Categoría | Actualidad

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos realizó en 2021 más de 300 intervenciones quirúrgicas con el robot Da Vinci, un 36% más que en 2020  

  • Cirugía Torácica, Ginecología, Otorrinolaringología, Cirugía General y del Aparato Digestivo y Urología son las especialidades que más utilizan el sistema Xi Da Vinci, y todas han experimentado una importante tendencia al alza
  • La intensa actividad de la plataforma quirúrgica incluyó, en 2021, la realización de dos técnicas novedosas, la linfadenectomía inguinal bilateral laparoscópica asistida por robot con acceso suprapúbico en cáncer de pene y la realización de biopsia selectiva de ganglio centinela en cáncer de cérvix, y ha iniciado 2022 con la misma proyección ascendente, ya que sólo en enero se hicieron 33 intervenciones

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red pública madrileña, realizó 305 intervenciones en 2021 con el robot quirúrgico Da Vinci instalado en su bloque quirúrgico, sumando las llevadas a cabo por todas las especialidades que utilizan habitualmente este sistema robótico para realizar operaciones con mayor radicalidad oncológica y precisión reconstructiva, lo que, para los pacientes, supone mejores resultados, mayor comodidad y, en definitiva, una mejor experiencia en la intervención.

Con respecto a las 225 operaciones realizadas en 2020 con este sistema quirúrgico, el hospital ha registrado un incremento del 36 por ciento, lo que, en palabras de la responsable de su Área Médica, la Dra. Raquel Barba, se traduce en “un auténtico éxito, teniendo en cuenta no solo el elevado número de intervenciones llevadas a cabo y el aumento anual que registran, sino el hecho de que se han realizado compartiendo un único robot y sin que esto, además, haya generado ningún problema de programación quirúrgica”.

Adicionalmente, todas las especialidades usuarias del sistema Xi Da Vinci, última actualización de la plataforma implementada en el hospital, han experimentado esta tendencia al alza. Así, Cirugía Torácica llevó a cabo 53 intervenciones robóticas en 2021, 18 de las cuales las realizó en el Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles (un 125 por ciento más que el año anterior); Ginecología realizó 62, un 68 por ciento más que en 2020; Otorrinolaringología empleó un 18 por ciento más el robot en su actividad quirúrgica aplicándolo en 13 intervenciones; Cirugía General y del Aparato Digestivo incrementó en un 16 por ciento sus operaciones con el Da Vinci hasta las 51; y Urología sumó nada menos que 161 operaciones robóticas, lo que mejoró en un 29 por ciento sus cifras con respecto a 2020.

De izda. a dcha, los Dres. Muguruza, Noguero, Alías, Miguel Sánchez Encinas (jefe Serv. Urología) y Raimundo Gutiérrez (jefe Serv. Otorrinolaringología), en el robot quirúrgico Da Vinci del HURJC.

Una intensa actividad de la plataforma quirúrgica que ha incluido, en 2021, la realización de dos técnicas bastante novedosas: la linfadenectomía inguinal vía transperitoneal en el cáncer de pene por parte del equipo de Urología, y la realización de biopsia selectiva de ganglio centinela en cáncer de cérvix, a cargo del Servicio de Ginecología, y que ha iniciado el actual ejercicio con idéntica progresión ascendente, ya que tan sólo en el pasado mes de enero se realizaron 33 intervenciones robóticas, 21 de ellas de carácter urológico.

Cirugía Torácica y Ginecología, especialidades muy beneficiadas beneficiadas

Y es que son muchas las patologías y problemas de salud que pueden abordarse con este sistema, mayoritariamente tumores torácicos -sobre todo, cáncer de pulmón- y tumores del mediastino, en el caso de la Cirugía Torácica, tal y como explica el jefe de este servicio, el Dr. Ignacio Muguruza. En cáncer de pulmón, la técnica más utilizada es la lobectomía pulmonar, en la que se están obteniendo resultados “muy buenos con un procedimiento de cirugía oncológica muy apropiado y muy poco invasivo para el paciente”, que reduce tanto la estancia hospitalaria como las molestias postoperatorias y el tiempo de recuperación total, apunta. “De igual manera -continua-, los tumores del mediastino se tratan de forma segura y meticulosa con el Da Vinci, dada la precisión aporta su instrumentación y la magnífica visión que nos proporciona”.

