Categoría | Cultura

Sonia Gaia: “En este libro vengo a decir que no solo soy lo que muestro”

  • La escritora de Villa del Prado reclama que dejemos de prejuzgar y miremos más allá.

Encontrar un nuevo autor es siempre una buena noticia, encontrar un nuevo poeta es siempre una noticia aún mejor. Hace solo unos días que sabemos de la existencia de una nueva autora en la Sierra Oeste de Madrid, la pradeña Sonia Gaia, que nos sorprendió a muchos hace solo unos días cuando presentaba en Villa del Prado, dentro de los actos programados para el día del libro, su primer poemario: Descalza. Nos reunimos con ella solo unas horas antes de la presentación en Madrid, en la Sala Aleatorio, de esta ópera prima.

¿De dónde nace tu pasión por la poesía y por qué había tan poca gente que te tuviese por poeta?
La pasión por la poesía, creo que sin darme cuenta, me la inculcó mi tía Emiliana, que escribía poesía de siempre y, al final, a quien se la recitaba siempre era a mí. Empecé a escribir hace ahora unos 7 años, no sé si era poesía o qué era, simplemente significaba expresar mis sentimientos en letras, pensando que nadie los iba a leer nunca y aquí estoy, presentando ahora mi primer libro. Verdaderamente, la pasión viene del poder desahogarme y el poder plasmar todo lo que he sentido hasta ahora.

Solo hace unos días que te conocemos como poeta, ¿han cambiado mucho las cosas desde esa presentación en Villa del Prado del 23 de abril?
El otro día iba caminando por la parada del autobús y empezó una pareja a comentar que yo era la del libro y se daban codazos… me sentí famosa por un momento, ¡y en mi pueblo! Han cambiado cosas, me paran y me preguntan, me comentan, quieren comprar el libro, saber qué he escrito, curiosear… y eso me encanta, porque además soy una persona bastante conocida por mi familia y el hecho de que se me empiece a conocer por mí, por lo que hago y no solo de por dónde vengo es un placer. Los cambios que han llegado han sido a mejor y que sigan así, que bienvenidos son.

Descalza es el título de este poemario, ¿una declaración de intenciones desde el título?
Totalmente. Necesitamos perder el atuendo, los zapatos y todo lo que nos separa de la madre natura, que es Gaia, reflejado además en mi nombre artístico. Y es eso, es descalzarse para disfrutar, para sentir, para que no haya bloqueos, para estar unidos a nuestra madre tierra y a nuestra raíz. Es totalmente una declaración de intenciones. No hay más. Descalza vine al mundo, descalza vine a seguir y a ser posible no hagáis que me calce.

¿Eso te define como creadora y como persona? ¿Nadie te va a decir nunca qué hacer o cómo hacerlo?
No, además lo han intentado y sigo en mis trece. Sí que es verdad que soy amante de la crítica constructiva y que para mí esto es un poemario, pero es mucho más. Pretendo también con este libro crecer mucho a nivel personal, me está abriendo un montón de círculos y todo lo que sea algo con lo que yo pueda crecer, bienvenido sea. Os invito a leerlo y a que me comentéis qué os parece.

¿Qué se van a encontrar quienes se acerquen a Descalza?
En Descalza os vais a encontrar para empezar a una niña. Una niña que perdió a su padre, hay muchos poemas a mi padre y sobre todo al sentimiento que generó tenerlo en mí y después lo que generó el perderlo, aunque creo que no hay nada que se pierda si no se olvida y no se deja de pensar en ello. Os vais encontrar también una mujer que se hizo después de todo esto, que habla de muchos amores, de muchos desamores, del crecimiento que eso implica y del proceso de llegar al amor más bonito, que creo que es el que nos debemos a nosotros mismos. Es una invitación al auto cuidado, a quererse, a cuidarse, a crecer y a no arrepentirnos de los errores, sino a verlos e incluso a veces a volver a cometerlos exponiéndonos al riesgo.

Ya habías recitado en muchas otras ocasiones, pero ¿cómo fue esa primera toma de contacto entre tú, tu poesía y el público de Villa del Prado?
Increíble. La gente vio mi nombre en los carteles del día del libro junto al de Manuel, un gran escritor del pueblo, a quien todo el mundo conocía. Y después salí yo y hubo quien se preguntó a qué iba yo allí, si a presentar o a qué… y entonces empecé a recitar. Fue increíble, conseguí no llorar, que era un propósito personal, pero cuando terminé me di cuenta de que hice llorar a las personas. Vinieron después, me hicieron comentarios que me llegaron al alma porque venían de personas que me han visto crecer. Fuera de Villa del Prado recito y soy una persona recitando, en Villa del Prado soy la niña, soy la adolescente, soy la mujer, soy todo ese proceso que han visto. Terminar de recitar, levantar la cabeza y ver a todas esas mujeres y hombres secándose las lágrimas… no tengo palabras para describirlo.

Javier Fernández Jiménez.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

LOCAL PELAYOS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031