Archive | marzo 27th, 2021

David Terleira, delantero de la ‘Cebre’, actual pichichi de la Tercera División castellanoleonesa

Es el hombre gol de la Cebrereña y uno de sus principales baluartes en la lucha por la permanencia. David Terleira lleva anotados 17 de los 18 goles del conjunto abulense en la primera fase de competición, y se encamina a su tercer ‘pichichi’ del grupo castellanoleonés ya que aventaja en cinco tantos a sus más inmediatos perseguidores, y es además el cuarto máximo realizador de toda la Tercera División española, tras Karrika (Real Sociedad C), que lleva 22, y Rubén Pérez (Varea) y Jordi (Sariñena), ambos con 18.
A sus 31 años, el ariete encara su undécima temporada en un club en el que previsiblemente permanecerá hasta su retirada. Tras haber militado también en Arandina, Gimnástica Segoviana y Villaralbo, Terleira ha desestimado las últimas ofertas que ha tenido porque reconoce estar muy contento con su trabajo actual en Cebreros. “Tengo un objetivo claro que es un trabajo, y eso no lo pongo por delante de nada”, afirma. Sus goles pueden suponer la continuidad de la ‘Cebre’ en la categoría, pero este dato también podría comportar un riesgo de Terleiradependencia que el propio jugador descarta: “los goles son fruto del trabajo de todo el equipo, por lo que tarde o temprano esa racha va a quedar en una anécdota”.
En su regreso a Tercera, la Cebrereña ha completado una primera fase de menos a más en la que ha finalizado en 11º lugar del subgrupo 8B con 19 puntos, y se jugará continuar en categoría nacional en una segunda fase en la que se las verá con los últimos clasificados del subgrupo 8A, en una dura pugna en la bajarán siete equipos y se salvarán tan solo los cuatro primeros. Cada club empezará con los puntos cosechados hasta ahora, lo que deja a los abulenses a 3 puntos del objetivo de la permanencia.
En A21 hablamos con David Terleira sobre sus impresiones en lo que va de temporada y las opciones de salvación del club, sus planes de futuro y la situación en la que quedan los equipos más humildes tras esta pandemia y crisis económica.
¿Cuál es tu valoración tras esta primera fase?
Estamos un poco insatisfechos porque podíamos haber tenido algún puntito más. La verdad es que hemos hecho méritos para tener más puntos, pero los puntos que tenemos son los que hay, y ahora estamos en una muy buena dinámica con dos victorias consecutivas. [Esta entrevista se realizó antes de la última jornada de la primera fase, en la que la Cebrereña perdió por 2-3 ante el Burgos Promesas, segundo clasificado]

Foto: Sergio Lizana Calvo.

Teniendo en cuenta que descenderán siete equipos, ¿ves a la ‘Cebre’ con opciones reales de permanencia?
Sí, hasta que las matemáticas no digan lo contrario tenemos opciones. Con estas dos victorias mucho más porque nos hemos acercado a nuestros rivales y esperamos poder salvar la categoría.

Finalizada la primera fase de la temporada, ¿crees que el grupo B ha sido más fuerte que el A?
Yo creo que sí. Hemos tenido enfrente a equipos que el año pasado estuvieron casi todos entre las 8-9 primeras posiciones. Nuestro grupo ha sido más complicado que el otro.

¿Cuál es el punto más fuerte de la ‘Cebre’ de cara a la fase de permanencia?
Hemos cogido mucha moral ahora. Estábamos trabajando bien pero los resultados no nos estaban acompañando, pero ahora sí. Yo creo que nos llega en un muy buen momento.

¿Y el punto más débil del equipo?
Si no estamos concentrados en cada partido somos un rival fácil de batir.

¿Cómo ves la evolución de los jugadores más jóvenes?
Está siendo muy buena. Se les están dando muchas oportunidades, cosa que en otro club no podrían tener. Desde el principio y hasta ahora, los chavales están evolucionando muy bien.

Has sido ya dos veces el máximo goleador del grupo 8 de Tercera División (temporadas 2015/16 y 2017/18). ¿Te ves ‘pichichi’ por tercera vez?
Todavía queda mucho, pero estoy en una muy buena posición y lo vamos a luchar hasta el final.

