Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

Edición impresa A21 abril 2020

No sin dificultades, la edición impresa de A21 de este mes de abril ha conseguido salir a la calle. Los estragos producidos por el virus SARS-CoV-2 nos lo han puesto tan difícil como al resto de los habitantes del planeta, pero no hemos querido faltar a la cita que tenemos con nuestros lectores una vez al mes desde hace más de doce años. Nos hemos visto obligados a repartir nuestros ejemplares conforme a los preceptos actuales de higiene y seguridad y a retrasar tres semanas la impresión de nuestros periódicos. En sucesivas entregas intentaremos ir ganando fechas al calendario para volver a normalidad.
Como no podía ser de otra manera, A21 ha elaborado un monográfico sobre la crisis del coronavirus intentando poner el foco en nuestra Sierra Oeste, sin dejar de tener en cuenta el carácter global de la pandemia y sus nefastas consecuencias. Por ello es de recibo que nuestra primera intención sea recordar a los miles de personas que han fallecido a causa del COVID-19 y ofrecer nuestras condolencias a sus allegados y alentar a los que aún lo están padeciendo, en especial a los mayores. Después agradecer, en nombre de toda la sociedad y con los máximos honores a los profesionales de la sanidad, de las farmacias, de las tiendas de primera necesidad, a los limpiadores, los transportistas, los miembros de Protección Civil y de los cuerpos de Seguridad del Estado y a los miles de trabajadores y voluntarios que han arriesgado su salud para que la población pueda sobrevivir en el confinamiento.
Aún tenemos que continuar librando una sorda batalla contra un invisible enemigo. La ciudadanía ha tenido por norma general un comportamiento ejemplar y el esfuerzo empieza a dar sus frutos, pero no debemos bajar la guardia. Tenemos que seguir y caminar unidos si queremos alcanzar la victoria. El estado de excepcionalidad que se ha decretado, y que tanto cuesta soportar, obedece a la obligación de hacer frente a una crisis sin precedentes para la que nadie estaba preparado y que no respeta colores ni fronteras. Solo los más viejos recuerdan algo parecido y no lo hacen con agrado.
La lucha sanitaria está en un lado de la balanza y en el otro se encuentra el factor económico del bajón productivo que acarrean millones de personas recluidos en sus casas. Equilibrar salud y dinero es algo demasiado complejo como para hacer que llueva a gusto de todos. Debemos terminar el trabajo antes de empecinarnos en luchas intestinas, pues ya habrá tiempo de depurar responsabilidades. La prioridad no es otra que ganar la partida a la enfermedad arrimando el hombro y otorgando un voto de confianza a los que son nuestros paisanos y vecinos pero consideramos rivales. No adelantamos nada criticando por sistema las medidas tomadas por los que nos están dirigiendo ahora o quienes lo hicieron justo antes que ellos. No nos tiremos a la cara los errores: reconozcámoslos cuando los hayamos cometido y aprendamos de ellos para no cometer más la próxima vez.

DESCARGAR PDF

Download (PDF, 13.68MB)

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

MADRID EN FASE 1

 

 

CORONAVIRUS

 

BANCO DE CASAS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

junio 2020
L M X J V S D
« May    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930