Categoría | Cultura

Nuevos galardones para nuestras bibliotecas públicas

  • Un año más, han sido varias las merecedoras de los Premios María Moliner.

Uno de los grandes clásicos culturales de cada verano en la Sierra Oeste de Madrid es la confirmación anual de tener en nuestras localidades grandes bibliotecas públicas y, por supuesto, grandes bibliotecarias que proponen cada año proyectos bibliotecarios dignos de menciones y de galardones. Y es que una vez más, varias de nuestras bibliotecas han sido merecedoras de la XXIII edición de los Premios María Moliner, un concurso de proyectos de animación a la lectura, la eficiencia y labor bibliotecaria, la integración social en su comunidad y el uso de las nuevas tecnologías para municipios de menos de 50.000 habitantes.

Convocado por el Ministerio de Cultura y Deporte en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias, este certamen reparte cada año más de 1.000.000 de € a repartir entre las 370 bibliotecas premiadas. 360 de estas bibliotecas reciben 2.772 € y 10 de ellas, las que mejor puntuación hayan obtenido, 10.000 €. Eso sí, para poder ganar esos 10.000 euros, además, de tener un proyecto destacable tienes que no haberlo recibido en los últimos 5 años.

Entre todas las bibliotecas seleccionadas podemos encontrar a una decena de nuestro entorno: Aldea del Fresno, Brunete, Chapinería, Colmenar del Arroyo, Galapagar, Navalagamella, Navas del Rey, San Martín de Valdeiglesias, Valdemorillo y Villanueva del Pardillo han formado parte de la lista de ganadoras. El año pasado, la Biblioteca Municipal Gabriel García Márquez, de Colmenar del Arroyo, fue la galardonada con uno de los 10 premios importantes. La Biblioteca Municipal Ricardo León de Galapagar y la Biblioteca Municipal de Chapinería, que ha recibido este galardón en las 23 ediciones celebradas hasta el momento, han obtenido una puntuación que las habría hecho merecedoras, una vez más, de uno de los galardones más cuantiosos, pero no han podido optar a ellos por haberlos ganado dentro del plazo fijado para no poder recibirlo.

María Moliner con su máquina de escribir.

Desde luego, es una suerte contar con bibliotecas públicas municipales como las que tenemos en la Sierra Oeste de Madrid, un auténtico lujo en el que se convierte uno de nuestros derechos fundamentales, el del acceso gratuito a la Cultura. Enhorabuena a todos nosotros por poder contar con estos rincones culturales tan importantes y a nuestra entera disposición.

Un premio que homenajea a una de las grandes defensoras de nuestra lengua

La zaragozana María Moliner fue bibliotecaria, también archivera, filóloga y lexicógrafa. Aunque para todo el mundo quedó en el recuerdo como la autora del Diccionario de uso del español, un libro creado durante 15 años, realizado en la mesa del salón de su casa y fuera de su jornada laboral. Para realizar esta hazaña lingüística, Moliner utilizo una máquina de escribir portátil y fichas de papel.

La primera edición de este diccionario se publicó entre 1966 y 1967 y hasta 30 años después la editorial Gredos (la dueña de los derechos de publicación) la siguió publicando tal y como se imprimió originalmente.

Una defensora de nuestro idioma que era una amante de las bibliotecas públicas, en 1935 publicó Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas de España, colaboró con las Misiones Pedagógicas de la Segunda República Española y participó en la redacción de las Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas. María, que fue directora de la Biblioteca de la Universidad de Valencia y diseñadora del Plan de organización general de Bibliotecas del Estado fue una de las personas que sufrió en carne propia la depuración del magisterio español que llegó a la conclusión de la Guerra Civil Española. Aun así, logró incorporarse años después a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid e incluso convertirse en su directora hasta el año de su jubilación, en 1970.

Entrega de diplomas y premios de las bibliotecas premiadas el curso pasado.

María Moliner fue propuesta por Dámaso Alonso, Rafael Lapesa y Pedro Laín Entralgo para convertirse en la primea mujer en formar parte de la Real Academia de la Lengua Española, pero la idea no prosperó.

Sin duda, que este galardón lleve su nombre, es un acierto de nuestros responsables en el ámbito de la Cultura.

 

Javier Fernández Jiménez.

Una Respuesta para “Nuevos galardones para nuestras bibliotecas públicas”

  1. EL CENTRO CULTURAL LOS PINOS
    A Consuelo Ceregido Veiga

    Hierros erectos, pátina de herrumbre
    que hacéis original al edificio,
    ceñís su extraño talle de artificio
    y de vigor dotáis y reciedumbre.

    Vedlo señorial, fiel a su costumbre,
    si entre la cultura ejerce su oficio,
    digno es de ostentar en su frontispicio
    al Parnaso encumbrado hasta la cumbre.

    Aquí convergen múltiples caminos
    de conferenciantes, clases impartes
    Consuelo en esencia sigue en Los Pinos

    haciéndole anfitrión surtidor de artes,
    de los poetas versos gongorinos
    con la danza un bastión si los compartes.

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 de JUNIO

  Chollocolchon   Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Verificado por MonsterInsights