastos municipales de representación principalmente mediante el uso de una tarjeta de crédito a su nombre y asociada a una cuenta municipal. El resto del dinero gastado no se le puede reclamar por haber prescrito al pasar más de cinco años entre la denuncia y la fecha en la que se produjeron los hechos.
En 2017 la página web municipal citaba como gastos más llamativos efectuados por Antonio Reguilón durante su mandato la sustitución de las ruedas de su vehículo particular o varias comidas por importes muy elevados en diversos puntos de España sin que constara la identidad de los comensales ni la relación de dicha comida con el desempeño de la Alcaldía.
El Tribunal considera probado que las justificaciones de los gastos se limitan a “sucintas anotaciones en la contabilidad municipal, sin referencia al motivo de gasto o al proveedor del servicio contratado” y que Reguilón, no ha aportado ningún documento que justifique el dispendio ni que este tuviese una finalidad pública.
En 2013 ya fue condenado al pago de una multa y a estar cuatro días permanentemente localizado por amenazas y maltratos a un vecino.
Reguilón se mostraba optimista y confirmaba que ha apelado a instancias superiores: “Todo el gasto está justificado y por supuesto he apelado y creo que ganaré; he tenido cinco secretarios interventores y no he tenido reparos de nadie, estoy seguro de que en otra instancia voy a ganar. Han estado acosándome tres años, el problema es que he estado usando 100 euros al mes como gastos de alcalde, contra los 200.000 euros conseguidos en subvenciones. No he podido defenderme hasta ahora porque, si como persona física, solicitas a un tribunal que le pida a un Ayuntamiento que certifique si ha habido algún reparo ante los gastos cargados en una tarjeta absolutamente legal, si el Ayuntamiento no lo aporta el tribunal tiene que fallar con los datos que le aporta esta administración”.
Ante la pregunta de si cree que ganará esta apelación, Reguilón anuncia que “esto va a ser largo y tendido, si es necesario iré al Tribunal Supremo y hasta Estrasburgo”.
Antonio Reguilón sigue siendo el presidente del Partido Popular de Fresnedillas de la Oliva. A21 quiso saber si se presentará a las próxima elecciones municipales. “Todavía no lo tengo decidido, pero es muy posible que me presente”, manifestaba el exalcalde.
Antonio Reguilón ha prometido una entrevista en exclusiva para el periódico A21 en el próximo mes, con contenidos que según él “van a sorprender a más de uno”.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios


LA SOLIDARIDAD A ESCENA BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031