¿Crees que puede ser negativo para el equipo que 17 de los 18 goles de la ‘Cebre’ lleven su firma? ¿Hay “Terleiradependencia”?
Creo que no porque los goles son fruto del trabajo de todo el equipo. Estamos trabajando bien, los compañeros están haciendo goles y tarde o temprano esa racha va a quedar en una anécdota.

¿Cómo se encuentra físicamente? [Terleira superó unos problemas de salud que le hicieron perderse buena parte de la temporada 2018/19]
De salud muy bien, y en cuanto a lesiones no he tenido ninguna esta temporada y eso se ha notado, y yo me encuentro muy bien.

¿Te ves jugando algunas temporadas más?
Mientras que las lesiones me respeten yo tengo muchas ganas de seguir jugando al fútbol

A pesar que de que ya has manifestado tu voluntad de permanencia en el club, ¿has tenido ofertas en los últimos dos años de equipos punteros de Tercera o de 2ªB?
Sí, he tenido muchas ofertas porque creo es muy difícil quedar ‘pichichi’ de Tercera División pero tengo mi trabajo, estoy muy contento aquí con él y las he desestimado porque tengo un objetivo claro que es un trabajo, y eso no lo pongo por delante de nada. [Terleira trabaja como encargado del mantenimiento del campo de fútbol y del polideportivo de Cebreros]

Foto: Sergio Lizana Calvo.

¿Le permite su trabajo compaginar los entrenamientos y partidos?
Sí, puedo compaginar los partidos. Como tengo turno de tarde, para los entrenamientos entreno yo solo por las mañanas, pero considero que lo puedo compaginar muy bien.

La ‘Cebre’ ha mantenido prácticamente el mismo bloque que ascendió la campaña pasada, con la continuidad de sus cuatro capitanes y del entrenador, Pepe García, que lleva diez temporadas en el banquillo verdiblanco. ¿Consideras que este es uno de los principales puntos fuertes del equipo?
Yo creo que esa es una de las claves de nuestro éxito, que en las últimas temporadas, año tras año hayamos mantenido la misma base. Aunque algunos compañeros se tuvieron que marchar por motivos laborales, la gente que ha venido se ha adaptado muy bien y hemos podido conseguir este éxito de estar de nuevo en Tercera.

Junto con el ‘míster’, ¿cómo ejercen el liderazgo los jugadores con más experiencia en el club?
Todo va de la mano. El míster está haciendo una gran labor. Y nosotros, los que llevamos muchos más años, ya sabemos lo que hay con él y él con nosotros, y vamos todos de la mano.

Echando la vista al fútbol de 2ªB y Tercera, ¿cómo cree que podría afectar a corto y medio plazo la pandemia y la crisis económica?
Creo que va a afectar mucho. Además, con la reestructuración que va a haber la temporada que viene muchos clubes desaparecerán, otros continuarán pero es muy difícil para un equipo mantenerse en esas categorías.

La Cebrereña representa a la segunda localidad con menos habitantes de todos los equipos de Tercera castellanoleoneses, solo por delante de Becerril (Palencia), ¿qué perspectiva de futuro tiene la entidad ante esta crisis económica?
A nivel económico los jugadores no cobramos ninguno, pero sobre todo los viajes suponen mucho dinero lo que hay que conseguir. Nosotros somos un pueblo pequeñito y, poco a poco, gracias al presidente y a los patrocinadores podemos estar ahí. Esperamos poder estar muchos años más pero es complicado.

¿Augura buen futuro a los más jóvenes del club?
Yo creo que sí. Todos los chavales que están viniendo son muy jóvenes. De hecho, esta temporada yo soy el más veterano. Los chavales están comprometidos, tienen ganas, lucha, calidad y creo que hay una muy buena base para seguir en el equipo.

