Archive | Cultura

La novela Manuscritos en Valdeyglesias recrea la vida en el Monasterio de Pelayos

  • Adelanto del libro escrito por Enrique Jurado.

Este texto reproduce un extracto de la novela Manuscritos en Valdeyglesias, (Perea Ediciones,) de Enrique Jurado Salván. El extracto corresponde al inicio de la Segunda Parte que se desarrolla en el término de Pelayos, durante el primer tercio del siglo XIX, periodo inmediatamente anterior a la Desamortización del monasterio de Santa María de Valdeiglesias (1835). Y se trata del relato en primera persona del “último monje de Valdeyglesias”. La novela saldrá publicará en octubre. Este es un adelanto para A21.
“No conocí a mis padres. Viví los primeros años de mi vida de la caridad cristiana del concejo de Pelayos, en donde nací. Pelayos era un pequeño pueblo, una aldea, en el valle de Valdeiglesias, alejado de todas las capitales importantes: Madrid, Avila, Toledo. La mayor parte de la gente vivía de la agricultura y el ganado lanar. Era un pueblo pobre en el que apenas cuatro familias poseían tierras donde cultivar sus viñedos. El resto vivía de labrar, como jornaleros, esas tierras ajenas o trabajar para las tierras del monasterio.[…]
“Mis primeros recuerdos son una azada. Subíamos al huerto del tío Fidel, al lado de un manantial que todos los años teníamos que limpiar de barro y lodo para que brotase agua para el huerto. Yo me metía en el cenagal, al igual que el hijo del tío Fidel –y su hijo de igual nombre-, y con una azadilla que nos habíamos fabricado con un palo de avellano y el herraje perdido de una mula retirábamos trabajosamente los matorrales y el barro. Después de horas de trabajo, de la raíz de las zarzas iba brotando un hilillo de agua que poco a poco llenaba la alberca natural.
Un día, sin embargo, tío Fidel llegó antes al huerto familiar, y nos vio a los niños enredados entre el barro, pisoteando los surcos. Salimos corriendo de miedo mientras él gritaba en arameo, cincha en mano. Tan mala suerte tuvimos que al dejar abierta el regato del agua, el huerto se anegó en pocos momentos y la cosecha de tomates, ya a punto de ser recogida, quedó inundada y pronto, muchos de esos tomates, quedaron arrancados y maltrechos.
Tuvimos que salir corriendo si no queríamos conocer la cincha de tío Fidel. Horrorizados por sus gritos cada niño tiró por un lado para no ser atrapado. Dormí en el pinar del cerro de San Esteban, al raso. Aquella noche, la de mi primera huida, no hacía demasiado frio pero conforme iba anocheciendo sentía miedo y frío.
Yo, aunque pequeño, estaba acostumbrado a los ruidos de la noche. El canto de los búhos, el revolotear de los murciélagos, el movimiento armónico de las ramas de los pinares, la caída de una piña o el jugueteo de las ardillas. Allí al borde de un arbusto y cerca de un amplio lanchar de piedra me tiré a dormir en un pinar.
Dormí profundamente durante horas. De vez en cuando soñaba con ir corriendo por delante de alguien que llevaba un cuchillo y quería clavármelo. Yo corría y corría; miraba hacia atrás y cada vez el fantasma de tío Fidel se acercaba más, y yo corría menos……Me despertaba y volvía a dormirme inmediatamente.
Dormía y me sobresaltaba. La noche seguía siendo completamente obscura, ahora sigo recordándolo pese al paso del tiempo. La siguiente vez que me desperté fue distinto. Dormía pero en entresueños empecé a oír levemente unas pisadas de un animal de cuatro patas. Pronto se acercó. Yo contuve la respiración mientras cerraba con todas mis fuerzas los ojos. Sentí que me olfateaba, llegaba a mi cuerpo, a mi pequeño cuello; sentí los pelos del animal rozándome los brazos. Fueron momentos que me parecieron, aún hoy, siglos.
Estaba inmovilizado. Eso me salvó del lobo. Porque poco a poco fue yéndose, al igual que había llegado. Entreabrí los ojos cuando ya pensaba que se distanciaba, entonces ví su cola peluda y su garbosa manera de caminar. Seguí inmóvil durante bastante tiempo todavía y, entonces, me atreví a llorar.
En el pueblo nadie reparó al día siguiente en mí. Nadie vino a buscar a un niño perdido en el bosque. […]
Me levanté, como decía, poco después del amanecer. Donde dormí era una explanada, arriba del cerro de San Esteban, al final de una antigua cantera de piedra. Vi un lanchar inmenso un poco más arriba y me animé a subirlo. El espectáculo era grandioso. Un río penetraba allá abajo en el valle mientras las dehesas de pinos y encinas dibujaban el paisaje más bello que había visto en mi vida.
En el centro del valle, otro río menor desembocaba en el Alberche, el río grande, haciendo a éste más caudaloso y ancho. Divisé a lo lejos un puente, con una barcaza al lado, por donde se cruzaba el río en un bello desfiladero por donde el agua debía correr muy rápido debido a la estrechez del desfiladero. Más cerca, a mi derecha divisé una edificación al lado del río.
Aún recuerdo la sensación de libertad. A lo lejos oí levemente el toque de una campana. Sin duda procedía de la torre del monasterio, un convento al cual yo nunca había entrado, ni siquiera a su antigua iglesia.
Pronto encontré un rebaño de cabras. Los galgos me ladraron. El cabrero me miró desafiante:
-¿Quién eres, chaval?
No supe qué contestarle.
– ¿Quién es tu padre?
-No tengo padres
-¿Cómo que no tienes padres? Mira, la Joaquina, la más blanquita del rebaño. Es hija del Pepote y de Cabritilla, la de allí al fondo. ¡Todos, hasta los animales, tienen padres, rapaz!
Me quedé callado. El pastor sacó el mechero, enciscó la mecha y encendió un cigarro que ya tenía preparado.
-¡Toma, que tú ya eres medio hombre!
Le obedecí. El pastor rio a carcajadas cuando yo aspiré el humo y empecé a toser sin parar. El cabrero trabajaba para los monjes. Vivía en unas casuchas dentro de la cerca de los monjes.
-Trabajo todo el día. Tengo casa, trabajo, comida y vivo allí con mi familia. Soy como un monje pero todas las noches tengo matarile con la parienta. ¿Tú me entiendes….? ¡Cinco hijos nos ha dado Dios, y a todos les doy de comer de caliente, chaval! ¡El Toñín será de tu edad! Pío, en efecto, guardaba las cien cabezas de ovejas dentro de la muralla del monasterio. Era un privilegiado porque dependía de los monjes que le facilitaban un trabajo fijo y pese a que en el monasterio apenas vivían entonces una decena de frailes, el cuidado del ganado era, en realidad, la principal fuente de ingresos del monasterio, junto al vino.
-¡Dios quiera que los monjes vivan mucho tiempo! Son gruñones pero mientras el monasterio exista -y son ya muchos siglos- yo tendré pan para dar a mis hijos”, reflexionó el pastor.
El cabrero no me preguntó de dónde venía, ni tan siquiera me preguntó en qué sitio había dormido aquella noche pero siempre tuve la sensación de que Pío no necesitaba preguntarme nada porque lo intuía desde el principio.” […]

Novela de Enrique Jurado
Enrique Jurado es periodista y escritor. Conoce la comarca del monasterio de Santa María de Valdeiglesias, en Pelayos de la Presa, desde 1959. Escribió una novela anterior (Con Copia Oculta, Lid Editorial) y ha participado en diferentes libros colectivos de relatos y poesía. Es, además, presidente de la asociación cultural Alberche-Albirka.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Entrevista a David Martín Gómez, autor del libro Regálame una sonrisa

  • “Cuando hablas desde el corazón no hay ropas, no hace falta desnudarse”.

David ¿por qué escribiste este libro?
El motivo de escribir este libro está compuesto por tres factores muy importantes. El primero es que fue una promesa que hoy culmina, el segundo es el de ser útil para el mundo y si hay alguien a quien le pueda inspirar, ayudar o dar ese empujoncito, está bien pagado y el tercero es que me gustaría inmortalizar a mi hijo, que vino aquí no para vivir 5 años de edad, sino para ser eterno por lo que nos ha dejado.

No sé si quieres contar brevemente cuál fue ese golpe tan terrible que sufriste y que te cambió la vida para siempre…
Esta lección consiste en que un día está todo perfecto y al siguiente te levantas y está todo patas arriba. Mi hijo a los 3 años, estando fenomenal, como cualquier otro niño, un día dice que se marea y al mes le diagnostican un tumor cerebral y después de un año y medio de pelea, de lucha, de superación… no puede seguir, no es compatible con la vida e Iván fallece. Todo lo que él me deja durante este año y medio es lo que necesito compartir con el mundo.

Una lección de vida, eso es lo que afirmas que supuso perder a tu hijo, ¿tenemos que aprender a mirar de otro modo lo que nos ocurre en la vida?
Sí, siempre lo digo, que las situaciones no las elige uno y que lo que sí puedes elegir es cómo vivirlas, cuando uno está en presente la vida es mucho mejor y el lema y la máxima que aprendí, entre otras cosas, es que si la vida te da un limón lo único que puedes hacer es una limonada.

David Martín Gómez junto a la alcaldesa de Cenicientos, Natalia Núñez, tras la presentación.

Hemos tenido la suerte de desplazarnos a Cenicientos y de que su alcaldesa, Natalia Núñez, nos abriese un rincón muy especial, la nueva oficina de Turismo de la localidad para poder realizar esta entrevista. Cenicientos, David, creo que un lugar muy importante para ti…
Es muy importante para mí. Hay mucho de David Martín aquí, en este trocito de tierra que si de algo se caracteriza, además de por ser precioso, es sobre todo por la gente. Invito a todo el mundo a que venga a conocernos, porque merece la pena.

La Esfera de los Libros publica este libro en unos días y lo hace sin definir un lugar concreto en su colección, ¿qué nos vamos a encontrar todos los que nos adentremos en esta lectura?
Creo que esta lección no es igual a otras, por eso encajarla costaba. No creo que sea un libro de autoayuda, pero si ayuda a alguien bienvenido sea. Lo que vamos a ver aquí es cómo transformar una historia de sufrimiento en algo positivo, en algo bonito, en felicidad.

¿Sonreír es siempre o casi siempre parte del secreto de estar mejor?
Para mí es muy importante. Y esto me lo enseñó mi hijo. En el libro dejo también ese juego de sonrisas que nos inventamos y que nos hacía pasar el tiempo mucho mejor. Como decía antes no elegimos la situación pero sí que elegimos cómo pasarla y nosotros lo hacíamos con sonrisas. Si das sonrisas recibes sonrisas.

Cuentas con prólogo de Irene Villa, ¿cómo llega ella hasta el libro y por qué querías que Irene fuese quien lo realizase?
Para mí Irene me inspiró en muchos momentos, la seguía antes en bastantes momentos. En conferencias, me gusta cómo comunica, me gusta cómo trasmite y sobre todo la bondad y la humanidad que expresa. Pensé en ella cuando hice esto porque su forma literaria, su forma de ver las situaciones es muy parecida y quería que me acompañara. No lo dudó, fue localizarla, leer el libro y apoyarme. Otro sueño cumplido.

Antes de escribir este libro, de adoptar esta actitud ante la vida, un buen día tu vida se desmoronó por completo, en un instante, con una primera frase que decía tanto que era imposible de entender… ¿cómo ha sido todo el proceso para superarlo? ¿Cuánto ha costado?
No hablaría de superación, sino de entender que la vida es así y que en la vida hay muerte. Eso lo trasmito mucho, que si nos educaran sabiendo que la muerte existe viviríamos más en el presente. Al suceder aquello, quiero recordar que al tercer o cuarto día, no tenía ganas de levantarme, no quería vivir, no… y vi que entraban unos rayitos de sol por la ventana, me acariciaban la cara y pensé todos los días sale el sol y todos los días está en el mismo sitio… y ahí calculé los años de vida que me quedaban, no sabía sin 35 o 40 o 45… pero lo que sí que supe muy claramente era que no los quería pasar en la cama tumbado, porque si mi hijo quería celebrar su vida cómo no iba yo a celebrar la mía y ese fue el momento de mi cambio. Me levanté y me dije que iba a ir a por todas, que iba a vivir el día a día como si fuera el último. Con respeto a todo el mundo y a la vida no voy a dejar nada sin hacer y así me lo he tomado y me va bastante bien.

