Atentado ecológico y contra la salud pública en Cadalso de los Vidrios

El pasado viernes 3 de julio, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia civil (SEPRONA) se personaron en la vía pecuaria del arroyo del Boquerón, en el término municipal de Cadalso de los Vidrios, tras recibir un aviso acerca de un vertido ilegal y potencialmente peligroso realizado en la zona. Tras llevar a cabo la prescriptiva inspección, los agentes pudieron comprobar que, efectivamente, algún desaprensivo había llevado a cabo un vertido químico ilegal en dos pilones que captan y vierten agua al mencionado arroyo del Boquerón. Los agentes identificaron la sustancia química vertida como “cal viva”, comprobando que, al menos en uno de los pilones, el vertido se había producido recientemente, ya que el agua seguía “cociendo” y era susceptible de producir graves daños y quemaduras por contacto o ingestión a personas y animales. Los agentes pudieron deducir además que la cantidad vertida era ciertamente importante, probablemente de varios sacos, a juzgar por la gruesa capa de sedimentos  de cal que observaron en el fondo de ambos pilones. Dada la gravedad de la situación, los agentes procedieron a informar con carácter urgente al ayuntamiento de Cadalso quien dio orden a la policía municipal para proceder al precinto inmediato de los pilones. Así mismo, se dio aviso al cuerpo de bomberos para que se llevase a cabo, a la mayor brevedad posible, el vaciado y limpieza de los pilones, trabajos que se dieron por concluidos el 6 de julio.

Según numerosos testimonios, estos vertidos ilegales se vienen produciendo de forma sistemática en los últimos años y son llevados a cabo con pleno conocimiento del daño y las graves consecuencias que provocan. La razón de los mismos parece estar relacionada con una irracional obsesión por “desinfectar” el agua cuando, paradójicamente, lo único que se consigue con estos métodos tan bárbaros y drásticos es la extinción de la fauna y flora natural de los pilones y del arroyo, así como poner en riesgo la salud de las personas, la vida silvestre y el propio ganado. Por otro lado, existen infinidad de bioindicadores que evidencian la buena calidad del agua de estos pilones, siendo ésta perfectamente apta para el consumo del ganado y de la vida silvestre sin necesidad de añadir sustancia química alguna. Así lo atestigua, por ejemplo, la presencia en los pilones de especies tan emblemáticas y amenazadas como la salamandra común y el tritón ibérico, que exigen aguas limpias y oxigenadas para sobrevivir.

Con respecto al autor de los vertidos, numerosos vecinos y el propio SEPRONA aseguran que está ya debidamente identificado, aunque no ha trascendido el nombre del responsable. En cualquier caso, todos los indicios apuntan a algún pastor o cabrero de la zona. EL SEPRONA ha elaborado ya el correspondiente informe a la Comunidad de Madrid de manera que, si se siguen produciendo dichos vertidos, se propondrá formalmente la imputación del responsable y la suspensión del pastoreo en la zona. Esperemos que todo esto no sea necesario y que los hechos no vuelvan a repetirse.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

29 de octubre

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031