Categoría | Actualidad

Valdemorillo vivió su segundo gran encuentro con los Clásicos

Los Clásicos volvieron a encender motores en Valdemorillo, en la segunda concentración anual que se convierte ya en una cita imprescindible para los buenos aficionados al mundo del automóvil, también de las motos. Y es que en su segunda edición, el evento, organizado por el Ayuntamiento y el Club local que vuelca empeño por hacer valer este necesario reencuentro con la viejas  y casi incombustibles ‘glorias’, hizo meta cumpliendo el objetivo de sorprender al público que se decidió a sortear el calor para acudir este domingo 18 de junio, ya de mañana, al parking de la Plaza de Toros y realizar así un auténtico ‘viaje’ en el tiempo, desfilando entre los seiscientos y demás utilitarios imposibles de olvidar, pero también entre esas singulares berlinas y deportivos que conservan todo el atractivo y la ‘marcha’ como si fueran a estrenarse otra vez en la carretera.

Porque todo contó para formar parte de esta extraordinario escaparate, con cabida para los más antiguos junto a los más singulares, haciendo compartir espacio los automóviles de gama más alta junto al popular cuatro latas al dos caballos y a tantos otros modelos y marcas, todos con el denominador común de haberse matriculado en otro siglo, alguno incluso, hace más de ochenta años… Decenas de coches y un selección de motos que se disputaron el interés de curiosos y aficionados, así como los premios pensados para señalar a los mejores entre tantas ‘joyas’ sobre ruedas.

Y tras horas de exposición, y tomando el testigo al acompañamiento musical brindado por los chicos de Sin fecha de Caducidad, grupo que supo poner acento especial al encuentro, Juan Carlos tomó el micrófono en nombre del Club de Clásicos de Valdemorillo para ir nombrando a los mejores. Y el primero en recibir su trofeo, el propietario de un soberbio Citroën 11 BL del 54, el que más puntuó entre tantas decenas de coches. Y también hubo galardón a la mejor de las motos, la espléndida BMW R-27 del año 1963 de José Manuel Mozos. Completando palmarés, no podía faltar el aplaudido reconocimiento al veterano, a un Pontiac Cabrio que ronda los 100, porque lleva pisando asfalto desde 1929 y lo hace, además, luciendo como nuevo. Como tampoco faltó el premio especial de AAM Clásicos, otorgado al Chevrolet del 43 que no dejó de atraer todas las miradas y cometarios. Para esta entrega de trofeos se contó con la presencia de la Alcaldesa, Gema González, así como de los Concejales Nino Gil Rubio y Luis Hernández y la participación del polifacético Goyo Jiménez, porque el humorista, actor, presentador y director no quiso perderse este formidable encuentro con los Clásicos.

Una Respuesta para “Valdemorillo vivió su segundo gran encuentro con los Clásicos”

  1. UNA MOTO CARRO LENTA

    Una moto carro lenta
    que subía renqueando,
    entre humos apestando
    carretera cenicienta.
    Su lentitud la acrecienta
    los plátanos en manojos,
    que nos dilató los ojos
    y como carga llevaba
    y en segundos no quedaba
    nada más que los despojos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE FEBRERO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031