Archive | Tendencias

La Comunidad de Madrid, en el Salón Internacional del Campo que promueve los valores y costumbres de la vida rural

  • El consejero Novillo ha inaugurado hoy en el Hipódromo de la Zarzuela dos ferias dedicadas al entorno natural y las actividades tradicionales.

El consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior de la Comunidad de Madrid, Carlos Novillo, ha inaugurado hoy el Salón Internacional del Campo, SICampo, y el II Festival de Campo, que se celebran en el Hipódromo de la Zarzuela desde este jueves y hasta el próximo domingo, un espacio que promueve la vida rural, sus valores y costumbres, así como la naturaleza, el ocio, la cultura, la artesanía, gastronomía y la moda sostenible.
El consejero, que ha recorrido las diferentes carpas de la feria, ha valorado el “importante trabajo que desarrolla el sector primario y su industria asociada en la región” y la calidad de los productos madrileños, “cada vez más demandados dentro y fuera de España por su variedad y valor indiscutibles, tanto por sus denominaciones de origen como por aquellas que cuentan con el sello M Producto Certificado y que muestran el buen hacer de nuestros productores”. Organizado por la Asociación de Campo y sus Costumbres (ACC) y por Alianza Rural, este encuentro reúne a la DOP Vinos de Madrid y Aceites de Madrid, la Identificación Geográfica Protegida IGP Carne de la Sierra de Guadarrama o la Denominación de Calidad Aceitunas de Campo Real.

Publicada el Tendencias0 Comentarios

Nueva aplicación móvil para conocer las curiosidades de las calles de San Lorenzo de El Escorial

Las calles de San Lorenzo de El Escorial esconden una gran variedad de datos peculiares que ahora puedes descubrir gracias a la nueva gymkana-aplicación móvil “¿Sabías que…?”, puesta en marcha por la Oficina de Turismo de San Lorenzo de El Escorial.

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo y no requiere de descargas. Se puede acceder a ella fácilmente desde el teléfono móvil clicando en este link -también disponible en la página web de Turismo– o a través de los códigos QR que se encuentran en las calles de San Lorenzo y en la Oficina de Turismo.

Una vez abierta, solo hay que seleccionar el idioma deseado -castellano, inglés o francés- y, gracias a un menú lateral despegable, elegir la calle sobre la que queremos conocer más. En cada una de ellas se muestran varias fotos, así como un texto contando sus datos interesantes, que, para hacer la experiencia más accesible, también pueden ser escuchados gracias a las narraciones en audio disponibles en la parte superior de cada descripción. De esta manera, todos los visitantes podrán descubrir la historia que hay detrás de cada calle mientras pasean por San Lorenzo de El Escorial.

La gymkana “¿Sabías que…?” es apta para todos los públicos y es de dificultad baja, puesto que no es necesario seguir un itinerario concreto, y se puede hacer mientras se visitan otros lugares de interés del municipio.

La aplicación proporciona información útil y detallada de:

  • Avenida de Juan de Borbón y Battenberg.
  • C/ Floridablanca.
  • C/ Grimaldi.
  • C/ Juan de Leyva.
  • C/ de Las Pozas.
  • C/ Leandro Rubio.
  • Plaza de la Constitución.
  • Plaza de Jacinto Benavente.
  • Plaza de San Antonio de los Alamillos.
  • Calle Reina Victoria.
  • Calle del Rey.
  • Calle de San Antón.
  • Calle San Lorenzo.
  • Calle San Quintín.
  • Plaza de la Virgen de Gracia.

Publicada el Sierra Oeste, Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: La inextinguible tradición culinaria de Semana Santa

  • Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Como cada año volvemos sobre nuestros pasos para celebrar de nuevo otra Semana Santa, cada uno como puede, debe o siente. El ocio preside, sin duda, esta celebración. La devoción se ha convertido en atractivo turístico generando una especie de torre de Babel, mezcla de estética, sentimiento, emoción y fervor, más efímeros que otra cosa.
En cuanto a lo gastronómico, que es lo que a mí me atañe, cada año que pasa me genera una mayor nostalgia. Hace pocos días tuve la suerte de intervenir en la grabación de un programa para una cadena de televisión que se hizo en mi pueblo y en la que, entre otras cosas, se grababa la elaboración de un dulce típico de este pueblo, aunque también lo es de algunos de nuestro alrededor, bien apreciado y de gusto, para mí, tan entrañable, los “retorcidos”. Una masa que mezcla aceite de oliva, anises, azúcar, vino blanco, harina, etc., que se estira con rodillo, de la que se hacen tiras como de 2 o 3 cm de anchas y medio centímetro de gruesas y se enrollan en un trozo de caña para después freírlas en abundante y caliente aceite de oliva hasta que su aspecto dorado delate su salida. Se rebozan inmediatamente en una mezcla de azúcar y canela y pasados unos minutos para que se templen, ya están dispuestos para su deleite. En mi opinión, un dulce que necesita de mano, sensibilidad y conocimiento y cuyo resultado resulta absolutamente exquisito y muy versátil. Digo esto último porque acompaña muy bien un desayuno o una merienda y sobre todo a un amontillado viejo o un Pedro Ximénez bien denso y corpulento.
Pues bien, esta nostalgia de la que les hablo viene generada por esta imagen, tres señoras perfectamente aviadas para la ocasión, guapas de lo que fueron y de lo que todavía son, estupendas, divertidas y celosas de su receta que recibieron de sus madres y vecinas, custodias de una tradición y de un acervo al que se niegan a renunciar. Con ellas desaparecerá, sin duda, otro pedazo de nuestra tradición, aquello que nos hacía algo diferentes y admirablemente exclusivos.
¿Quién guardará la receta con buenísimas intenciones?
¿Quién fabricará y guardará con celo para la próxima ocasión esas cañas que van cogiendo el sabor, la textura y el color de la fiesta culinaria?
¿Quién desempolvará todos los útiles para darles vida y protagonizar el deseo de compartir y disfrutar de nuestras tradiciones?
Pasará con otras muchas recetas, sobre todo con las que no representen un verdadero negocio o signifiquen un esfuerzo poco apreciable aunque un resultado exquisito y envidiable.
En Semana Santa sucede algo de los que cuento. Se extinguirá el potaje, plato completo y sabrosísimo, la jugosísima tortilla de espinacas, el bacalao para desalar pacientemente y elaborar de mil maneras, pero no, no desaparecerán las torrijas, que se han convertido, por tradición o por lo que sea, en un verdadero negocio llegadas estas fechas. No me quejo de esta circunstancia, como digo, sea por lo que sea, el fin es lo que importa si el resultado es el mantenimiento de una tradición exquisita como esta, solo que me gustaría y alentaría que sucediera también con otros platos igual de deliciosos que también nos representan y desde bien lejos aunque no sean dulces.
¡Feliz Semana Santa!

Publicada el Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: inteligencia artificial un nuevo renacimiento

  • Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Ya he comentado en alguna ocasión, (perdón si me repito más de lo debido), que he cumplido los sesenta y estoy a medio camino de los sesenta y uno. Me considero, hasta mis bisoños veinticinco o treinta, habitante de una sociedad y de una vida llena de enseñanzas propias y dignas del futuro incoercible, mimético y palmario que me esperaba, a tenor del ritmo que hasta entonces seguía el acervo por el cual debía regirme para continuar con una vida por llenar de apriorismos y falta total de autarquía, es decir, un mero integrante de un devenir de lo más predecible y de un adocenamiento poco recomendable —es lo que se llevaba por aquel entonces—. Hablo siempre desde el ámbito rural en el que desarrollé mi mocedad como muchos jóvenes de mi generación.
Pues bien, quien me iba a decir que, a partir de ese momento, todo se iba a descontrolar de tal manera, a tal velocidad, con tal impunidad y con total maniqueísmo que la sensación de pérdida de independencia de uno mismo iba a ser tan brutal.
No voy a enumerar de nuevo todos los elementos actores, ya por todos de sobra conocidos, creados por una plutocracia sin escrúpulos que nos han convertido en verdaderos orates y que han conseguido, con todo tipo de artimañas, que pasemos sin rechistar por cualquier tipo de embudo, controlando así todo cuanto hacemos, pensamos y hasta deseamos. Es decir, los auténticos dueños de nuestro pasado, amos inclementes de nuestro presente y verdaderos taumaturgos de nuestro inane futuro. George Orwell en su novela 1984 ya lo imaginó. Si levantara la cabeza, no creería ni por asomo lo corto que, a pesar de todo, se quedó.
Y, para colmo de males, como si esto no fuera suficiente para dejarnos en total fuera de juego, como auténticos peleles y, recién cumplidos mis sesenta veranos, llega, como quien no quiere la cosa, la inteligencia artificial (IA), presumiendo de un poder de suplantación jamás imaginado y para terminar de convertirnos en meros y genuflexos androides a las órdenes de una mercadotecnia de dimensiones colosales. Creo tener claro que convertirá —bueno, hace tiempo que estamos en proceso de putrefacción cerebral— nuestros talentos ya estólidos en meros rellenos de cavidades motrices.
No habremos de pensar. ¿Para qué serviremos pues? La inteligencia artificial pinta, escribe, fotografía, esculpe, actúa, nos dice cómo hacer, cómo demostrar, cómo resolver, es decir, nos reemplaza y nos relega. Tal vez estemos asistiendo —por encontrarle un atractivo razonable— a un nuevo renacimiento de las artes y las ciencias en pleno siglo XXI. ¡Qué disparate! Ya no tendremos que recordar nombres, fechas y lugares de nacimiento, ni fórmulas, ni significados, ni nada, todo nos lo proporcionará, tras un mínimo esfuerzo y dedicación, la inteligencia artificial, convirtiéndonos así en verdaderos holgazanes de mente abstrusa. Si estábamos en un declive de las humanidades nunca jamás evidenciado como ahora, lo que nos faltaba era esto. ¡Una catástrofe!
Por lo que a mí respecta, esta máquina desposeída y destructora de toda humanidad, no podrá y, mucho menos suplantará, mi personal y exclusiva manera de cocinar—buena o mala— de oler, de ver, de sentir y de palpar cuando me dispongo a guisar cualquier vianda. Por el momento, en esto, ha pinchado en hueso.
Es posible que esté exagerando, e incluso sacando los pies del tiesto, por el momento me refugiaré en mi cocina, mis cacerolas y mis recetas lo más alejado posible de esta insidiosa y usurpadora máquina, por lo que me pueda pasar.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

Julio Reoyo: “La buena hostelería necesita formación, pues es cultura, es bienestar y es riqueza”

  • Entrevista al cocinero del Mesón de Doña Filo, con varias estrellas Michelin.

