Categoría | Medio Natural

17 de junio de 2021: Día Mundial de la lucha contra la Desertificación y la Sequía

  • Amigos de la Tierra introduce la agricultura Biointensiva en España para producir alimentos a la vez que regenerar el suelo.
  • La asociación ecologista destaca el papel del método biointensivo para recuperar y mantener la fertilidad del suelo, así como para incrementar su resiliencia frente a los impactos del cambio climático.

  • En el Día Mundial de la lucha contra la Desertificación y la Sequía este método agroecológico de cultivo de alimentos a pequeña escala es un aliado perfecto, y así lo demuestra un estudio realizado por la organización ecologista.

Madrid, 16 de junio de 2021. Este año, en el Día Mundial de la lucha contra la Desertificación y la Sequía, se conmemora el trabajo de transformación de las tierras degradadas en tierras sanas, con el título: “Restauración. Tierras. Recuperación”. El trabajo pionero de Amigos de la Tierra de introducción del método biointensivo en España desde hace 2 años responde a este fin.

El cultivo biointensivo permite producir los alimentos suficientes para una dieta equilibrada en un espacio mínimo y sin prácticamente utilizar recursos externos al área de cultivo, a la vez que regenera el suelo hasta 60 veces más rápido que la propia naturaleza. Por este motivo es un aliado clave en la lucha contra la desertificación y la sequía.

De la mano de Ecology Action, organización inventora y desarrolladora del método, y ECOPOL, organización mejicana dedicada a la difusión del mismo, Amigos de la Tierra ha conseguido formar y acompañar a 80 personas que aplican los principios de este método agroecológico en Aragón, Galicia, Ibiza, La Rioja, Comunidad de Madrid y Mallorca, gracias al proyecto que cuenta con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y de la Fundación Biodiversidad.

Instalación del sistema de riego. En la imagen principal, aplicación del MB en El Coroso, San Dionisio. Matagalpa.

Amigos de la Tierra destaca los resultados preliminares de una investigación que está llevando a cabo en la que demuestra, en promedio, rendimientos 2,5 veces superiores por unidad de suelo que los promedios españoles publicados por el Ministerio de Agricultura, una vez analizados 189 datos de peso cosechado de 39 cultivos diferentes. El estudio, que se completará en diciembre de 2021, aportará información adicional sobre uso del agua, que llega a reducirse en un 77%; uso de fertilizantes externos que se reduce drásticamente, evitando el agotamiento de los recursos naturales; y mejora del suelo después de 2 años de cultivo en biointensivo, tanto a efectos de fertilidad de la tierra como de su resiliencia frente al cambio climático.

En España, más de dos terceras partes del territorio pertenecen a las categorías de áreas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. La combinación de factores y procesos como la aridez, la sequía, la erosión, los incendios forestales o la sobreexplotación de acuíferos han dado origen a los distintos paisajes o escenarios típicos de la desertificación en el país. Esta situación ha sido ocasionada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas: la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del planeta, a la sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra.

Huerta en Guatuzos.

Desde hace años, la organización ecologista trabaja para revitalizar y reconstruir los suelos en España con el impulso del compostaje a todos los niveles con el fin de aprovechar la materia orgánica e incrementar su presencia en los suelos.  Ahora da un paso más en esta dirección al ser el vector de difusión del método biointensivo, enfocado al autoconsumo y la comercialización a pequeña escala, y que cuenta dentro de sus principios fundamentales el cultivar en la propia huerta los materiales necesarios a la fabricación de compost utilizado posteriormente como fertilizante. De esta manera, la huerta produce los alimentos para una dieta equilibrada y mantiene e incrementa la buena salud del suelo.

En la Comunidad de Madrid, las formaciones de los hortelanos se iniciaron en octubre de 2019 y permitieron llegar a la puesta en marcha del método biointensivo en 17 huertas. Cada hortelano ha podido contar con un análisis de su suelo y una recomendación de aporte de enmiendas como compost y otros elementos ecológicos, con el fin de aportar los nutrientes adecuados en función de las características iniciales de cada suelo. También se ha podido aportar asesoramiento continuo, lo que ha permitido en general buenos resultados en cuanto a aceptación de los principios del método biointensivo por parte de los participantes y en cuanto a cosechas.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

17 de diciembre

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031