Categoría | Deportes

Vicente del Bosque en San Martín de Valdeiglesias

  • Gestor de los valores humanos

Estamos a 6 de septiembre, en el preámbulo de las fiestas de San Martín de Valdeiglesias, con la visita al vivero de la Asociación Talismán y a la Escuela de Futbol de don Vicente del Bosque, ex seleccionador nacional (cargo que ejerció durante 8 años llegando a lo más alto con un campeonato mundial y otro europeo), jugador titular del Real Madrid, casa en a la que dedicó sus servicios durante 36 años como jugador y entrenador entre otros.p1020347

Me resulta apasionante adentrarme en la categoría humana de don Vicente del Bosque, habida cuenta de los momentos actuales por los que se mueve nuestra sociedad. He de confesarles que desde adolescente sentí una gran atracción por sus valores éticos y humanos a pesar de mis momentos forofos defendiendo los colores del equipo contrario de don Vicente.

El Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias con su iniciativa brindó la oportunidad a sus vecinos, a la asociación Talismán y a los peques de la Escuela de Futbol de poder disfrutar de una parte de sus valores, conocimiento y experiencia.p1020361

Nos confirma la alcaldesa de San Martín, que don Vicente estaba recién aterrizado de Panamá, y que ello no fue obstáculo para cumplir su compromiso con la visita. Les reconozco que le volví a preguntar a la regidora por semejante extremo, ya que a don Vicente no le faltaba la sonrisa, la paciencia, la serenidad y el saber estar en un día extremadamente caluroso fruto de la ola de calor tardía que se asentó sobre la Península. Si estaba cansado, es una circunstancia que se la guardó para sí mismo.p1020375

Ya en la charla con los pequeños de la escuela de futbol, los niños escuchaban con admiración las palabras de quien conquistó la Copa del Mundo en Sudáfrica. Y ahí surgió el buen gestor de los recursos humanos, el filósofo de los valores éticos que alternaba explicaciones técnicas del balón siempre con la meta de llevarlo al campo de los valores de la persona. Les confió que técnicamente hay que tener amistad con el balón, mimarlo, exactamente igual que hacemos con los amigos. Contó que en su vida habíamos ganado y perdido, pero que no admitimos la derrota y eso es una perversión, al igual que es perversión afirmar que hay que ganar dejando en el camino todas las experiencias del trabajo y los valores. Se reafirma en que el comportamiento es la principal virtud del jugador y la persona. p1020398

Don Vicente nos manifestó sentirse orgulloso de los 8 años dirigiendo la Selección Nacional, trabajo que realizó con un gran entusiasmo.

De su larga carrera profesional admite que no pensaba ser ni futbolista, que es demasiado todo lo que la vida le ha dado profesionalmente. A los niños les aconseja que no jueguen porque quieran ser jugadores, sino mejores personas y buenos chavales, que sea una escuela de vida.

La biografía de don Vicente se resume en unos orígenes humildes, con sencillez y valores de los que ni la fama ni el dinero le han apartado. Por ello le preguntamos por cómo llevaba el hecho de entrenar a jugadores (algunos) que de la nada se convierten en famosos con tintes de ostentosidad y opulencia luciendo públicamente automóviles flamantes y otros derroches. ¿Es un buen ejemplo para los chavales?p1020403

Don Vicente vuelve a desplegar su lado más humano y conciliador respondiendo que son tan normales como cualquiera de nosotros, que no son mejores ni peores, que tienen buen comportamiento y acepta que deben dar ejemplo y le consta que lo hacen pues están obligados a tenerlo.

Le insisto en que su ejemplo es más humano y coherente demostrándolo, por ejemplo, con su visita a San Martín y don Vicente responde que no es mérito suyo, que defiende a las escuelas porque el deporte es un derecho de los chavales, sustantivo con el que le gusta nombrar a los niños de las escuelas.

Seguidamente se descubrió una placa conmemorativa del acto ante los aplausos de unas gradas repletas por ver a don Vicente. Se respiraba un ambiente festivo, lleno de admiración y orgullo por tener a tan meritoria persona en el preámbulo de las fiestas de San Martín de Valdeiglesias.

Tal vez seamos los medios los que debamos hacer una reflexión siguiendo el ejemplo de don Vicente. Tal vez debiéramos dejar de buscar las instantáneas de los cochazos de ciertas figuras y ahondar en otros conceptos de la persona. Tal vez.

J. E. Parro.

Una Respuesta para “Vicente del Bosque en San Martín de Valdeiglesias”

  1. EL BALÓN ES MÍO

    Para el partido un balón,
    de badana la pelota,
    las más de las veces rota
    y a correr en pelotón.

    Dos piedras la portería,
    por césped la dura tierra,
    y a veces trompas de guerra
    entre la coruchería.

    Por libre y sin arbitraje,
    de estadio la Corredera,
    formando una montonera
    donde no existe el marcaje.

    Todos defienden y atacan,
    avanzan o se repliegan,
    y a veces piernas se siegan
    mas lesiones no constatan.

    Árbitros éramos todos,
    todos reclamando faltas,
    pelotas por bajo y altas
    y a veces con malos modos.

    Y si un penalti se pita
    o un córner ejecutar,
    lo exigía lanzar
    dueño de la pelotita.

    Y si arrecia la protesta
    y el todos participar,
    era siempre el acabar
    terminándose la fiesta.

    El dueño de la pelota
    la cogía bajo el brazo,
    siendo lazada y el lazo
    que la victoria se anota.

    -Ahora solo yo las pío
    y el partido lo controlo,
    y nadie me toca el bolo
    puesto que el balón es mío.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE FEBRERO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728