Categoría | Medio Natural

¡Alucina con las súperdepredadoras!

De las 2.700 especies de serpientes que existen en la actualidad, las grandes serpientes han sido las que  nos han inspirado más miedo, seducción, mitos, culto. Ya en los comienzos del estudio de la zoología, los hombres de ciencia y los naturalistas buscaban y admiraban el gigantismo de los ofidios.

Los expertos consideran que actualmente existen como “catalogables” 4 grandes ofidios, todos ellos habitualmente residentes en las franjas tropicales de Sudamérica, África, sudeste asiático y Australia, siendo la primera de ellas en la lista de los record la Pitón Reticulada. Muchos de los ejemplares cazados de esta especie han superado los 9 m de longitud. De hecho en el año 1979, en Tailandia, se capturó un ejemplar  de 12.20 m y 220 Kg de peso.  Y en la Isla  de Java todavía hoy se  habla de la posible existencia de un ejemplar de 13 m. de longitud.

A lo largo de las selvas de la Amazonía, en el interior de sus cuencas fluviales, habita otra “monstruosa” serpiente llena de fábulas y leyendas: la Anaconda  o sucuri, nombre que le dan los nativos en lengua guaraní.  Este ofidio se acerca fácilmente a los 9 m. de longitud  y supera -a pesar de su menor tamaño- los 220 Kg., ya que suele ser de constitución  más gruesa que las pitones.

Las selvas de África son el hábitat a otra gran serpiente: la Pitón de Seba. Los individuos suelen alcanzar una media de 7 m. de longitud, pero en Angola se capturó un ejemplar de 8 m.,  y en imágenes tomadas vía satélite por un equipo de biólogos, se localizo otro ejemplar en Bostwana que podría alcanzar los 9 m.

Volviendo al sudeste asiático, la cuarta protagonista es la Pitón Tigrina, típica especie de indochina Birmania y Tailandia. Muchos ejemplares llegan a sobrepasar los 6 m. de longitud con un peso de 140 Kg.

Ver comer a una gran serpiente es un espectáculo extraordinario. Son capaces de engullir presas hasta diez veces superiores al tamaño de su cabeza gracias a su facilidad de desmontar las mandíbulas  y  a sus ligamientos elásticos. Como ejemplo deciros que   la Pitón de Seba engulle gacelas y antílopes de mediano tamaño, chacales, ñus jóvenes y  – excepcionalmente – hay registrado un caso de un hipopótamo cría.

La peligrosidad de las serpientes gigantes va acompañada de su sistema de caza: al acecho, se acercan sigilosamente a sus presas y las detectan través de su lengua bífida, y gracias a su sistema de fosetas labiales captadores de  fuentes de calor a distancia. Una vez situadas “a tiro la presa”,  lanzan su cuello en forma de S y la muerden reteniéndola entre sus más de 140 dientes. Cuando el animal quiere escapar, la serpiente  – y como un resorte – acompaña su ataque con sus anillos,  enroscándose y comenzando la constricción.

Pero lo que convierte a estos animales en tan mortíferos es su potente musculatura y la presión que son capaces de hacer con ella. Datos tomados en ejemplares a través de unos medidores especiales de presión, nos indican que una Pitón joven de apenas 3 m. puede ejercer fuerzas de más de 80 Kg. por metro.

Sin lugar a dudas, la estrella es Samantha, una Pitón Reticulada recogida por Juan Carlos Delgado González, herpetólogo y director del la exposición de reptiles, en Tailandia en el año 1989. Actualmente mide 7.20 m. y pesa más 120 Kg. Vive acompañada de otras pitones similares en distintos terrarios, algunos más jóvenes e incluso varios ejemplares  albinos.

Del resto de  serpientes gigantes, el Safari mantiene dos ejemplares de Anaconda  jóvenes con dos años de edad. De Pitón Tigrina se  pueden contemplar también  varios ejemplares de más de 3 m. y 2 ejemplares de 4 m. De esta especie el Safari alberga a más de 6 parejas reproductoras dado que en su centro de cría, se reproducen con relativa facilidad. De hecho, con esta especie se logro en julio del 2008 el nacimiento de 28 ejemplares en una hembra y de  18 crías  de otra.

También de Australia y de Borneo existen individuos de Pitón Amatista, Pitón alfombra y Pitón verde  de Papua  y Nueva Guinea.

Para Juan Carlos, los ejemplares que viven en cautividad suelen tener mejor carácter, dado que tienen – en su mayoría – una vida más “afectada” con el hombre. Pero ¡cuidado!, no hay que confiarse, pueden volverse peligrosas en cualquier momento cuando su tamaño empieza a ser gigante.

Los terrarios donde habitan son instalaciones de más de 10 m. cuadrados y tienen una puerta de acceso que en caso de fuga,  el animal queda encerrado en un pasillo con otra puerta de seguridad. Todos los días  -antes de abrir los pabellones – se controla desde el exterior, que todos los ejemplares están en su lugar. El interior se les suele acondicionar reconstruyendo un biotopo artificial similar al entorno natural del animal: zonas arbóreas, escondites con troncos y sistemas de vaporización de agua que permita tener un alto grado de humedad. Otros de los controles son los termostatos y las placas de calor exteriores, que condicionan su climatología.

Respecto a su manejo, está condicionado al conocimiento del carácter de cada gran reptil. Y es que para  manipular una gran pitón existen unas reglas muy estrictas dentro del protocolo profesional…”a la hora de manejar un ejemplar  de más de 5 m., este se tiene que realizar con un experto dirigiendo la cabeza y el cuello de la serpiente manteniéndoles inmovilizados. El resto del animal tiene que ir organizado en una media de un hombre por metro de serpiente. El ultimo especialista también tiene un papel muy importante la cola, pues esta es el punto de apoyo del ofidio y nunca debe estar enroscada a ninguno de los manipulantes. El trabajo siempre tiene que estar muy bien organizado y haciendo una sincronización entre todo el personal, ¡nunca se puede tomar iniciativas propias o tener un exceso de confianza con un reptil tan grande!.. Pero tampoco con los ejemplares más pequeños: querer manipularlos solos o enroscarlos sobre el cuello u hombros, puede ser causa  de un grave accidente si el animal se contrae o asusta”, nos comenta Carlos mientras acaricia, con mucha precaución, a Samantha.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031