Categoría | Medio Natural

El lobo en la Sierra Oeste

Para el biólogo José España, la situación de este animal en Madrid, si llega a conquistar este territorio, va resultar muy complicada. Aunque existen pruebas que certifican su presencia en la sierra norte, los científicos indican que hasta que no haya constancia de su cría no puede afirmarse que hay lobos.


Texto y fotos: Pablo Montiel

Cuando esto ocurra nos vamos a encontrar con un serio problema para gestionar a la especie, ¡no hay una legislación clara al respecto! Estamos al sur del Duero y, por tanto, habría que declarar al lobo especie estrictamente protegida. Pero además, si no se interviene desde el principio de una manera clara y coherente en la batalla lobos-ganaderos, la administración de la comunidad puede llegar a encontrarse con un serio problema. Creo que cuando este momento llegue, el lobo decidirá quedarse en la sierra y no expandirse más a través de la provincia. La barrera física que forma la sierra y toda su población humana le va a ser muy difícil de atravesar. Por eso intuyo que continuará bajando por el oeste hacia el sur por Salamanca, Portugal y Extremadura, en cuanto se conecten también las manadas de Ávila.  Por el este, las poblaciones de Segovia y Guadalajara tenderán a conquistar las zonas de Cuenca, territorios ahora mismo despoblados de la especie”, explica José España mientras le acaricia la cabeza a Lug, el líder de su manada de lobos.

Lug, el señor de los lobos

Continuamos charlando, sentados al sol sobre unas piedras dentro de la extensa instalación en la que conviven sus lobos en el Centro de Naturaleza de fauna ibérica Cañada Real, en Peralejo, y José, conservador de este centro, continúa hablando sobre Lug.  “Así es como nos referimos a él, ¡todo un caballero en el mundo de los lobos! Acaba de cumplir trece años y aun así siempre interviene cuando hay riñas para marcarles los límites a cada uno de los miembros de la familia, ¡sabe muy bien cuál es su puesto de jefe en la manada y cómo desarrollarlo! Kale, nuestra única hembra, y Oro, su hermano, tienen dos años y son los que demuestran unos caracteres más tímidos, seguramente marcados por la forma en la que fueron criados, ya que en su momento tuvimos una serie de condicionantes que provocaron que hayan desarrollado finalmente ese carácter. Furco, por su parte, tiene siete años y hasta hace dos años se comportaba como el típico chaval adolescente y rebelde al que había que estarle marcando persistentemente los límites, ¡como le dejases un poquito rápidamente te comía el terreno!”.

Las interacciones que José mantiene con sus  lobos son diarias, y eso hace que la relación lobo-  hombre sea muy estrecha y que no se olviden nunca de él,  y  así poder rodar documentales, películas, e incluso llevarlos a platós de televisión a programas en directo.

“El secreto es tener mucha paciencia, conocer muy bien el lenguaje lobuno y no perderles nunca el respeto. Estas son las bases fundamentales para manejar una manada de lobos. Gracias a este trabajo podemos desarrollar una importante labor de divulgación a favor de la especie, es decir, ¡contar el cuento de caperucita al revés! en el que el lobo no es el malo. Gracias al trabajo de nuestra manada  en los proyectos de educación ambiental, podemos explicar a los chavales la problemática real que tiene el lobo en nuestro país, porque tiene que seguir existiendo el lobo en España y la importantísima función que cumple desde el punto de vista ecológico para que,  tanto el sector educativo como el familiar, pueda después seguir manteniendo ese pensamiento conservacionista”.

Protagonistas de ‘Entre lobos’

Abrazado a Furco, entre risas y con un cierto grado de nostalgia en su rostro, José describe su experiencia en el rodaje de esta película como un recuerdo imborrable.

“En primer lugar por el entorno donde lo desarrollamos, en el Parque Natural  de Cardeña-Montoro, donde nos instalaron un set de rodaje de casi tres hectáreas. ¡Los lobos se lo pasaron pipa!  y nosotros también. Además, el hecho de contar con un director de películas de naturaleza como Joaquín Gutiérrez Hacha, quien también conoce a esta manada de lobos y nuestra forma de trabajar, hizo que la cosa se desarrollara fácilmente”.

Y añade: “Aun así, el trabajo del rodaje es siempre duro, pero nosotros marcábamos los límites del rodaje y las pautas para poder trabajar, y eso ha provocado que se haya hecho la película con ese excelente resultado”.

José España prosigue: “Sin embargo, he de reconocer que la experiencia que más me impactó fue el día en que llegó a conocernos el verdadero Marcos, la persona en la que se basa el largometraje. Para mí fue algo impresionante después de haber  conocido la historia  a través del hermano de Marcos, y sabiendo que había  interactuado durante tanto tiempo con una manada de lobos. Nada más verlos, Marcos desarrolló unas pautas de comportamiento y manejo con ellos que eran totalmente esteriotipadas, contrariamente a las que nosotros recomendamos hacer. Sin embargo,  eso me confirmó que esa persona había estado conviviendo con lobos sin ninguna duda”.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE MARZO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930