Archive | julio 27th, 2019

El GERA recomienda no practicar la escalada en la zona afectada por el incendio en Cadalso de los Vidrios

  • Una inspección realizada por los bomberos de la Comunidad de Madrid alerta del peligro existente a causa de los efectos del fuego.
  • Los bomberos del GERA han realizado mediciones de dureza, con el esclerómetro, y fracturación, con ultrasonido, en varias vías de escalada equipadas con anclajes fijos.
  • Los sectores de escalada más dañados por el fuego presentan una gran carga de ceniza y productos ocasionados por la combustión.

El Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA), perteneciente a los Bomberos de la Comunidad de Madrid, recomienda a los escaladores que no visiten la zona de la escuela de escalada de Cadalso de los Vidrios hasta que se estabilice y se puedan realizar pruebas exhaustivas sobre el estado de los seguros fijos de escalada.
El Cuerpo de Bomberos regional hace esta recomendación una vez que ha sido llevada a cabo una primera inspección de los seguros fijos de escalada, toda vez que se dio por extinguido el incendio forestal iniciado en la localidad castellano manchega de Almorox.
En la inspección y estudio han participado, además del GERA, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
Los especialistas del GERA han realizado mediciones de dureza, con el esclerómetro, y fracturación, con ultrasonido, en varias vías de escalada equipadas con ‘parabolts’ (anclajes para escalada fijados en la roca), con el objetivo de determinar si la roca ha sido afectada por el fuego. Una estimación aproximada considera que la temperatura alcanzó en algunos puntos temperaturas entre 650 y 800 grados centígrados.
La inspección realizada por el GERA determina que se “han detectado lajas de espesor centimétrico en bloques sueltos, pero no en las vías”, aunque alguna zona podría verse afectada.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste0 Comentarios

Pez Mago y Diego Montoto despidieron la edición de Música en el Jardín 2019 en Valdemorillo

  • Cerca de 150 personas disfrutaron del concierto, contándose también entre el público con otra cantante de altura, Rozalén.

Cumplidos los pronósticos, y aún más, superándolos, el concierto con doble cartel para elevar dos de las voces más destacadas de la canción de autor, las de Pez Mago y Diego Montoto, entusiasmó al público que respondió llenando el Jardín en la despedida del ciclo que hade de los exteriores de la Casa de Cultura Giralt Laporta el escenario de una programación musical “de primera” para disfrute de vecinos y espectadores en general. Con cerca de 150 personas muy pendientes de seguir las letras y emocionarse entre tantos títulos de los que nunca dejan indiferente a quien los escucha, los dos aplaudidos cantautores con sello, además, de locales, ofrecieron la mejor y más completa de las actuaciones para ponerle broche a estos jueves de julio en los que se fueron sucediendo los más diversos ritmos.

Incluso Rozalén, cantante también de altura e igualmente vecina de esta villa, se contó entre los asistentes, que disfrutaron así de buena música y de la simpatía que brindan estos dos artistas que, una vez más, provocaron la ovación, fuerte y sincera, por el sentimiento con el que interpretaron sus temas, bien en solitario, bien compartiendo micros en esta noche del 25 de julio que resultó “única” en el cierre de una de las propuestas organizadas por la Concejalía de Educación y Cultura que más espera la población y que, como asegura Eva Ruiz, ahora al frente de toda el área cultural, “se continuará impulsando para intentar superar el listón, que ya está muy alto, y seguir ofreciendo conciertos de gran calidad, gratuitos y pensados para todos los públicos”.  

Publicada el Cultura0 Comentarios

En Fresnedillas de la Oliva volvieron a alunizar

  • Homenaje por el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna
  • Acudieron algunos de los ex trabajadores de la estación de Fresnedillas durante la misión Apolo 11

Historia, eso fue lo que Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin y Michael Collins hicieron un 20 de julio de 1969. Fue en esta fecha cuando se completó con gran éxito la famosa misión espacial tripulada Apolo 11, misión que acabó con el ser humano pisando y caminando por la Luna por primera vez. Como es evidente, este acontecimiento se convirtió en un hito, un momento histórico que siempre sería recordado y que marcó un antes y un después en la Historia de la humanidad.

Esta es la parte que todos sabemos. Todos conocemos a los tres astronautas que consiguieron culminar la misión con éxito. Lo que pocos conocen es a todas las personas que se vieron implicadas en la misión para que se consiguiese este gran hito. Lo primero a destacar es que, para un viaje tan largo, la NASA tuvo que elegir tres puntos geográficos para seguir de cerca este trayecto y sus avances. Goldstone (California), Canberra (Australia) y Fresnedillas de la Oliva (Madrid) fueron las tres  localizaciones elegidas por los americanos para controlar esta misión. Sí, han leído bien, Fresnedillas de la Oliva, uno de los pueblos de nuestra Sierra Oeste de Madrid, fue uno de los elegidos para formar parte de algo que terminaría haciendo historia. Muchos de los vecinos de este pueblo madrileño fueron contratados para trabajar en la misión en esta base espacial, y precisamente como reconocimiento a ellos y como conmemoración del 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, Fresnedillas de la Oliva acogió los días 19 y 20 de julio varios actos conmemorativos en su honor.