Julio Reoyo es un claro ejemplo de vocación oculta que necesita tiempo para manifestarse. Tardaste 24 años en darte cuenta de que lo tuyo era la cocina, ¿cómo fue ese descubrimiento?
Generalmente, uno se prepara, forma o estudia para un oficio. Con la vocación, uno se cruza de manera casual; es muy parecido a un verdadero flechazo.

Puedes presumir de tener tus raíces en la Sierra Oeste y de haber recibido varias estrellas Michelin.
He formado parte de los equipos de tres restaurantes que han sido distinguidos con la estrella Michelín, en los tres como jefe de cocina y los tres por primera vez; El Chapín de la Reina, en Chapinería (ya no existe), Doña Filo y Restaurante Villena, en Segovia. De ahí a presumir… Las estrellas se conceden al proyecto, al esfuerzo de un equipo comprometido con ese proyecto y también, por qué no decirlo, a unos clientes que con su respaldo y aceptación lo hacen posible.

¿La alta cocina de autor bebe de las mismas fuentes que la cocina tradicional de nuestras abuelas? ¿Cómo definirías las diferentes ofertas gastronómicas de tu restaurante El Mesón de Doña Filo?
La alta cocina de autor o no de autor no bebe, ha de beber de la cocina tradicional, de las abuelas, del pueblo, etc. Nada bueno se puede construir sin la base y sabiduría de lo que otros nos han dejado como legado. No hay novedad sin tradición que la sostenga. Doña Filo es un restaurante de cocina absolutamente tradicional, aunque puesta al día en muchos aspectos: la nutricional, la gastronómica, la estética, pero que bebe de manera devota de la tradición con mirada actual y renovadora. El mercado, el entorno y la estacionalidad son nuestros inspiradores.

¿Qué significa tu mujer, con la que trabajas codo con codo, en tu negocio?
Todo restaurante que se precie ha de tener una cocina que cocine con sensatez y conocimiento y una sala que haga que los clientes entiendan lo que hacemos para ellos y que les haga sentirse como en su propia casa; eso es lo que hace Inma, así de bonito.

¿Cómo valoras las diferentes propuestas en la hostelería de la Sierra Oeste? ¿Hay alguien en especial que apunte maneras de cocinero top?
Sinceramente creo que la Sierra Oeste adolece un poco, no de oferta variada, más bien de oferta comprometida con lo que significa de verdad recibir, ofrecer, servir y dar de comer. Esto no se puede, o no se debe hacer sin dejar alguna huella en el que lo recibe. Esto es lo que falta. Para llegar a ser cocinero top se necesita tiempo, muchísimo sacrificio y voluntad, creo que, en esta zona, aún debemos esperar algún tiempo.

¿A tu juicio, qué productos de nuestra tierra tienen mayor potencial para la alta cocina?
Siempre que me preguntan al respecto respondo lo mismo: esta es una zona que no produce demasiados recursos como para mantener una oferta gastronómica cadencial durante todo un año, pero sí algunos como una amplia y variada oferta de verduras de huerta, caza menor -aunque cada vez menos-, caza mayor -cada vez más-, setas, según el año, algún queso y pocas cosas más que identifiquen este territorio. Mención especial para el resurgimiento de la zona es el asunto vinícola, un ejemplo a seguir.

¿Crees que la tecnología va a revolucionar la cocina? ¿Utilizan la Thermomix los chefs de tu talla?
La tecnología siempre ha sido el motor principal para cualquier revolución, en cocina sucede lo mismo. Todos tenemos Thermomix, nada bate a una velocidad tan grande como este aparato.

¿Cómo se portan los políticos? ¿Necesita la hostelería apoyos institucionales diferentes de los que ya tiene?
La hostelería necesita, sin duda y de manera urgente y después permanente, formación, formación y más formación; el compromiso solo se adquiere con formación. Esto es lo que necesitamos de los políticos. La buena hostelería es cultura, es bienestar y es riqueza. De modo que se portan mal.

¿Cómo ves el futuro de la restauración, del turismo y del sector servicios en general?
El futuro quizás no pinte muy bien precisamente por lo que acabo de decir anteriormente. Esta es una zona con no demasiados recursos; uno de ellos es el turismo. Si este no es de calidad top, la cosa no tendrá ni mucho sentido ni mucho futuro.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias1 Comentario

Notas de campo de Verdemorillo: un ejemplo de resistencia llamado presa vieja del Aulencia

Un ‘¿sabías que…?’ sobre la flora y fauna de la Sierra Oeste.

Hoy nuestro artículo va de paradojas. Porque, ¿sabías que es posible que un mismo paraje sea una privilegiada reserva de biodiversidad local a la par que un problema medioambiental de primer orden? Pues sí, es posible, aunque no sabemos cuánto tiempo más podrá resistir ese milagro de la incongruencia que conocemos como Presa Vieja del río Aulencia, un paraje maravilloso que, compartiendo orillas entre los municipios de Valdemorillo y Colmenarejo, constituye un gran entorno natural y a la vez una auténtica ‘bomba’ medioambiental (que, por cierto, puede explotar en cualquier momento). ¿Cómo es posible que tenga esta doble condición? Te contamos:
A escasos 2 kilómetros del embalse de Valmayor (el segundo más grande de la Comunidad de Madrid), el río Aulencia vuelve a ser retenido por una pequeña presa que algunos llaman Valmenor y cuyo origen data de 1947. Actualmente no tiene ningún uso humano y su misión ha sido relegada a contener la terrible herencia de su hermano mayor: nada menos que una cantidad ingente de lodos tóxicos.

FOTO: José Ángel de la Banda.

Si visitamos la zona con la sana intención de disfrutar del paisaje, vamos a descubrir un entorno idílico, con una masa de agua rodeada de una exultante vegetación (carrizales, bosques de ribera, pinares, encinares…) y un imponente cañón que acompañará al río hasta su desembocadura en el Guadarrama. Pero toda esta belleza encierra esa gran oscuridad latente, retenida por el dique de la presa.
Porque no es agua todo lo que reluce… En realidad, no hay más que una fina lámina de agua embalsada de no más de 50 centímetros de profundidad; el resto son lodos tóxicos procedentes de la potabilizadora del embalse de Valmayor, como acreditan informes del CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) de 2005. Toda esta materia descompone el agua, la vuelve turbia y la hace inviable para la vida piscícola. Son lodos vivos, literalmente, compuestos por multitud de elementos químicos y bacterias que les dotan de una toxicidad letal.

FOTO: José Ángel de la Banda.

Pero la naturaleza es sabia e incluso en estas circunstancias ha podido adaptarse y proliferar. Por ejemplo; toda la materia orgánica que contienen estos barros ha generado un carrizal que sirve de refugio a multitud de aves y en el que se han podido observar especies cuya presencia sería del todo inesperada, como el Calamón, la mayor de las aves de ribera europeas.
Desde hace casi dos años desde Verdemorillo se está realizando un ejercicio de observación y catalogación de especies animales en la zona. Estamos rastreando, a través de diversas técnicas dos kilómetros de territorio próximo a la orilla de Valdemorillo, tomando como epicentro el propio dique de la presa. Los resultados que estamos obteniendo nos sorprenden, ya que pese al problema latente de los lodos la zona rebosa de vida animal. Zorro, Jineta, Galápago Leproso, Garduña, Corzo, Gamo, Meloncillo, Azor, Zampullín, Aguilucho lagunero… son solo algunos ejemplos de las especies de las que hemos podido constatar su presencia en este estudio.

FOTO: José Ángel de la Banda.

Toda esta biodiversidad, que creemos imprescindible preservar, es la que nos anima a solicitar a las administraciones competentes que sean ambiciosas y se pongan manos a la obra para elaborar un proyecto de limpieza de estos lodos que cuente con todas las administraciones competentes, entidades y colectivos sociales implicadas, para que se aproveche el enorme potencial que tiene la zona y se pueda convertir en uno de los humedales más ricos en biodiversidad de la Comunidad de Madrid.

VERDEPROPUESTA:
Te proponemos armarte de unos prismáticos y una guía de aves y emprender el camino a la Presa Vieja desde la Urbanización Pino Alto de Valdemorillo. Se trata de un corto pero bellísimo camino que transcurre por una vía pecuaria, flanqueado por un denso bosque mixto formado por pinares, enebros y encinas. El camino termina en la Presa Vieja. Una vez allí podrás pararte a observar las diferentes aves acuáticas ¿Cuántas serás capaz de identificar?

Verdemorillo es una asociación ecologista vecinal que actúa para preservar la biodiversidad de la comarca de Valdemorillo desde tres frentes: la divulgación, la denuncia y la realización de proyectos de conservación. Si deseas saber más sobre éste u otros temas entra en www.verdemorillo.org

José Ángel de la Banda Velázquez, educador ambiental y presidente de Verdemorillo.

Publicada el Medio Natural, Tendencias0 Comentarios

El turismo nacional crece y este es el gasto promedio en cada ciudad

  • Esto es lo que gastamos los españoles en las capitales de provincia del país.

La agencia de viajes especializada en destinos a larga distancia felicesvacaciones.es, ha realizado un estudio sobre el gasto promedio del turista español por cada capital de provincia con razón del Día Mundial del Turismo.

