Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

¿Está preparada la Sierra Oeste para los incendios forestales?

El 23 de agosto de 1967 un incendio forestal causó la muerte de tres vecinos de San Martín de Valdeiglesias y terminó afectando a los términos municipales de Navas del Rey, Pelayos de la Presa, Villa del Prado y Aldea del Fresno. Este mes de junio un fuego en Portugal se llevó la vida de 64 personas y otro en Doñana puso de manifiesto la fragilidad de nuestros bosques ante catástrofes similares. El 1 de julio se celebró en el Ayuntameinto de San Martín la Jornada titulada ‘Prevención de incendios forestales en urbanizaciones ¿Cómo puedo ayudar a prevenir?’ en la que políticos y expertos señalaron el peligro que supone un incendio en nuestro territorio, declarado zona de alto riesgo según publica el BOCM de 9 de junio de 2017.
El equipo de redacción de A21 ha elaborado diferentes artículos en los que se advierte de que un siniestro como el de Portugal podría suceder también en nuestra Sierra Oeste por darse en ella circunstancias propicias para el inicio y la propagación de incendios forestales y las carencias que lamentablemente aún padecemos en cuanto a medios de prevención y extinción.

Durante el mes de junio sufrimos unos calores rigurosos pero también incendios forestales en la Península que quedarán en la memoria como de los más trágicos conocidos en nuestro entorno. A todos nos vienen las imágenes de la llamada ‘carretera de la muerte’ portuguesa en un tramo rodeado de masas forestales con una densidad de árboles extremadamente elevada. Las condiciones meteorológicas, la orografía, el tipo de masa forestal y su cantidad fueron decisivos a la hora de la evolución del fatal siniestro.
¿Es posible un incendio forestal como el de Portugal en la comarca?
Analicemos nuestro territorio atendiendo a su orografía, climatología, masas forestales, evolución del uso del campo, urbanizaciones, áreas recreativas y comportamiento de las Administraciones Públicas.
OROGRAFÍA
La comarca de la Sierra Oeste de Madrid, junto con las zonas abulenses del Gredos Oriental y Alto Tiétar, se sitúa a caballo entre las Sierras de Guadarrama y Gredos, estableciéndose el límite de ambas sierras en el río Alberche a su paso por San Martín de Valdeiglesias.  La orografía se encuentra llena de montes, montañas, valles, collados, puertos, barrancos, etc. que pueden actuar de aceleradores de un incendio y sobre todo convertirlo en imprevisibles en su comportamiento. En este caso la orografía es un factor de peligro para los incendios.
CLIMATOLOGÍA/METEOROLOGÍA
Ubicados en el centro de la península y en la región mediterránea a nivel planetario, los veranos son largos, calurosos y muy secos. Pero además debemos tener en cuenta los localismos propios producidos por la cambiante orografía ya que de un pequeño valle a otro diferente, y aun siendo limítrofes, pueden variar las condiciones meteorológicas en sus valores de humedad relativa y temperatura, aparte de la diferente procedencia de los vientos fruto de la modelación de los mismos por la propia orografía. En este sentido vamos mejorando pues los Ayuntamientos de Robledo de Chavela, El Tiemblo, Navahondilla y Cenicientos ponen a nuestra disposición estaciones meteorológicas on line con datos reales instantáneos de todo tipo de parámetros meteorológicos apoyados con webcams en directo.  Les aseguro que se llevarían sorpresas increíbles del comportamiento de un municipio a otro fruto de su orientación y ubicación. Usemos las citadas estaciones porque nos pondrán en alerta ante las condiciones diarias del tiempo.
EVOLUCIÓN DEL USO DEL CAMPO. PAISAJE FÍSICO. MASAS FORESTALES
El paisaje de nuestros campos ha cambiado considerablemente en las últimas décadas con las nuevas realidades sociales.  En primer lugar el abandono del campo convierte las zonas agrícolas aumentando la superficie forestal de una forma descontrolada en la cantidad y variedad de vegetación, lo cual supone un agravamiento para el peligro de incendio forestal y su propagación. Con frecuencia oímos a nuestros vecinos, cuando se les comunica la necesidad de sacar un permiso para la quema de restos, decir que llevan quemando toda la vida y que nadie les va a enseñar. Se equivocan pues cuando ellos quemaban hace 40 años el campo estaba mucho más limpio que ahora tras el abandono agrícola y ganadero.  En la comarca encontramos, igualmente, miles de hectáreas de masas forestales continuas de coníferas y frondosas en menor medida, pero igualmente extensas. El pino resinero (Pinus pinaster) es el que más rápidamente se extiende debido a su capacidad de regeneración natural y sus propiedades de especie invasora a pesar de ser autóctono. Así mismo contamos con miles de hectáreas de pinos piñoneros (Pinus pinea); masas continuas de encinas, robles y castaños. En muchos casos las densidades de estas masas son muy similares a las de la zona del incendio de Portugal, si bien no tenemos el cultivo del eucalipto.  Con el incendio de Portugal se abrió el debate de los llamados cultivos forestales para madera de los eucaliptos y las variedades de pino de más rápido crecimiento, con unas densidades muy elevadas limitando con poblaciones y carreteras. En la comarca encontramos lugares similares especialmente de pino resinero, si bien el incendio de Huelva afectó a pino piñonero de los cuales tenemos en la comarca miles de hectáreas de masas continuas.