¿Qué te gustaría dejar en todos los que se acerquen a Regálame una sonrisa? ¿Qué sensación o sensaciones después de leerlo?
Lo primero una sonrisa, eso sí que se lo pido a todos, que manden una sonrisa. En el libro hay un juego y a día de hoy sigo compitiendo con Iván a ver quién consigue más sonrisas, así que, por favor, eso se lo pediría. Y que sea una herramienta y que sea útil para ese momento que todos sentimos o vivimos.

 

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Cultura1 Comentario

Clásicos de verano al aire libre de Navalagamella

Este año Navalagamella ha trasladado sus conciertos al aire libre de la XXXIII Edición de CLÁSICOS EN VERANO a la Plaza de España para asegurarse de que se pueda guardar la distancia de seguridad entre los asistentes, al disponer de aforo limitado y bajo reserva anticipada.
El propósito principal es unir la música y el patrimonio monumental en estos tiempos tan difíciles para la cultura.
Todos los vecinos y visitantes de Navalagamella han disfrutado de los maravillosos conciertos en su monumental Plaza de España.
El 21 de julio con Alejandro Macias y La Spagna cuarteto (Pablo Garrido | viola da gamba, Juan Carlos de Mulder | cuerda pulsada, Ramiro Morales | cuerda pulsada, Alejandro Marías | viola da gamba y dirección) contaron con un programa que es una ecléctica muestra de lo que España supuso para los compositores del Renacimiento y el Barroco.
El 31 de agosto La Ritirata (Josetxu Obregón | violonchelo, Tamar Lalo | flauta, Daniel Oyarzabal | clave) muestra obras instrumentales de tres compositores venecianos barrocos.
Otro año más, han ofrecido dos conciertos con una gran calidad artística y un elenco de músicos inmejorable, por eso desde el Ayuntamiento quieren “dar las gracias a la Comunidad de Madrid por haberlos programado para nuestro municipio, promoviendo los conciertos de verano. A todos los amantes de la música, os agradecemos un año más vuestra participación en la XXXIII edición, que tras una larga trayectoria goza de gran calidad y prestigio”.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Villamanta apuesta en firme por un verano cultural en tiempos de Covid-19

Lejos de lo que ha ocurrido en una gran mayoría de municipios de toda la Sierra Oeste de Madrid y de toda España, el Ayuntamiento de Villamanta ha apostado este verano por ofrecer diversión, espectáculos y cultura a todos los vecinos y visitantes que han querido disfrutarla. Ha sido a través de Las Noches de Mantua, una programación muy variada y completa que ha repletado la vida social y cultural de la localidad con veladas nocturnas realizadas durante los viernes y sábados de agosto.
Títeres, teatro, narración oral, conciertos… una variedad de espectáculos y actuaciones dirigidos a todos los públicos para que cualquier persona haya tenido al menos un espectáculo de su interés. Con el fin de evitar posibles contagios y siguiendo toda la normativa vigente, el Ayuntamiento decidió realizar todas estos eventos en la pradera de césped de la piscina municipal, donde la distancia social era fácil de cumplir. Así, con todas las medidas de seguridad, al aire libre y con el distanciamiento necesario, acudir a toda esta programación ha supuesto una manera de olvidar, en la medida de lo posible, la crisis sanitaria y económica que nos acompaña desde hace meses.
Y aunque el primer espectáculo ofrecido en este ciclo, Las desventuras de Sancho Panza, fue visto por tan solo medio centenar de asistentes, los espectáculos siguientes fueron, gracias a las extremadas medidas de seguridad y al boca oreja en el municipio, aumentando en público.
Entre las medidas propuestas por el ayuntamiento estuvo la de limitar el aforo hasta las 200 personas, a pesar de contar con un espacio en el que se podría haber acogido a muchas más. Además, para poder asistir en primera instancia había que inscribirse en el Ayuntamiento a través del correo electrónico de la Concejalía de Cultura o de un teléfono habilitado para ello y respetar el horario de acceso al centro, medirse la temperatura corporal y otra serie de indicaciones y recomendaciones.
Con esta programación, además de despertar sonrisas e ilusiones en los vecinos y visitantes a la localidad durante estos tiempos tan difíciles, el Ayuntamiento de Villamanta ha querido revitalizar el municipio y animar al consumo responsable en los establecimientos locales, así como a disfrutar de la hospitalidad de los saperos.
Seguir ofreciendo cultura en estos tiempos es muy complicado e incluso para algunos vecinos puede resultar un tanto inquietante, el éxito de Las Noches de Mantua y el máximo respeto tanto del consistorio como de las compañías, profesionales y asistentes parecen indicar qué camino hay que seguir.
Otros ayuntamientos que apuestan por ofrecer cultura
El verano empezó muy frío en lo cultural, desde la propia Comunidad de Madrid se paralizaron muchos de los eventos culturales que se ofrecen cada año desde hace varias ediciones. Con el paso de julio y la llegada de agosto empezaron allegar algunos de estos eventos a la Sierra Oeste y a ofrecerse nuevamente a todos los vecinos. Ya en la edición pasada os hablamos de todos ellos: el tradicional Clásicos en Verano y el Cine al aire libre o las nuevas propuestas, como Extraordinarios Desconocidos. Sin embargo, algunos municipios tomaron la delantera y han programado eventos culturales en sus localidades.
Navas del Rey, por ejemplo, ha organizado varios conciertos tributo con Joaquín Sabina, Julio Iglesias, la música de Disney o Manuel Carrasco; Cine de verano (Navas lo ofrece de manera independiente a la Comunidad de Madrid), un bingo popular y dos programas de radio en vivo organizados por la Asociación Cultural Taurina del municipio, entre otros actos.
Sotillo de la Adrada también ha sido un pueblo que ha apostado por seguir ofreciendo cultura a sus vecinos con espectáculos de danza, teatro o conciertos.
Septiembre, una gran incógnita, también para la cultura
Con los nuevos repuntes en los contagios y el comienzo del curso escolar parece difícil prever qué va a ocurrir con la cultura y con toda la oferta cultural de nuestra comarca, la Comunidad de Madrid sigue manteniendo algunas de sus campañas culturales para la región, como Escenas de verano y parece que ya hay algunos otros ayuntamientos que empiezan a pensar en programar algunas actividades, aún con mucha prudencia. El miedo está ahí, es normal con todo lo que estamos viviendo y con los datos y avisos que están llegando por tantas partes, pero ahora, que la OMS ha asegurado que es probable que tengamos que convivir con este virus al menos durante dos años, el mundo de la Cultura necesita de los consistorios y de nuestro apoyo para poder sobrevivir.

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Robledo celebró el 125 aniversario de Antoniorrobles

El Ayuntamiento de Robledo de Chavela y el Ateneo que lleva el nombre del autor robledano más afamado hasta la fecha se reunieron ante el busto que lleva su nombre para celebrar el 125 aniversario de su nacimiento, lo hicieron con un ramo de flores que se depositó sobre el busto que la Plaza Piedita, en el centro del municipio, tiene en honor de Antoniorrobles, uno de los padres de la Literatura Infantil española, un gran humorista y uno de esos intelectuales que tuvieron que exiliarse de España a causa de la Guerra Civil española.
“Hay que conservar el nombre de aquellas personas que hicieron grande a Robledo más allá de nuestras fronteras y que aportaron su granito de arena con mayúsculas a la literatura”, manifestó Fernando Casado, alcalde de la localidad.
Se da la circunstancia de que el periódico El Universal, de México, uno de los más importantes del país azteca, dedicó el domingo 16 de agosto toda una página al autor robledano en su suplemento cultural, Confabulario, escrito por el Premio Nacional de Periodismo Cultural mexicano Agustín Sánchez González.
Otro gran escritor de Literatura Infantil y Juvenil, Alfredo Gómez Cerdá, residente durante varios meses del año en Robledo de Chavela y uno de los autores más importantes de la actualidad en nuestro país se lamentaba en su muro de Facebook de que estaba “prácticamente seguro de que ningún medio español se hizo eco del mismo ni se organizó en el país ningún acto para recordarlo”, a excepción del realizado en el municipio robledano.
El texto de Gómez Cerdá seguía hablando de esos homenajes no realizados y jugaba con la literatura, como solo los grandes autores son capaces de hacer. “Pensaba en ello en la plaza de Robledo de Chavela, donde nació el escritor, frente al pequeño monumento que se le ha dedicado recientemente y que se ha colocado en un muro de piedra, mientras un grupo de niños del pueblo jugaba incansablemente a la pelota. La portería que utilizaban –un portón de madera grande y viejo– está situado justo al lado del monumento, por lo que la cabeza de bronce del escritor no se libraba de algunos balonazos. Me pregunté entonces: ¿cómo preferiría Antoniorrobles celebrar su 125 aniversario, con un artículo dedicado a su persona en un periódico de México o jugando a la pelota con los niños de su pueblo? Yo tengo una respuesta, pero no la diré, aunque daré una pista: me causaba pena pensar que esos niños, que no paraban de correr tras la pelota, ignoraban de quién era aquella cabeza de bronce que más de una vez remató con puntería”.
Sea como fuere, se cumplió la efeméride que nos ha permitido recordar que en la Sierra Oeste de Madrid, concretamente en Robledo de Chavela, nació uno de los escritores de Literatura Infantil y Juvenil que marcaron el camino a los demás y abrieron paso para que toda una generación de otros creadores haya marcado las lecturas de muchos de los que hoy estamos escribiendo.

 

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Cultura0 Comentarios

El castillo de La Adrada, incluido en la Red Nacional de Patrimonio Histórico

  • España tiene catalogados más de 10.000 castillos de todas las etapas de su historia pero sólo un número reducido de ellos han llegado hasta nuestros días en un estado razonable de conservación.

El castillo de La Adrada, todo un emblema histórico artístico de la localidad y la provincia, cuenta con el respaldo de la Red Nacional de Patrimonio, de la que ya forma parte.

“Se trata de un reconocimiento que viene a recompensar el esfuerzo que se ha realizado desde el gobierno municipal para proteger este espacio, mantenerlo en buen estado y dotarlo de actividad con el objetivo de revitalizar el patrimonio y hacerlo accesible a toda la ciudadanía”.

Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de La Adrada destacan, igualmente, que “la adhesión de nuestro castillo a la red constituye un revulsivo turístico añadido al valor intrínseco del propio patrimonio. Además, la situación actual en la que priman los viajes de cercanía, sin duda, benefician y mucho al turismo como el que ofrece nuestro municipio”.

El castillo de La Adrada se posiciona así como uno de los lugares de visita obligatoria a quienes visiten la provincia de Ávila. “Y es que la selección que realiza la Red Nacional no es aleatoria, sino con una base bien formada y cumpliendo unos criterios de exigencia muy altos, porque el objetivo es promover el turismo cultural de calidad entre los visitantes nacionales e internacionales”, aseguran desde el Ayuntamiento de La Adrada, a la vez que destacan que “se trata de una alternativa turística de gran impacto para el turismo de interior y la España vaciada, ya que se recomiendan rutas que unen los diferentes monumentos, con consejos de dónde comer o dormir en la zona”

Publicada el Actualidad, Cultura, Sierra Oeste0 Comentarios

Festival de Música en Navalagamella

La música vuelve a nuestra región gracias a esta nueva iniciativa de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid en colaboración con los Ayuntamientos que forman parte de la Red de las Villas de Madrid.
El objetivo de este nuevo proyecto, que forma parte de la amplia programación cultural que ha organizado la Comunidad de Madrid para este próximo verano, es añadir nuevas propuestas atractivas para dinamizar la oferta cultural y turística en nuestra región tras los duros meses que hemos vivido a consecuencia de la COVID-19.
MÚSICA EN LAS VILLAS DE MADRID es un ciclo de 52 conciertos al aire libre,  repartidas en cada uno de los 13 municipios participantes,  y que se extenderá hasta el viernes 29 de agosto. Información en www.comunidad.madrid/actividades/2020/escenas-verano-2020Con este nuevo proyecto se quiere apoyar particularmente a los músicos madrileños, muy golpeados profesionalmente por la situación provocada por la COVID-19 y dar visibilidad a algunas propuestas musicales emergentes muy interesantes surgidos en los últimos meses.Todos los conciertos son gratuitos.

