Categoría | Opinión

El futuro de las pensiones

Es tan común oír en estos tiempos de crisis que son los abuelos quienes ayudan a sus hijos a llegar a fin de mes que quizá no nos hemos parado a pensar detenidamente en el problema que se nos viene encima. Con una tasa de natalidad que ha pasado del 2,9 de 1973 al 1,4 de la actualidad, el activo humano que mantiene las pensiones está abocando el sistema de pensiones a la inviabilidad.
El mercado responde a sus necesidades con variaciones en la oferta: si se necesitan más coches, se fabrican más coches. Pero no sucede lo mismo con el capital humano. La recesión provoca que las familias cada vez se animen menos a tener hijos con el consiguiente y progresivo descenso de la población activa. Los demógrafos calculan que sobre el 2050 tan solo habrá 1,3 trabajadores por cada jubilado. Este es un problema especialmente acusado en España, donde además las pensiones se nutren en primer lugar de la cotización de los trabajadores a la Seguridad Social y, aunque en otros países es corriente capitalizarlas, en el nuestro no había sido así hasta ahora. En el año 2000 se creó un Fondo de Reserva de la Seguridad Social que venía a ser como una hucha en la que hemos ido ahorrando año tras año unos 65 mil millones hasta 2008. Pero desde entonces no hemos podido meter nada en ella pues los cotizantes han ido menguando progresivamente al engrosar las listas del paro, perdiendo 355.000 en 2011; al contrario, ya hemos tenido que echar mano de la caja, primero en septiembre del año pasado cuando el gobierno tuvo que retirar 3000 millones y después otros 4000 en noviembre.
Sobre esto último han surgido nuevas dudas. Según titulaba The Wall Street Journal a primeros de este año España está usando esos fondos para comprar deuda soberana invirtiendo un 90% del dinero que garantizaba las pensiones de los españoles, algo que no ha llamado demasiado la atención pero que puede hacernos pensar que el país ha agotado una vía a la que acudir en caso de necesidad, sobre todo en tiempos de recesión, y que creará más inseguridad aún entre los inversores a la hora de comprar nuestra deuda pública.
Como dijo el profesor de economía Javier Díaz-Giménez, el fondo [español] es un truco contable, el gobierno está prestando dinero a otro poder del gobierno”. Y es que al perro flaco todo se le vuelven pulgas.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com