Categoría | Burladero

Cadalso de los Vidrios entrega sus premios taurinos Racimo de Oro

  • La ganadería de La Campana, el novillero Miguel Ángel Pacheco y el banderillero Mario Campillo, galardonados en la feria madrileña de novilladas. El mozo de espadas de Víctor Barrio recogió un áccesit en recuerdo al Racimo de Oro que ganó el segoviano en 2011.

El sábado 11 de febrero, tuvo lugar la Gala de entrega de los Premios Taurinos “Racimo de Oro” a los triunfadores de la Feria de Novilladas de Cadalso de los Vidrios que tienen lugar en Honor a su Patrón, Santísimo Cristo del Humilladero, todos los meses de septiembre. El acto se celebró en la Casa de la Cultura de la localidad que se llenó hasta la bandera y contó con la asistencia de los premiados, además del mozo de espadas de Víctor Barrio que recogió un bonito Áccesit en recuerdo a su Racimo de Oro 2011, al que se hizo acreedor como premio a la mejor estocada de aquella Feria.

Patricia González Páez y Mario Campillo.

Se emitió un precioso vídeo recordando el paso del entonces novillero Víctor Barrio por la plaza de Cadalso de los Vidrios, realizado por el eminente aficionado local José Luis Acuña Reig, con la colaboración de su hija Ana, del fotógrafo Rafael Carlevaris y con texto de Miguel Moreno. José Luis también presentó brillantemente la Entrega de estos Premios 2016 acompañado por la cadalseña Paloma Moreno.

Mario Campillo, Miguel Ángel Pacheco y Pepín Monge.

El momento cumbre y de mayor intensidad emotiva aconteció con la emisión del mencionado vídeo. Todos los aficionados presentes, con su elocuente silencio que abrigaba el recuerdo del torero desaparecido, supieron rendir este merecidísimo homenaje al heroico matador muerto por un toro en Teruel en su Feria del pasado año.

El Racimo de Oro a la Mejor Estocada lo ganó el novillero de La Línea de la Concepción (Cádiz), Miguel Angel Pacheco por la excelente recetada al sexto novillo de La Campana en la segunda novillada del Ciclo.

Mario Campillo, Juan Moreno y Miguel Ángel Pacheco.

El Racimo al Novillo Más Bravo fue para “Cantinero”, número 12, de la Ganadería de La Campana, lidiado en tercer lugar por el nombrado Miguel Ángel Pacheco la tarde del 15 de Septiembre. Recogió dicha distinción Pepín Monge, que representaba a dicha ganadería.

Accésit del Racimo de Oro para el banderillero Mario Campillo, por sus actuaciones en las novilladas del día 15 de Septiembre a las órdenes de Miguel Ángel Pacheco y en la del día 16 a las órdenes de Juan Viriato. Siempre estuvo bien colocado en el ruedo, pendiente de la lidia, además de realizar una acertada brega y prender ortodoxos pares de banderillas.

Pepín Monge recoge el premio al novillo más bravo de La Campana.

Verónica Muñoz, alcaldesa de Cadalso de los Vidrios.

Racimo de Oro al Triunfador de la Fería 2016, a Miguel Ángel Pacheco, por sus lidias a los dos novillos de La Campana corridos la tarde del 15 de septiembre. Sus faenas las culminó con dos espléndidas estocadas. Esa tarde cortó cuatro orejas y se alzó merecidamente con este acreditado Racimo de Oro .

La Gala estuvo exquisitamente organizada, se cuidaron con mimo todos los detalles para dar realce a estos premios y, por añadidura, a la Tauromaquia en general. Brillante labor la que vienen realizando los aficionados cadalseños, con su Ayuntamiento a la cabeza. Todo ello redunda en darle prestigio y categoría taurina al municipio, además de difundir su nombre por toda la geografía taurina, lo que conllevará que también se le conozca por su historia, su gastronomía, su cantería, su arte, sus vinos… ¡Y la gran hospitalidad de sus gentes!