Publicada el Cultura0 Comentarios

El Ayuntamiento de Sotillo presenta un nuevo folleto turístico volcado en las rutas de senderismo

  • El Ayuntamiento de Sotillo de la Adrada ha elaborado un nuevo soporte de promoción turística que combina información sobre una docena de rutas de senderismo con datos y textos sobre los principales atractivos del municipio.

Esta nueva publicación recoge 12 rutas senderistas que transcurren por el rico patrimonio natural y paisajístico de la localidad.

Cada ruta lleva además asociado un código QR para descargar el recorrido en teléfonos móviles y tabletas, y poder seguir la ruta de forma cómoda y segura a través de este tipo de dispositivos.

El Ayuntamiento de Sotillo responde así a una de las principales demandas de los propietarios de viviendas de uso turístico y alojamientos rurales, así como de los visitantes de la localidad, quienes al recorrer estas rutas podrán conocer verdaderos tesoros naturales, muchas veces escondidos, y disfrutar de vistas y paseos llenos de sensaciones por todo nuestro término municipal.

Las rutas incluídas en la publicación son la Senda Ecológica de Pinosa, el Camino Viejo de La Adrada, Puentes de Sotillo, Ruta de las Minas y Canteras, Camino del Zamorano, Canto de la Linde y El Borbollón, Molino Roto, Camino Medieval a Casillas, Canto de los Pollitos, Ruta Teresiana de los Caminos y Posadas, GR-180 del Valle del Tiétar, Árboles Singulares, La Vía y Cañada Real Leonesa Oriental.

Se trata de rutas dirigidas a todos los públicos con recorridos sencillos para realizar en familia, junto a otros más exigentes en cuanto a duración y desniveles acumulados.

Este material, disponible en soporte papel, también estará a disposición de todo el mundo en la web www.sotillo.net y en las redes sociales municipales.

Desde el Ayuntamiento de Sotillo deseamos que esta nueva iniciativa municipal suponga un estímulo para el sector turístico de la localidad y contribuya a potenciar un fenómeno que se ha hecho presente con la pandemia del Covid 19, como es la de la recuperación de las estancias de larga duración en nuestro municipio y la demanda creciente de recursos naturales y paisajísticos de calidad por parte de quienes nos visitan.

Sotillo se abre al visitante como una villa con situación geográfica y paisajes privilegiados, que con sus siglos de historia, sus tradiciones y su rica gastronomía afronta el presente como referente comercial, cultural, deportivo y de servicios dentro del Valle del Tiétar y todo ello la convierten en un pueblo ideal para vivir.

Publicada el Cultura0 Comentarios

La Sierra Oeste, foco cultural para la Comunidad de Madrid

La Sierra Oeste de Madrid ha vuelto a ser incluida durante este verano en las actividades culturales propuestas por la Comunidad de Madrid. A los ya tradicionales Clásicos de Verano, que han vuelto a algunos de nuestros municipios en una versión reducida y en menos cantidad que en otras ocasiones, se suman propuestas como Extraordinarios Desconocidos, una nueva idea que busca poner en valor algunos de los rincones históricos y arquitectónicos más llamativos y atractivos de nuestra comarca o Música en las Villas de Madrid, un recorrido musical a través de las 11 Villas madrileñas que se presentó en San Martín de Valdeiglesias y recorrerá la región hasta finales de agosto.
En este verano tan extraño, de mascarillas y miedos, de noticias de rebrotes más o menos controlados y de vacaciones diferentes, la Comunidad de Madrid ha apostado por reforzar algunos de sus elementos culturales más clásicos y por ofrecer otros nuevos, lo que es una suerte para nuestra comarca, porque tenemos muchísimo que ofrecer y con lo que sorprender a vecinos y visitantes.
Extraordinarios desconocidos
Puede que esta sea una de las propuestas más novedosas y acertadas de todas las que nos han llegado de parte de la Comunidad de Madrid, un recorrido a través de 9 localidades madrileñas de la mano de un guía especial, uno de los protagonistas del lugar que se muestra. Así, podremos disfrutar de la compañía de Juan Gómez de Mora, Luisa de Roldán o Marivuela para conocer algunos rincones y elementos excepcionales de Hoyo de Manzanares, Getafe o Puebla de la Sierra.
El proyecto, realizado por Arqueodidat, una empresa especializada en didáctica del patrimonio y en la arqueología, consta de una serie de visitas teatralizadas gratuitas que se llevarán a cabo hasta el mes de septiembre y que nos llevará a conocer desde la época visigoda hasta la Guerra Civil española. En total, 50 visitas teatralizadas con un aforo máximo de 20 personas por sesión que invita a vivir la historia de nuestra comunidad.
La Sierra Oeste ha tenido la suerte de albergar dos de los destinos escogidos: el Monasterio Santa María la Real de Valdeiglesias de Pelayos de la Presa, que es mostrado por Mariano García Benito y el yacimiento de la Mezquita y jardines del Palacio de Villena de Cadalso de los Vidrios, que conoceremos de la mano de Juana de Mendoza.
El pasado viernes, 24 de julio, se realizaba la primera de las visitas al Monasterio, en la que un afortunado grupo de 20 personas pudimos comprobar cómo el espíritu del arquitecto Mariano García Benito, el gran benefactor de la joya pelayera, se manifestaba a través de nuestro guía para contarnos de manera divertida y didáctica algunos de los secretos y detalles de una de las piezas arquitectónicas más grandes y ricas de toda la Sierra Oeste. Unas visitas que han agotado sus plazas y que el ayuntamiento está intentando poder realizar de nuevo en septiembre. El turno de Cadalso llevará ya a finales de agosto.
Solo dos rincones de la Sierra Oeste de Madrid, que no está mal, pero echamos de menos algunos otros parajes y rincones de nuestra comarca que podrían estar entre estas visitas y que, esperamos, lo estén en ediciones posteriores.
Música en las Villas de Madrid
Hace un mes se presentaba en San Martín de Valdeiglesias esta iniciativa cultural que lleva a artistas de renombre del mundo del jazz, de la música de fusión o de los clásicos a lugares singulares de las 11 Villas de Madrid y en los enclaves declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.
San Martín y el Castillo de la Coracera serán escenario de cuatro conciertos que pretenden fomentar el turismo de calidad y las visitas al municipio. The Cuban Jazz Syndicate y Myriam Latrece Cuarteto ya han ofrecido sus espectáculos el 10 y el 24 de julio respectivamente, mientras que los Travis Birds lo ofrecerán el próximo 14 de agosto y Federico Lechner Tango Jazz Trío y Sheila Blanco llegarán a nuestra comarca el próximo 28 de agosto.
Clásicos en verano
Este año vuelven los clásicos a recorrer algunos de nuestros rincones, eso sí, en una versión reducida que llegará a menos municipios de lo habitual. Pelayos de la Presa, Colmenar del Arroyo, Navalagamella y Chapinería son los municipios de nuestro entorno que se mantienen en la programación ofrecida por la Comunidad de Madrid para la XXXIII edición de este festival que recorre castillos, monasterios y parajes históricos de la región con música clásica.
El patio del Palacio de la Sagra de Chapinería acogía el sábado 25 de julio Sortilegio, el concierto de viola de Ana Valero y acogerá Cello a Dos, con María Martínez y Susana Stefanovic el próximo viernes 21 de agosto.
La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Colmenar del Arroyo será el escenario perfecto para Caldara y los Marcello, ofrecido por La Ritirata el próximo 7 de agosto y De una orilla a otra, que llegará el día 21 de la mano de L´Apothéose.
Navalagamella disfrutará de Alejandro Marías & La Spagna con Sopra La Spagna el viernes 31 de julio y de La Ritirata el 21 de agosto.
Y el Monasterio Santa María la Real de Valdeiglesias fue el lugar elegido para poder disfrutar de Antwerpen 1551, un espectáculo ofrecido por Ensemble la Danserye el pasado 18 de julio y será escenario de En un salón romántico, un homenaje a Benito Pérez Galdós en el centenario de su fallecimiento el sábado 1 de agosto por parte de la Camerata del Prado Ensemble.
Festival de teatro y música “La antigua mina”
Zarzalejo es el municipio protagonista de esta fiesta cultural que transcurrirá hasta el 30 de agosto, un evento ya tradicional que en su XII Edición ha tenido que realizar toda una serie de cambios y de propuestas para poderse mantener en pie y ofrecer a todos los que acudan a sus veladas una calidad extraordinaria, con visitas tan interesantes como la de Alberto San Juan en “Nueva York en un poeta” o la del Quintero Lumiére con un concierto de “Bancas sonoras de películas”. La comedia, la canción, el flamenco y la tragedia también tendrán cabida en esta nueva edición de uno de los clásicos culturales de los veranos de la Sierra Oeste de Madrid.
XXI Edición de Cine de verano
El cine de verano se ha retrasado a causa del COVID-19, pero parece que con las medidas de seguridad fijadas y la llegada de agosto, será de nuevo el momento de acudir a plazas y rincones de nuestros pueblos a poder disfrutar de esta delicia que llega cada año a nuestra región desde hace ya muchos años.
Aldea del Fresno, Cenicientos, Chapinería, Navalagamella, Santa María de la Alameda y Zarzalejo, son los municipios de nuestra comarca que ofrecerán cine en espacios públicos gracias a la Comunidad de Madrid. Todos ofrecerán una media de 6 películas, tanto para público infantil como para público adulto y Cenicientos tiene una programación de 10 películas que intentarán ayudar en la medida de lo posible a soportar la suspensión de las fiestas patronales de la localidad.
Navas del Rey también ofrece cine de verano a sus vecinos en el Centro Multifuncional La Criticá, aunque es una propuesta fuera del circuito ofrecido por la Comunidad de Madrid.
Es cierto que este curso hay menos actividad cultural que otros veranos y que todos acudimos a cada uno de estos actos con precauciones y miedos añadidos, pero con cuidado y con respeto a los demás, podemos seguir viviendo un verano repleto de Cultura. Todas las actividades recogidas en este artículo, a excepción del festival de Zarzalejo, son gratuitas hasta completar aforo.

Javier Fernández Jiménez.

FOTO: Clásicos en Verano en Chapinería

Publicada el Cultura0 Comentarios

Éxito del Festi Valde Risas como original novedad en la programación veraniega cultural de Valdemorillo

  • Con su estilo y buen repertorio el conocido humorista puso un brillante broche a la segunda de las veladas, agradeciendo el haber cosechado este 25 de julio ese “respeto al artista que a veces es difícil encontrar”, así como la “buena organización” de las funciones, a cargo de la concejalía de Educación y Cultura que gestiona Eva Ruiz.

  • La divertida actuación de José Campoy y la doble presencia en escena de Eugenia Manzanera, encargada de servir todo un menú de cuentos, canciones, adivinanzas e historia para diversión del público más familiar, sumaron también la ovación de los espectadores que disfrutaron con este fin de semana que llenó de humor y buen ambiente los jardines de la Giralt Laporta.