URBANIZACIONES
En paralelo al abandono del campo se instala el uso social de los campos y de los montes. Para ello, y debido a la singularidad y posibilidades de la comarca comenzaron a crecer urbanizaciones que inicialmente nunca tuvieron en cuenta la peligrosidad que pudiera derivarse de su ubicación por orografía, meteorología y vegetación. Se construyeron numerosas urbanizaciones que hoy en día son auténticos polvorines en verano. Pero hay más, nos dio por adornar nuestras parcelas con vegetación muy sensible a la propagación de los incendios forestales. Se va legislando al respecto para la seguridad de estos núcleos urbanos, pero queda aún mucho por hacer tanto por parte de las administraciones como de los vecinos. El ejemplo más contundente es el de las arizónicas (Cupresus arizónica) usadas como setos delimitando las parcelas. Además aparte de las urbanizaciones “legales” existen infinidad de pequeños agrupamientos “ilegales” de casas en medio de la nada de nuestros montes que bien pudieran asemejarse al equivalente de las pequeñas aldeas portuguesas que se vieron afectadas por el terrible incendio.
Unamos a nuestros hábitos de barbacoas peligrosas, los usos indiscriminados del bricolaje como radiales, soldadoras, quemas indebidas y un largo etcétera. No olvidemos que en nuestra zona la mayor parte de los incendios son causados por la presencia humana y sus negligencias como las citadas.
AREAS RECREATIVAS
Un peligro real y muy llamativo. La concentración de cientos de vehículos en determinadas áreas es un problema de primer orden ante una catástrofe no deseada. Los planes de evacuación resultarían imposibles porque tenemos la rara costumbre de entrar con los coches hasta la cocina. Pienso en zonas como la pista paralela de Picadas, San Juan, El Burguillo etc. Dejemos el coche en lugares indicados y andemos un poquito para evitar posibles tragedias.
ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
Estas deben velar por nuestra seguridad y ser valientes en sus decisiones y planteamientos olvidándose de las consecuencias de impopularidad que puedan crear determinadas medidas que resultan absolutamente necesarias. Si hay que prohibir, por ejemplo, barbacoas en una urbanización de alto riesgo debería hacerse porque motivos sobrados hay para ello.
Además, la eliminación de retenes en la comarca, como el de Pelayos de la Presa, han provocado la denuncia de las asociaciones Arba y Globalízate para las que el Gobierno regional tiene “un interés mínimo por el medio ambiente de la ZEPA, además de caer en el reiterado error de ahorrar en prevención cuando la experiencia demuestra los enormes costes de las soluciones a posteriori”.
La coordinación entre las administraciones que combaten el fuego debe ser prioritaria. Personalmente tengo serias dudas de esta coordinación. La sección forestal de Bomberos de la CAM debe ser la única administración en el mundo que da los vientos que recogen sus retenes al revés. La Organización Meteorológica Mundial establece por convenio que los vientos se dirán siempre desde donde proceden. Es decir, un viento que viene del Norte será un ‘viento norte’. La ceremonia de la confusión está servida pues en la coordinación de un incendio forestal no es de recibo que unos se refieran a la dirección del viento correctamente y los retenes de Madrid, por orden de Bomberos, lo digan al revés.
De la sección de Incendios de Bomberos de la CAM depende la autorización del uso de las máquinas desbrozadoras de las cunetas de nuestras carreteras, que en el pasado han provocado grandes incendios forestales. Resulta difícil  entender que hayan estado funcionando a pleno rendimiento en condiciones meteorológicas como las del mes de junio, cuando saben de su peligro y  conocen de los incendios provocados, como el del jueves 29 en una rotonda de Pelayos que finalmente se cogió a tiempo. Y seguirán funcionando en julio.
Un incendio como el de Portugal es absolutamente posible en nuestra comarca porque tenemos todos los ingredientes necesarios: orografía, clima, vegetación, urbanizaciones, núcleos urbanos dispersos, carreteras entre pinares, hábitos peligrosos y falta de rigor y conocimiento de las administraciones públicas.

Candea Basajaun.

Una Respuesta para “¿Está preparada la Sierra Oeste para los incendios forestales?”

  1. LAS ENCINAS DE CENICIENTOS

    Cerro de Colino encinas
    y encinas del Encinar,
    adorno de las colinas
    junto al verde del pinar.

    Encinas de Cenicientos
    siempre leña de su hogar,
    nacidas en sus cimientos
    y arboledas de su lar.

    Por los cerros cenientales
    el chaparo es montaraz,
    y de lejos son vestales
    muy jóvenes y en agraz.

    Jornaleros sin jornales
    entre la nieve invernal,
    allegaban sus caudales
    de un chaparral ceniental.

    Con el hacha y el podón
    y mula que sola va,
    entre copos de algodón
    la tarama el pan le da.

    Y limpio se hallaba el monte
    y los incendios muy raros,
    y en el cerro un horizonte
    de los encinares claros.

    Chaparros bajos y encinas
    que dais sombra al horizonte,
    descorred vuestras cortinas
    y decidme que hay delante.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031