Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

El Museo Adolfo Suárez homenajea al expresidente en su 81 cumpleaños

Una exposición en la que 14 mujeres, muestran las obras que serán donadas al museo de Cebreros (Ávila).

El Museo Adolfo Suárez y la Transición, MAST, de Cebreros (Ávila) rinde esta semana homenaje al expresidente en su 81 cumpleaños con una exposición compuesta por 14 obras pictóricas, todas ellas realizadas por mujeres, que las autoras han donado para que pasen a formar parte de este espacio. En sus creaciones, estas mujeres han tratado de sintetizar su homenaje personal a Suárez realizando un recorrido por toda su vida, tanto la personal como la profesional.

De ahí que la muestra lleve por título ‘Presencia y Olvido’, con la intención de repasar la llegada del carismático político a la escena pública, su trabajo para implantar la democracia en España y también, el olvido en el que su memoria quedó sumida debido a su enfermedad. Una exposición que ha rotado por Alcobendas, la Universidad de Alcalá de Henares, Guadalajara y El Toboso (Toledo).

Así lo explica, en declaraciones a Ical, la directora del MAST, Cristina Blanco, que celebra que este espacio vaya a contar con nuevos elementos; cesiones que reconocen el valor de un museo que nació con la vocación de estar siempre vivo. Además de la inauguración de la exposición, prevista para este jueves, 26 de septiembre, el MAST recibirá la visita de Salvador Sánchez Terán, que fue gobernador civil en Barcelona entre 1976 y 1977; ministro de Transportes y Comunicaciones y ministro de Trabajo entre 1978 y 1980.

A lo largo de las 14 obras, las artistas ponen en valor la capacidad para el diálogo y el consenso del primer presidente de la democracia española. En sus pinturas, realizadas con las más diversas técnicas, repasan etapas como sus años de juventud, los primeros pasos en política, la Presidencia del Gobierno, los días de la UCD, el 23-F, la relación con la Iglesia y su faceta más familiar, junto a su mujer y sus hijos. Cada obra se inspira en una fotografía de Adolfo Suárez en diferentes circunstancias que da pie a una creación que puede ir desde la figuración a la abstracción.

Memoria y familia

En torno a la memoria giran las obras de Emma García Castellanos, Ana Esther Balboa y María Jesús Aragoneses. En sus cuadros, las artistas tratan de transmitir el sentido de su pérdida, bien con un primer plano del rostro de Suárez, bien con lo escueto de un semicírculo en el que se destaca el vacío del olvido, bien con un tejido que simboliza la construcción de una vida y la desintegración y el olvido.

La juventud de Suárez y su debut como novillero en la plaza vieja de Ávila sirve a Sara Beiztegui para recordar aquel episodio en el que el color rosa del capote recuerda la enfermedad que apartaría de su vida a su mujer y a su hija mayor. La vida familiar de Suárez inspira las obras de Rosa Gallego y Pilar Pérez Camarero, ésta basada en una fotografía en la que aparece con su mujer y sus cinco hijos de pequeños.

Democracia

Buena parte de las obras recorren momentos de su vida política. El juramento de su cargo como vicesecretario general del Movimiento le sirve a Martina Dasnoy para homenajear su valentía para salir adelante entre los que lo consideraban un traidor y los que lo veían como un continuista. Su jura como primer presidente de la Democracia inspira el ‘Gracias’ de Rosario Naranjo, realizado con una técnica oriental ancestral llamada ‘suminagashi’ basada en tintas sobre agua.

Marta Linaza y María Jesús Abad homenajean su espíritu de concordia recordando el estrechamiento de manos con Dolores Ibarruri, la ‘Pasionaria’; los pactos de la Moncloa y la redacción de la Constitución, éstos últimos con sus protagonistas plasmados sobre una bandera de España. No falta el 23F, que Laura González refleja recreando una neurona, que posibilita el recuerdo.

Sus relaciones con la Iglesia y la aprobación de la Ley del Divorcio o la fotografía tomada por su hijo Adolfo mientras paseaba con el Rey dan pie a las obras de Eva Iglesias y Concha Mayordomo. La colección se cierra con el ‘Mínimo exento’ de Olga Isla. «Esa parte limitada de la que dispone cada uno para vivir, conexiona lánguidamente con el presidente sin debilitar el pasado», reza su descripción.

Estas 14 obras pasarán a formar parte de los fondos de un Museo creado para honrar a un cebrereño que guió a un país hacia la luz, después de tres décadas de oscuridad, y que lamenta que la enfermedad que padece le impida ser consciente del lugar que ocupa en la historia de España.

ICAL.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE MARZO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930