“No siempre es fácil de encontrar, pero en Valdemorillo se puede contar con él”. Porque, como quedó probado en la velada del pasado 25 de julio, y como confirmó el conocido humorista Félix el Gato, “es un placer poder actuar en esta villa y comprobar el respeto que se tiene por el artista desde el patio de butacas”, un patio al aire libre, en plenos jardines de la Giralt Laporta, donde en dobles sesiones de viernes y sábado, con pases gratuitos a las 20,00 y a las 22,00 horas, desplegó su programa Festi ‘Valde’ Risas. Era una de las novedades destacadas en la agenda estival del municipio, una propuesta diferente y con contenido para todos, para llegar a los más peques y sus familias y, también, para llenar de buen humor y gran ambiente dos de las noches de verano de este complicado 2020. Acierto, por tanto, en la organización de este festival, tal como se lo reconocieron a la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, tanto el propio Félix como los otros dos encargados de dar forma al cartel que llevó a muchos valdemorillenses a asistir, cumpliendo todos los protocolos, para no perderse ni una historia, ni una risa.

Y es que Eugenia Manzanera no dejó de hacer sonreír con sus adivinanzas, historias al viento, cuentos y alguna canción. La salamantina, además, lo hizo por partida doble, en sendas tardes que hicieron las delicias de los grupos de convivientes que fueron llenando los círculos familiares dispuestos al pie del escenario. Y, además, muy a destacar la diversión que igualmente cosechó el aplauso de los presentes en la divertida actuación ofrecida por el gaditano José Campoy. En suma, que este primer Festi ‘Valde’ Risas se saldó con éxito, incluso en el apartado que abarcan las medidas especiales que vienen poniendo su sello a los diversos espectáculos y actos que van desarrollándose, respetando siempre los protocolos, como el indispensable distanciamiento social y el uso de mascarillas e hidrogeles. Una circunstancia que no resta nada a la hora de sacarle el mejor partido a los diferentes eventos, “cuya finalidad es asegurar unas horas de entretenimiento, ofreciendo alternativas muy diversas, y que, como en el caso de este nuevo festival, han querido incluir también el humor como un ‘ingrediente’ apetecible para muchos de nuestros vecinos”.  

Publicada el Cultura0 Comentarios

Lleno total, respetando aforo, en el concierto con el que la Orquesta de Pulso y Púa Diapasón puso música de película a la noche en Valdemorillo

  • Con su asistencia al concierto de este 23 de julio, el Alcalde, Santiago Villena, puso de relieve “la importancia de continuar avanzando en una necesaria normalidad que nos permite disfrutar de las actividades que se están organizando este verano, respetándose siempre todos los protocolos sanitarios”

Rotunda ovación la tributada por el público local al término de un nuevo y espectacular directo entre los programados en el ciclo Música en el Jardín. Una invitación gratuita a disfrutar de los sones mas variados, interpretados con calidad y emoción al aire libre, en un escenario tan emblemático para esta villa como los jardines que se sitúan al pie de las Chimeneas, símbolo de la localidad. Y es que este espacio, a las puertas de la Giralt Laporta, se llenó, dentro del orden establecido con los protocolos sanitarios de rigor, contándose entre los muchos asistentes con el Acalde, Santiago Villena, quien, en una demostración personal de reconocimiento a estos conciertos “como una prueba más de la importancia de disfrutar de la necesaria vuelta a la normalidad” y compartiendo así velada con el resto de vecinos, siguió con especial interés una de las actuaciones en cartel que más se esperaban ya que suponía, ante todo, un reencuentro.

Porque volvía quien durante años llevó también la batuta de la EMMDEA, Nines Marín, y con ella hicieron igualmente escala ocho de los músicos de la Diapasón Orquesta Plectro, cumpliendo y aún más, superando pronósticos, para protagonizar una velada “mágica” llena de acordes con ecos de banda sonora. La vida es bella, Dos hombres y un destino, … una muy aplaudida sucesión de títulos inolvidables que, esta vez, se hicieron visibles en el acierto con el que se interpretaron unas y otras partituras.

Y no sólo melodías de película fueron las que se elevaron en este 23 de julio, cumpliendo así el ‘requisito’ al ser jueves noche veraniego que los más habituales no quieren perderse, disfrutando cada nuevo encuentro musical entre los muchos programados estos meses en Valdemorillo. Cantados incluso por los espectadores, no faltaron los boleros ni el guiño al son de la tuna con los Clavelitos que siempre imprimen un punto más de alegría. En suma, que el reencuentro se saldó con los esperados aplausos, rubricando con ello el acierto en la composición del cartel de la presente edición, presentada, además, como se recalca por parte de la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, “como un merecido homenaje  a nuestros artistas, a los grupos, cantantes y músicos que han sabido estar cerca durante el confinamiento y que, por supuesto, ahora no pueden dejar de estar cerca del escenario que por fin vuelve a llenarse de vida y entusiasmo, algo que vamos a continuar apoyando e impulsando desde esta concejalía”.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Festi Valde Risas cuentos y mucho humor para disfrutar del fin de semana en Valdemorillo

  • Los jardines de la Giralt Laporta ‘alzan el telón’ este 24 de julio para dar paso al estreno del festival que quiere hacer disfrutar por igual al público infantil y adulto. Otra gran novedad en la amplia programación que a lo largo de todo el verano acerca entretenimiento al aire libre, “un carrusel de espectáculos y actividades siempre gratuitos, siempre de balde”, como destaca Eva Ruiz, concejal de Educación y Cultura.

  • El primer gran momento llegará a las 20,00 h de este viernes, con Eugenia Manzanera y su ‘Menú de cuentos’ para un público familiar. Narradora, cuentista, actriz y clown, repetirá el sábado 25 con otra de las propuestas con las que hace jugar a los espectadores, sus ‘Historias al viento’.
  • El humorista ‘todoterreno’ José Campoy le dará el relevo en la primera de las veladas, a partir de las 22,00 h. Una noche después, a la misma hora, será el icónico Félix el Gato quien se encargará de hacer reír y pasarlo estupendamente a los asistentes a la segunda de estas funciones especiales, en las que se seguirán los oportunos protocolos sanitarios

Ni las mascarillas ni el distanciamiento social obligado en cumplimiento de las medidas de protección van a restar brillo y, sobre todo, ilusión y aplausos al festival que se estrena ahora en Valdemorillo, bridando un fin de semana muy particular. Una perfecta combinación de actuaciones que irán del cuento al humor para hacer disfrutar a todos, pequeños y grandes. Y es que la concejalía de Educación y Cultura presenta ya Festi ‘Valde’ Risas, una apuesta muy especial “por aprovechar este tiempo de verano y acercar una propuesta refrescante y muy divertida a nuestros vecinos”. Así, para despertar las sonrisas de los más benjamines y asegurar que luego los adultos tengan también “su buena ración” de risas, esta gran novedad en la agenda estival de esta villa arrancará este mismo viernes con el ‘menú de cuentos’ que va a poner en bandeja Eugenia Manzanera. Genial narradora, además de cuentista, actriz y clown, ella será la encargada de contar para hacer jugar a los espectadores, a un público familiar que va a poder imaginar, soñar e, incluso, sentirse parte de todo aquello que irá expresando entre esos gestos que tan acertadamente viste de palabras esta salmantina de gran experiencia sobre las tablas a la que siempre acompaña la ovación. De hecho, el sábado ella también será la excepcional ‘telonera’ de la jornada, con nuevo pase, también a las 20,00 horas, para soltar sus ‘historias al viento’.

Los jardines de la Giralt Laporta servirán de escenario a este festival, que ya en su versión de noche tendrá como plato fuerte, en este mismo espacio, la presencia de dos reconocidos humoristas. El primero en salir a escena, a las 22,00 h de este 24 de julio, José Campoy, un auténtico ‘todoterreno’, monologuista, imitador, capaz de ‘atrapar’ la atención de los asistentes para que no dejen de pasarlo en grande ni un minuto. Toda una invitación a hacer que de verdad Valdemorillo se llene de risas en esta velada veraniega gracias a este jerezano, al que ya el sábado 25 le tomará el testigo todo un icono del humor. Porque también con inicio a las 22,00 h, llegará el turno de encontrarse con Félix el Gato, rostro muy popular por su amplia trayectoria televisiva, que seguro trae nuevo repertorio para que cuantos se animen a apuntarse “de balde” para seguir su actuación no paren realmente de reír  y sorprenderse con tanta diversión como parece estar bien asegurada.

“Hemos hecho una apuesta muy especial, con una oferta más para nuestro público infantil y con el humor como reclamo, porque creemos que en momentos como estos que vivimos es muy necesario poder contar con este tipo de espectáculos”, asegura Eva Ruiz, quien recuerda igualmente que “para el mejor desarrollo de este nuevo festival, que confiamos sea del agrado de todos, esperamos contar con la colaboración de los propios vecinos y asistentes en general, para que respeten las medidas de seguridad y sigan las indicaciones del personal”.

Publicada el Cultura0 Comentarios

 ‘¿Qué te juegas?’, una apuesta por la comedia para la nueva noche de cine en Valdemorillo

  • El pase, este miércoles 22 de julio, a las 22,30 horas, en la explanada de la plaza de toros.
  • Para disfrutar de esta producción española, que fue el debut al frente de la dirección de Inés de León, “tan sólo hay que dar la lata”, porque como el resto de veladas de esta cartelera de verano, la sesión es gratuita con un claro fin solidario, reunir alimentos en apoyo de los afectados por el COVID-19

En pantalla, reparto encabezado por Leticia Dolera, Amaia Salamanca, Javier Rey, y muchos otros jóvenes rostros conocidos del cine español, y en el amplio ‘patio de butacas’ al aire libre, un público dispuesto a disfrutar con la comedia que llega esta semana a la cartelera de verano de Valdemorillo. Porque esta vez la apuesta de la concejalía de Educación y Cultura busca que gestiona Eva Ruiz busca ganarse la risa y diversión del público, y hasta en el título el film elegido responde al reto. Así a las 22,30 horas de este miércoles 22 de julio, se encenderán proyectores para dar paso a las secuencias de enredo que marcan el guion de la producción con la que este pasado 2019 hizo su debut la directora Inés de León, ‘¿Qué te juegas?’.

Pase con todos los ‘ingredientes’, por tanto, para disfrutar de una velada especialmente divertida y desenfadada, a la que una vez más se puede acudir entregando tan sólo una lata de comida o algún otro alimento no perecedero con el que ir formando nuevos lotes en apoyo a los afectados por el COVID-19. Y es que la ‘cesta’ que hace las veces de taquilla seguro volverá a llenarse gracias a las generosas aportaciones de los muchos vecinos que se están apuntando a estas noches de cine de los miércoles. Una iniciativa que, como confirma la propia Eva Ruiz, “va despertando cada vez más expectación, confirmando el acierto de los cambios con los que desde el área queríamos mejorar esta parte de la programación estival”. Estas novedades pasan por el nuevo espacio elegido para acoger esta actividad, la explanada de la plaza de toros, e incluyen el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios, con toma de temperatura a la entrada a todos los asistentes y desinfección de manos con hidrogeles, además, del distanciamiento social, que queda igualmente asegurado. Así, y siguiendo en todo momento las indicaciones del personal, una sesión más, en este caso no recomendada para menores de 7 años, los vecinos podrán seguir la nueva película en cartel, contando, además, con plenas garantías en cuanto a la calidad de imagen y sonido, que también se han visto claramente mejoradas.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Monasterio de Guisando: El gigante (por ahora) dormido

Existen muchas historias que hablan de rincones olvidados, de lugares que fueron importantes y conocidos hace tiempo pero que han ido quedando relegados a los libros de historia y a los recuerdos cada vez menos certeros de aquellos que los vivieron como suyos o, al menos, como lugares cercanos a su memoria. Todo el entorno del Valle del Alberche y de la Sierra Oeste de Madrid está repleto de parajes así, pues fuimos un enclave muy importante en el pasado y un paraíso que muchos ambicionaban conquistar y doblegar para sí mismos.

Vetones, cartagineses, romanos, árabes, franceses… son muchos los imperios y los pueblos que han desfilado por nuestros valles y montes, que han habitado nuestros cerros y bosques, los que han hollado una tierra de frontera y de paso que aún hoy parece estar en continua transformación, un cruce de caminos y de personajes variopintos que habitan en un mismo lugar pero que no tienen por qué parecerse entre sí, pues no solo somos zona de paso y de acogida, también somos variados y de diversas procedencias, siempre lo fuimos y, si no hay nada que lo remedie o que lo evite, siempre lo seremos.

