Categoría | Salud

La sexta ola desborda la atención primaria

Tal y como comentamos en el anterior número de A21, la llegada de la variante Omicron a nuestra región ha sido una realidad. Las condiciones propias de esta variante y el momento en el que llegan a nuestro entorno han condicionado la tormenta perfecta para poner contra las cuerdas a la atención primaria y los centros de salud de nuestra comunidad.

Algunas novedades en la prevención
En las últimas semanas ha seguido aumentando la población susceptible de vacunación ampliándose a mayores de 5 años para primera dosis. Para la población previamente vacunada, continúan las dosis de refuerzo y pueden solicitar mediante la aplicación móvil fecha para la administración de dosis de recuerdo los mayores de 40 años.
Además, se ha generalizado el uso por parte de los casos sospechosos de test de antígenos como método diagnóstico de infección. Es importante recordar que estos test tienen especial importancia cuando hay manifestaciones clínicas como tos, dolor de garganta, dolor muscular o fiebre y tienen mayor sensibilidad en el segundo o tercer día tras el inicio de los síntomas.
No debemos olvidar la mascarilla (obligatoria en todos los espacios interiores) como medida necesaria para proteger y protegernos frente a los posibles contagios. Esta medida no es una novedad, aunque hasta el momento esta siendo determinante en evitar nuevos casos.

Un tsunami de casos
El reciente incremento de casos de infección por coronavirus en un corto intervalo de tiempo ha originado lo que ya conocemos como sexta ola en la pandemia de COVID-19. En las últimas semanas hemos vivido las mayores cifras de contagios e incidencia acumulada (tanto a 7 como a 14 días) en todo el país. Entre las causas de esta progresión explosiva de los contagios destaca la aparición de la variante Omicron, con mayor facilidad para la transmisión de la infección, en una época del año en la que, por las condiciones ambientales, las personas pasan mas tiempo en entornos interiores.
Algunas de las novedades en el control de la pandemia, como la modificación en el tiempo de aislamiento (de 10 a 7 días) de los pacientes con infección, el no realizar el cribado diagnóstico de infección a contactos estrechos que estén correctamente vacunados, un seguimiento menos estrecho de los contactos en el ambiente escolar, no declarar confinamientos selectivos o reducir los aforos en establecimientos públicos, conducen a una estrategia que favorece la convivencia con el virus, haciendo más difícil el control de su transmisión.
La mayor utilización de test de antígenos, sobre todo en el entorno de las celebraciones navideñas, ha mejorado la detección de la infección, aunque indudablemente ha condicionado un aumento de la incidencia, ya que al realizarse más pruebas aumenta la probabilidad de detección de casos positivos.

El impacto en los centros de salud
La evolución de la curva ha vuelto a sobrecargar la actividad de los profesionales de la salud, especialmente en atención primaria. Desde la segunda semana del mes de diciembre el progresivo aumento en la carga laboral generada por las consultas COVID en nuestra región, ha requerido un reajuste en las agendas de los profesionales limitando el acceso a la libre demanda por parte del usuario y dando prioridad únicamente a la atención urgente. En las ultimas semanas la actividad en los centros de salud es asfixiante con una sobrecarga de procesos burocráticos y administrativos que ocupan la mayoría del tiempo de consulta. Esta situación se ha visto agravada por la ausencia de profesionales que puedan cubrir las suplencias de las numerosas bajas entre los profesionales (que, al igual que la población de la comunidad, se ven afectados por la infección) y la escasa respuesta de la administración ante este problema.

Profesionales desbordados, pacientes indignados
En la mayoría de los centros de salud, ante la ausencia de suplentes y la necesidad de dar solución a esas consultas que quedan sin profesional (habitualmente por estar de baja por enfermedad), son los propios sanitarios del equipo quienes cubren esas consultas (doblando su carga asistencial y haciendo turnos dobles varias veces a la semana), generando una gran sobrecarga laboral y estrés al sentirse incapaces de atender a todas las necesidades de sus pacientes.

Pruebas diagnósticas en el centro de salud de Aldea del Fresno.

Al otro lado de la consulta está el paciente, que percibe esta crisis como una situación inaceptable y en la que se siente desatendido por su centro de salud. La saturación en las llamadas telefónicas recibidas por las unidades administrativas en los centros satura las centralitas, dificultando el acceso y la comunicación con los centros de salud e incrementa la demora en la respuesta a alguna consulta, lo que ha generado malestar entre los pacientes, que tienen una sensación de abandono y en algunos casos la percepción de que los sanitarios no están trabajando, al ver los centros de salud vacíos (medida que es necesaria para evitar la transmisión de la infección entre pacientes dentro del centro de salud).
En las últimas semanas se han vivido en nuestros centros de salud quejas, comentarios despectivos, faltas de respeto hacia los profesionales y amenazas como consecuencia de la situación de saturación, demora, ausencia de profesionales y dificultad de acceso, que hacen tomar conciencia de la frustración y desesperación de los pacientes ante esta situación.

Evolución de casos en nuestra región
En los datos analizados en los municipios estudiados de la Sierra Oeste, se confirma el incremento global de casos en todos los centros de salud. Navas del Rey supera los 4.000 casos por 100.000 habitantes en la incidencia a 14 días, seguido de Colmenar del Arroyo, Santa María de la Alameda y Navalcarnero, que superan igualmente los 3.000 casos. Las localidades de Navalcarnero, Quijorna y Brunete son las que mas casos han notificado en los últimos 14 días y el mayor crecimiento en el numero de casos ocurrió en los municipios de Navalcarnero (475%), San Martín de Valdeiglesias (227%) y Valdemorillo (127%).

Necesitados de un cambio
El insuficiente seguimiento adecuado de nuestros pacientes en atención primaria en los últimos meses puede tener efectos negativos en su salud, debido al abandono y falta de supervisión de patologías crónicas y por la falta de educación sanitaria que se realiza diariamente en los centros de salud.
El actual ambiente en los centros de salud, el descontento evidente del paciente y la ausencia de capacidad de los profesionales para dar respuesta a todos los problemas que se les plantean han sido consecuencia indiscutible de la sobrecarga a la que se ha sometido a la atención primaria durante la presente pandemia.
Es necesario encontrar estrategias y acciones de cambio que restauren las condiciones óptimas para poder dar una atención de calidad a nuestros pacientes y poder mejorar la deteriorada relación entre pacientes y profesionales de atención primaria.

Jaime Amor Valero es médico de Familia del Consultorio Local de Salud Aldea del Fresno.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

22 de DICIEMBRE

  Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930