Categoría | Opinión

Cuando todos tenemos que ser héroes

Llevamos casi diez días confinados en nuestros hogares, intentando protegernos de un enemigo invisible y probablemente más letal de lo que los expertos y gobiernos nos habían dicho, estamos asustados y hay quien empieza a echar de menos el poder verse con los amigos, dar un paseo, tomarse un café en el bar… Todos, o casi todos, estamos haciendo grandes renuncias en estos días que parecen sacados de una película apocalíptica, y lo peor de todo es que parece que solo acaba de empezar, pero es precisamente en estos momentos cuando todos tenemos que demostrar (y algunos ya lo estamos haciendo) de qué pasta estamos hechos en realidad, ahora es cuando nos toca demostrar que somos verdaderamente solidarios, inteligentes, conscientes y valientes. Y la mejor manera de hacerlo es quedándonos en casa y saliendo solo en momentos imprescindibles.

Tenemos que colaborar para que nuestra primera línea, nuestros héroes, venza en esta pelea a la que se enfrentan. Nuestra sociedad, por fin, está viendo a sus héroes reales, a los que día a día se dejan la piel sin que nadie les aplauda ni les dé una palmadita en la espalda ni les agradezca todo lo que hacen para sostener una sociedad que, de no ser por ellos, sería demasiado endeble para sostenernos. Todo el personal sanitario, el de seguridad, el de limpieza, el del sector primario, los educadores, los transportistas, los tenderos… y podríamos seguir enumerando a muchas personas y a muchos trabajos de los que suelen pasar desapercibidos en las grandes noticias o en las portadas de los periódicos en favor de otros que, en estos momentos de necesidad, parecen totalmente desaparecidos o realmente inútiles en algunos casos.

Quizás, en unos años tengamos un nutrido grupo de científicos, médicos, sanitarios, cuidadores y agricultores muy jóvenes formado por todas las niñas y todos los niños que hoy están viendo cómo están actuando y con qué energía se están dejando la vida para que nosotros podamos seguir por aquí sin demasiados problemas serios en nuestra inmensa mayoría. Quizás empecemos a comprender que los valores hay que cambiarlos, que hay que mirar de otro modo, que cualquiera de nosotros, desde nuestro pequeño rincón del mundo, podemos ser el héroe que ayude a los demás.

Y para que ellos logren realizar sus hazañas, para que su valor, coraje y energía no se gasten en vano, para que su trabajo tenga sentido real, para ayudarles en esta pesadilla que a muchos de ellos les está tocando vivir casi cada día, solo tenemos que hacer una cosa, solo nos han pedido un esfuerzo, uno que tampoco es tan duro, porque la suerte ha querido que esto nos toque pasarlo en uno de los momentos en los que estamos más conectados desde la distancia y en el que tenemos a nuestra disposición más comodidades que nunca, ¿alguien ha pensado en lo que habría sido superar el Coronavirus y el Estado de Alarma en una España sin internet y sin la comunicación a distancia tan desarrollada? Solo nos han pedido que nos quedemos en casa, solo eso. Con todas o casi todas las comodidades que tenemos a nuestra disposición a diario.

El día de mañana, cuando esto pase, porque pasará, siempre podrás recordar que cumpliste, que dentro de los límites de lo que podías ofrecer a los demás, fuiste un héroe y que parte del éxito en la misión de fulminar al maldito COVID-19 también fue tuya.

 

Javier Fernández Jiménez.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

abril 2020
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930