Campaña de vacunación antigripal 2015-2016: “Que la gripe no cambie tus planes”

El pasado lunes, 19 y con un total de 1.050.000 dosis de vacuna adquiridas, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid puso en marcha la Campaña de Vacunación Antigripal 2015-2016, con el objetivo de reducir la incidencia de la gripe estacional y las complicaciones derivadas de su padecimiento en la salud de los madrileños, mediante la vacunación de los grupos de personas de riesgo.

Los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sobre la pasada campaña contra la gripe, relativos al grupo de población de mayor riesgo (personas mayores de 65 años), sitúan a la Comunidad de Madrid por encima de la media  de las Comunidades Autónomas por cobertura de vacunación. En concreto, la Comunidad de Madrid alcanzó una cobertura de vacunación del 58,43% en personas mayores de 65 años.

Se  recomienda vacunar a:

  1. Personas con edad igual o superior a 60 años con o sin patología previa, institucionalizados o no.
  2. Personas menores de 60 años que presenten alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe.
  3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen alto riesgo de presentar complicaciones
  4. Personas que trabajan en servicios públicos esenciales

La gripe y sus complicaciones

La gripe es una infección aguda que puede presentarse como un cuadro leve  o evolucionar a una enfermedad grave, incluso mortal. Se caracteriza por la aparición brusca de fiebre, dolor muscular, dolor de cabeza, malestar general, tos seca, dolor de garganta, rinitis (mocos, estornudos y picor nasal) y otros síntomas respiratorios.  Estos síntomas no deben confundirse con otras infecciones respiratorias víricas (a las que no cubre la vacuna).

La importancia de la gripe deriva de su elevada capacidad de difusión, su alta morbilidad, su repercusión sobre la mortalidad y sus consecuencias económicas, tanto en costes directos como indirectos.

Aparece generalmente en invierno y de una forma periódica, es decir, que cada año nos enfrentamos a una temporada en la que puede producirse una gran actividad y circulación del virus de la gripe (predominantemente en los meses de diciembre a febrero).

Las complicaciones de la gripe se presentan en todas las edades, sin embargo, son más frecuentes en personas con patologías crónicas subyacentes o edad avanzada.

Los virus gripales muestran una elevada capacidad para cambiar. Cada año, la Organización Mundial de la Salud determina las cepas del virus que están en circulación y la composición de la vacuna que debe administrarse. De ahí la importancia de que la población de riesgo se vacune frente a la gripe.

La gripe es un importante problema de salud pública, como consecuencia del gran número de personas que enferman en un corto período de tiempo (incluidos profesionales sanitarios y otros trabajadores de servicios públicos).

La prevención se basa en la vacunación y en la higiene

La prevención de la gripe y de sus complicaciones se basa fundamentalmente en la vacunación, la medida más efectiva para reducir el impacto de esta enfermedad.

Otra medida de prevención importante es evitar el contagio a los demás. La gripe se transmite de persona a persona, a través de las secreciones respiratorias al hablar, toser y al estornudar.

Las medidas de higiene más relevantes para la prevención son:

  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Taparse la boca y la nariz con un pañuelo al estornudar o toser y desecharlo inmediatamente después.
  • No compartir vasos, cubiertos, toallas y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva y secreciones.

Mediante la vacunación de los grupos de riesgo se pueden evitar un 50-60% de hospitalizaciones y el 80% de los fallecimientos derivados de las complicaciones de la gripe.

La vacuna de la gripe no puede provocar la enfermedad, ya que contiene virus muertos no contagiosos. Si una persona sufre en los días posteriores a la vacunación un cuadro de vías respiratorias altas, en ningún caso puede estar relacionado con la administración de la vacuna antigripal.

Las reacciones adversas de la vacuna de la gripe son leves, el más común es el escozor en el lugar de la inyección y, en muy pocos casos, puede producir febrícula, dolor muscular o malestar.

Para que pueda disfrutar de su tiempo, la prevención es una de las mejores aliadas. Si lo necesita, no lo dude, VACÚNESE CONTRA LA GRIPE.

PARA VACUNARSE, PIDA CITA EN SU CENTRO DE SALUD

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 de noviembre

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930