España es un destino turístico de renombre mundial, conocido por su rica cultura, diversos paisajes y una historia fascinante. Los españoles, afortunados, podemos disfrutar desde la majestuosidad de monumentos como la Alhambra hasta la animada vida nocturna de Barcelona, a tan solo unas horas por carretera. Además, nuestras costas bañadas por el Mar Mediterráneo y el Atlántico son destinos perfectos para el verano, con playas doradas, aguas cristalinas y una gastronomía única.

Este año, más de diez millones de turistas eligieron visitar nuestro país y que, sumado a los españoles, ha logrado cerrar la temporada del verano con récord de ocupación turística, superando el 93% de media en algunos destinos. Esta ocupación supone un 15% más que la media del año 2022, demostrando como el interés en viajar aumenta cada año.

Según un estudio realizado por la agencia de viajes Felices Vacaciones, cada turista internacional que viaja a España, cuenta con un gasto medio por día de 206 euros, a diferencia de los españoles que gastamos en torno a los 188 euros por día. Con respecto al año 2022, estas cifras han aumentado un 7,9%, pasando de 173,5 euros a 188 euros por cada turista español que elige sus vacaciones “cerca de casa”.

El gasto por turista y día es un indicador esencial que refleja la salud económica de un destino turístico. En este contexto, es crucial destacar algunas de las ciudades españolas que lideran en este aspecto y entender por qué atraen a visitantes españoles dispuestos a invertir más durante su estancia:

  • Barcelona 152 €
  • Madrid 134 €
  • Toledo 117 €
  • Granada 112 €
  • San Sebastián 111 €
  • Alicante 109 €
  • Bilbao 107 €
  • Sta. Cruz de Tenerife 106 €
  • Córdoba 102 €
  • Valencia 98 €
  • Santander 97 €
  • Pontevedra 95 €
  • Pamplona 94 €
  • Cádiz 93 €
  • Segovia 93 €
  • Gerona 92 €
  • Palma de Mallorca 91 €
  • Sevilla 89 €
  • Tarragona 88 €
  • Málaga 87 €
  • Orense 84 €
  • Vitoria 83 €
  • Castellón de la Plana 82 €
  • Ávila 81 €
  • La Coruña 78 €
  • Jaén 78 €
  • Zamora 77 €
  • Huesca 76 €
  • Salamanca 73 €
  • Almería 72 €
  • Zaragoza 71 €
  • Palencia 71 €
  • Las Palmas de Gran Canaria 69 €
  • León 69 €
  • Lugo 64 €
  • Lérida 62 €
  • Murcia 59 €
  • Logroño 59 €
  • Huelva 59 €
  • Ciudad Real 58 €
  • Oviedo 57 €
  • Burgos 52 €
  • Cáceres 52 €
  • Soria 52 €
  • Guadalajara 51 €
  • Valladolid 49 €
  • Teruel 48 €
  • Melilla 47 €
  • Cuenca 46 €
  • Albacete 44 €
  • Ceuta 42 €
  • Badajoz 41 €

España se mantiene como un destino turístico excepcional, donde la riqueza cultural, la belleza natural y la hospitalidad de su gente continúan atrayendo a visitantes de todo el mundo. Estas cifras, subrayan la creciente atracción de nuestro país y revelan un incremento en el gasto promedio por día tanto de turistas internacionales como de locales. Sin duda, promete un futuro próspero para la industria turística en España y un continuo disfrute para los que tienen la suerte de descubrir nuestro país.

Publicada el Tendencias1 Comentario

El caldo de la marmita: La sencillez de la experiencia

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Acabo de cumplir los sesenta. Considero este cambio de década muy diferente a los demás. En todas las anteriores suceden cosas, a veces muchas cosas, ya lo sé, es una obviedad, esto es la vida, pero, creo, son por lo general bastante imprevisibles y en muchos casos impredecibles, lo cual te aporta cierta tranquilidad, saber que estamos en manos del futuro siempre inesperado y sorprendente y además no podemos hacer mucho por cambiarlo, con lo cual, “danos unas cañas y que sea lo que tenga que ser”. Sin embargo, es en esta década cuando van a suceder cosas que ya sabemos de antemano y desde hace bastante tiempo y para las que a veces no estamos preparados haciendo caso omiso o simplemente mirando para otro lado como si eso no fuera a ir nunca con nosotros. Estas son, por ejemplo, la jubilación (ser autónomo no te exime de este acontecimiento), los cambios de rutina, la moderación prescrita o auto prescrita, los achaques propios y como consecuencia el pastillero como uno de nuestros más apreciados aliados. Pero obviamente, cumplir años en general y un número elevado en particular tiene también sus satisfacciones, va creciendo en altura la atalaya desde donde observar con la experiencia adquirida y los conocimientos aprendidos para poder seguir alimentando nuestra capacidad inteligible y también, por qué no, para poder, de manera didáctica, exponer, de todo lo aprendido, lo que realmente sea interesante y pueda servir a las generaciones que tenemos a nuestros pies y de las que somos en cierta medida responsables.
Pues bien, quizás sea este un momento difícil y complicado para poder, de manera agradable, entrañable y cariñosa, intentar inculcar lo aprendido de contenido absolutamente veraz, fiable y contrastado. Estamos rodeados de demasiada información (esto no debería ser un problema), información a la que se tiene un acceso tan fácil (tampoco debería ser un problema) que los interlocutores se multiplican por momentos generando de esta manera, en muchos casos, una “Torre de Babel” más confusa que nítida y a la que se adhieren legiones de adeptos que no consiguen otra cosa que desordenar y pulverizar sus propios conocimientos. Esto supone una merma importante a la aportación que las personas mayores (y yo mismo lo empezaré a ser dentro de pocos años) nos pueden hacer de su conocimiento producto de la experiencia de una vida larga, rica y diferente. Digo merma por no decir otra merma más. No me gustaría ser un ser poco servible cuando llegue ese momento, de modo que no olvidemos que aprender no ocupa lugar y la fuente tampoco debe importar siempre que sea veraz, interesante y contrastada.
Entre tanto les voy a revelar una receta, producto de los años, el conocimiento y la experiencia adquirida y que es sencilla y perfecta para este momento en que comienza la vendimia: Cogeremos una tajada de bacalao desalado (ya lo venden al punto de sal) de unos 200 gramos y lo pasaremos por la sartén, previa y ligeramente enharinado, a fuego medio durante 2 minutos por cada lado y lo terminaremos al horno, a 160º durante 5 minutos. Lo emplataremos acompañándolo de una crema de orejones, una cucharada espolvoreada de sobrasada diluida a modo de salsa y unas migas de pastor que incluirán un buen puñado de uvas tintas por encima del pescado. La mezcla es deliciosa y no se encuentra en internet. Si deciden hacerla, les gusta y desean transmitirla, por favor, háganlo de palabra y con el entusiasmo y cariño que nunca encontrarán en internet.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias1 Comentario

La Comunidad de Madrid difunde en mercados asiáticos y americanos su campaña para atraer turismo de compra

La iniciativa Madrid Destino 7 Estrellas, la mejor tienda del mundo da a conocer a los viajeros la amplia oferta comercial de la región.

El proyecto incluye presentaciones, participación en ferias especializadas, reuniones de trabajo y la implicación de blogueros e influencers.
Madrid lidera el gasto medio diario de turistas extranjeros en España, con 324 euros frente a los 185 de la media.

La Comunidad de Madrid difundirá en los próximos meses su campaña Madrid Destino 7 Estrellas, la mejor tienda del mundo en China (Chongqing, Pekín y Hong Kong), EEUU (Boston y Nueva York), México (Guadalajara y Ciudad de México) y realizará una presentación conjunta para los mercados de Oriente Medio.

Se trata de una iniciativa para impulsar el turismo de compras en la región dando a conocer al sector la variada oferta comercial madrileña en los mercados de origen de los turistas que viajan hasta aquí. Para ello, se llevan a cabo distintas acciones enfocadas a agentes y turoperadores, prensa especializada y autoridades locales y españolas presentes en el país en cuestión.

Entre otras acciones, el Gobierno autonómico realizará presentaciones de campañas, presencia en ferias especializadas y agendas de trabajo con reuniones individuales. También se busca la implicación de blogueros e influencers de cada destino emisor.

De esta forma, y desde 2014, se han realizado 54 presentaciones de la campaña que, en un primer momento, se enfocó al continente asiático para después abarcar a Hispanoamérica, es decir, se focalizó en aquellos países con interés en el turismo de compras y con un gasto medio por turista y día por encima de la media. En la actualidad, se está trabajando en más de 20 destinos contando todas las acciones de promoción contempladas en el proyecto.

Para la difusión de Madrid Destino 7 Estrellas, la mejor tienda del mundo se ha habilitado una web específica. Además, también está contenida en la web de la Administración regional. Las visitas suman más de 27 millones y las redes sociales cuentan con 560.000 seguidores.

La Comunidad de Madrid lideró en mayo el gasto medio diario de turistas internacionales en España, con un total de 324 euros frente a los 185 de la media nacional y muy por encima de los 222 que registra Cataluña, la segunda región del ranking. Ese mismo mes se recibieron un total de 704.000 visitas de foráneos, un 23% más que el año anterior, que gastaron más de 1.270 millones de euros.

FOTO: Comunidad de Madrid.