Se reconoció la abnegada labor que durante los últimos trece años ha realizado Jorge García Escudero presentando durante esos años el Racimo de Oro; Jorge es además autor de un magnífico libro que narra la historia de la Monumental Metálica de Cadalso. También el Ayuntamiento distinguió el trabajo de los fotógrafos presentes, a saber: Richard Pickers, Rafael Carlevaris, José Antonio Perdiguero y Ángel Bravo Hernández, haciéndoles entrega de un apetitoso obsequio donado por Bodegas Frontelo. Mi recuerdo para alguien que jamás falta a cubrir informativamente los eventos que se desarrollan en Cadalso es el periodista de Cope Pinares, Javier. Su labor profesional está adornada de su excelente y educado trato humano.

Cerró la Entrega de Premios la Alcaldesa de la localidad, Verónica Muñoz Villalba, felicitó a los galardonados y agradeció a todos los asistentes su presencia. Reconoció igualmente el ingente trabajo de todos los que colaboran de forma altruista en el engrandecimiento de su Feria de Novilladas y finalizó mostrando su apoyo y amor al toreo mundial como aficionada militante activa que es. Desde el puesto que ostenta en este pueblo nunca desaprovecha oportunidad para difundir la acendrada y arraigada tradición taurina cadalseña.

DISCURSO EN LA ENTREGA DE LOS XVII TROFEOS TAURINOS (XIV RACIMO DE ORO) 2016 DE CADALSO DE LOS VIDRIOS

     Seguro que esta anécdota les gustará a los galardonados y a Mariano Vicente. Así le brindó Rafael de Paula al rey Juan Carlos su primer toro en la Beneficencia de 1988: Majestad: Le deseo toda la suerte del mundo a usted y a España. Y ahora, deséemela usted a mí a ver cómo me apaño yo con este bicho”. El vestido que estrenó jamás se lo volvió a poner: “Llamó mucho la atención y no dio ni soplo ni compás a mi toreo”. Lo dijo cuando nos lo enseñó en su casa de La Jara, en Sanlúcar, a Paloma y a servidor, junto con otros recuerdos que hoy le hacen llorar. Se despidió sin entrar en la Estación de Jerez, dijo emocionado: “Dios bendiga al toreo, Miguel”. No creo en Dios, pero su frase sacude desde entonces los cimientos de mi alma.

Señor mayoral, Miguel Ángel y Mario: Admito que soy aficionado por herencia genética. Como nací hombre, cadalseño y español, así también nací aficionado a los toros. Esos genes me hacen evocar cuando siendo niño mis padres me llevaban debajo del tablao de aquella plaza que olía a madera y a Fiesta. Se montaba primero en Cenicientos y después en Cadalso, en el mismo lugar que ocupa la actual. Revivo las sensaciones a ras de ruedo: Los movimientos rilones de los toreros esperando la salida del novillo (Papa: ¿Por qué les rilan las piernas? -Porque tienen miedo. ¿Los toreros también tienen miedo? -Sí, todos lo tenemos ante la incertidumbre de lo desconocido); recuerdo la conducta del público, a veces mordaz por los efluvios festivos y siempre de compasión hacia el indefenso novillero; no olvido la angustia reflejada en sus rostros; su vulnerable y extrema delgadez; los colores desvaídos de sus trajes de luces; la falta de alguna prenda de sus vestidos… Daban ganas de abrazarlos para protegerlos. Cuando mejor torean es con el estómago vacío –dijo alguien detrás. Antes se toreaba para comer y hacerse uno rico, hoy tienes que ser rico y llevar casco para ser torero. Son los tiempos que corren, Sancho, que calientan el estómago y enfrían el corazón.

     Estas crepusculares reflexiones cargadas de melancolías y recuerdos idealizados, buscan transmitir comprensión y emociones a quienes desconocen este arte deslumbrante, últimamente tan agresivamente vilipendiado. Quieren ser como esos mensajes que introducían los náufragos en una botella pidiendo auxilio: ¿Recordáis “Mensajes en una botella”, de Police? Este mío contiene el anhelo de una Tauromaquia auténtica y emocionante. En el toreo –como en la vida- necesitamos de más verdad y menos mentira, de más calma y menos gritos, de más abrazos y menos empujones, de más cruzarse y menos taparse.

