Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

Costumbres antiguas de la Sierra Oeste: las bodas

Los preparativos de la boda, empezaban por lavar la lana de los colchones, se hacia una fiesta, una pequeña romería en la que participaban gente mayor, mozos, mozas y niños. Por la mañana patatas, cocido, o otras legumbres, más tarde venía la juerga la gente joven aprovechaba para tirarse unos a otros a la charca donde se había lavado la lana, por supuesto se tiraban vestidas y terminaban todos chorreando, y así comenzaban las bodas.
Seis semanas antes de la boda se hacían las publicaciones en la iglesia, el cura lo publicaba en el púlpito durante tres domingos, por si alguna persona quería alegar algún motivo por el cual no podría celebrarse el matrimonio.
Después del primer domingo lo celebraban en casa de la novia,con almendras de tres clases, bollos de manteca, rosquillas, más tarde salieron las pastas, también había vino moscatel o vino dulce, ya que los refrescos casi no se conocían, acompañaban a los novios familiares, amigos y vecinos.
El día antes de la boda daban la despedida de solteros, haciendo los típicos callos.
El día de la boda preparaban el chocolate, mientras los novios se estaban casando. Después se marchaban a un salón o una casa grande, el chocolate lo servían en tazones con rebanadas de pan, los panes eran redondos y pesaban de dos a tres kilos.
La comida consistía en sopa de mariscos, carne guisada y ensalada.
La cena consistía en judías blancas, carne o pescado y de postre arroz con leche. Los novios tenían la costumbre de quitarles a los padres de los novios dos piernas de carne de ovejas y algunos platos de arroz con leche. Las madres se cogían un cabreo de mil demonios, pero al final todo quedaba en risas.
Terminada la cena pasaban al baile de las redomas, que consistían en un grupo de aficionados tocando sus guitarras. Los novios bailaban la jota por cada regalo que le hacían los invitados, que podía ser dinero, garbanzos, judías, aceite, patatas, vino, eran tales las cantidades que ya tenían para comer una temporada, al final los padres de los novios les bailaban un cerdo para que pudieran hacer la matanza.
Al día siguiente celebraban la torna boda, se reunía parte de la familia para ayudar a recoger todo el desorden que había quedado de la boda.

Margarita Santiago.

FOTO: Manuel Rodríguez El Relojero.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

CINE TAURINO NAVAS DEL REY

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

febrero 2020
L M X J V S D
« Ene    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829