Archivo de etiquetas | "lobos"

Ana Rodríguez: “Los ganaderos no pueden esperar más a una solución eficaz que minimice los ataques de los lobos”

La portavoz de Medio Ambiente de Ciudadanos pregunta a la Comunidad de Madrid por la implementación de las medidas contra los ataques de lobos en la región.

“Los ganaderos no pueden esperar más a una solución eficaz que minimice los ataques de los lobos”. Así lo ha manifestado la diputada de Ciudadanos (Cs) en la Asamblea de Madrid, Ana Rodríguez, en la Comisión de Medio Ambiente del parlamento autonómico.

Rodríguez ha lamentado “la lentitud y en muchos casos la falta de implementación de medidas disuasorias que necesitan los ganaderos de manera urgente” ya que, como ha explicado, “semana tras semana se suceden nuevos ataques que podrían verse reducidos de manera drástica si el ejecutivo decidiera actuar”.

Asimismo, la diputada regional de Cs ha recordado “el perjuicio económico que suponen dichos ataques sobre el ganado” y ha alabado a los trabajadores del campo madrileño, “que realizan su labor con gran vocación y empeño, y que a su vez, sufren la inacción del gobierno regional”.

Rodríguez ha recordado la importancia de volver a reunir a la ‘Mesa del Lobo’, “que lleva sin retomarse desde el pasado mes de noviembre de 2016. Desde Ciudadanos confiamos en volver cuanto antes al trabajo conjunto y al dialogo entre todas las partes implicadas en este asunto”.

“Consideramos necesario buscar medidas para compatibilizar la actividad ganadera extensiva con la protección y conservación del lobo”, ha concluido Rodríguez.

Publicado en Actualidad, Comunidad de MadridComentario (1)

Perros asilvestrados, lobos y ahora buitres

  • La Comunidad añade estos carroñeros a las especies por cuyo ataque se pueden cobrar ayudas ganaderas.

La existencia de perros asilvestrados en la Comunidad de Madrid es un hecho contrastado y real desde hace muchos años, como real y contrastado es el daño causado a los bienes de particulares, especialmente los referentes a ganaderías con rebaños de ovejas y cabras además de ganado bovino y equino. Incluso, en ocasiones, han llegado a ser un peligro evidente para la integridad de las personas. No es una situación deseable encontrarse con un grupo de estos animales asilvestrados en un paseo o actividad por el monte.
Una de las soluciones para su erradicación se contempla en los permisos que anualmente se conceden,  previo informe de los agentes forestales y otros cuerpos, para autorizar cacerías que eliminen estos grupos organizados de perros silvestres. Los daños a la ganadería son ciertos y cuantificables.
Con el inicio del milenio aparecieron los primeros ecos y rumores sobre la presencia del lobo en la Sierra Norte de la Comunidad. Circunstancia no carente de secretismos, sospechas, alarmas, posiconamientos a favor o en contra y, sobre todo, la aparición de leyendas o relatos, que en unos casos pudieran tener su base científica y en otros una tendencia a la fantasía o exageración. En esta redacción somos partidarios de dar a conocer lo que tenemos, porque solo aquello que se sabe que se tiene se puede proteger. La rumorología fue creciendo con el paso de los años, el secretismo en la misma proporción (no ententemos el porqué). Los avistamientos del lobo aumentaban. En un principio se trataba de áreas de campeo, de ejemplares de ida y vuelta. Pero con el tiempo acabaron por instalarse y confirmarse poblaciones estables de lobo en la Comunidad de Madrid.

El consejero Taboada asistió a la suelta de dos buitres negros el día 28.

El consejero Taboada asistió a la suelta de dos buitres negros el día 28.

Y con las poblaciones asentadas del lobo llegaron los ataques a la ganadería de nuestros vecinos de la zona de la Sierra Norte.
Y aquí se inicia el gran dilema del lobo sí, lobo no. Estamos obligados, todos, a realizar un ejercicio generoso de escuchar a los sectores implicados, esto es, proteccionistas, ganaderos, vecinos, naturalistas… para llegar a puntos de encuentro que satisfagan los intereses de todos. Y, repito, debemos ser generosos en las demandas y posicionamientos de los demás para aunar fuerzas y conseguir objetivos adaptados a todos los intereses. Dejémonos de posturas cerradas y absolutistas cuando existen caminos para el entendimiento.
La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio , consciente de la evolución de la población del lobo y sus consecuencias, legisla a través de una orden en 2011 para armonizar los intereses proteccionistas de la especie con las consiguientes indemnizaciones a los daños causados a la ganadería de la Comunidad.
Constatada la población estable del lobo en la zona norte, se crea la Orden 3041/2011 de 13 de septiembre en la que se regulan los procedimientos y las bases de ayudas a ganaderos por daños de lobo y perros asilvesrados y poder compatibilizar la actividad ganadera con la presencia del lobo.
Básicamente el ganadero dará aviso de los daños a la Comunidad, y esta recibirá una acta de los agentes forestales que son quienes se desplazarán al lugar de los daños junto con el ganadero para cerfiticarlos. En favor de los ganaderos, el hecho de que no se distingue daño entre lobo y perro asilvestrado, pues es dificil diferenciarlo. Parece ser que la mordedura del lobo es más potente y brusca que la del perro asilvestrado.
Las subveniones se cobran una vez al año, hacia el mes de octubre. La mayor actividad de daños se centra a finales de agosto, septiembre y principios de octubre, cuando los cachorros se encuetran aptos para el aprendizaje de la caza. Es en este periodo cuando más actas levantan los agentes forestales.
Debemos saber que, una vez establecidas las manadas, interesa que se mantengan intactas las familias de lobos, pues al ser territoriales no dejan que otros de su especie ocupen la zona. La caza furtiva de sus miembros provoca un agujero de acceso a ejemplares de otras manadas aumentando el daño a la ganadería.
En la actualidad, esta orden ha sufrido una modificacion importante al incluir a los buitres en las actas de daños.
El aumento de la población de estos carroñeros, junto con las medidas restrictivas de alimentacion al no permitirse dejar en el monte ciertos aninales muertos, están produciendo situaciones de hambruna de estas hermosas aves. No existe ninguna prueba real definitiva de que hayan atacado a ganado vivo, pero los ganaderos aseguran que sí. Para dar salida a estos temores, la Comunidad de Madrid modifica la orden 3041/2011 a través de la orden 1624/2016 de  30 de agosto que publicada en el BOCAM 215 del jueves 8 de septiembre de 2016, es decir, del presente año, añade a las ayudas por presencia de lobos y perros asilvestrados, la de buitres.
Los agentes forestales, hasta la fecha, no han constatado ni un solo ataque real de buitres. Lo que hacen es ir a levantar acta de lo que se encuentran en el momento de la visita con el ganadero a la zona. Entendemos la buena disposición de la Comunidad, pero seamos cautos en nuestras conclusiones. Personalmente, he visto cómo buitres se acercan a comerse la placenta de vacas recien paridas, pero no he visto ataques directos a animales vivos. Y en este mundo digital en el que vivimos, donde todo el mundo lleva una cámara en el móvil, hasta la fecha no he conseguido ver ningún ataque de los carroñeros. Pero, repito, bienvenida sea la medida de la nueva orden para aportar tranquilidad a los ganaderos. A día de hoy, las actas de los agentes forestales, ya reflejan la rectificación de la nueva orden incluyendo a los buitres.

Candea Basajaun.

Publicado en Medio NaturalComentario (1)


TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com