Toda nuestra región geográfica está repleta de rincones ocultos, de tesoros apenas recordados, de edificios, historias, caminos y parajes que han visto miles de vidas, por las que han deambulado y cohabitado personas de toda clase y condición, a veces en paz y armonía, otras muchas azotadas por las preocupaciones, la avaricia, la guerra y la pobreza.

Todo esto se me pasaba por la cabeza hace solo unas horas, cuando me asomaba por el hueco de la ventana de la ermita construida en la mitad del Cerro de Guisando por orden de don Diego López Pacheco (el segundo Marqués de Villena) en el Siglo XV, la punta de lanza de un conjunto arquitectónico, natural, paisajístico e histórico olvidado por la mayoría, visto apenas de soslayo por muchos y lugar de visita deseada, que no realizada, por vecinos y visitantes de municipios como El Tiemblo, Cebreros, San Martín de Valdeiglesias o Cadalso de los Vidrios. No es difícil adivinar desde el pie de la montaña, vengas o vayas por alguno de los caminos que la circundan, la misteriosa silueta de una entidad imponente en medio del verde, de un edificio que se adivina importante en la lejanía. Tampoco es difícil soñar con el incierto camino que te llevará hasta allí desde los famosos Toros de Guisando. Otra cosa es que ese sueño se vea cumplido finalmente, que alguien decida por fin recorrer la distancia que separa la ilusión de la realidad, que se permita aventurarse en un sendero en continuo ascenso hasta un lugar noble en lo alto de una montaña, un paraje que cuatro italianos decidieron convertir en rincón de culto y santidad.

Allí, en lo alto, inimaginable y oculto, se erige el Monasterio de San Jerónimo de Guisando, uno de los más antiguos de la cristiandad en la Península Ibérica y hermano de otros tan reconocidos y visitados como lo puedan ser los de Yuste, Guadalupe o Belén. Un monasterio que ha sufrido muchas vicisitudes a lo largo de su historia entre las que podemos encontrar incendios y ataques, que fue refugio de Felipe II y Santa Teresa de Ávila, que pasó por las manos del nieto de Goya o donde se paseó el padre de Víctor Hugo. Un lugar que comenzó con el sueño de cuatro eremitas italianos y acabó siendo uno de los monasterios más importantes y amados por nobles y plebeyos.

Ahí sigue, herido pero en pie, orgulloso y vital a pesar del tiempo, lleno de una fuerza inexplicable y hermanado con la hiedra y el pino, con la naturaleza apenas domada y el verdor de uno de los cerros más protegidos de todo el entorno. Refugio del águila imperial, del búho real o del cernícalo primilla, de la roca capaz de dar cobijo con su sola presencia o de dejarse herir por el humano deseoso de intentar dominarla.

Desde abajo, antes de subir hasta su puerta, de asombrarse de cuanto puede ofrecer al incauto soñador que cree que apenas tiene nada por descubrir, es imposible hacerse una idea de cuanto dicho lugar puede ofrecer al visitante, de todas las sorpresas que encierra y de la sensación de bienestar personal y de emoción interna que se llevará después de conocerlo. Sin embargo, apenas empieza uno a transitar hacia él, algo parece llamarte y avisarte de que estás a punto de vivir algo extraordinario.

Pocas veces he sentido en mi interior una emoción y una sensación de sorpresa y de alegría como la que me he descubierto al adentrarme en su iglesia protegida por el verde de la madreselva, al subir los escalones que llevan hasta las cuevas o al descubrir algunos de los arcos y piedras fuera de lugar que conformaron hace años una serie de jardines románticos que siguen mostrando orgullosos el esplendor que tuvieron.

Había pensado escribir un artículo al uso, contaros que este verano estáis de suerte, porque el deseo que tantas veces habéis dejado entrever en vuestros pensamientos se puede cumplir de un modo más sencillo de lo habitual. Y es que durante este verano, hasta septiembre, se puede visitar el Monasterio San Jerónimo de Guisando todos los días de la semana, en dos turnos de horario diferentes. Y se pueden conseguir las entradas en una página web muy completa en la que además podréis ver fotografías y leer algo de la historia de este gigante simbolizado por dos corderos (no os contaré más detalles, pues de esto escucharéis bastante al recorrer sus enclaves y al descubrir sus sorpresas).

Hay algunas de las excursiones que incluyen un vehículo lanzadera que os dejará en la puerta del monasterio, pero yo os recomiendo subir andando, atravesar el bosque, cruzaros con la fauna y flora del lugar, sentir el cansancio y el calor de esa ascensión para posteriormente encontraros con la paz que destila el lugar, el frescor de sus jardines, el abrazo protector de sus paredes y columnas.

Había pensado escribir un artículo al uso, hablaros de su dueño actual, Julián Juste o contaros que está intentando reconstruir y mantener el monasterio con los beneficios logrados con las entradas de las visitas; hablaros de su antecesora, María de la Puente y Soto, la IV Marquesa de Castañiza que puso a trabajar allí a un grupo de mujeres en riesgo de exclusión social a principios del Siglo XX, entre otras muchas cosas; hablaros de Alberto Langa, que muestra el monasterio como el que sabe que ha encontrado un gran tesoro y pretende que los demás sepan que lo es; querría haberos hablado de la historia del monasterio, de su vida, de su importancia geográfica e histórica, incluso del paso de la trashumancia. Sí, había pensado escribir un artículo al uso.

Puede que, en realidad no os haya contado nada acerca de esta joya por descubrir, ni siquiera de la sensación de ser un buscador de tesoros viviendo una gran aventura en plena naturaleza, de los múltiples descubrimientos y momentos de boca abierta que he vivido visitando el Monasterio San Jerónimo de Guisando. Puede que no os haya dicho la necesidad que tengo de volver pronto a recorrer todo lo que hoy he visto e incluso de saber más acerca de la orden que puso en marcha esta maravilla allá por el Siglo XIV. Puede que en realidad este extraño artículo que me ha salido no sea en realidad más que una larga invitación a que seáis vosotros mismos quienes descubráis esta maravilla sin que nadie os quite las sensaciones que os va a regalar hacerlo con descripciones demasiado detallistas.

Había intentado, de verdad, escribir un artículo al uso, pero aún estoy emocionado, como un niño que sabe que ha descubierto algo que espera repetir muchas veces. Sí, he descubierto hoy mismo uno de mis lugares favoritos de todo el mundo y ¿sabéis qué? Que tengo mucha suerte porque está muy cerca de mí, en el Tiemblo, en el Valle del Alberche, en la frontera entre la Comunidad de Madrid y la de Castilla y León, a apenas una hora de Madrid y de Ávila.

No sé vosotros, pero yo cada día me siento más afortunado de vivir donde lo hago y de seguir descubriendo sus maravillas y maravillándome con ellas.

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Cultura2 Comentarios

Ovación muy especial para Alba Martínez y Jorge Canda en el segundo concierto en directo de verano en Valdemorillo

  • El grupo Oricalco hizo las delicias del público local que volvió a responder a la cita de la Música en el Jardín en otra emocionante velada a las puertas de la Giralt Laporta

Los aplausos cobraron especial protagonismo en el segundo de los conciertos vivido en este verano atípico, donde se impone cumplir con los protocolos necesarios para la seguridad sanitaria de todos, pero que no por ello ha de resultar menos emocionante. Y es que ese espectacular arranque por sevillanas de Alba Martínez, bailándolas al estilo muy peculiar de Oricalco, hizo superar lo insuperable en derroche de pura pasión para firmar uno de los grandes momentos de esta noche de acento flamenco con la que Valdemorillo disfrutó de un nuevo y esperado directo. Una actuación vibrante, por el tono y la estampa, esa fuerza fundida en sentimiento con la que el escenario se convirtió en puro latido, un latir constante a compartir con todos aquellos que no quisieron perder detalle de esta velada en la que Alba Martínez, profesora de la EMMDEA y, ante todo, artista de pies a cabeza, pisó las tablas con su garra habitual, un tesoro de expresividad a cada gesto, a cada movimiento. Y así, el baile en combinación perfecta con el cante, con las notas de ese flamenco distinto, que se crece, con deje a jazz, a melodías indias y ciertas notas clásicas, se presentó en fusión perfecta con los Oricalco, trío de músicos igualmente excepcionales.

Cada uno luciendo en su faceta, Iván Mellén elevando el certero toque de percusión, como acertado caló el sonido de la flauta de Jesús Zácara. Y, por supuesto, impresionante a la guitara Jorge Canda, también profesor en la Escuela Municipal de Música, Danza y Enseñanzas Artísticas y compositor de gran parte de los temas interpretados, que estuvo de primera, cosechando la ovación más especial junto con la propia Alba, que nunca dejar de emocionar y sorprender y que en este 9 de julio brilló, precisamente, por la emoción que encarna. Con todos ellos se volcaron los asistentes, tributándoles su más vivo entusiasmo, y a los cuatro saludó también personalmente la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, satisfecha por la “buena acogida que está teniendo este ciclo musical y, en general, cada una de las propuestas culturales programadas para esta temporada veraniega”. Y es que gusta entre los vecinos esta ocasión de seguir en directo los diferentes ritmos, y que en esta segunda entrega hizo las delicias de los espectadores con las maravillosas improvisaciones que completaron repertorio.

Muchos compases para volver a poner bien alto el listón de estos encuentros que, por vez primera, traen también en programa el hacer de este escenario, a las mismas puertas de la Giralt Laporta, un buen espacio para sesiones al aire libre donde practicar ejercicios sencillos para revitalizar cuerpo y mente, todo ello a cargo del profesor Juan Carlos Pardo, estrenando iniciativa en la tercera de las noches en cartel, la del próximo jueves 16.

Publicada el Cultura0 Comentarios

En Valdemorillo los títeres van al Parque de la Nava.

  • Este viernes 3 de julio, a las 19,30 horas, primera de las tres actuaciones de Tropos Teatro para que los más que peques disfruten de una tarde de cuento. 

  • La divertida adaptación de ‘Los tres cerditos’, recomendada a partir de los 3 años, abre este peculiar ciclo, que se completará con otras dos actuaciones, el 17 de julio y el 21 de agosto, acercando otros entrañables clásicos infantiles, ‘El sastrecillo valiente’ y ‘Caperucita’ .
  • La concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, apuesta especialmente por esta novedad en la programación “porque nuestros niños y niñas bien merecen tener sus propios espectáculos y encontrar para ello un espacio tan agradable como este parque, donde seguro van a pasárselo en grande todos estos viernes de títeres”.

Sorprendente, ingeniosa y muy divertida. Así se presenta la primera de las representaciones que tendrá como protagonista a esos títeres a los que “genialmente” dan voz y vida  los componentes de Tropos Teatro. Una compañía que, con su bagaje de experiencia bien ganada en sus veinte años haciendo sonreír a cientos de pequeños, recala ya este 3 de julio en el Parque de la Nava. Y es que este es el  escenario, agradable, refrescante, amplio, “idóneo”, en el que la concejalía de Educación y Cultura da paso a la propuesta que viene a ampliar la oferta lúdica y cultural pensada para los más benjamines del municipio, “porque también ellos tienen que tener su propia programación, sobre todo durante este tiempo en el que han de encontrar más alternativas de entretenimiento para aprovechar las vacaciones, y nada mejor que hacerlo compartiendo experiencia con sus familias”. Eva Ruiz se muestra así especialmente satisfecha con la organización de esta peculiar evento, que se estrena a nivel local para brindar una primera tarde de cuento ofreciendo una sencilla pero muy aplaudida adaptación de ‘Los tres cerditos’.

