Categoría | Cultura

‘Alianze’, un viaje por el tiempo del ser humano y su relación con el perro

Sergio Salcedo León es diplomado por la Universidad Complutense como terapeuta y especialista en comportamiento canino, con raíces en Cenicientos, localidad en la que ha vivido varios años.
Acaba de publicar Alianze, un libro en el que combina la divulgación con la narrativa, recorriendo las particularidades de nuestra relación con los perros en cada uno de los momentos más significativos de la historia humana. Han pasado muchos siglos; sin embargo, aún faltan por responder preguntas como si no serían los propios perros los que se autodomesticaron, o incluso si fueron ellos quienes, en cierto modo, domesticaron al Sapiens. De lo que no hay la menor duda es que la relación entre humanos y perros es una de las más determinantes de la biología y de la historia natural.
El autor ofrece información objetiva que, lejos de sentar cátedra, provoca, incita y hace partícipes a los lectores, pactando que sean ellos y ellas quienes lleguen a algunas hipótesis o particulares conclusiones finales.

¿Qué nos vamos a encontrar en Alianze?
Espero que alguna que otra sorpresa y algún pellizco también, de esos que nos hacen pensar y analizar con más detenimiento lo que supuso la domesticación del perro. El propósito principal del libro es que, una vez leído, no volvamos a ver a los perros de la misma forma previa a la lectura. Que su importancia en nuestra historia sea asumida y solo quede por discutir su grado de transcendencia.

¿Qué le queda de animal a esta especie humana hipertecnológica?
Absolutamente todo. Lo preocupante es que quienes venden esa tecnología o productos a través de ella lo saben. Verás, la evolución humana en términos biológicos necesita miles de años para obtener cambios observables, tanto físicos como en el comportamiento, y estos cambios si suponen una ventaja adaptativa se fijan en nuestra genética, perviviendo en el tiempo. Por ejemplo, nosotros vemos los colores porque somos primates y, como tales, nos alimentábamos de frutos de los que debemos saber apreciar su cambio de color por la maduración para así consumirlos en el momento óptimo. Sin embargo, los perros son cánidos y distinguen una gama de colores más limitada, ya que es mediante el olfato con lo que acceden a su alimento… Bien, pues los desarrolladores de contenido infantil saben exprimir bien aquellas formas, colores y movimientos llamativos grabados en lo más profundo de nuestra especie para incorporarlos a sus plataformas y juegos en cada etapa del desarrollo de los niños. Me da un poco de angustia recordar cómo jugaba yo con mis amigos en la plaza o las escuelas al compararlo con cómo lo hacen ahora, sentados en un banco cada uno absorto en una pantalla. Cuidado ahí, porque a la evolución humana en términos sociales le puede bastar con una sola generación para mostrar cambios en nuestros patrones de conducta.
¿Cambia la relación con los animales según las personas vivamos en medios urbanos o rurales?
Mucho, pero en lo bueno y en lo malo. No me gusta la deficiencia del control reproductivo en el medio rural, pero me encanta la felicidad que veo en la cara de perros que viven rodeados de miles de olores naturales. No me gusta que los perros vivan en un piso durante unas 22 horas diarias, pero me encanta el control veterinario que llevan. Lo que pasa es que el perro es víctima de su propio éxito al querer agradarnos, y por eso se adapta a casi todo lo que le echemos encima.

¿Qué cosas buenas y malas ves en la nueva Ley de Protección de los Derechos y el Bienestar de los Animales?
En mi opinión, todo lo malo viene por la falta de pluralidad profesional en la mesa durante su legislación. Dicho esto, creo que sus detractores acérrimos tienen una buena oportunidad de mostrar sus flaquezas. En primer lugar, las medidas de bienestar que exigen son imposibles de cumplir por los centros de acogida. He visto a trabajadores salir llorando por la falta de medios humanos y económicos para que los perros en adopción salgan siquiera diez minutos al día. No sé si habrán tenido en cuenta que, con esa ley, o dan más dinero a esos centros o quedarán fuera del marco legal. En cuanto a los perros en el medio rural y las labores que allí les encomendamos, podrían pensar en unirse y ganar el pulso a esa ley usando sus propias reglas del juego. En el pueblo tenemos una cooperativa del vino, ¿por qué no una en la que todos los cazadores tengan sus perros en las mismas instalaciones? Se me ocurren algunas ventajas: abaratarían costes, tendrían más tiempo libre e incluso podrían generar puestos de empleo, sin mencionar que, como núcleo zoológico, podrían seguir desarrollando un programa de cría legalizado. Pero vamos, es una idea, no quiero yo meterme mucho pues me falta información en ambos casos. Solo decir que, aunque protestar es un derecho, también desgasta mucho y puede desviarnos de soluciones que tenemos en nuestra propia mano, al poner todo nuestro esfuerzo reclamándoselas a terceros.

¿Cómo ves tú el estado medioambiental de la Sierra Oeste de Madrid?
Con la falta de pastores, su ganado y, por supuesto, sus perros, pues creo que peligroso al haber tanto pasto. No quiero mencionar lo que todos pensamos para no invocarlo, no sé si aguantaría ver ese escenario tan doloroso de nuevo. Pensemos en positivo.

¿Tienes pensado continuar publicando libros sobre animales?
Por supuesto, estoy en ello y Cenicientos ocupará un papel importante. Hasta aquí puedo decir.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

24 de NOVIEMBRE

  Chollocolchon   Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031