Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

Entrevista a Rafael Rodríguez, premio Divulgación Cultural Sierra Oeste 2020

  • ACTSO reconoce la labor en un amplio abanico de disciplinas de este vecino de Pelayos de la Presa.

La Asociación Cultural Teatro Sierra Oeste entregaba hace unos días el V Premio Divulgación Cultural Sierra Oeste, un galardón que ofrece al inicio de cada una de sus temporadas y que precede a todos los eventos culturales, actividades y propuestas que realiza durante el curso. En este 2020 que tan difícil será de borrar de la memoria de casi todos, esta asociación con una década de historia ha decidido galardonar a Rafael Rodríguez, un pelayero de corazón y una de las personas más apasionadas y relacionadas con la cultura comarcal en un amplio abanico de disciplinas que van del teatro a la literatura, pasando por la ayuda en la dinamización del Monasterio Santa María la Real de Valdeiglesias o la creación en su municipio del Club de Lectura Siglo de Oro. Rafael toma el relevo de los cuatro premiados con anterioridad: Vicente Hernández, Javier Fernández, la Escuela Municipal de Música y Danza de Chapinería y la Asociación Española de Amigos de la Poesía.
Para la realización de esta entrevista, tan atípica como el año que vivimos, se contó con la colaboración de diversas personalidades de la cultura y de la sociedad de la Sierra Oeste de Madrid, que fueron las responsables de realizar todas y cada una de las preguntas. Rocío Royo, Antonio Sin, Concha Salazar, Ana Rivero, Xabier Pedroso, Mónica Fraile, Pilar Arias, Máximo Becerril, Miriam Urbano, Héctor Sin, Mariana Feride, Fran de la Poza, Ester López, Fernando López, Araceli Escudero, Pablo Castaño fueron los responsables de realizar las preguntas (no todas) que forman esta entrevista.

Si tuvieras una varita mágica y pudieras pedir tres deseos sobre el buen hacer patrimonial y cultural de la comarca, ¿qué pedirías?
Lo primero que haría sería echar por encima de la comarca una buena rociada de comprensión, una segunda rociada de afecto y en tercer lugar una rociada que acabara con esos egos que, muchas veces, perjudican al conjunto de la comarca. Esa sería una cosa, otra sería conseguir de verdad una cohesión entre los ayuntamientos para presentar un frente unido y un buen proyecto de desarrollo que contemplara un futuro mejor y consiguiera de una vez por todas recuperar al menos los niveles económicos y sociales que tenía esta comarca antes de la Crisis de 2008.

¿Qué persona, de todas las que has conocido durante toda tu trayectoria vital, es la que más te ha sorprendido por su inteligencia o más ha influido en tu forma de pensar?
La persona que más influyó en mí fue el que fue profesor mío en derecho internacional privado, don Mariano Aguilar Navarro. Él fue quien me puso en la pista de cuál es el verdadero sentido de los que, de alguna manera, tenemos unos modestos conocimientos en materia legal. Tengo la carrera de derecho y durante una época ejercí como abogado, pero gracias a este profesor abrí los ojos y vi cuál era la verdadera razón de la existencia, no del abogado, sino del jurista; la verdadera razón de la Justicia es lo que decían los romanos, el arte de lo bueno y de lo justo y de dar a cada un lo suyo.

“Si se permite que el alumno participe y aporte en su periodo educativo tendremos una Educación mucho más rica y mucho más completa”

¿Cómo llegaste hasta Pelayos de la Presa y por qué decidiste quedarte aquí?
Llegué a Pelayos de la Presa porque mi padre quería comprarse una casita en el campo para jubilarse y después de mirar por los alrededores llegamos a Pelayos y encontramos una cosa que la verdad es que era a mí al que le satisfacía, porque encontramos la casa en la que vivo, que es de una sola planta, de un tamaño decente y que mi padre pensó que sería ideal para vivir su jubilación. Tengo la enorme suerte de vivir en un sitio donde la gente me aprecia, muchísimo más de lo que merezco y que contribuyeron a salvarme la vida el día que me dio el infarto que casi acaba con ella.

¿Qué política municipal haría falta en la Sierra Oeste para dinamizar la actividad cultural actual?
Sería conveniente y necesaria una política de cohesión, es decir, que las fuerzas vivas de la comarca se olvidaran de alguna que otra cosa y forjaran un objetivo común y una tarea común para llevarlo adelante y alcanzarlo. Tanto Pelayos como el resto de los pueblos que integran la comarca tienen un amplio potencial, sobre todo en el ámbito de la cultura. Habría que enfocar objetivos, propuestas educativas y otros asuntos estructurales. La pandemia no ha traído casi nada bueno, pero quizás ha servido para reconocer que hay más cosas además del turismo puro y duro para preparar un futuro mejor para esta comarca. Tenemos muchas cosas buenas que podrían abrir muchos horizontes.

