Categoría | Actualidad

Ricardo López Morales: mirada fotográfica sobre la vendimia corucha

El sábado 19 se inauguraba en la Bodega San Esteban una exposición con unas 500 fotografías titulada “Fiesta y Labores de la Vendimia” para ilustrar la fiesta que el Ayuntamiento corucho programa todos los años —desde hace treinta y siete— para celebrar la recogida de la uva. El autor de esta fabulosa retrospectiva es Ricardo López Morales, un corucho de adopción, de origen manchego que siempre ha vivido en Madrid, economista y dedicado laboralmente a la informática de gestión, uno de los fotógrafos más conocidos en la localidad que nunca falta a la cita de inmortalizar los momentos más significativos de la vida de Cenicientos.
¿Cómo te iniciaste en la fotografía?
Claramente tiene que ver con mi padre. Él era un gran aficionado a la fotografía, cuando aún esta actividad quedaba muy lejos del mundo digital, y su Yashica una constante en nuestra casa.
Mis primeras fotografías, ha pasado de esto más de 30 años, fueron con esta cámara en la que todo era manual y el resultado siempre una sorpresa. Seguro que muchos recordareis cuando llevábamos nuestros carretes a revelar, y esperábamos ansiosos al día de recogida con la incertidumbre de cuántas habrían salido y el resultado.

¿Desde cuándo ese protagonismo de Cenicientos en tus fotos?
Hace unos 35 años, quien hoy es mi mujer, me invitaba a conocer el pueblo de sus padres. Desde el primer momento, sentí algo especial por este municipio. El pueblo de mis padres, el de mis primeras vacaciones, es manchego, y claro, el paisaje es muy distinto. Allí, sobre todo en verano, el amarillo, los ocres, son los colores dominantes en esas extensas llanuras y ahora llegaba a un lugar en el que los verdes, con infinidad de matices, ocupando pequeños montes, transmitían algo diferente que en mi caso enseguida me dejó huella. El recuerdo de la entrada a Cenicientos desde Cadalso, con ese frente de pinos y castaños que parece daba entrada a otro mundo o la primera vez que veías desde la Avenida de Madrid, al fondo, la Peña, cuando menos, te impactaba.
Es aquí en Cenicientos donde, aunque yo no era consciente, resulta para muchos raro verme sin mi cámara al cuello. Siempre que salgo hacia la Peña, y lo llevo haciendo desde hace muchos años, se me puede olvidar cualquier otra cosa, pero la cámara viene conmigo. Por supuesto también si voy a cualquiera de los numerosos sitios para visitar con que este pueblo nos premia, y cómo no, cuando hay fiestas, la cámara me acompaña.

¿Prefieres el paisaje rural o el urbano?
Hablar de paisaje rural y Cenicientos en fotografía es para mí hablar de Luis Ayuso. En seguida vienen a mi memoria esas magníficas imágenes del pasado de Cenicientos. Cada fotografía es una historia que seguro contadas por nuestra vecina Margarita Santiago en tardes de invierno, alrededor de una buena lumbre, darían mucho, mucho juego.
Me gusta mucho la fotografía costumbrista, la que cuenta historias de nuestros antepasados trasladándonos a aquellos tiempos, la que es capaz de mostrarnos cómo ha ido evolucionando la vida en los pueblos, y en lo rural, siempre he encontrado el encanto que no encuentro en lo urbano. Entiendo que tiene que ver con que para los de mi generación, los recuerdos que conservamos de nuestros abuelos están íntimamente ligados al campo. Cuando vengo lo que busco es la tranquilidad que difícilmente tenemos en la ciudad. Y rural es esto: tranquilidad, paz, autenticidad…. No quiero decir que no disfrute de la fiesta que desde luego tampoco Cenicientos está falta de ella. En la fotografía, creo que casi todos buscamos inmortalizar lo que estamos sintiendo y, qué difícil es cuando hay tanto en Cenicientos que te llena. Te puedo decir, por ejemplo, que siempre que subo a nuestra Peña, bajo con infinidad de fotos, y es que siempre ves algo distinto, aunque estés mirando hacia el mismo sitio.


¿Habías expuesto alguna otra vez?
Había hecho alguna colaboración en exposición colectiva pero no, exposición individual en el sentido clásico de la palabra no había realizado. Esta surgió por el ofrecimiento que me hicieron desde el Ayuntamiento de Cenicientos a quien por supuesto se lo agradezco. (El día anterior pude ver como preparaban las copias que habían seleccionado entre el alrededor de quinientas imágenes que les envié en digital, cómo se lo trabajaron hasta muy tarde y aprovecho para reiterar mi sincero agradecimiento tanto por la oportunidad como por el esfuerzo que realizaron para tener para el día de la exposición todo perfectamente preparado.)
Ahora Instagram, Facebook, los blogs especializados, recogen cada día millones de fotografías. En lo que a mí respecta, antes de que naciera la web oficial del Ayuntamiento de Cenicientos, ya venía exponiendo mis fotografías en la que monté a título particular hace más de 11 años bajo el dominio cenicientos.net. Aquel que en su momento la visitara, como también actualmente, podría ver que giraba en torno a la fotografía, siempre con Cenicientos como motivo principal. Hoy, aunque no al ritmo que me gustaría, sigo alimentando la web y publico con mayor asiduidad en Facebook con el nombre @cenicientos, en donde puedo deciros que es una auténtica satisfacción contar con alrededor de 2.900 seguidores teniendo en cuenta que el municipio no llega a 2.000 habitantes y todo su contenido toca únicamente a Cenicientos.

¿Cómo ves el arte local?
No hace falta salir de Cenicientos para disfrutar de espectaculares artistas en el campo de la pintura como son Guillermo de Juan y Pablo Carnero o en el campo de la escritura la genial Noelia J Basoco que empiezo a descubrir ahora. Seguro que hay muchos más que siento no conocer porque hay otra cosa que me sorprende de Cenicientos, y no me canso de comentarlo, y es la polivalencia de sus gentes. !!¡¡Hay que ver siendo tan pocos, la cantidad de actividades que son capaces de realizar!!

¿De cuál de tus fotos estás más orgulloso?
De ninguna en especial. La fotografía es una forma de expresión y por supuesto al cabo del tiempo, cuando te pones a verlas, te das cuenta si has sido capaz de transmitir lo que querías. Es cierto, por otra parte, que una misma fotografía es capaz de despertar emociones muy distintas en diferentes momentos, no digamos si tuviéramos que comparar lo que esa fotografía transmite a distintas personas.
Aquí me gustaría hacer un paréntesis para comentar que yo soy un simple aficionado, con algo de formación en fotografía clásica, (cuando revelábamos en cuarto oscuro), bastante de autodidacta y amante de este arte, pero soy muy consciente de mi técnica que está muy muy lejos de los fotógrafos en mayúsculas. Por supuesto, me encantaría hacer buenas fotos, pero hoy mi pretensión es, al menos, transmitir a coruchos y no coruchos la realidad y belleza de este impresionante pueblo que es Cenicientos.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LOCAL PELAYOS

 

LOCAL PELAYOS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930