¿Cómo valoras la temporada de los equipos abulenses de Tercera y del fútbol regional en la provincia? [El Real Ávila acabó 6º aunque estuvo en zona de playoff de ascenso hasta la jornada 14. Colegios Diocesanos jugará la fase de permanencia tras ser 8º, pero comenzará esta ronda con un punto más que el primer equipo que descendería]
El Diocesanos está haciendo una buena temporada. Es un recién ascendido a esta categoría. Es su primera temporada en Tercera División y creo que lo está haciendo fantásticamente bien. El Real Ávila empezó muy bien. Ahora está teniendo un pequeño bache de resultados pero creo que tiene muy buen equipo y que aspira a estar mucho más arriba pese a los últimos resultados que está obteniendo. En cuanto al fútbol provincial y amateur es muy complicado, con equipos muy pequeñitos como El Tiemblo, Burgohondo u Hoyo de Pinares. Los equipos de la liga provincial tienen mucho mérito en salir a competir, y esta pandemia ha hecho mucho daño a equipos de esta liga.

Debido a la situación sanitaria esta temporada no ha habido competición en la categoría más humilde del fútbol abulense, la Primera División Provincial de Aficionados, ¿crees que podría haber clubes de esta liga en riesgo de desaparición?
Sí, en un futuro podría ocurrir eso. Esperemos que no, porque en el fútbol abulense hay muchos equipos en liga provincial. Por el bien del fútbol, espero que el máximo número de equipos posibles siga adelante.

¿Qué mensaje mandarías a la afición de la ‘Cebre’ de cara a la fase de permanencia?
Que sigan subiendo a El Mancho como están subiendo domingo tras domingo que jugamos aquí, y que nos sigan apoyando igual que hasta ahora.

 

Sergio Lizana Calvo.

FOTO PORTADA: Arianna Carralero.

Publicada el Deportes0 Comentarios

El Ayuntamiento de Villa del Prado trabaja en la prevención de incendios forestales

La prevención de incendios forestales es una de las prioridades para la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Villa del Prado, a cargo de Laura Gálvez Patón. En el municipio se aprobó durante el pasado año, el Plan de Actuación Municipal ante Emergencias por Incendios Forestales de Villa del Prado (PAMIF), en el que se incluyen además, las urbanizaciones El Encinar del Alberche y Las Hoyas, que trata de prevenir o hacer frente, de forma ágil y coordinada, todas las acciones necesarias para la población y para defender la masa forestal ante un incendio en nuestros montes. Este plan de autoprotección se ha puesto en marcha este año, llevándose a cabo las actuaciones de limpieza, desbroces y acondicionamiento en zonas estratégicas con alto riesgo de incendios. Para ello, se ha contratado a un ingeniero forestal dentro del “Programa de formación en alternancia con la actividad laboral dirigido a prevenir el riesgo de desempleo de larga duración como consecuencia de la pandemia del COVID-19” y se han adquirido además nuevos equipos y maquinaria para que dichas actuaciones puedan llevarse a cabo por el personal de mantenimiento del Ayuntamiento.
Asimismo, en este 2021 se tenía previsto realizar la limpieza del Monte Público ‘Dehesa de Alamar’ conocido como Corral de las Vacas, pero debido a la crecida del río no se ha podido realizar dicha limpieza, por lo que estas tareas se realizarán en la próxima campaña. Por otra parte, en el Parque Forestal ‘El Gurugú’ se ha realizado una faja perimetral para ‘proteger nuestro parque en caso de un incendio forestal, así como la realización de la limpieza de una gran parte del interior del parque’, manifiesta Laura Gálvez. Estas actuaciones han sido realizadas por el personal de uno de los Programas de Empleo de la Comunidad de Madrid y el equipo de mantenimiento, en colaboración con la Agrupación de Protección Civil del municipio. En dicho parque se ha llevado a cabo también, el control efectivo de la plaga de la procesionaria, tan peligrosa para niños y perros por sus pelos urticantes, mediante la eliminación de bolsones y la colocación de unas trampas collar pegadas al tronco del arbolado, que permiten la eliminación de las orugas de una forma respetuosa con las personas y el medio ambiente. Además, se han realizado otras actuaciones como la sustitución de los paneles informativos deteriorados, la incorporación de refugios para la fauna, aumentando la biodiversidad del parque o la reparación del mobiliario del propio parque.
Por otro lado, se está llevando a cabo la limpieza, desbroce, poda y tala de la vegetación para reducir la masa de combustión en caso de un incendio forestal en las zonas verdes de la urbanización ‘El Encinar del Alberche’, siguiendo las recomendaciones del PAMIF. Estas zonas requerían de una gran limpieza para reducir el riesgo de incendios del próximo verano y eran trabajos necesarios para la tranquilidad de los vecinos. Además, se repasará el cortafuegos que bordea la urbanización como en años anteriores. La leña generada de dichas limpiezas ha sido repartida a los vecinos, que durante unas semanas pudieron solicitarlo mediante una inscripción en el Ayuntamiento.
El Monte Público Cuartel del Norte, dañado por la borrasca Filomena, se pretende limpiar de ramas rotas antes de que llegue el verano para reducir el riesgo de incendio forestal.
Con este mismo objetivo se han acondicionando caminos rurales para mejorar la accesibilidad de los servicios de extinción de incendios, así como la limpieza de sus márgenes, considerados otro punto de alto riesgo de incendio por la mayor interacción con el ser humano.
Por ultimo, se pone en conocimiento que ha comenzado la campaña de información a los vecinos para que mantengan libres de hierbas secas y brozas sus parcelas en suelo urbano o urbanizable para evitar cualquier incendio, recordándose que la limpieza de dichas parcelas privadas corresponde a los propietarios y que el hecho de no hacerlo, puede suponer una infracción con graves sanciones reguladas por ordenanza municipal.