Publicada el Comunidad de Madrid, Productos de la tierra, Tendencias1 Comentario

El caldo de la marmita: Ya estamos todos

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Ya estamos todos, los de siempre que tanto nos conocemos, los que ya llevan unos días, más afortunados, y los que acaban de llegar para disfrutar del, a veces, poco plácido, menos tranquilo y, eso sí, muy caluroso verano. Y con ello, cierta e incómoda masificación, las tiendas llenas y, de vez en cuando, una tanto desabastecidas, los bares llenos, los restaurantes llenos y las calles también agobiadas de coches que, en muchas ocasiones, solo intentan culebrear para aparcar en cualquier rincón inoportuno con tal de no andar a diez metros o cincuenta con la bolsa de la compra, generando un caos que todos los demás tenemos que soportar en aras de una buena convivencia. En los pueblos suceden estas cosas que tan poco ayudan a la convivencia feliz y rutinaria.
Pareciera que, aunque aparcando en la propia calle, se supone de todos, pero pegaditos, eso sí, a nuestra puerta (si pudiéramos meter el coche en el salón de nuestra casa lo haríamos) creáramos la idea de que este espacio público, de repente y por el paso del tiempo, se convierte en propio, cual predio con favor de servidumbre.
La calle es de todos, esto es así, es un aforismo del libro y, donde se puede aparcar, el que primero llega aparca y se acabó el asunto. Una buena convivencia y vecindad se construye precisamente aparcando, en el mismo lugar, unos días unos y otros días otros, no todos los días el mismo y haciendo uso como propio de un espacio que es de todos. No hablaré ya de los que no soportan esperar detrás del camión del pobre butanero o repartidor de turno para luego aparcar molestando en cualquier lado para comprar la barra de pan.
Estas cosas tiene el verano, pero, aparcado nuestro coche se me antoja acudir al supermercado para comprar algunas cosillas para echar en la barbacoa de esta noche y según me encuentro delante del expositor de carne me doy cuenta de lo aburrida que va a ser de nuevo la cena a pesar de la grata compañía de mis amigos. Pienso que las barbacoas nocturnas han perdido todo el encanto más allá de la divertida reunión de amigos. Hemos de recuperar el hecho gastronómico como protagonista fundamental de este tipo de eventos tan propios del verano.
Miro con indiferencia a la proteica morcilla y al grasiento chorizo fresco más propios del invierno, a la panceta escuálida de magro y el entrecot escuálido de grasa y pienso, por qué no unas rodajas bien gruesas de calabacín fresco, de berenjenas bien prietas, de pimientos carnosos verdes y rojos, de cebolletas a la mitad, de puerros enteros y para terminar unos lomos de rodaballo o de lubina, o unos gruesos filetes de atún con un mojo verde o sencillamente unas brochetas, más fácil, de rape, verduras y langostinos o de merluza en tacos, tomates cherry y pimientos de padrón.
Pues eso, bendito verano, que la calle es de todos y el humo de la barbacoa también.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias1 Comentario

El caldo de la marmita: El momento del producto de temporada

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Como cocinero apasionado que soy, espero con esperanza y, por supuesto, ilusión, de manera desmesurada y un tanto desaforada, la llegada de algunos momentos en los que la cesta se llena de manera especial y fascinante. No ha sido menos en este caso con la llegada de la primavera, estación sugestiva, reluciente, festivalera, campechana y vital. Sin duda, es la estación más alegre, la que más deseos me provoca, la que más me llena de fantasías y la que más sustenta mis hambres creativas.
Pues bien, este año ha pasado sin pena ni gloria, nos ha dejado huérfanos de ilusiones y fantasías, nos ha condenado a mercadear en tristes y alienantes supermercados o, en el mejor de los casos, en otras plazas algo más sugerentes, pero igualmente anónimas, monótonas y rutinarias, que no rutilantes.
Uno espera con verdadero anhelo todas esas verduras que no encontramos en otro momento (mejor dicho, que no deberíamos encontrar) y que, de repente, se convierten, como por arte de magia, en las protagonistas eventuales de un escenario idílico y delicioso.

Verduras y hortalizas de la Huerta de Villa del Prado.

Es muy importante para mí, al igual que para la mayoría de mis colegas, disfrutar de la emoción contenida con la llegada de un determinado momento o acontecimiento, que te estimula de manera adictiva a reflexionar, imaginar, concebir y disfrutar con ello, a buscar y encontrar al proveedor en una sinergia imprescindible, a ver, oler y escuchar al protagonista o la protagonista y, como colofón, disfrutar del feliz desenlace, la satisfacción, el orgullo, el placer y, normalmente, el agradecimiento. El círculo se ha cerrado, todo insuperable.
Por el contrario, cuando esto no sucede, la monotonía y el hastío pueden apoderarse de uno y es entonces cuando la pasión se convierte en labor, la alegría en lamento, la ilusión en utopía y el feliz desenlace en una quimera.
En estas circunstancias, la culpa recae en el llamado cambio climático, que suena como si fuera un agente externo recién llegado de Marte, del cual nosotros no tendríamos ninguna culpa ni responsabilidad. Sin embargo, creo que deberíamos adjetivarlo como una pésima gestión de nuestros propios y maravillosos (aunque cada vez menos propios, menos maravillosos y también más escasos) recursos.
De todos modos, y como no nos queda otra opción, debemos recurrir con la cabeza gacha y la mente sumisa al anónimo supermercado. Esto es así. Tan solo les pediría un esfuerzo por adquirir productos de rabiosa temporada, de frescura intachable y de precio razonable. Debemos rechazar todo lo contrario en nuestro propio beneficio y también en beneficio de una economía lo más sostenible posible.
No debemos caer en el pensamiento esclavo de que ellos tienen la sartén por el mango, ya que eso es absolutamente incierto. Somos nosotros y solo nosotros quienes podemos y debemos decidir qué comprar y, con ello, establecer las normas. Es el momento de comprar judías verdes bien planas, las de toda la vida, calabacines pequeños y tersos, berenjenas bien prietas, puerros bien verdiblancos, espárragos blancos, los primeros tomates (no los últimos), pimientos verdes, rojos, etcétera. Pero no coliflor, ni calabaza, ni alcachofa, ni remolacha, ni lombardas, ni otros productos similares. Su oportunidad ha de ser también la nuestra, así de sencillo y feliz.
Por el momento, aumentaré la potencia de mi lupa para encontrar todo aquello con lo que cocinar de manera feliz y responsable, y, sobre todo, para que el tedio no se apodere de mí.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: la fiesta de la democracia

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Ideas para hacer más llevadera la jornada en la mesa electoral.

De nuevo nos encontramos, pasados otros cuatro años, ante la fiesta de la democracia. Que debería ser una fiesta, creo que nadie lo duda, o al menos, ese es el sentimiento que debería albergar semejante y tan importante motivo. Se supone que votamos para que todo vaya mejorando en la medida de lo posible y siempre ante unas circunstancias, unas veces adversas, otras muy adversas y, alguna vez, algo favorables (cada vez menos). Al margen de toda la parafernalia, de todas las peroratas, de todas las propuestas, de todos los deseos, siempre desde el buenismo y las mejores intenciones, y de todas las descalificaciones, enfrentamientos y demás, a mí lo que me interesa es el día en que por fin, después de haber aguantado todo lo anterior (nada menos que quince largos días con sus noches), podemos hacer uso de nuestro derecho, el de votar y el de no votar. Y digo más, el momento en que sentados en la mesa electoral, con 12, 14 o 16 horas por delante, cumpliendo con nuestra obligación, después de haber sido designados como miembros de la misma en sus diferentes cargos, llega la hora tan deseada, se lo digo yo que lo he sufrido en varias ocasiones, de comer. Creo que el hambre va creciendo exponencialmente según se va acercando la hora a la que estamos acostumbrados a comer y, teniendo en cuenta además, que es domingo, que no a las dos, sino a la una ya estaríamos con el vermucito o la cervecita calentando motores, la cosa se pone verdaderamente crítica. Todo se desvanece cuando vemos aparecer unos bocadillos en el mejor de los casos templados (que nada tengo en contra de los bocadillos, ¡Dios me libre!), una pizza llegada ese momento ya prácticamente fría, o una paellita que, como es para lo que es, no le hemos puesto demasiado interés. En fin, un auténtico drama.
Reivindico para esta fiesta del pueblo, además de un salario en condiciones, dicho sea de paso, una comida digna y a la altura del tedio y el esfuerzo que supone estar ahí toda una jornada laboral de, como he dicho, mínimo 14 horas.
Este sería un buen ejemplo para poder disfrutar y, sobre todo, hacer mucho más llevadero semejante día:
9:30 horas. Un café bien calentito y una tostadita bien rociada de tomate recién rallado y mejor aceite de oliva virgen extra con unas escamas de sal.
12:30 horas. Una buena y muy fresca cervecita sin alcohol en un vaso bien helado acompañada de un puñado de almendras fritas y saladitas, unos tersos boquerones en vinagre con sus olivas rellenas y, cómo no, un buen ramillete de gildas de encurtido y anchoas buenas para reforzar.
14:00 horas. Dejémonos de líos, por favor, una buena cazuela de patatas (que aguantan bien el calor) con costillas, setas de primavera, cardo, chantarella, senderilla, y una pizca de azafrán. ¡Qué ricas!
De segundo, por qué no, un escalope de ternera bien relleno de queso, templado y aún semifundido, con una buena ensalada de las últimas escarolas? Para terminar, un sencillo y humilde flan de huevo hecho con lentitud y paciencia necesaria, propia de Job.
18:00 horas. Y llegado este momento, un deseado y merecido cafetito con unas sencillas y deliciosas trufas de chocolate para afrontar la recta final con el estoicismo que requiere este tipo de acontecimientos.
No sé cuál será el resultado; siempre se ha dicho que el pueblo es sabio y sabrá tomar la mejor decisión. Ya sabemos que el asunto no radica en el remitente, sino que es el destinatario el que tiene que hacer una buena lectura de lo acaecido. En cualquier caso, antes de votar, no estaría mal ir pensando y preparando la minuta para que el tedio sea menos, el verdadero disfrute un poco más, y la sensación de haber pasado un buen día nos deje un buen sabor de boca y un mejor recuerdo.
¡Que aproveche a los que les/nos toque!