Y al igual que todos los espectáculos del este verano 2020 en Valdemorillo, también esta cita con los títeres será gratuita y cumplirá con todas las medidas que garanticen la protección y seguridad de público, artistas y personal del área encargado de dar las oportunas indicaciones a los asistentes para el mejor desarrollo del acto. En la práctica, en suma, casi una hora de ilusión en vivo y en directo para llegar a todos esos menores que “bien merecen encarar la nueva normalidad” contando con actuaciones como ésta, recomendada para menores a partir de los 3 años. Será el encuentro con este teatro de personajes movidos a mano, asomando entre los  pequeños decorados, ese teatrillo que, sin duda, despierte también curiosidad entre los mayores, cobrando forma este primer viernes de julio para prolongarse en dos funciones más, programadas para el 17 de este mismo mes y para el 21 de agosto, gracias a las que los más peques de Valdemorillo se podrán encontrar también, frente a frente, con ‘El sastrecillo valiente’ y ‘Caperucita’, respectivamente.

Ingenio y sencillez para sellar unas tardes distintas en las que el espectáculo  llega al parque para quedarse con el aplauso y esas miradas emocionadas que, a buen seguro, demostrarán el éxito de la iniciativa.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Primera noche “de película” en la explanada de la plaza de toros de Valdemorillo

  • Con acceso escalonado del público, toma de temperatura y demás garantías para responder a la protagonista de la noche, la gran expectación entre los vecinos por disfrutar del cine de verano

  • Este 1 de julio arrancó con éxito la primera de las citas culturales incluida en una programación que abarca cerca de 40 eventos, gratuitos, pensados para diversión de todos los públicos, con distintos escenarios al aire libre y aforo reducido. “En Valdemorillo nos hemos volcado para organizar variedad de propuestas, innovar y ampliar la oferta de la concejalía de Educación y Cultura, para brindar mucho entretenimiento y poder contar, además, con nuestros artistas locales en directo tras los meses de confinamiento”, asegura Eva Ruiz, responsable del área
  • Ya se ha reunido un buen lote de alimentos destinados a los afectados por COVID-19 gracias a la generosidad de los asistentes al pase de este miércoles, que respondieron a la convocatoria, ‘un asiento a cambio de una lata de comida’. El próximo día 8, además, otra novedad, Autocine, también a partir de las 22,30 h

 Asientos agrupados sólo para convivientes, distancia de seguridad asegurada, toma de temperatura a todo el público y la imprescindible higienización de manos. La actual situación obliga a seguir protocolos de protección y la concejalía de Educación y Cultura tiene muy en cuenta todas las medidas necesarias para que, pese estos ‘condicionantes’ obligados, entre los que tampoco falta el uso de mascarillas, la programación de este verano se pueda disfrutar en las mejores condiciones. Sí, porque el aforo limitado, los escenarios al aire libre, con accesos siempre gratuitos, además del claro respaldo a los artistas locales, que estarán presentes en la mitad de los cerca de cuarenta espectáculos en cartel, dan una idea del esfuerzo seguido para poner en marcha toda una ‘macro’ agenda, repleta de música, humor, títeres, talleres y cine. De hecho, este 1 de julio se vivió el primero de los pases para reencontrarse con la gran pantalla en Valdemorillo, una velada que deparó la novedad del espacio elegido, la explanada de la plaza de toros, con sus singulares vistas a la sierra en pleno anochecer, y la calidad de un equipo de proyección que contribuyó al éxito de la cita.

Porque fueron muchos los vecinos que plasmaron la expectación despertada por el anuncio de estas noches de cine de los miércoles y acudieron, pasando por la peculiar ‘taquilla’, unos carros donde se fue depositando una buena cantidad de latas y demás productos para formar el primero de los lotes de alimentos que irá destinado a ayudar a afectados por el COVID-19. La propia concejal responsable de activar todo este carrusel de eventos, Eva Ruiz, se contó entre los asistentes que disfrutaron así con la película de aventuras que abrió cartelera, ‘Mía y el león blanco’, film al que dará el relevo el próximo 8 de julio una de las grandes ‘sorpresas’ entre lo más novedoso de esta programación, el Autocine. Será también a partir de las 22,30 horas, en el mismo espacio situado junto al coso local, en esta ocasión para proyectar una producción aplaudida por la crítica, ‘Ha nacido una estrella’, título elegido por encajar muy bien con está otra fórmula para disfrutar del séptimo arte que ahora ‘debuta’ en esta localidad para seguir generando interés y garantizando muchos buenos momentos a los espectadores que se animen a probar y no quieran perderse la segunda noche de cine en Valdemorillo en este verano 2020.

Publicada el Cultura0 Comentarios

La singular Promoción 2020 del Juan Falcó abre ‘puerta grande’ a su futuro tras una graduación sin precedentes

  • Puso en valor el esfuerzo de toda la comunidad educativa para remontar con un ‘diez’ en superación el curso del confinamiento.
  • A falta de los abrazos ahora imposibles, no faltó el simpático choque de codos y muchas sonrisas dibujando la alegría de una jornada que no pudieron ocultar las obligadas mascarillas.
  • Hasta cuatro estudiantes, Rubén, Daniela, Luna y Malena, recibieron además su Mención en Honorífica por lograr puntuar con pleno de sobresalientes en todas las asignaturas. Y, para poner el mejor de los broches, se tributó una emotiva y cerrada ovación a Guille, alumno de Educación Especial que también se graduó y que, como el resto de compañeros, agradeció sinceramente al Colegio todo lo compartido durante tantos años.
  • Los familiares permanecieron en los tendidos, guardando la distancia de seguridad, en una demostración más de la buena organización que presidió este auténtico homenaje “a nuestros pequeños grandes héroes, que han sabido manejarse con las nuevas tecnologías”, y que han contado no solo con el apoyo de los profesores, sino también con la especial implicación de los padres y madres, a los que tanto el regidor como el director, José Ignacio Hidalga, felicitaron por “contribuir a hacer posible que llegara este esperado momento”.

Esta vez no estaban en el colegio, pero todos lo sentían especialmente cerca. Y aunque la toma de temperatura, la forzosa distancia de seguridad y las obligadas mascarillas marcaron parte del desarrollo de un acto tan esperado, la graduación se hizo realidad y el centenar de alumnos del Juan Falcó que forman esta “singular”  y para siempre recordada promoción de 2020 pudo al fin recibir sus merecidas bandas, orlas y diplomas, viviendo la experiencia en un escenario sin precedente, la plaza de toros de Valdemorillo. Y es que, más allá de la anécdota, como precisó el propio alcalde, Santiago Villena, esta celebración fue, al igual que el curso que queda atrás, un ejercicio de auténtica superación, “la demostración que el Ayuntamiento siempre está dispuesto a colaborar y, como era el caso, responder a las necesidades del momento, facilitando estas instalaciones”. De hecho, hubo un agradecimiento especial por parte de todos los asistentes a la concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, ya que gracias a su empeño, esfuerzo, y a la estrecha colaboración mantenida con el equipo directivo, decididos a que los graduados disfrutaran de su día, finalmente resultó posible una tarde tan llena de intensos instantes y emociones como la de este lunes 29 de junio cuando los tutores de los cuatro sextos fueron imponiendo las becas verdes a unos estudiantes que, literalmente, salieron por la ‘puerta grande’ rumbo a la nueva etapa que ahora se abre en su formación, una vez que, como subrayó el regidor, “el primer gran paso ya está dado”.

Y es que en sus intervenciones todos, comenzando por el director, José Ignacio Hidalga, y siguiendo por los representantes de las familias y profesores, reconocieron expresamente el modo en el que estos chicos y chicas han afrontado las duras circunstancias de los últimos meses, con el confinamiento que les apartó de aulas y compañeros, y han sabido dar, como recalcó también el primer edil, “una lección ejemplar, presentándose como nuestros pequeños grandes héroes, para mantener sus estudios, manejándose con las nuevas tecnologías, logrando que ninguno se quedara por el camino”. Una realidad para la que resultó igualmente esencial el papel, siempre decisivo, tanto a nivel humano como profesional, de los maestros, y, en esta ocasión además, la labor de los padres y madres, “a quienes también se debe el haber podido llegar hasta aquí”.

Así, con una buena dosis continua de constancia y trabajo, y la formidable implicación de toda la comunidad escolar, “podemos contar hoy con una promoción como esta de 2020, excepcional por muchos motivos”, una promoción a la que se deseó la mejor de las suertes, recordando a los adolescentes que la integran la importancia de “volar alto” para seguir haciendo suyos nuevos retos y desafíos. En total cien estudiantes que encaran su futuro tras un curso tan especialmente duro y difícil, pero en el que no ha faltado la voluntad de todos y esas notas que le ponen nombre, unas calificaciones que cuatro de los graduados, Malena, Luna, Daniela y Rubén han completado con pleno de sobresalientes, recogiendo así su aplaudida Mención Honorífica. Y, además, ovación cerrada para un ilusionado Guille, alumno de Educación Especial que también promocionó, haciendo de su simpatía y emoción el símbolo de lo que auténticamente representa esta graduación, un impulso para continuar superándose, y poniendo el broche feliz a una tarde fundamental en la andadura vital de los chicos y chicas que son el futuro de Valdemorillo.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Samanta Aretino, retratando la solidaridad durante la pandemia

  • La fotógrafa de Aldea del Fresno expresa el lado humano que surge del COVID-19.

Lo estamos viendo y viendo, el Covid-19 ha atacado de una manera brutal a nuestro sistema social y ha dejado a muchas familias más que tocadas, en la salud, pero también en lo económico. Los políticos prometieron “no dejar a nadie atrás”, pero la experiencia y el día a día nos ha enseñado que siempre hay rezagados o abandonados por el camino de la sociedad que tenemos montada. Muchas personas han visto truncadas sus vidas para siempre, pero también hemos encontrado motivos para sonreír, para la esperanza, para ayudar a los demás.

Jose Escudero, de Susurros de Luz, reparte más que alimentos a las personas sin hogar de Madrid.

La ayuda, una vez desbordada la institucional, ha llegado de voluntarios de todo tipo, desde colectivos sociales a grupos de Protección Civil a personas que, de manera independiente, han decidido ofrecer cuanto podían a todos los que los han necesitado. La fotógrafa Samanta Aretino, una vez superada la Fase 1 de la “Desescalada” y con todas las medidas de precaución necesarias, se decidió a contar a través de sus fotografías algunos de estos ejemplos de humanidad en nuestros municipios.
En su reportaje Pandemia y Solidaridad podemos ver a algunas de estas personas que, lejos de quedarse con los brazos cruzados, han optado por moverse por los demás. Como Isabel, que cosió mascarillas para todo su pueblo o las 26 vecinas de Villa del Prado que decidieron hacer lo mismo, también ha fotografiado todo el trabajo de Fresnecuida, una red vecinal auto-gestionada que atiende las necesidades alimentarias de más de 30 familias de Fresnedillas de la Oliva.
Una vez más, la calidad fotográfica de Samanta se une a la calidez social de su mirada en una muestra vital que nos permite adentrarnos en los corazones y en la responsabilidad de personas que han decidido no dejar a nadie atrás y, sobre todo, no mirar nunca hacia otro lado.

Samanta, ¿por qué decidiste poner en marcha este proyecto fotográfico y social?
Quería centrar mi mirada a través del objetivo en la solidaridad, en estos tiempos de resurgimiento del odio y la crispación. Quiero compartir esa mirada con la gente, poner en valor el esfuerzo de tantas personas que están colaborando en esta crisis con su tiempo, dedicación y sus conocimientos.

La crisis sanitaria que hemos vivido nos ha dejado descubrir muchos proyectos solidarios, muchas acciones personales y toda una serie de colaboraciones e ideas para superar los peores momentos y ayudar a los demás, ¿qué te ha hecho decidirte por este apartado de todas estas muestras solidarias en particular?
Como fotógrafa y activista, mi trabajo siempre ha estado relacionado con los movimientos sociales, la migración, las mujeres… Creo que la fotografía es un arma de comunicación muy potente e intento utilizarla para contar historias que habitualmente no tienen voz. El proyecto comenzó con los voluntarios de Protección Civil de Casarrubios del Monte. Los acompañé en dos intensas jornadas de trabajo, realizando algunas de las muchas tareas que llevan a cabo como la clasificación de donaciones y el reparto de alimentos, previa visita a familias y conocimiento de sus necesidades, atención a personas mayores, acompañamiento y seguimiento de personas aisladas y desinfección de viviendas tuteladas y áreas de recreo del pueblo. Toda la ayuda del municipio se gestiona a través de estos voluntarios. Pero las ayudas oficiales no llegan a todos quienes la necesitan.