Publicada el Medio Natural0 Comentarios

43 Grupo: combatiendo el fuego desde el aire

  • 50 años de la incorporación de los primeros hidroaviones en la lucha contra los incendios forestales (y II).

El vuelo en extinción tiene unas particularidades especiales, que exigen a las tripulaciones una alta preparación e intenso adiestramiento, dado que el pilotaje es totalmente manual y no hay otras ayudas para descargar el agua que la habilidad de la tripulación.

Un CL-515 descargando por sus cuatro compuertas (Cortesía de Viking Air Ltd.)

Cuando se activa la alarma, antes del despegue, las tripulaciones revisan las superficies de agua más cercanas al incendio y el terreno sobre el que volarán, despegando con preferencia sobre otras aeronaves. El controlador aéreo les facilita un rumbo, teniendo en cuenta que han de regirse por las VFR (Visual Fight Rules o Normas de Vuelo Visual) para desplazarse a la zona de incendio, donde recibirán instrucciones del jefe de extinción. Antes de cargar agua siempre es necesario realizar una inspección visual de los posibles obstáculos que se puedan encontrar (troncos, rocas, profundidad óptima para operar, vehículos acuáticos o personas bañándose), así como inspeccionar en las zonas de entrada y salida del avión altura de árboles, ubicación de tendido eléctrico, construcciones y cualquier objeto que ponga en peligro la maniobra. Durante el recorrido del hidroavión sobre el agua es frecuente que la gente, especialmente en barcas, se trate de acercar a ver la aeronave más de cerca o saludar a sus tripulantes, algo que entraña un grave peligro para los curiosos y para la tripulación, concentrada en una maniobra muy delicada, que se ejecuta a una alta velocidad. Durante el recorrido en el agua la tripulación abre las tomas de agua o probes, que llenan los tanques internos con unos 6.000 litros de agua, peso adicional que requiere toda la pericia de la tripulación para elevarse, especialmente con masas forestales u otros obstáculos en la trayectoria de despegue.

La cabina del CL-515 es moderna y facilita la labor de la tripulación (Cortesía de Viking Air Ltd.)

En la zona del incendio los pilotos son coordinados desde el aire por el piloto del helicóptero en el que vuela el jefe de extinción. Este marca los lugares donde se debe descargar el agua y su piloto controla, a mayor altura que el resto del operativo aéreo, las comunicaciones y el tráfico para evitar accidentes, teniendo en cuenta las diferencias operativas entre los hidroaviones y los helicópteros. En un entorno lleno de fuego, humo y medios a los que coordinar, el esfuerzo del controlador aéreo en incendio se hace muy importante para que los hidroaviones tengan despejado el espacio aéreo en el que intervienen, por su velocidad operativa, y el terreno en el que descargan, porque el volumen lanzado tiene una fuerza considerable y podría causar lesiones a los miembros de las brigadas forestales.

Las tripulaciones estudian la zona de operaciones antes del despegue.