Y es que escribo sobre lo que me conmueve y huele a tristeza, sobre los sigilos que en soledad solo yo puedo percibir. Uno siente que llega al final de muchas cosas y quiere alcanzar la meta con dignidad, llamando al entendimiento, nunca al enfrentamiento. Todos iremos a parar al mismo lugar. Sería bueno llegar allí satisfechos gracias a los buenos consejos legados a nuestros descendientes.

Señor mayoral, Miguel y Mario: La vida hay que vivirla con firme esperanza en el futuro como vosotros lo hacéis. Esa convicción nos la transmitís y esperamos con fe ese toro pujante para entusiasmarnos con vuestro toreo puro. Alumbráis belleza artística y juvenil en nuestra vieja afición. Una belleza que os reclama el tributo de la sangre y, a veces, inmolaros generosos a ella, como Víctor Barrio se ofrendó. Es por la grandeza de vuestros sacrificios, que al llegar a cualquier sitio, si tiene plaza de toros, lo primero que hago es ir a visitarla con Paloma para descubrir juntos los sentimientos que esconde vacía… Para tener perspectiva general me encaramo arriba, en la andanada, cierro los ojos, suena “Suspiros de España” y empiezo a soñar y a torear.

Os reitero mi enhorabuena a los triunfadores del prestigioso Racimo de Oro de Cadalso: A Miguel Ángel Pacheco por partida triple: por concebir la más completa, onírica y profunda faena del serial, por ejecutar -en corto y por derecho-, la más ortodoxa y certera estocada de la Feria. Y… por ser paisano de Paula. Al señor ganadero de “La Campana” por colmarnos de ilusiones lidiando el más bravo, íntegro y encastado novillo de nuestra Feria, “Cantinero”. A Mario Campillo por su idónea colocación durante la lidia y por  deleitarnos con sus eficaces bregas con capote y banderillas. Todo lo hicisteis con armonía y despacio, emulando lo que tartamudeaba Juan Belmonte a su mozo de espadas: “Vísteme despacio que tengo prisa y… con sentimiento, porque esto es un arte”. Lo mejor de vosotros nos lo regalasteis en nuestro ruedo y eso el aficionado cadalseño no lo olvida. Desde aquí os deseamos mucha suerte en vuestras vidas toreras y humanas. Y ahora, como Rafael de Paula pedía, deseárnosla también a nosotros: la vamos a necesitar.¡¡¡Dios bendiga al toreo!!!                   

Miguel Moreno González.

Fotos: Ángel Bravo Hernández

 

3 Respuestas para “Cadalso de los Vidrios entrega sus premios taurinos Racimo de Oro”

  1. Saturnino dice:

    LUIS FRANCISCO ESPLÁ

    Pinturero y gran torero
    siempre fue Francisco Esplá,
    y, esforzado acude y va
    a encandilar al albero.
    ¡Olé!, majeza y salero
    del torero alicantino,
    que tenaz se abrió camino
    y es insólita rareza,
    su despejada cabeza
    dentro del mundo taurino.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. Saturnino dice:

    PLAZA DE LA CORREDERA

    Plaza de la Corredera,
    bajo tablas la banqueta,
    allí la afición muy quieta
    atisbaba tras madera.
    Pilares eran frontera
    y de la plaza era aforo
    de aficionados a coro,
    que se echaban para atrás,
    todos al mismo compás,
    al embestirlas el toro.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. Saturnino dice:

    COLARSE EN LOS TOROS DE LA CORREDERA

    Gran afición por los toros,
    y admiración por toreros,
    abridnos los coladeros
    a coruchillos sin lloros.
    Y sin cobres, platas ni oros
    para pagar una entrada,
    en la tarde afarolada
    de la plaza de madera
    crisol de la Corredera
    siempre una mano prestada.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com