Categoría | Medio Natural

Nancy encuentra a su “media naranja”

La protagonista de esta curiosa historia de amor animal es Nancy, una hermosa cierva, nacida hace cuatro años en el Safari Madrid. A los pocos días del parto Nancy  tuvo que ser separada de su madre por los cuidadores del parque, pues la gabata (las crías hembras de los ciervos) padecía una dolencia en su cadera que le impedía andar con normalidad y seguir a su madre.

Begoña y Beatriz, dos expertas cuidadoras en la crianza de animales salvajes huérfanos, decidieron ser desde aquel mismo instante sus más abnegadas y protectoras “madres adoptivas”, cuidando desde entonces siempre de Nancy con mucha paciencia, cariño… ¡y con biberones de leche de cabra cada tres horas!.

Poco tiempo después, cuando Nancy se hubo recuperado de sus patas y ya era capaz de correr y saltar como una gabata más, Begoña decidió -ante la imposibilidad de volverla a introducir en el grupo de los ciervos, ya que Nancy no reconocía los pasos canadienses instalados en  las puertas del parque y podía llegar a lesionarse las patas-, introducirla en una pequeña pradera junto con un grupo de cabritas enanas, en donde también convivían desde hacía ya algún tiempo  Paula y Dani, otra cierva y una gama, además de  Bibi, la llama.

Al año siguiente pasaron a formar parte de esta curiosa “pandilla” otras dos crías huérfanas: Dama (otra gama) y Rosa (una ternera Watusi), y todas juntas convivían en la pradera de los ponis… “el carácter de Nancy es muy bueno generalmente, aunque si he que decir que de vez en cuando saca su genio como, por ejemplo, cuando Rosa me topaba jugando con los cuernos y ella enseguida venia a defenderme y la apartaba dando patadas con su patas. También, en ocasiones,  cuando la dábamos los biberones a las crías pequeñas, sentía celos y quería chupar de la tetina, ¡de hecho volvió a tomar biberones con 3 años y medio!. A los niños hasta ahora los ignora pero con los adultos es muy cariñosa y muy obediente, aunque estuviese a la otra punta de la pradera en cuanto me oía llamarla venia corriendo…”, nos cuenta sonriente Beatriz mientras le da comer  una zanahoria a Nancy.

A pesar de que Nancy se encontraba muy bien  acompañada y en una amplia instalación,  Begoña y Beatriz sabían que a Nancy había llegado ya a la edad de ser mamá,  de poder estar con más ejemplares de su especie y de llegar a criar a sus propios cervatillos. Viendo que, muy a su pesar, en el parque no era posible su reintroducción,  decidieron buscarle un nuevo hogar donde Nancy pudiese “echarse un buen novio”. Dicho y hecho, nuestras dos “Celestinas” se pusieron manos a la obra…

Atila es un joven pero ya imponente macho de ciervo que convivía junto con Platero -un pequeño burrito-, y otros animales de granja en el Aula de Naturaleza de Navas del Rey, un centro de fauna especialmente dedicado a la formación y educación ambiental de los más jóvenes. Atila fue recogido en el campo –muy cerca de Colmenar del Arroyo- a los pocos días de nacer por unos excursionistas, quienes lo encontraron y los entregaron a este centro para que  allí  lo criaran y lo cuidasen.

A sus dos años de edad, también a él le había llegado el turno de poder conocer a más miembros de su especie, especialmente si eran del sexo contrario. Por ello, cuando Begoña expuso a los técnicos del centro la situación de Nancy, estos no dudaron un solo instante en acogerla como posible pareja para Atila, para lo cual además diseñaron y construyeron con varios alumnos de la escuela taller una nueva instalación, pensando en las necesidades y en la comodidad de la futura pareja, así como en que pudieran ser vistos por los miles de chavales que cada año visitan el centro.

Al igual que todas las novias cuando se dirigen al altar, Nancy fue muy bien acompañada por su “madrina” Begoña, y en un vehículo acorde a la ocasión. El transporte se hizo en un enorme furgón en cuyo interior se alojaba un gran cajón insonorizado y perfectamente acondicionado para que Nancy viajase tranquila y segura, sin nada que pudiese llegar a producirla estrés ni lesionarla.

Al llegar al centro de Navas, los cuidadores y los alumnos de este ayudaron a Begoña a bajar con mucho cuidado a Nancy, para después acompañarla de manera tranquila a su nueva instalación en donde la estaba esperando impaciente el interesado Atila, quien se encontraba separado por una pequeña malla móvil a través del cual la podía ver y oler. No era conveniente, al principio, dejarlos juntos solos para evitar cualquier tipo de reacción contraria a la deseada como, por ejemplo, que Atila se pusiera nervioso y la atacara con su cuerna. Durante este proceso la compañía de Platero jugó un importante papel en  el buen desarrollo de la adaptación y la relación entre ambos…

Durante tres días, Atila y Nancy se mantuvieron viéndose a través de este cercado hasta que, viendo sus reacciones tranquilas, se retiró la malla y por fin pudieron estar juntos. Ahora todos esperan que este otoño, cuando llegue la berrea (el celo de estos herbívoros) Atila y Nancy lleguen a aparearse y la próxima primavera puedan ser papas de uso preciosos cervatillos.

  • Para los ciervos, los cuales están divididos en “castas o clases” sociales, las cuernas representan un símbolo de potencia y virilidad. Estas se renuevan cada año y caen hacia el mes de abril, para volver a crecerles  poco tiempo después. La parte ósea está revestida de una capa suave, denominada “terciopelo”, que en verano se desprende al secarse.
  • La berrea, la época de sus amores,  se inicia con los torneos entre machos: tras los duros combates el más fuerte vencerá, asegurándose así la perpetuación de una casta sana y robusta. Por eso es difícil que un macho y una hembra permanezcan juntos durante toda la vida.
  • Entre los ciervos rige el matriarcado. Solo los viejos machos forman parte de “clubes masculinos”, mientras que los jóvenes siguen a las hembras, una de las cuales es la guía la manada.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031