 

 

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: recuerdos culinarios de Semana Santa

Un momento especial en términos gastronómicos. Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

De nuevo Semana Santa. Escribir cada mes de cada año tiene un poco del día de la marmota. Imagino que es la vida. Muchas cosas no paran de repetirse, a veces perpetuando costumbres y tradiciones, otras aborregándonos en un círculo vicioso. Unas enriquecen nuestro acervo más elemental, mientras que otras nos condenan a la miseria de la incultura y la estupidez.
Siempre he sido extremadamente curioso y he procurado absorber y aprender de todo cuanto me rodea, de modo que, aunque sea otra Semana Santa más, no me faltan recuerdos y experiencias que poder relatar. Es un momento verdaderamente especial si hablamos en términos gastronómicos. Más allá de las torrijas (mi querida madre freía 12 hermosas torrijas en un decilitro de aceite de oliva, y no solo no se estresaba, sino que le quedaban perfectas y riquísimas; sostenibilidad máxima) y del bacalao, siempre me produjo auténtica curiosidad e incluso cierta perplejidad el hecho de justificar un determinado modo de comerlo o, más bien, unos determinados ingredientes con los que cocinarlo alrededor de la llamada Cuaresma. Cómo la religión es capaz de inundar e inmiscuirse en todos los ámbitos de nuestra vida para, de esta manera, acaudillar de manera absolutoria toda nuestra intimidad. Quedémonos pues con el poso resultante de tales costumbres culinarias y, además de las consabidas y calóricas torrijas y el bacalao, como he dicho, recordemos otros muchos platos, para gloria de nuestra cultura gastronómica.
Con frecuencia se me viene a  la cabeza un recuerdo que me produce cierta congoja por un lado, pero también una agradable y feliz nostalgia por otro. Era la imagen real de una señora de edad avanzada, pelo absolutamente cano, tez blanca y pecosa, practicamente ciega, de una humildad cuasi emocionante, subida a un borriquillo  y vendiendo manojos de espinacas frescas y recién arrancadas de su propio huerto por las calles de Colmenar. No me digan que la estampa no resulta, cuando menos, entrañable y maravillosa. Mi madre, que era fiel y adicta parroquiana año tras año, compraba aquellos manojos de fresquísimas y tersas espinacas. Con ellas hacía fantásticas tortillas y aderezaba y enverdecía cualquier potaje, y de paso nos disponía y alineaba en paz y gloria con el señor. Yo les aconsejaré alguna receta más, a mí también me encantan las espinacas, sopena de no poderlas comprar como lo hacía mi madre para disfrutar más aún de ellas.
Una receta que me entusiasma y, sobre la que se pueden construir muchos otros platos, es “hechas a la catalana”, esto es: Una vez lavadas y bien escurridas, dorar unas láminas de ajos y unas láminas de almendra en buen aceite de oliva y muy lentamente. Cuando estén a medio dora,r añadir un puñado de uvas pasas, y cuando estas este bien infladas y el ajo y las almendras doradas, retirar del fuego y en ese calor residual cocer las espinacas para que se queden perfectamente verdes y sabrosísimas. Sal y alguna vuelta de pimienta ¡y a disfrutar! Sobre ellas podemos colocar unos hermosos berberechos de lata bien escurridos, unos langostinos pelados y pasados unos segundos por la plancha e incluso acompañar una merluza hervida con un buen chorreón de aceite de oliva. Todo ello en perfecta sintonía con el Santísimo.
Recuerdo de manera muy especial un arroz con las primeras castañas pilongas (secas) de sabor dulce y concentrado que también hacía mi madre y que era realmente maravilloso. Muchas veces he intentado reproducirlo, pero no me sale igual -como se pueden imaginar–, pero solo el recuerdo ya alimenta mi orgullo lo suficiente. Mi madre remojaba las castañas en agua durante un par de horas, freía unos panes a modo de picatostes que reservaba, elaboraba el arroz de manera tradicional y a media cocción añadía las castañas y una pizca de azúcar. Por último agregaba los picatostes (“angelitos”) y yo disfrutaba de lo lindo.
Es posible que tenga que agradecer a la cultura católica este arroz en verdad apto para la Cuaresma que mi madre hacía en cualquier momento, también, por supuesto, en Semana Santa. Pero yo a quien de verdad adoro, por encima de todas las creencias, es a mi madre. Va por ella. Feliz Semana Santa.

 

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

La Comunidad de Madrid aprueba una campaña online de turismo cultural y de naturaleza en municipios rurales

El Consejo de Gobierno ha autorizado invertir 1,2 millones de euros en una medida que pretende contribuir a revitalizar el sector.

La iniciativa de promoción para 110 localidades está dirigida al público nacional y se desarrollará entre abril y junio y en septiembre.
El objetivo pasa por proponer planes concretos y especiales no muy conocidos aún por el público.
Este tipo de acciones del Gobierno regional contribuyen a la dinamización económica de estas poblaciones.

El Consejo de Gobierno ha aprobado una campaña de publicidad para la promoción del turismo de experiencias en la Comunidad de Madrid, con una inversión de 1,2 millones de euros, para contribuir a la revitalización de un sector que representa el 7% del PIB regional. La iniciativa se centrará en difundir los atractivos de más de un centenar de municipios rurales vinculados a la cultura o la naturaleza.
La campaña, centrada en medios y recursos online, estará dirigida al público madrileño y nacional y se desarrollará durante los meses de abril, mayo, junio y también en septiembre con la finalidad de aumentar la visibilidad y el atractivo de la región madrileña como destino en el que vivir experiencias singulares.
El objetivo es proponer planes concretos -especiales y no muy conocidos aún por el público- en los 110 municipios integrantes de MadRural -Sierra Norte, Sierra Oeste, Las Vegas-La Alcarria y la Sierra de Guadarrama-.
La promoción se llevará a cabo a través de diferentes artículos branded content y soportes multimedia -video, banner, logos, animación- publicados en portales web, blogs y redes sociales de los principales medios de prensa online generalistas y especializados en viajes.
La idea es dar a conocer experiencias concretas en cada una de las comarcas objeto de la campaña, mostrando rutas o senderos icónicos, recursos culturales, turismo activo, gastronomía, bodegas y demás productos turísticos que permitan a los visitantes obtener una vivencia turística plena basada en los recursos locales y muy vinculada a la naturaleza y el patrimonio cultural específicos de cada área. La propuesta es, en definitiva, descubrir ese Madrid más vinculado al entorno rural.
Este tipo de acciones contribuyen, además, a la dinamización de la economía local y a la descentralización y desestacionalización del flujo turístico en la Comunidad de Madrid, muy enfocada a la oferta cultural y de ocio de la capital.

Publicada el Comunidad de Madrid, Tendencias0 Comentarios

Misión de prensa internacional en Vinos de Madrid

Fruto del convenio firmado entre ICEX, España Exportación e Inversiones y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid para la organización de misiones inversas de prescriptores de opinión del sector del vino a celebrar en la Comunidad de Madrid, la semana pasada tres periodistas procedentes de Países Bajos, Magda van der Rijst, de Reino Unido, David Kermode y de Suiza, Úrsula Geiger, visitaron algunas de las bodegas acogidas a la Denominación de Origen.
La misión inversa tuvo lugar coincidiendo en el tiempo con el Congreso Madrid Fusión celebrado en Madrid del 23 al 25 de enero, durante la cual visitaron la bodega Francisco Garcia en Colmenar de Oreja, Las Moradas de San Martin y Bodega Valleyglesias de San Martin de Valdeiglesias y Vinicola de Arganda de Arganda del Rey.
A través de las visitas que transcurrieron finalizado Madrid Fusion, del 25 al 27 pasados, Magda van der Rijst, de medios como, Winelife, ¡Proef!, AllerHande, Cosmopolitan, Fab, Proefschrift, Perswijn ; The Buyer en el caso de David Kermode o Marmite, Falstaff, Vinum en el de Úrsula Geiger, pudieron conocer de primera mano las diferentes características de los vinos de la región a través de una presentación general de toda la DO Vinos de Madrid y específicamente de las bodegas visitadas donde pudieron apreciar las grandes diferencias entre las subzonas visitadas, de Arganda a San Martin.
Igualmente pudieron apreciar la gastronomía madrileña y el maridaje con los vinos de Madrid en las tabernas de amplia tradición como Casa Maravillas, Restaurante Valleyglesias y Bodegas Rosell.
La misión es la primera de las que van a celebrarse durante 2023 con motivo de las distintas ferias gastronómicas que tendrán lugar en Madrid y fuera de Madrid durante este año.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: Tiempo de Carnaval

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

No he sido yo mucho de carnavales, aunque siempre he admirado la gracia, el desparpajo, el poco sentido del ridículo y sobre todo la improvisada mamarrachería (permítaseme el palabro)  necesarios para disfrutar de tan singular fiesta. Tampoco en Colmenar, mi pueblo, han sido unas fiestas muy celebradas,  pero con el tiempo van cogiendo cierto auge, tal vez al rebufo de la moda de celebrar sí o sí aunque no exista tradición que lo avale.
Tengo que decir que ese sentimiento de ser, por un momento, otro u otra, de representar una imagen que nada tiene que ver con la propia, incluso de actuar de manera que jamás haríamos a cara descubierta y vestidos como se nos imagina, tiene su aquel. Circunda entre lo misterioso y lo cómico, entre lo propio y lo ajeno, lo oportuno y lo falso, lo sandunguero y lo trágico, siempre intrigante y manifiesto y esto, como digo, de alguna manera te engancha y atrae aunque no seas capaz, como es mi caso, de llegar a disfrazarte.
Por esto, yo a lo mío, la cocina. Como todas las fiestas, esta también tiene sus fechas -curiosamente relacionada con la más pura clerecía-, sus rituales, sus vehemencias, sus afanes y, por supuesto, su cocina.

Potaje.

Recuerdo los buñuelos de bacalao, digo recuerdo porque, ¿quién hace ya buñuelos de bacalao?, tan sencillos y ricos. Mirad, tan fácil como cascar en un bol un par de huevos, añadirle una cucharadita de café de ajo muy picado y mezclado con perejil igual de picado, una cucharada sopera de pan rallado, una cucharadita de levadura química, una cucharada sopera de caldo de pescado y, por último, un poco de bacalao desalado y muy picado, rectificar de sal y pimienta negra. Dejamos reposar 30 minutos y listo para freír, con ayuda de una cuchara del tamaño que nos guste y en aceite bien caliente, no humeante. Pasar a papel absorbente y ¡a comer! Si los acompañamos de una manzanilla bien fresquita, no os cuento.