El viernes, el profesor de Historia y vecino de la localidad Pablo Alonso dio una conferencia sobre la construcción de la estación espacial de Fresnedillas y su repercusión entre los vecinos del pueblo. Esta charla dio paso a la proyección de varios documentales en la plaza del municipio. El plato fuerte vino el sábado 20, día en el que se cumplían 50 años del alunizaje. La jornada se abrió con un acto conmemorativo para homenajear al ex personal de la estación, tanto los trabajadores españoles como los americanos. En la sala de la Casa de la Cultura donde tuvo lugar el acto no cabía ni un alma; estaba repleta tanto de vecinos como familiares que no quisieron perderse la cita.

José María Salom, Director General del INTA.

Este evento estuvo lleno de momentos emotivos. Tomás Alonso, co-organizador del acto e ingeniero de Fresnedillas, llevó la batuta del evento. Para ello, presentó a todos y cada uno de los ponentes que se encargaron de hacer su propio homenaje a este momento tan importante de la historia, cada uno de ellos desde la que fuese su posición en aquel momento. El primero en tomar la palabra fue el alcalde de Fresnedillas, José Damián de la Peña, que habló de cómo la idea del homenaje surgió como una necesidad de conmemorar el trabajo del pueblo y la estación de Fresnedillas en la misión Apolo 11. Tras este discurso a modo de apertura, fue el propio Alonso el que tomó la palabra, felicitando a los ex trabajadores de la estación por su labor en la misión y agradeciendo a los vecinos de su localidad su generosidad para con estos trabajadores cuando la misión se estaba llevando a cabo. Además, hizo constante referencia a todas esas personas que colaboraron en esta grandiosa labor y que ya no están con nosotros, un detalle que fue muy aplaudido por todos los asistentes.

Anthony Carro, representante de la NASA en España.

El Agregado para Asuntos de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la embajada US, Frank Talluto, tomó el relevo. Lo hizo con palabras de agradecimiento a todos los compañeros de la estación y con un homenaje a aquellos que no podían estar en el acto. El siguiente protagonista fue Anthony Carro, representante de la NASA en España. Se puso frente al micrófono algo nervioso y visiblemente emocionado y portando una camiseta con un dibujo que hacía alusión a la propia misión diseñada por un compañero. Le temblaba la voz por la emoción, pero su discurso fue fluido, lleno de recuerdos del desarrollo de la encomienda en aquellos años donde él ya tenía un puesto de responsabilidad. Sus palabras estaban llenas de agradecimiento y de orgullo y, tal y como él dijo: “Esto fue un granito para la humanidad y ahora es un hecho histórico”.

El Agregado para Asuntos de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la embajada US, Frank Talluto.

Tras las palabras de Carro, fue el Director General del INTA, José María Salom, el que retomó la tanda de discursos. En su ponencia, el teniente destacó la buena sintonía que hubo siempre dentro de la estación entre americanos y españoles, así como entre las relaciones entre ambos países antes, durante y tras la misión. Agradeció a Fresnedillas y sus vecinos su gran acogida y generosidad durante aquellos meses, su gran trabajo y la enorme aportación de la localidad para con este gran avance científico para la humanidad. También agradeció al gobierno de Fresnedillas de la Oliva la organización del acto y su invitación, una invitación que, dijo, “no podía rechazar, tenía que estar hoy aquí”. Tras este discurso, se desarrolló una exposición técnica donde se explicó con detalle, aunque, eso sí, en perfecto inglés, todo el desarrollo de la misión Apolo 11 y todo el funcionamiento de las cuestiones más básicas de la misma. Para finalizar este acto, se procedió a la entrega de diplomas de agradecimiento por su labor a los ex trabajadores presentes en este evento.

Algunos de los ex trabajadores de la estación de Fresnedillas que acudieron al evento.

Tras el acto, los presentes caminaron hasta el Centro del Espacio y de la Ciencia y Museo Lunar, donde se procedió a la inauguración de la Calle Apolo en el exterior. Además, en el propio museo los ex trabajadores inauguraron un nuevo espacio expositivo, inauguración que fue acompañada de un pequeño cocktail para todos los asistentes. Pero la jornada continuó por la noche con los conciertos de artistas jarandos como Fario, Windiyei Moon Live Session, o Alejandro Zapato, Virginia Rubio y Raquel Jiménez. En definitiva, unos días de reencuentros, de emociones y de agradecimientos protagonizados por los héroes ocultos del éxito de la misión del Apolo 11, aquellos que aportaron todos sus esfuerzos en conseguir algo histórico: que el hombre consiguiese llegar a la Luna.

El alcalde José Damián de la Peña descubriendo la placa de la inauguración del nuevo espacio expositivo del Museo Lunar.

Placa de la nueva calle en honor a la misión.

Mar García Ramírez.

Publicada el Actualidad, Sierra Oeste, VÍdeos0 Comentarios


PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE JUNIO

  MADRID SE REACTIVA

 

 

CORONAVIRUS

 

CEPA SAN MARTIN

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

julio 2019
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031