En esta área, incorporar cada vez a más cirujanos en el dominio de estas técnicas robóticas es una prioridad para poder generalizarlas y hacerlas más accesibles para el conjunto de la población diana. Y es que, “la dificultad de los procedimientos aumenta según lo hace la experiencia del equipo, y el trabajo colaborativo entre los distintos cirujanos permite hacer frente a casos cada vez más complicados”, afirma, apuntando como nueva indicación de este abordaje la cirugía de la patología del diafragma, en la que el acceso robótico proporciona una enorme facilidad para poder hacer aproximaciones resolutivas mucho menos agresivas.

En cuanto a Ginecología, los carcinomas de endometrio, el cáncer de cérvix y el de ovario en estadio precoz, las colposacropexias, las miomectomías, las endometriosis y las histerectomías por útero miomatoso y metropático son los cuadros clínicos en los que más se utiliza el Da Vinci, con complicaciones postquirúrgicas muy escasas, casi inexistentes.

“La cirugía robótica reduce el tiempo quirúrgico frente a la laparoscópica y a la abierta, y asegura un menor sangrado intraquirúrgico”, indica la Dra. Charo Noguero, jefa de este servicio en el Rey Juan Carlos, añadiendo como beneficios del sistema el alta precoz tras la intervención, una recuperación más rápida y un menor dolor postoperatorio, gracias a la precisión que ofrece el equipo en la disección de las estructuras anatómicas.

Robot quirúrgico Xi Da Vinci del Hospital Universitario Rey Juan Carlos.

Unas bondades que este año han empezado a aplicar en la realización de biopsia selectiva de ganglio centinela con verde de indocianina en carcinoma de cérvix y endometrio, así como en carcinoma de ovario en estadios tempranos, mejorando al mismo tiempo la técnica de la colposacropexias en el prolapso genital, asevera la ginecóloga.

Ventajas en Otorrinolaringología, Cirugía General y Digestiva, y Urología

La cirugía robótica en cabeza y cuello está indicada fundamentalmente para el abordaje mínimamente invasivo transoral -conocido como TORS (TransOral Robotic Surgery)- que se aplica básicamente en dos patologías: cáncer de orofaringe, para el que muy pocos centros españoles ofrecen este tratamiento -y en el que el Rey Juan Carlos cuenta con una amplísima experiencia, siendo el único hospital público de Madrid con un programa específico- que no solo reduce el tiempo de ingreso, sino también la morbilidad, y mejora los resultados funcionales; y el tratamiento de la base de la lengua en pacientes con síndrome de apnea del sueño (SAHS, síndrome de apnea-hipopnea del sueño).

Así lo explica el Dr. José Granell, jefe asociado del Servicio de Otorrinolaringología del hospital mostoleño, quien apunta que, coincidiendo con el aumento progresivo de tumores relacionados con el virus del papiloma humano, “la TORS ha revolucionado a nivel global el tratamiento del cáncer de orofaringe, permitiendo tratar a un porcentaje importante de pacientes con este tipo de cirugía en exclusiva y evitando en muchos de ellos todo tipo de secuela”.

El estudio diagnóstico de las metástasis cervicales de carcinoma epidermoide de primario desconocido es otra de las indicaciones médicamente evidentes de la TORS, mientras que las capacidades añadidas por la instrumentación robótica amplían también las posibilidades de manejo transoral de otra patología benigna de la vía aerodigestiva superior, como los tumores del espacio parafaríngeo.