Una vez marcado el punto de ataque al fuego y con el espacio aéreo libre, el “Foca” (indicativo de radio de los hidroaviones del Grupo 43) vuela hacia la zona designada. Aquí se produce otro momento crítico del vuelo: la descarga se debe realizar entre 50 y 25 metros de altura, entre fuertes turbulencias producidas por el aire caliente, el humo del fuego, las cenizas y las turbulencias provocadas, cuando hay varios aviones y se debe trabajar rápido, por la aeronave que le precede. Además, el hidroavión sufre una drástica pérdida de peso al liberar su carga de agua, que puede realizar de una sola vez, abriendo simultáneamente las compuertas de descarga (dos en los CL-215T y cuatro en los CL-415) para lanzar sobre puntos concretos de fuego una gran masa de agua, o abriéndolas una tras otra, indicado para empapar superficies de mayor longitud. Esta repentina pérdida de peso produce una repentina elevación del avión que puede hacerle perder sustentación (entrada en pérdida), ya que, si no se mantiene el control del ángulo de ataque a tan escasa altura, puede producir la pérdida de aeronave y tripulantes. No siempre los incendios se producen en terreno llano y los incendios en montaña requieren enfrentarse a corrientes ascendentes y descendentes, realizando las descargas siguiendo el terreno.

Detalle de las compuertas de descarga y, detrás, la sonda de toma de agua.

Los tripulantes del 43 Grupo suelen combatir el fuego durante horas, dependiendo de la distancia del incendio a la superficie de carga de agua, aunque hay unos límites que son respetados por seguridad, descritos en los procedimientos. Una vez que la misión termina, ya sea por la falta de luz, control o extinción del fuego, por necesidades de combustible o relevo de tripulación por tiempo de vuelo, se hace imprescindible una toma en agua para limpiar en lo posible el avión, siempre en agua dulce y especialmente después de operar sobre la mar, debido a la acción corrosiva de la sal. La tarea de limpieza la continuarán los especialistas de mantenimiento en la base de despliegue, que trabajarán las horas necesarias para dejar el hidroavión preparado para que despegue con las primeras luces del día siguiente. Los especialistas de mantenimiento realizan un trabajo que es poco conocido, tan apasionante y tan exigente como volar, aunque no siempre se les reconoce debidamente.

Descarga en un incendio en Arenas de San Pedro en 2009.

Un hidroavión con futuro
El CL-215 es un proyecto iniciado por la empresa canadiense Canadair a primeros de los 60, proyectado en un principio como avión logístico, el proyecto fue redirigido a un hidroavión de lucha contra el fuego, dado que en Canadá los incendios eran difíciles de combatir, por el difícil acceso a las zonas boscosas. El proyecto culminó con un avión capaz de cargar agua en ríos, lagos o mar y lanzarla sobre el incendio, que realizó su primer vuelo en 1967. Los motores iniciales eran de 18 cilindros en estrella, con 1800 CV de potencia, que le permitían operar a bajas velocidades pero, a la vez, le permitían volar desde pistas cortas no pavimentadas. A primeros de los 90 se fabricaron unos kit que servían para remotorizar el avión con motores turbohélice, que le proporcionaban 2380 CV de potencia, y otras mejoras aerodinámicas, como winglets en las alas, que lo convierten en la versión CL-215T. Absorbida Canadair por la firma Bombardier, esta desechó el diseño de un nuevo avión y desarrolló el CL-415 que es un CL-215T con mejoras en aviónica y estructura que le permite realizar vuelos nocturnos, aunque no en incendios, portar mayor carga de agua, reducción de la carrera de despegue, una velocidad de pérdida de 126 Km/h y depósitos para retardantes de 300 l. Actualmente es Viking Airla empresa que está desarrollando el Viking Canadair 515, que incluye todo tipo de mejoras en sus capacidades para ser una aeronave polivalente que pueda realizar, además de la extinción de incedios, misiones SAR, vigilancia marítima o evacuación médica con contenedores colgados en las alas o kits cuyo montaje no sería mayor de una hora.

Descarga de agua durante un adiestramiento en Valmayor.

Miguel Hernández Fernández.

Publicada el Medio Natural1 Comentario


"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

14 de ENERO

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031