Buñuelos de bacalao.

Y, qué me decís de la leche frita, quizás el postre por antonomasia del carnaval,  tan travestida ella, temblorosa, fundente, tierna, deliciosa y dulce. Más fácil aún. Hervimos un litro de leche entera con sus 200 gramos de azúcar, su palito de canela, su peladura de naranja y de limón y su anís estrellado y dejamos infusionar, bien filmado, durante 2 horas. Por otro lado, mezclamos muy bien y con varilla 100 gramos de leche, entera también, con 70 gramos de maicena de toda la vida y reservamos. Colamos la leche infusionada y ponemos a hervir de nuevo, en el momento de hervir le añadimos la mezcla de leche y maicena, hervimos de nuevo sin dejar de mover y pasamos rápidamente a un recipiente bajo, que previamente hemos untado con mantequilla, y donde va a enfriar durante, al menos, 4 horas. Pasado este tiempo cortamos en cuadrados  de 3 cm, pasamos por harina y después por huevo y freímos en aceite bien caliente durante 30 segundos, pasamos a papel absorbente y dejamos templar. No puede ser más fácil. Solo queda emplatar y acompañar con una mermelada de naranja amarga y, si fuera posible o preceptivo, una copita de anís Machaquito y a seguir de carnaval.

Leche frita.

Se nos quedan las maravillosas rosquillas de mi suegra Emilia (q.e.p.d.), que tenía tanto arte para hacerlas como para disfrazarse. Otro día os contaré.
Hemos enterrado a la sardina y hemos llegado al final, Miércoles de Ceniza, se acabó la fiesta y comienza la cuaresma, se acabó la carne pero, tranquilo, amigo, llegan el potaje y las torrijas que no son poca cosa. Pero esa es otra historia de la que hablaremos más adelante.  ¡Feliz carnaval!

Rosquillas.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

Debate coloquio en FITUR sobre el éxito del enoturismo como dinamizador del turismo rural

Participaron los regidores de Cadalso de los Vidrios y Navas del Rey.

Madrid Rutas del Vino organizó el 20 de enero en FITUR un coloquio sobre el éxito del enoturismo como dinamizador del turismo rural que se celebró en el stand de la Comunidad. “En la actualidad, 21 municipios de la Comunidad, 25 bodegas y 130 asociados conforman Madrid Rutas del Vino”, anunciaba Luis Magán. “En estas primeras semanas de 2023 esperamos renovar el certificado de Rutas del Vino de España; el compromiso de nuestro Gobierno regional a través de las consejerías de Agricultura, Vivienda y Medioambiente así como la de Cultura, Turismo y Deporte es absolutamente ejemplar. Iniciativas como esta definen el compromiso y la cercanía del Gobierno de la Comunidad. La importancia que tiene para el entorno rural el patrimonio histórico, tanto cultural como agrícola, es realmente notable. La riqueza directa o indirecta que genera la Asociación Madrid Rutas del Vino consigue aportar ilusión, esperanza y futuro a todos los que trabajan en nuestras tierras de Madrid”. Invitó después Magán a visitar nuestro territorio.

Un cuadro flamenco amenizó los prolegómenos del debate, presentado por el periodista Luis Magán, y en el que participaron Luis Martín Izquierdo, director general de Turismo; Antonio Reguilón, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid; Verónica Muñoz , alcaldesa de Cadalso de los Vidrios; Jaime Peral, alcalde de Navas del Rey; además de representantes de empresas madrileñas del sector como Bodega Cardeña, Casa Rural Los Tinajones, Restaurante La Ochava o Enoturismo Vinícola de Arganda.

El director general de Turismo destacó la importancia de los vinos de Madrid y la “colaboración que desarrollan con la veintena de bodegas con que cuenta la Comunidad de Madrid. Alrededor de un 20 % del turismo a nivel internacional se mueve por motivos muy relevantes alrededor de la gastronomía. En el caso concreto de la Comunidad de Madrid estas bodegas, más allá del desarrollo socioeconómico que puede suponer para los municipios y las oportunidades de creación de empleo, es fundamental apoyar este producto para generar esos flujos turísticos a los municipios y también para que la capital ofrezca una experiencia complementaria. La gente quiere vivir los sitios por eso la Comunidad de Madrid va a seguir apoyando el enoturismo, que para nosotros es fundamental”.

Antonio Reguilón incidió en “la importancia que tiene el enoturismo llevando a la gente a los municipios y el trabajo que hacen las bodegas que supone que tanto madrileños como gente de otras regiones, e incluso del extranjero, se den cuenta del patrimonio cultural y artístico que tenemos en los pueblos madrileños. El turismo enológico es un turismo que deja dinero, y no solo en las bodegas sino que esa gente también va a un restaurante, pernocta, conoce las rutas y los recursos que tengan dentro del pueblo, que de otra manera no conocerían. Gracias al enoturismo los madrileños se están dando cuenta de que a veinte minutos o media hora tienen unos pueblos magníficos ofreciendo precios y actividades incomparables, gracias al vino y al esfuerzo que hacen las bodegas y los agricultores se genera esta riqueza ya que Madrid no solo es la ciudad, sino que también son sus pueblos. Estamos saliendo a otras regiones porque probablemente no conocemos esa riqueza que tenemos tan cerca y el objetivo es que cada vez se conozca más lo que estamos ofreciendo: pueblos con tradiciones centenarias. Para mí es un orgullo ver que cada vez crecemos más, que se nos conoce”. Reguilón destacó que en el vídeo promocional proyectado en FITUR Mario Vaquerizo animara a tomar un vino de Madrid. “Ya estamos todos montados en el mismo barco”.

De izquierda a derecha: Antonio Reguilón, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid; Mercedes Castillo, propietaria de la Casa Rural Los Tinajones; Jaime Peral, alcalde de Navas del Rey; Verónica Muñoz, alcaldesa de Cadalso de los Vidrios; Jaime Gómez, de la Bodega Familia Cardeña y Miguel Ángel Hernández, del Restaurante La Ochava de Valdilecha.

Continuó Magán destacando el maridaje entre la administración pública y la Denominación de Origen para preguntar a la alcaldesa Verónica Muñoz, por qué decidió Cadalso de Los Vidrios incorporarse a la asociación. Muñoz aseguró que “un pueblo como el mío que no tiene mucha crecida a nivel industrial o de servicios para crecer, está en una zona ZEPA, muy limitada. Hace once años que decidimos entrar en el mundo del enoturismo y empezamos a fomentarlo, a ayudar a nuestras bodegas. Los bodegueros nos lo han puesto muy fácil. Tenemos unas bodegas jóvenes y unas bodegas que hacen una simbiosis con la leyenda del vino. Toda esta mezcla nos hizo apostar por la gastronomía y nuestra cultura patrimonial. El enoturismo vimos que estaba ayudando mucho tanto a las bodegas como a los restaurantes y que podíamos hacer un buen cóctel, un maridaje: hace un año nos incorporamos a la asociación y no tengo ninguna pega, todo son cosas bonitas. Esta forma de introducir tanto el vino como la cultura gastronómica nos ayuda a presentar nuestro patrimonio cultural e histórico”. La alcaldesa de Cadalso hizo una valoración positiva de la asociación. “Hay visitas que vienen a nuestras bodegas, a degustar nuestros caldos y aprovechan y ven nuestro municipio. Todo es positivo e incluso hemos organizado pequeñas excursiones para que hagan vistas a otros municipios que están dentro de la asociación y hemos intercambiado unas experiencias muy agradables y muy cultas en el mundo del vino”.

Jaime Peral es el alcalde de Navas del Rey municipio que acaba de unirse a Madrid Rutas del Vino. “La incorporación ha sido un poco tardía hemos visto que era fundamental ir de la mano con nuestra cooperativa Cardeña. Sabíamos que es caballo ganador, que la idea es muy buena, que tenemos un potencial turístico brutal con los millones de habitantes de Madrid capital. El que sale de casa en fin de semana busca algo más, Madrid tiene una gran oferta pero no ese poquito más como pueden ser nuestros campos; el vino puede ser la llave para ver todo lo que tenemos en estos pequeños pueblos cuya suma hace una gran comarca que roza los 100.000 habitantes, todos los fines de semana se llenan de segundas residencias, el transporte público y la combinación por carretera son buenos con lo cual es muy sencillo: el madrileño nos tiene al lado y en un radio de 25 kilómetros se puede tener la base de Robledo de Chavela, el Monasterio de Pelayos de la Presa, el Castillo de San Martín, el Palacio de Cadalso, entornos espectaculares. El vino tiene que ser la excusa para atraerles y que vean lo que pueden encontrar”. Peral invitó a visitar su pueblo y toda la Sierra Oeste.
Una vez terminado el debate, se sirvió un vino de las bodegas participantes maridado con productos de propios de la restauración madrileña en la Sala Gastronómica del Stand de la Comunidad, que cuenta con cuatro subzonas vinícolas: Arganda del Rey, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias y El Molar. La D.O. Vinos de Madrid fue creada en 1990 y es una de las 94 denominaciones de origen reconocidas en España.

Publicada el Comunidad de Madrid, Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

Nueva programación de las visitas guiadas de Robledo de Chavela

Hay 15 salidas programadas.

El Ayuntamiento , a través de la Concejalía de Desarrollo Local, informa de la nueva programación de visitas guiadas divididas en cuatro temáticas acompañadas por un experto.

 *Visitas culturales guiadas a la Iglesia ‘tierra de dragones’. Conoce la iglesia fortaleza con paso de ronda y matacán defensivo, con un impresionante retablo hispano-flamenco y con tres etapas constructivas, románico, gótico y renacentista, que se puede distinguir en sus muros.

 Horario de visitas guiadas en fin de semana. También es posible ¨la visita a la carta” cualquier día de la semana, siempre con reserva previa.