Un voluntario de Protección Civil de Casarrubios del Monte en tareas de desinfección.

La Asociación Susurros de Luz, durante el estado de alarma, ha continuado e intensificado el reparto de comida y artículos de higiene a personas sin hogar que vienen haciendo desde hace años, tras conseguir un salvoconducto de la Comunidad de Madrid que les permitiera salir para atender a quienes no tienen oportunidad de quedarse en casa.
Aquí, en la Sierra Oeste se han creado redes de vecinos muy potentes como Fresnecuida, una red de auto-gestión nacida a raíz de la crisis del COVID en Fresnedillas de la Oliva. Y en Villa del Prado un grupo de personas voluntarias, con la colaboración del Ayuntamiento, ante la escasez de mascarillas, cosieron 10.000 para sus vecinos. Prepararon telas, las cortaron, las cosieron, higienizaron, envasaron al vacío y repartieron para todo el pueblo, incluso para los niños.
Como la solidaridad es una red entre personas un proyecto me ha llevado a conocer otro a través de diferentes personas de mi entorno.

¿Cómo está siendo la aventura de recorrer municipios, ideas y gentes para conformar todo este proyecto?
Está siendo muy singular y gratificante. Es emocionante escuchar las historias de personas mayores, amas de casa, jóvenes inmigrantes, desempleadas. Les pregunto qué les motiva a colaborar. Todos coinciden en que reciben más de lo que dan.

¿Qué te está ofreciendo a ti como artista?
La fotografía durante el confinamiento ha sido mi terapia, mi vía de escape y de expresión. Al principio me obligó a mirar y retratar lo cotidiano, lo familiar, lo cercano. Y luego cuando pude salir, este proyecto me devolvió la motivación y la esperanza.
Estamos pudiendo ver algunas de tus fotografías en internet, pero ¿tienes en mente alguna idea para cuando se puedan poner en marcha proyectos culturales más allá de las redes?
Me encantaría poder hacer un encuentro con estos voluntarios y sacar sus fotografías a la calle, a las plazas de sus pueblos. Ya veremos cómo cuando se pueda.

Carmen cose mascarillas con su antigua máquina en Villa del Prado. Foto portada: Un voluntario de Fresnecuida preprando las cestas de alimentos para su reparto en Fresnedillas de la Oliva.

Para ver toda la muestra, podéis visitar su página web: www.samantaaretinophoto.com

Publicada el Cultura0 Comentarios

Una Feria del libro original y muy participativa en Navas del Rey

Navas del Rey tenía varios eventos organizados para estos meses de confinamiento, la inmensa mayoría ha tenido que ser suspendida por motivos obvios y aunque el municipio está intentando volver a la normalidad lo antes posible, se ha visto obligado a modificar, anular o posponer mucho de lo que ya estaba previsto. Uno de los actos que el ayuntamiento se vio obligado a suspender por causa de la pandemia mundial fue la Feria del libro que tenía previsto realizar durante el fin de semana del 25 y 26 de abril y que, sin embargo, como ya os anunciamos en el número anterior, ha conseguido transformarse en un evento diferente y estar presente durante 9 días repletos de literatura y que han llevado el nombre de Navas del Rey a diversos rincones del mundo.
Y la feria, contra todo pronóstico, ha sido un exitazo. Organizada por el ayuntamiento de Navas del Rey y el centro de lectura local en colaboración con quien redacta esta nocticia y sus dos programas radiofónicos, Castillos en el Aire y Menudo Castillo, la fiesta literaria de la localidad casera ha tenido de todo y se ha convertido en un punto de reunión diario para decenas de personas, que no solo han multiplicado las visualizaciones de los contenidos y entrevistas que han ofrecido, sino que han compartido, comentado y estado muy presentes en la mayor parte de los eventos, los previstos y los que llegaban por sorpresa.
La I Feria del Libro virtual de Navas del Rey, que se ha llevado a cabo entre los días 6 y 14 de junio (y cuyas entrevistas y charlas se pueden seguir disfrutando en Facebook) ha tenido miles de reproducciones que no paran, ha llenado sus talleres y ha ofrecido dos sesiones de narración oral realmente divertidas, pero además, como cualquier buena feria literaria, ha ofrecido a todos sus visitantes diversos actos y encuentros sorpresa que han sido otro gran acierto de la organización.
El festejo literario, que ha puesto en valor la importancia de las bibliotecas y de las librerías y ha apostado por invitar a todos sus visitantes y participantes a consumir en el comercio local y comarcal, haciendo especial hincapié en la compra en librerías de barrio o de pueblo, ha contado con cuatro charlas literarias con diferentes contenidos, ha hablado mucho de nuestra Sierra Oeste y ha invitado a todos los que han vivido esta fiesta a acudir a nuestros pueblos en cuanto se pueda y ha demostrado que los libros son esas ventanas que nos ayudan a asomarnos al mundo y a estar muy cerca los unos de los otros, aunque estemos muy lejos en lo físico. Ha contado además con más de 30 participantes, entre los que se cuentan los 22 escritores y escritoras entrevistados, las bibliotecarias de Navas del Rey, Cenicientos, Robledo de Chavela y Chapinería y muchas sorpresas más, como una charla sorpresa sobre El Ministerio del Tiempo o la presentación en primicia de cuatro libros: Prohibido prohibir (Tramuntana), La fábrica de bebés (Gato Sueco Editorial), El día que Mariquita dibujó una pelusa gigante (Tramuntana) y La hija del escritor (Edelvives).
El gran éxito ha sido una inesperada sorpresa para sus organizadores, que esperaban una buena acogida, pero que han visto cómo una idea muy humilde y pequeña en un principio, crecía hasta límites difíciles de explicar, como la entrevista a José Carlos Andrés por Prohibido Prohibir que va camino de las 12.000 visualizaciones en redes o la del crowdfunding de Ponte mis gafas, de Aurora Soto, que ya ha superado las 6.000.
Durante la celebración de esta feria del libro se ha realizado un concurso literario de microrrelatos y poemas, en tres categorías diferentes, para que cualquier interesado pudiese participar. Un total de 109 trabajos, recibidos de todos los rincones de España y del mundo han optado a un premio que ha sido para autores de Madrid, Avilés, Fuenlabrada o Colmenar del Arroyo. También se realizó la ceremonia de entrega del III Premio Literatura Sierra Oeste, un galardón que el municipio de Navas del Rey ha recuperado durante este 2020 y que ha recaído en Santiago García-Clairac como autor consagrado y en Alba Quintas Garciandía como autora emergente, una entrega de premios que se espera poder celebrar en unas semanas de manera presencial.
Esta feria ha querido servir de homenaje a todos los caseros y a todas las caseras de Navas del Rey y ha querido recordar especialmente a todos aquellos que ya no están con nosotros, pero que forman parte de la historia de la localidad y ha querido convertirse en un pequeño premio para todos los alumnos del municipio, que han trabajado muy duro durante este último trimestre de curso y se han perdido, entre otras cosas, sus viajes de fin de curso, sus fiestas de graduación o el encuentro anual con autores que se organiza en colaboración con el CEIP Isabel la Católica.
Nos vamos a tener que acostumbrar por el momento a vivir con eventos digitales, cada vez de un modo más común y normalizado. Nunca puede suplir al calor de la reunión, al contacto físico o a la cercanía que ofrece el estar unos con otros, desde luego, pero el éxito de esta I Feria del libro virtual de Navas del Rey demuestra una cosa, cuando se trabaja con pasión y se ponen todos los mimbres para que algo esté hecho de la mejor manera posible, las cosas casi siempre sorprenden para bien.

Javier Fernández Jiménez.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Cenicientos recupera su ermita del siglo XV

  • La demolición del porche no formaba parte del proyecto inicial, pero la fachada principal de la ermita escondía un tesoro.

La ermita de Nuestra Señora la Virgen del Roble de Cenicientos ‘rejuvenecerá’ más de cinco siglos una vez finalicen este verano los trabajos de restauración total del templo que se están llevando a cabo desde enero, y que tienen como objetivo devolverla a su estado original, cuando fue construida a finales del siglo XV. El resultado final permitirá contemplar elementos originales que habían quedado ocultos, como una ventana del siglo XVI que permitía iluminar la imagen de la Virgen al atardecer.
La justificación de las obras se debe a los problemas que sufría la ermita con el viejo sistema eléctrico, las humedades y el falso techo, que entrañaban un posible riesgo de incendio y de incidentes personales, y obligaban a tener que acometer una reforma. Desde que la parroquia decidió su restauración, presentó el proyecto a sus feligreses como restauración total con el fin de devolverla a su aspecto original, y de que esta recobrase su sentido de templo.
Las últimas reconstrucciones, que datan de entre las décadas de los años 1950 y 1970, habían transformado la ermita con elementos que concedían mayor presencia a lo práctico que a la belleza y al sentido litúrgico de sus orígenes. Se tapó la piedra del interior con escayola y se rebajó el tejado con un falso techo para esquivar el frío. Se edificó un porche en la entrada y se derribó una cúpula hexagonal para hacer un tejado nuevo que evitase humedades. Además, había una sacristía de obra que no permitía abrir una de las tres puertas de la fachada principal.
El proyecto de reforma, que contó con el total apoyo de la Diócesis de Getafe, Ayuntamiento de Cenicientos y del conjunto de fieles de la parroquia, ha permitido recuperar un conjunto de ventanales con arcos góticos que estaban tapados y que solo se podían ver desde el exterior, así como un ventanuco del siglo XVI en la fachada principal que había sido tapado por el porche que se edificó el siglo pasado y que ha sido derribado. Se intentó también recuperar el suelo original de baldosas de barro cocido, pero no fue posible, y se pondrá un nuevo suelo de imitación madera.

“Comunión” con los políticos
El párroco de Cenicientos, Miguel Díaz, reunió el pasado 21 de junio en las obras de la ermita a la alcaldesa de la localidad, Natalia Núñez (PSOE), a los líderes de los partidos de la oposición, Pilar Juan (COMCE) y Miguel Ángel Martínez (PP), y a otros concejales del municipio, para informar del avance de los trabajos, en lo que quiso que fuera un “signo de comunión, lealtad, trabajo y mirar por el bien de nuestro pueblo”, para cuidar el patrimonio común.
En la visita también estuvo Luis Matalobos, el responsable de las obras, que explicó con todo detalle a los representantes políticos los trabajos que ya se habían realizado y los que aún restaban por acometer. El constructor destacó la “sensación de templo” que se quiere conseguir con esta reforma, y ensalzó el nuevo valor que va a adquirir. ”Tenemos una ermita que muchos pueblos ya quisiesen tener una iglesia como es nuestra ermita”, y “con el granito de cada uno de nosotros para Cenicientos, se llega lejos”.
Reforma financiada por la Diócesis y los fieles de la parroquia
Los 45.000 euros que supondrá la reforma completa de la ermita han sido financiados por completo por parte del Obispado de Getafe y de los fieles de la parroquia. “Que quede claro que no hemos pedido ayuda, ni el Ayuntamiento está pagando nada con sus impuestos ni hemos pedido subvención a la Comunidad de Madrid. Lo hemos comenzado como hormiguitas y lo terminaremos de pagar como hormiguitas, que es como se pagan las cosas en la Iglesia, pero siempre será para bien del pueblo entero”, explicó el párroco, que quiso puntualizar, ante la situación de crisis generada por el coronavirus, que el inicio del proyecto era anterior y que “la parroquia no ha dejado de tener nunca su labor de Cáritas ni de ayudar a cualquier persona que necesite ayuda”.
Desde el consistorio, Natalia Núñez reconoció que cuando tuvieron constancia del proyecto, este ya estaba en marcha, pero aseguró que “si el Ayuntamiento, en un determinado momento, y en cualquier monumento, tiene que aportar cualquier tipo de financiación para conservarlo, porque es un bien y un patrimonio del pueblo, lo hará sin dudarlo hasta donde pueda llegar”. La ermita es “un patrimonio que tiene el municipio y es muy importante que ese patrimonio y esas obras de arquitectura estén en el mejor estado posible y que tengan el mayor valor que se pueda dar. Si hubiera habido que colaborar el ayuntamiento no lo hubiera dudado ni un segundo”, afirmó la regidora.