¿Qué ha significado para ti el teatro?
El teatro para mí ha significado mucho, porque yo empiezo a hacer teatro cuando fallece mi madre en 2008 y sobre todo la aventura teatral en la Biblioteca Municipal de Chapinería ha sido una enorme satisfacción para mí, porque he sido tratado con afecto, con cariño y de una manera exquisita. Y he aprendido mucho sobre teatro, prácticamente todo lo que sé ahora mismo del teatro se lo debo a ellos, tanto a la biblioteca como productora de la obra como a los compañeros y sobre todo al director, al señor Francesc Garcelán. Aunque la obra con la que me estrené como actor fue con una que dirigía mi buen amigo Valentín Domingo Santander, quizás una de las personas más conocedoras en la comarca y fuera de ella, la función se llamaba “Sabino Curatraumas”, que la hicimos en el teatro de San Martín de Valdeiglesias.

¿Eres capaz de razonar que puedes estar confundido en alguno de tus planteamientos o te molesta que te contradigan?
Yo no tengo ningún problema en reconocer que me he equivocado, absolutamente ninguno. Y si alguien tiene razón yo defenderé mis tesis con mis argumentos y si se demuestra que estoy equivocado lo acepto y lo reconozco sin ningún problema, siempre lo he hecho. Pero en todos estos años he aprendido que no importa en realidad lo que tú dices o el cómo lo dices, lo verdaderamente importante es cómo los demás interpretan o quieren interpretar lo que has dicho.

¿Una persona como Rafael Rodríguez nace o se hace?
Se hace. Porque yo tuve una gran suerte, a lo largo de mi vida he tenido unos puestos de trabajo que me han permitido conocer a una gente muy importante y a gente muy inteligente y muy despejada, por eso digo que se hace. Si yo no hubiera tenido determinadas situaciones y determinadas cosas no sería hoy el que soy.

¿Eres de los que piensan que las instituciones no se implican seriamente en cultura porque los ciudadanos cultos son más difíciles de controlar?
Evidentemente, pero no es nuevo. Los dos grandes elementos que siempre han servido a las élites para dominar al pueblo, que son el Mito y el Miedo y que han ido evolucionando según ha avanzado la historia y el algunos de estos momentos, por ejemplo, como el que vivimos, incluso hay quien pretende recuperar tiempos pasados, porque el presente y el futuro son completamente diferentes de lo que ya fue. Una de las cosas que yo pelearía y pelearé siempre es porque la cultura debería estar presente en los presupuestos de los ayuntamientos pero al margen de lo que son los festejos tradicionales, tendría que haber una partida de cultura independiente.

¿Cuál es la noticia o acontecimiento que te gustaría dar o comentar en la radio?
La radio me llena mucho porque es el mejor medio de comunicarse, porque soy contrario a eso de que una imagen vale más que mil palabras. La noticia que a mí me gustaría mucho dar por la radio de esta comarca es que se ha formado una comisión integrada por todos los ayuntamientos de la zona para preparar una estructura cultural y cubrir las necesidades logísticas de aquellos grupos que hacen cultura o de aquellos artistas que son creadores.

¿Si pudieras dar marcha atrás en el tiempo qué consejo le darías a tu yo de 10 años, al joven Rafael de 20 y al maduro de 40?
Al niño de 10 años le diría que se aplicara y leyera más todavía de lo que yo leía, al de 20 años le diría que tendría que preocuparse de llevarse bien con los demás y al de 40 le diría alégrate, porque prácticamente has cumplido con la sociedad que te rodea.

¿Qué opinas de que para los ayuntamientos la cultura siga siendo la “asignatura pobre”?
La cultura tiene un riesgo, aviva el ingenio de la gente, despierta la curiosidad, facilita el uso del lenguaje para hacer sencilla la comunicación con los demás, pero fundamentalmente la cultura proporciona desarrollo y proporciona libertad y quizás no es algo que interese demasiado.

¿Qué significa para ti este premio?
Es una satisfacción y una sorpresa, porque lo que creo que yo hago es lo que deberíamos hacer casi de manera natural y sobre todo se debería de hacer desde los poderes públicos. Divulgar la cultura es transmitir a los demás lo que tú opinas sobre las cosas y eso es muy importante porque esto puesto en contacto con lo que dicen otras personas eleva las posibilidades de desarrollo y de tener un futuro mejor.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

22 DE ENERO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

enero 2021
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031