 La visita puede programarse para grupos de adultos, pero también para niños, ya que está adaptada por edades. Los más pequeños descubrirán, como si de un cuento se tratara, los secretos de esta Iglesia, entre ellos sus dragones de la mano de la dragona Chavela.

Más info: Oficina de Atención Turística Ayto Robledo de Chavela (espaciorobledo.com)

*Visita Verde guiadas: “Del siglo XXI a los orígenes, una historia de sostenibilidad”. El primer trimestre del año, se ofrecen visitas con reserva previa, en abril se ha programado dos domingos al mes.

 La visita parte del complejo MDSSC de INTA-NASA, caminando se llegará hasta la ermita de Navahonda del S.XVI a los pies del pico Almenara.

 En esta ruta se realiza un viaje en el tiempo, de la tecnología espacial más puntera del S.XXI a los orígenes, conociendo los usos y aprovechamientos del territorio tradicionales que han permitido que actualmente toda la zona pertenezca a la RED NATURA 2000, un claro ejemplo de uso sostenible.

 Los asistentes conocerán por qué fue elegida Robledo de Chavela para albergar el complejo de comunicaciones con el espacio profundo, así como los usos y aprovechamientos del territorio durante siglos, el pastoreo, la transtermitancia, el carboneo, qué es una dehesa, etc .  Y habrá un acercamiento a la flora y fauna del lugar.

Información y reserva, tan solo para grupos.

Visitas Guiadas – Web Oficial Turismo – Ayto. Robledo de Chavela (espaciorobledo.com)

*Visitas geológicas guiadas. ‘UN VIAJE AL CÁMBRICO: Cuando Robledo tenía mar’. Robledo tuvo mar. Si quieres saber cómo y cuándo fue posible, es tu oportunidad. Conoce el origen de ese mar cálido y poco profundo que dio origen a la cantera y los posteriores usos del mármol.

¿Sabías que de esta cantera se extrajo el mármol elegido para realizar los peldaños de la escalera principal del Palacio Real en Madrid?

 Inscripciones y horarios en este enlace

Visitas Guiadas – Web Oficial Turismo – Ayto. Robledo de Chavela (espaciorobledo.com)

 *Visitas ornitológicas guiadas. ‘Robledo de Chavela, un paraíso ornitológico.

Para mirar al cielo, ver aves y aprender a reconocerlas. Para saber si son estacionales y viven siempre en la zona, si están pasando la invernada o solo la primavera. Ruta por el camino de Navahonda, junto al mundo ornitológico de la mano de un profesional que lo hará más fácil. Aprender a cómo distinguir un buitre negro de un leonado en vuelo, hasta si tienes suerte la emblemática rapaz de la ZEPA Nº 56, el águila Imperial Ibérica podría surcar los cielos.

Visitas Guiadas – Web Oficial Turismo – Ayto. Robledo de Chavela (espaciorobledo.com)

 Para cualquier visita hay que inscribirse a través de la web de turismo www.espaciorobledo.com o al teléfono de Atención Turística Municipal 629 260 811

 

Calendario visitas guiadas 2023:

 

Publicada el Cultura, Tendencias0 Comentarios

El caldo de la marmita: y ahora, ¿qué hacemos con todas las sobras?

Por Julio Reoyo Hernández. Cocinero. Restaurante Doña Filo.

Sería perfecto y maravilloso a la vez que esta pregunta no tuviéramos que hacérnosla una vez pasada la gran cena, la gran comida y, de nuevo, lo mismo al finalizar el año y comenzar el nuevo. Los excesos nos enfrentan de nuevo ante los excedentes del cierto despilfarro (decía un amigo mío que en numerosas ocasiones “llenamos antes el ojo que la calabaza” y no le faltaba ni una pizca de razón).  Pero seamos realistas, esto difícilmente sucederá, somos animales que caemos de manera irredenta en el mismo desatino, año tras año.
Yo solo intentaré poner mi granito de arena para minimizar el impacto de tal despilfarro y convertir lo que, supuesta y posiblemente, tarde o temprano, iría a la basura, en verdaderos y dignos protagonistas de menús venideros.
Lo importante en estos casos es no llegar demasiado tarde o, lo que es lo mismo, tomar la decisión lo antes posible para obtener un resultado lo más honorable, aunque solo sea por respeto a los pobres langostinos.
Manos a la obra: Comenzaremos por esas infatigables bandejas de embutido variado que vaya si al menos son recién cortadas, pero que me temo hayamos comprado ya cortado y para entonces habrá que darse más prisa de la prevista. Habremos de picar a cuchillo todas ellas, imagino jamón, lomo, salchichón y chorizo bien ibéricos y rehogarlos en una cacerola en un poco de aceite de oliva, donde previamente habremos dorado lentamente las láminas de unos dientes de ajo y que habremos reservado aparte; mojaremos con un poco de caldo de pollo, de cocido o similares, y añadiremos los ajos, daremos un hervor de 2 minutos y ya tendremos la base para una suculenta sopa castellana, un meloso arroz a la zamorana o sencillamente una pasta a la boloñesa ibérica. Conservar en un hermético durante al menos 4 o 5 días o congelar directamente.
Vamos con los langostinos: siempre que ya estén cocidos, claro, terminar de pelar, cortar en cuatro o cinco trozos, mezclar con cebolleta, pimiento verde, pimiento rojo y huevo duro bien picados  y añadirle una buena vinagreta con buen aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez, sal,  pimienta y mostaza antigua, vamos, un salpicón riquísimo, un traje nuevo con uno viejo que nos durará en nuestra nevera bien conservado al menos 3 o 4 días,  ¡¡perfecto!!.
Llegamos al momento fatídico, el cordero: “¡¡Uff!! Yo ya no puedo más, ponme muy poco”, y aquí es donde llega el “qué hacemos con todo esto”, claro, quién quiere asado del día anterior, casi nadie. Démosle una solución decente, respetuosa y adecuada a la categoría del pobre lechalcito: una vez frío, y al día siguiente, deshuesamos el cordero y lo picamos groseramente con el cuchillo y reservamos. En una cacerola aparte y en unas gotas de aceite de oliva, doramos un poco de ajo picado, añadimos algo de cebolleta muy picada que pochamos a fuego lento durante 10 minutos, añadimos unos champiñones portobello muy picados también y seguimos pochando durante 15 minutos más, flambeamos  el conjunto con una copita de brandy, de ese que abrimos precisamente solo en Navidad, e incorporamos el cordero troceado y algo de salsa que nos haya sobrado de la noche anterior, damos un hervor a todo ello, rectificamos de sal y pimienta y retiramos del fuego para que pierda el calor pero no se quede totalmente frío, que se pueda manejar y moldear. Estiramos una placa de hojaldre rectangular, de las del súper, marca Buittoni, por ejemplo; rellenamos con la farsa del cordero haciendo un rodillo, enrollamos y sellamos con huevo batido, le hacemos una pequeña chimenea en el centro y, en el alto, lo pintamos bien con huevo y lo horneamos a 200º durante 22 minutos. Sacamos del horno y consumimos directamente o dejamos enfriar en ambiente y guardamos en frío para consumir dentro de 2, 3 o 4 días, precalentando el horno de nuevo a 200º y horneándolo durante 6 u 8 minutos. Acompañar de un buen puré de patatas con bien de mantequilla y el plato estará a la altura de la mejor Nochebuena.
Como los turrones y dulces navideños nos brindan mas caducidad que todo lo anterior, no os propongo ninguna receta, tan solo un consejo, no alargar demasiado el consumo o ellos solos se habrán cargado buena parte de los propósitos para el nuevo año. “Consejos vendo, para mí no tengo”.
FELIZ NAVIDAD, QUERIDOS.

Publicada el Productos de la tierra, Tendencias0 Comentarios

La AEPD y UNICEF España ofrecen a las familias las claves que deben tener en cuenta al regalar un móvil a sus hijos e hijas

 La campaña ‘Más que un móvil’ incluye como elemento destacado ‘La guía que no viene con el móvil’, que recoge 10 consejos imprescindibles para las familias antes y después de entregarles un teléfono, ya que no es algo tan sencillo como #LeDasUnMóvilYYA.

La iniciativa cuenta con la colaboración de Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo, Fundación Atresmedia, Mediaset España, RTVE, JC Decaux, Metro de Madrid y EMT Madrid, que van a difundirla a través de sus respectivos canales.

La campaña se difundirá en redes sociales con el hashtag #LeDasUnMovilYYa, y toda la información está disponible aquí: www.aepd.es/mas-que-un-movil.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y UNICEF España han lanzado hoy su campaña ‘Más que un móvil’, dirigida a ofrecer a las familias las claves que deben tener en cuenta antes de entregar a sus hijos e hijas un teléfono móvil. La campaña cuenta con la colaboración de Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo, Fundación Atresmedia, Mediaset España, RTVE, JC Decaux, Metro de Madrid y EMT Madrid, que van a difundirla a través de sus respectivos canales para que todas las familias tengan acceso a unos consejos básicos sobre cómo pueden preparar a sus hijos e hijas para el acceso a estas tecnologías.

La campaña ‘Más que un móvil’ incluye el decálogo ‘La guía que no viene con el móvil’, que recoge pautas y recomendaciones para fomentar el diálogo y que las familias participen activamente en la educación de sus hijos e hijas, transmitiendo valores e información suficiente para garantizar tanto un uso responsable del teléfono móvil como los derechos de los niños y las niñas también en el entorno digital.

Niños, niñas y adolescentes manejan la tecnología desde muy temprana edad, saben moverse por las aplicaciones a la perfección, descargar contenidos, buscar vídeos, navegar…, pero estas actividades no siempre se llevan a cabo con un criterio informado y no siempre son conscientes de los riesgos a los que pueden exponerse.

En este sentido, la supervisión de las familias empieza a diluirse cuando se les regala su propio terminal. Según datos del informe de UNICEF España Impacto de la tecnología en la adolescencia. Relaciones, riesgos y oportunidades, la edad media para el acceso al primer dispositivo móvil de uso personal en España tiene lugar antes de los 11 años. Además, el informe refleja que el 92,2% de los y las estudiantes de 1º y 2º de ESO tienen su propio smartphone, casi el 95% de los adolescentes dispone de móvil con conexión a Internet y 1 de cada 3 adolescentes hace un uso problemático de Internet y las redes sociales.