“El mayor número de pacientes operados en Cirugía General y Digestiva ha sido en procedimientos de patología colorrectal, y principalmente en cáncer de recto”, indica por su parte el Dr. David Alias, jefe asociado de este servicio, quien matiza que “el Da Vinci facilita la disección de los tumores rectales, sobre todo en cánceres bajos, pacientes varones, obesos y que han recibido radioterapia previa, consiguiendo una mayor tasa de márgenes libres, mayor número de adenopatías en la linfadenectomía y de mesorrrecto completo, así como que menos pacientes requieran un estoma definitivo y tengan menos secuelas a largo plazo”. Esta especialidad ha intervenido también un número importante de pacientes con patología esofagogástrica benigna y maligna (hernias hiatales, cáncer esofagogástrico), resecciones pancreáticas distales y adrenalectomías por adenoma o tumor suprarrenal.

En el plano de las novedades, destaca el tratamiento de tumores esofágicos, campo en el que la especialidad de Dr. Alías en el Rey Juan Carlos es pionera en la Comunidad de Madrid, y de los pocos grupos españoles que realizan está técnica quirúrgica. “Actualmente hemos intervenido a 11 pacientes con cáncer de esófago con abordaje completamente robótico, constando la intervención de dos tiempos, torácico y abdominal, ambos realizados mediante el Da Vinci.

Finalmente, el Dr. Pietro Moscatiello, jefe clínico del Servicio de Urología en el hospital mostoleño, considera que, “al estar creada para trabajar con precisión en pequeños espacios, la cirugía robótica encuentra una especial simbiosis en su especialidad”, destacando como principal procedimiento la prostatectomía radical por cáncer prostático. Otras indicaciones muy frecuentes son el cáncer de vejiga, la patología oncológica renal o la urología reconstructiva, como en el tratamiento del prolapso pélvico femenino.

Como últimas incorporaciones a su cartera de servicios, el especialista destaca dos nuevas técnicas quirúrgicas: la corrección de la incontinencia urinaria femenina de esfuerzo no respondedora a la malla suburetral mediante la colocación por vía robótica -y de forma pionera en España- de un dispositivo intrabdominal que sustituye el esfínter urinario y puede ser activado manualmente permitiendo la micción espontanea; y la linfadenectomía inguinal bilateral laparoscópica asistida por robot con acceso suprapúbico en cáncer de pene, que se ha practicado en el Rey Juan Carlos por primera vez en nuestro país tras haberlo aplicado con éxito por vía laparoscópica.

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos cuenta con el sistema Xi del robot Da Vinci que, además de permitir realizar incisiones más pequeñas, incluye actualizaciones como el sistema de visión Firefly, que visualiza en tiempo real imágenes de alta resolución, y el Vessel Sealer, que optimiza el sellado y el corte de vasos, ofreciendo a los cirujanos un acceso más fácil a anatomías complicadas, una mejoría en la radicalidad oncológica y una mayor precisión reconstructiva.

Sobre el Hospital Universitario Rey Juan Carlos

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos da cobertura sanitaria a cerca de 178.00 habitantes de 18 municipios (Móstoles, Navalcarnero, Cadalso de los Vidrios, San Martín de Valdeiglesias, Villa del Prado, Navas del Rey, Villaviciosa de Odón, Cenicientos, Rozas de Puerto Real, Pelayos de la Presa, Aldea del Fresno, Sevilla la Nueva, Villamanta, Villamantilla, Villanueva de Perales, Chapinería, Colmenar de Arroyo y El Álamo).

El Hospital cuenta con 292 habitaciones individuales, 18 dobles, 134 consultas, 36 puestos de hospital de día médico y 14 puestos de diálisis. En el área quirúrgica dispone de 12 quirófanos, 6 salas de dilatación-paritorio, 32 gabinetes de exploración, 78 puestos de urgencias, 21 salas de radiología, 10 puestos neonatología y 18 puestos de UCI.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

27 de MAYO

  Chollocolchon

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

mayo 2022
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031