Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

El mayor incendio de la región, desde que hay registros históricos, se ceba con Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Rozas de Puerto Real

  • Más de 3.000 hectáreas, devoradas por el fuego.
  • Muchas voces se quejan de la tardanza y escasez de medios que se enviaron en las primeras horas del incendio.

Bomberos y técnicos forestales conocen y temen los tres 30: 30 grados de temperatura, vientos de más de 30 kilómetros por hora y menos del 30% de humedad. Y esa confluencia de factores se dio el 28 de junio, en Almorox (Toledo), lindando con la Comunidad de Madrid. La estación meteorológica de Cenicientos, la más cercana, registraba a las 6 de la tarde mucho calor: 37,9 grados, una humedad del 11 por ciento y rachas de viento de hasta 31 kilómetros por hora con dirección este-sureste. Minutos antes de las 6 las torretas de vigilancia alertaban del fuego insistiendo en que era indispensable la rápida actuación para poder atajarlo. Los medios de Castilla-La Mancha no pudieron extinguir las llamas y el frente se adentró en territorio de la Comunidad de Madrid. En el paraje fronterizo de Puente Jabonera se vivieron instantes angustiosos en una finca ganadera por la virulencia del fuego. Lo que vino después fue una auténtica pesadilla que duró varios días.
Muchas voces se quejan de la tardanza y escasez de medios que se enviaron en las primeras horas del incendio que ha llegado a ser el más importante de toda la historia de la Comunidad de Madrid superando con creces los de Abantos, Somosierra o Robledo de Chavela entre otros.
La casualidad quiso que un pequeño foco en Aldea del Fresno movilizase al Parque de Bomberos de esa localidad y también a una parte del de San Martín de Valdeiglesias para sofocarlo. Además este último envió su brigada helitransportada al incendio que simultáneamente se producía en Gavilanes (Ávila).
Teniendo esto en cuenta los primeros medios de la Comunidad de Madrid que llegaron al incendio de Almorox fueron la cisterna nodriza (35.32) y el helicóptero (35.51) minutos antes de las 7 de la tarde, y el helicóptero de Valdemorillo 40 minutos después, lo que para muchos fue un despliegue totalmente insuficiente. Después de las 10 y media de la noche fueron llegando el grueso de efectivos venidos desde distintos lugares de nuestra región, activándose el nivel 1 del INFOMA, en la Comunidad de Madrid. Desde Castilla-La Mancha, se dispuso de dos miembros de personal interno, un medio de dirección y coordinación con tres personas, un medio de extinción aéreo con una persona y ocho medios de extinción terrestres con 33 personas.
La propagación del fuego fue entonces abriendo varios frentes en dirección a Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Rozas de Puerto Real cuando aquello era ya era un auténtico infierno.

FOTO: Aquilino Moreno.

El factor viento
La dirección cambiante del viento, que nunca fue muy fuerte, puso en peligro el sur y el oeste de Cadalso de los Vidrios la primera noche del incendio, produciéndose la evacuación de algunos barrios y de la Urbanización de Entrepinos después de que el fuego cruzase la carretera M-541 a la altura del vivero. Entonces cambió la dirección del viento y las llamas se propagaron hasta las puertas de Cenicientos, donde se evacuaron las casas más cercanas, por el intenso humo que se respiraba en todo el municipio. Por suerte, de madrugada roló el viento y las viviendas amenazadas quedaron fuera de peligro. Pero este cambio de dirección avivó el fuego y lo dirigió hacia Peña Cadalso, La Granjilla y El Encinar del Alberche, urbanización de la que se tuvo que desalojar a 91 personas. Con el nivel 2 ya activado otro frente favorecido por el viento cruzó de nuevo la mencionada carretera a la altura del La Alberca avanzando hacia Peña Cenicientos, Lancharrasa, Sierra de Cadalso y Sierra de Rozas donde hay gran cantidad de materia combustible y son parajes abruptos de difícil acceso.
Miedo entre la ciudadanía
Con la llegada de la noche la población se sentía mucho más insegura. El resplandor o las propia llamas se hacían visibles en muchos casos provocando momentos de verdadero miedo y desvelo. El caos se apoderó de la comarca, varias carreteras tuvieron que ser cortadas al tráfico, los teléfonos fijos dejaron de funcionar y el abastecimiento de agua falló en alguna ocasión. La ciudadanía no se explicaba que los medios de extinción aéreos faltasen en determinados momentos, pero debían actuar en puntos donde estaban en riesgo de personas y propiedades.
Después de una denodada lucha contra el fuego en la que se regó profusamente el frente de la Peña Cenicientos, que se resistía a apagarse, el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, acudió el miércoles al mediodía al Puesto de Mando Avanzado (PMA) de Cenicientos donde en rueda de prensa declaró que el incendio estaba controlado, pero no extinguido, pues aún quedaban puntos calientes.

FOTO: Francisco Hernández.

Desastre ecológico
Según el sistema Effis de la red Copernicus, la superficie devastada por el fuego en este incendio se eleva hasta las 3.157 hectáreas sin descontar las islas no calcinadas. Cadalso de los Vidrios ha sido el más afectado en cuanto a extensión y proximidad a las viviendas, pero quizá Cenicientos haya sufrido mayores pérdidas en el aspecto ecológico. Su monte alberga especies protegidas como el águila imperial, cuyo nido se ha salvado miligrosamente en última instancia, o la Genista falcata, una planta que solo se da en las zonas próximas a los litorales, cerezos silvestres o pinos resineros muy longevos.
Desde Ecologistas en Acción, se ha destacado lo complicado que resulta hacer cálculos aproximados sobre el tiempo que deberá pasar para que la superficie devastada por las llamas, más de 3.300 hectáreas (800 en la Castilla-La Mancha y 2.500 en la Comunidad de Madrid) de árboles, monte bajo y pastos, pueda regenerarse, aunque este colectivo asegura que eso no ocurrirá antes de quince años.

FOTO: Pedro Alfonso.

Coste económico
También es difícil, al menos en la fase inmediatamente posterior a la extinción del incendio, evaluar el coste económico ocasionado a la actividad agrícola y ganadera de la zona, así como las actuaciones necesarias para recuperar el ecosistema dañado.
Por su parte UPA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos) ha pedido la declaración de zona catastrófica para nuestros tres pueblos al averse visto afectadas más de un centenar de explotaciones ganaderas.
Sin daños humanos
Si hay una nota positiva es que no ha habido que lamentar daños personales hasta este momomento pero las autoridades recomiendan que no se transite por los lugares afectados por el fuego al haber mucho peligro de caída de árboles quemados y zonas aún incandescentes en el suelo.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LOCAL PELAYOS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031