Los motivos del derribo del porche
La demolición del porche no formaba parte del proyecto inicial, pero la fachada principal de la ermita escondía un tesoro. Casi al principio de las obras, al derribar el falso techo, empezaron a salir los restos de la ermita original como el ventanuco del siglo XVI que cubría el porche, por el cual el sol al atardecer iluminaba la imagen de la Virgen del Roble. Tras consultar el párroco a diferentes expertos, se optó por quitar este elemento que databa de la última reconstrucción del templo, para que la fachada pudiera tener el aspecto original y real de como se hizo. “Hemos vuelto a descubrir el sentido con el que hicieron la ermita hace más de 500 años”, subrayó Miguel Díaz.
La desaparición del porche ha sido tema de debate entre quienes desconocían cómo fue planteada la ermita en su origen. “Yo entiendo que haya gente que si no sabe el proyecto se pregunte por qué lo tiran, y que le haya chocado”, reconoció Miguel Ángel Martínez (PP). También la alcaldesa admitió que para “las generaciones que somos de los años 70 en adelante, que no conocemos la ermita como era antes en sus inicios, evidentemente impacta y te llama la atención”, pero instó a esperar a la finalización de las obras porque “el cambio, la transformación y la revalorización del monumento va a ser increíble”. Por su parte, Pilar Juan (COMCE), opinó que los políticos “no tenemos que alimentar ninguna polémica”, y consideró que “la restauración está justificada recuperando toda la parte antigua”, y el derribo del porche no se ha hecho “por capricho”.

Impulso al turismo en Cenicientos
Una vez concluyan las reformas, se iniciarán los trámites para que la ermita se sume a la lista de Bienes de Interés Cultural (BIC) de la Comunidad de Madrid en la que ya está la Iglesia de San Esteban Protomártir, y en la que se confía que pronto esté el yacimiento de Piedra Escrita, cuyo expediente ya se ha incoado y se está a la espera de que lo apruebe el consejo de gobierno regional. “El valor que va a tener para el municipio va a ser tremendo”, afirma su alcaldesa, que no duda en ofrecer la colaboración del ayuntamiento con ese futuro expediente, para que la ermita cumpla con las condiciones y requisitos de BIC, y pueda estar protegido por Patrimonio.
Tanto Pilar Juan como Miguel Ángel Martínez se han mostrado también satisfechos por el impulso al turismo que pueda suponer esta obra. “Cualquier persona que venga a visitar Cenicientos, que haya cosas que visitar y que ver, va a hacer que se quede aquí, y que tenga ganas y que lo recomiende”, subrayó la líder de COMCE, mientras que el líder del PP recalcó que “todo lo que sea hacer una restauración, una reforma de un monumento, es bueno para el pueblo, va a traer turismo, va a traer a gente, es siempre positivo”.

12 de septiembre, fecha a reservar en la agenda corucha
La inauguración de la ermita está prevista para el 12 de septiembre, día en el que se celebrará una eucaristía y un acto especial en los que se espera contar con la visita del obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, los vicarios generales, todos los sacerdotes del arciprestazgo y con los párrocos anteriores de Cenicientos.
El día 15 de agosto se confía en poder dejar a la Virgen del Roble en su ermita, ya que durante todo este período de obras la talla ha estado en la Iglesia. Sin embargo, la demolición del porche y los aproximadamente dos meses de parón por la crisis de la pandemia generan dudas en que las obras puedan estar acabadas para esa fecha tan significativa. “Si no hubiese llegado la tragedia del coronavirus, la ermita estaría casi terminada ya”, admite Luis Matalobos, quien asegura que, no obstante, las obras van “bastante avanzadas” y que su equipo pondrá todo de su parte para cumplir con el plazo inicial.

Un regalo para todo el pueblo
“Sacar a la luz el patrimonio es lo mejor que se puede hacer para un pueblo. No solo religiosamente, sino turísticamente. Lo que va a suponer para nuestro pueblo y de beneficio económico va ser algo muy bueno”, enfatiza el sacerdote, para quien “la historia no se puede enterrar, sino que es para contarla”, y para quien devolver a la ermita a su aspecto original es “un bien para Cenicientos”, un regalo para todo el pueblo, que va a ser “el que se va a beneficiar de la belleza natural que tenía la ermita”, como afirma la alcaldesa, ya que pronto se podrá disfrutar de la “belleza de una arquitectura antigua que jugaba mucho con la luz, las ventanas”. Su resultado va a ser “espectacular”, remarca.
Este presente que pronto podrán disfrutar tanto los coruchos como cualquier persona que se acerque por el municipio más occidental de Madrid, llega en un año muy duro marcado por la tragedia de la Covid-19, y con el dolor por el devastador incendio del verano pasado muy presente todavía. En este contexto de oscuridad, la ermita de la Virgen del Roble va a ‘rejuvenecer’ cinco siglos, para mostrarse como en el siglo XV y volver a dejar pasar los rayos de sol del ocaso sobre el camarín ahora vacío de la Virgen. Cenicientos está de enhorabuena.

 

Sergio Lizana Calvo.

Publicada el Cultura0 Comentarios

Los secretos del Monasterio (y 2) ‘El último monje de Valdeiglesias’

  • Un documento del Archivo Histórico en 1855 desvela la situación penosa en la que se encontraba el convento a mediados del XIX.

Los monjes de Santa María de Valdeiglesias (Pelayos de la Presa) tuvieron que abandonar el monasterio cisterciense en 1836. En esa fecha se produjo el real decreto de Desamortización, dictado por el ministro Álvarez Mendizábal, en tiempos del reinado de Isabel II, aunque era su madre, María Cristina de Borbón, quien ejercía la regencia debido a la corta de edad de su hija (tres años). Lo que ocurrió en Valdeiglesias no fue exclusivo de este convento puesto que la ley afectó a todos los monasterios españoles. Nuestro monasterio vivía, como otros muchos, una evidente situación de decadencia: tan solo diez monjes pertenecían al convento cuando se produjo la mencionada desamortización (1835-36). Y cabe matizar que algunos de ellos, incluso, no vivían en ese momento en Pelayos sino que estaban destinados a otras propiedades monacales. En concreto está documentado (Tumbo de Valdeiglesias, bibliotecadigital.rah.es) que el monasterio tenía una granja en Alarza (la actual Cáceres) con, al menos, un monje destinado.
Pues bien, la Historia, con mayúsculas tiene sus sorpresas. El autor de este artículo ha rastreado en la Academia de la Historia y en el Archivo Histórico Nacional buscando manuscritos de esa época (que no debió ser nada fácil para los monjes de Valdeiglesias). Y se encontró con una sorpresa. El último documento de un monje de dicho monasterio está fechado en 1855. ¿Cómo es posible que en 1855 siga habiendo monjes en Valdeiglesias cuando estos, han tenido que abandonar su casa monacal, veinte años antes?
La respuesta viene de los expertos. En un congreso internacional celebrado en el monasterio de Piedra, un convento también cisterciense, varios historiadores confirmaron a este autor la evidencia documental de la permanencia de monjes una vez desamortizados sus conventos. Son casos puntuales pero a los investigadores no les extraña el manuscrito de Valdeiglesias, fechado, como digo, en 1855. Lo que no sabemos es cómo vivieron esos monjes, aunque debemos imaginar que la vida monástica como tal, ya había desparecido años atrás
La transcripción del manuscrito es bien evidente
“Fray Ildefonso Martín de la Orden de Nuestro Padre San Bernardo y Prior de Santa María de Valdeyglesias con la más reverente sumisión hago presente a D. la imposibilidad de poderme presentar personalmente para sacar licencias necesarias para oír confesiones por impedírmelo las muchas ocupaciones anexas a mi destino, a las que se agregan otras muchas ya por hallarse mi Prelado ausente y enfermo, y ya por ser el único (gracias a Dios) que gozo salud en esta Santa Comunidad, y siéndome vergonzoso el que vengan los fieles y se marchen sin confesar.
Suplico rendidamente a usted se digne concederme su permiso y licencias, para poder oír confesiones en la inteligencia que soy el único en esta Santa Casa, que pueda socorrer a los fieles pues uno solamente tiene licencias, y está el pobre habitualmente enfermo. Es gracia especialísima que espero de Vuestra Santidad.
Dios que a guarde a V.S [muchos] años. Santa María de Valdeyglesias y Diciembre 19 de 1855”.
El Archivo de Mariano García Benito cuenta con una copia fotográfica de este documento del Archivo Histórico Nacional (AHN), en donde está depositado. Nos encontramos con el último manuscrito de Valdeiglesias y por extensión, podemos intitular a fray Ildefonso Martín como “el último monje de Valdeiglesias”. Porque la fecha lo dice todo: 1855, diecinueve años después de la Desamortización de Mendizábal. Además consultamos con Luis Miguel de la Cruz, del propio Archivo Histórico para validar la fecha y esta no tiene dudas paleográficas.
El manuscrito describe bien a las claras la situación penosa en que vivían los escasos monjes que aún residían, debemos suponer, en el propio monasterio, seguramente en una parte del mismo. Y la carta hace mención a la necesidad, del que es todavía prior, de pedir a la Orden de San Bernardo (Císter), de la cual depende, licencia para confesar a los fieles de la zona. Seguramente el prelado al que se refiere Ildefonso Martín es el abad, impedido de sus funciones eclesiásticas, por la enfermedad.
Siguiendo a Tomás y Valiente, en su imprescindible texto sobre las desamortizaciones (“El marco político de la desamortización en España”), las fechas claves para entender este proceso son:
-25 de julio de 1835. Decreto suprimiendo los conventos y monasterios religiosos que no tuvieran como mínimo 12 individuos profesos. Para pagar la deuda interior y guerras carlistas
-11 de octubre 1835. Ampliación de la desamortización a instituciones y supresión de conventos
-19 febrero 1836. Intervención de Mendizábal ante la reina Isabel II y reina gobernadora. Defiende la ley porque propiciaría “capitalistas hacendados”, y fomentaría un “labrador aplicado”. Réplica de Antonio Flores criticando la medida desde una posición más progresista, anticipando los errores que la medida tendrá por no cumplir sus objetivos.
-8 de marzo de 1836. Real decreto de Desamortización
-24 de marzo 1836. Reglamento. Ejecución más concreta. Señala pensión diaria a los religiosos de las instituciones suprimidas. Solo para religiosos (masculinos).
Y para terminar de contextualizar la situación diremos que en el entorno del monasterio no existía, a menos de una legua a la redonda, ninguna iglesia, con algún sacerdote, que pudiese confesar a los feligreses. Porque Pelayos, a mediados del siglo XVIII no disponía de tal templo. A lo sumo un oratorio. La población de este pueblo apenas alcanzaba la centena, según datos de 1857.
Fue a finales de dicho siglo cuando se construyó la actual iglesia de la Asunción, aunque otras fuentes sitúan un templo ya desde el siglo XVI. Por tanto, una vez que el monasterio decae, es el pueblo de San Martín de Valdeiglesias el centro de la vida de la comarca, incluida la vida monástica a través de su inconclusa iglesia.
El manuscrito desvelado ahora nos permite intuir la precariedad de los últimos monjes que habitaron en Valdeiglesias antes de ser obligados a abandonar su casa conventual.

Enrique Jurado Salván. Periodista y presidente de la asociación Alberche-Albirka.

Publicada el Cultura0 Comentarios

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

18 DE DICIEMBRE

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2020
L M X J V S D
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031