En cuanto a los riesgos que puede conllevar el uso del teléfono móvil, el 42% de los estudiantes encuestados para realizar el estudio aseguró haber recibido alguna vez mensajes de contenido erótico-sexual, 1 de cada 10 había recibido una proposición sexual por parte de un adulto a través de redes sociales, chats, Internet o videojuegos, y 1 de cada 5 podría estar sufriendo ciberacoso.

Teniendo en cuenta estos datos, la campaña se centra en la idea de que se le da un teléfono móvil a un niño o a una niña… “y ya”. Ese “y ya” puede ser el punto de partida de una buena experiencia o el comienzo de una serie de problemas a los que en ocasiones resulta difícil enfrentarse a posteriori (envío de fotos comprometidas, ciberacoso, contactos con personas adultas que se hacen pasar por menores, dejar de hacer actividades en la vida real para estar siempre conectado, etc.).

Debido a esto, incluso desde antes de entregar a los o las menores un teléfono móvil de uso personal se necesita una planificación y, después, una guía y acompañamiento. No es algo tan sencillo como regalar un móvil y ya. Por ello, la AEPD y UNICEF España recuerdan en esta campaña que un móvil es #másqueunmóvil. Con ‘La guía que no viene con el móvil’ quieren ayudar a todos esos padres y madres que quieren ser partícipes de esa experiencia pero desconocen con exactitud cómo hacerlo.

Los colaboradores de la campaña de la AEPD y UNICEF España refuerzan con su participación su compromiso con los derechos de niños, niñas y adolescentes en el entorno digital. Se trata de la primera campaña en la que participan de forma conjunta Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo, que van a incluirla en las pantallas digitales de sus puntos de venta, añadirán el código QR para descargar el decálogo de consejos ‘La guía que no viene con el móvil’ junto a los terminales que comercializan o incorporarán los materiales en sus programas de formación, entre otras acciones de difusión. Asimismo, Atresmedia, Mediaset y RTVE van a emitir en sus respectivos canales el spot de servicio público, una acción que también llevarán a cabo Movistar Plus+ y Vodafone TV. Por su parte, JC Decaux va a realizar difusión de la misma a través de su cartelería tanto de calle como de centros comerciales, y Metro de Madrid  y EMT Madrid también difundirán la iniciativa en sus respectivos canales.

Asimismo, esta iniciativa se va a incluir en las acciones de difusión del Pacto Digital para la Protección de las Personas, que agrupa a más de 400 entidades adheridas. La AEPD y UNICEF España también van a promocionar esta campaña en el ámbito educativo y entre instituciones, empresas, expertos y divulgadores, que pueden convertirse en altavoces del mensaje e iniciar un camino que permita mantener a niños, niñas y adolescentes seguros en internet, conscientes de sus derechos en el entorno digital y conocedores de las herramientas y mecanismos de prevención, protección y ayuda.

Sobre la AEPD y UNICEF España

La Agencia Española de Protección de Datos y UNICEF España firmaron un acuerdo de colaboración el pasado mes de junio para desarrollar actuaciones dirigidas a la protección de los derechos de la infancia. Ambas entidades acordaron colaborar en campañas de sensibilización conjuntas sobre el uso adecuado de Internet por parte de niños, niñas y adolescentes, así como en la difusión de materiales educativos.

 

Publicada el Actualidad, Tendencias0 Comentarios

La asociación cultural Albirka visitó el nacimiento del río Alberche

El nacimiento del Alberche, en el término de San Martín de la Vega del Alberche, ha sido la actividad de otoño realizada por la asociación cultural Albirka que ahora cumple 20 años. El Alto Alberche se encuentra en la zona oriental de Gredos en un paraje en donde se divisa un valle amplio por el que transcurre el río hasta cruzar la primera población de importancia: Burgohondo (Avila). El curso fluvial en este primer tramo camina entre la serranía de la Paramera y Gredos. Muy cerca del nacimiento del río se puede divisar el Circo de Gredos.

Albirka es una asociación cultural, creada en 2002, que agrupa a los amantes del Alberche. A partir de una iniciativa de esta asociación, la Real Academia de la Historia ha incluido en su Biblioteca Digital el Tumbo de Valdeiglesias, el documento más importante para conocer la historia de esta comarca de la Sierra Oeste de Madrid.

Fotos: Alberche-Albirka

Publicada el Medio Natural, Tendencias0 Comentarios

Los habitantes de Colmenarejo reciclaron un total de 125.224 kg de envases de vidrio.

Ecovidrio busca a los mejores Ecólatras de la Comunidad de Madrid.

Ecólatras es la primera plataforma digital de eco-movilización y ya cuenta con más de 85.000 usuarios.
Ecovidrio busca reconocer la iniciativa individual con mayor proyección de la Comunidad de Madrid.

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores de toda España, la Comunidad de Madrid y la Federación de Municipios de Madrid, ponen en marcha desde el 12 de septiembre hasta el 17 de diciembre, los primeros premios Ecólatras de la Comunidad de Madrid. Una iniciativa que se llevará a cabo en nuestro municipio y que tiene como objetivo buscar las mejores iniciativas y proyectos que tenga en común el cuidado del medio ambiente.
Cada día son más las personas que se han unido a este movimiento eco. Una comunidad de personas, que tienen el lema “Reducir, reutilizar y reciclar” por bandera y como forma de vida. Los Ecólatras protegen el medio ambiente con cada una de sus acciones, desde el reciclaje de envases, la movilidad urbana sostenible o el uso del transporte público. Personas que, en definitiva, llevan una vida sostenible con el mismo objetivo común: cuidar de nuestro planeta para dejar un buen legado a las generaciones futuras.
Para poder optar a este reconocimiento, se ha de presentar un proyecto sostenible relacionado con el cuidado del medio ambiente e inscribir el mismo en www.ecolatras.es/por/madrid para que los ciudadanos puedan votar dicho proyecto.
Estos premios se convertirán en un distintivo de prestigio sostenible en la sociedad madrileña. En esta primera edición se constituirán tres categorías, en las que se podrán presentar iniciativas o acciones eco que entren dentro del movimiento Ecólatras. Estas categorías estarán enfocadas a diferentes ámbitos sociales:

  • Comunidad Escolar: a este premio podrán optar todas las organizaciones de la comunidad escolar: colegios, institutos, AMPAS, escuelas infantiles, etc. Podrán presentar las iniciativas eco que hayan desarrollado en sus centros y que cuenten con una continuidad en el tiempo.
  • Empresas y Organizaciones: a este premio podrán optar todas las empresas y organizaciones que cuentan con estrategias sostenibles de sus productos, líneas sostenibles e iniciativas eco.
  • Asociaciones: a este premio podrán optar todas las asociaciones que mediante su causa desarrollan iniciativas y proyectos comprometido con el Medio Ambiente.

Podrán presentar las iniciativas eco que hayan desarrollado que cuenten con una continuidad en el tiempo.

Para estimular la participación en los Premios Ecólatras Madrid, a los ganadores de cada categoría se les hará entrega del premio Ecólatras que irá acompañado de una aportación
económica de 2.000 € que pretende servir para dar continuidad y desarrollo su proyecto.

Datos de reciclado de vidrio en Colmenarejo
Según los últimos datos relativos a 2021, los habitantes de Colmenarejo reciclaron un total de 125.224 kg de envases de vidrio, lo que supone que cada habitante depositó en el contenedor verde una media de 13,4 kg.
Respecto a la tasa de contenerización, Colmenarejo se sitúa con una media de 199 habitantes por contenedor, contando con un total de 47 iglús para los residuos de envases de vidrio instalados.
Beneficios medioambientales del reciclado de vidrio
Durante 2021, los madrileños han seguido tomando conciencia sobre la importancia de cuidar del medioambiente. Así, el reciclaje de envases de vidrio ha sido, un año más, un ejemplo perfecto de modelo de economía circular, apoyando además la Agenda 2030 y hasta seis Objetivos de Desarrollo Sostenible. En concreto, durante el pasado año, gracias al reciclaje de vidrio en la Comunidad de Madrid, se ha logrado:

  • Evitar la emisión de 66.978 toneladas de CO2, equivalente a realizar 118 veces la distancia en avión entre Madrid y Nueva York.
  • Evitar la extracción de 138.576 toneladas de materias primas (arena, sosa y caliza), que pesarían casi 14 veces la Torre Eiffel.
  • Ahorrar 82.475 MWh de energía, equivalente a casi un mes de consumo energético de todos los hospitales de la Comunidad de Madrid.

Sobre Ecovidrio
Ecovidrio es la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España. En 1997, tras la aprobación de la Ley de Envases y Residuos de Envases y el arranque de sus operaciones en 1998, se convirtió en la entidad gestora de un modelo de reciclado que garantiza un servicio completo y al que tienen acceso todos los ciudadanos. En términos de financiación, 8.000 compañías envasadoras hacen posible, con su aportación a través del punto verde, el sistema de reciclado.
La labor de Ecovidrio destaca por garantizar el reciclado de alta calidad a través del contenedor, potenciar las infraestructuras de contenerización y recogida, invertir en planes y recursos destinados a incrementar el reciclaje de envases de vidrio en la hostelería, movilizar a los ciudadanos a través de campañas de sensibilización y promover la prevención y el ecodiseño de los envases. En las últimas dos décadas el sistema de Ecovidrio ha permitido que hoy en día se reciclen siete de cada diez envases de vidrio. El reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para contribuir al desarrollo sostenible, fomentar la transición hacia la economía circular y luchar contra el cambio climático. Además, el reciclaje de envases de vidrio es una actividad apoya el cumplimiento de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Publicada el Sierra Oeste, Tendencias0 Comentarios

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

31 de MAYO

  Chollocolchon   Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Verificado por MonsterInsights