Categoría | Cultura

Localización de la Virgen del Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias

  • La talla, de unos 185 centímetros de altura, se encuentra en la finca toledana de El Alamín.

La localización de la estatua de la virgen María que formaba parte de la portada barroca del Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias junto a las estatuas de San Benito y San Bernardo ha estado siempre rodeada de un aura de misterio ya que solo disponíamos de imágenes en blanco y negro y con poca resolución. Posiblemente, la talla data del siglo XVI, aunque podría ser anterior.
En las primeras imágenes del NODO rodadas en el cenobio a finales de 1958, la Virgen había desaparecido de la fachada. Posteriormente las otras dos estatuas fueron derribadas hacia 1970 y estuvieron tiradas en el suelo un largo tiempo hasta que unos vecinos de Pelayos de la Presa las recogieron. Esas estatuas fueron recuperadas finalmente por Don Mariano García Benito, aunque la cabeza de San Bernardo continúa en paradero desconocido.
La portada renacentista que contenía otra estatua de San Bernardo fue desmontada pieza a pieza y llevada a la Finca El Alamín en Toledo, hechos bien conocidos, dado que, en algún momento posterior a la compra del Monasterio en 1974, Don Mariano acudió a la finca y recuperó algunas piezas y también la estatua de San Bernardo, situadas a día de hoy en el patio del Monasterio.
La portada renacentista fue desmantelada entre los años por 1950 y 1958 según se desprende de las fotografías aéreas obtenidas. Sin embargo, no sabíamos cuándo había desaparecido la estatua de la virgen, pero por fotografías del Instituto de Patrimonio Cultural de España, IPCE, la fecha más probable fue en algún momento posterior a marzo de 1954. La primera pista sobre su ubicación, parte un hecho lógico. Si la portada y la virgen desaparecieron en fechas relativamente cercanas, el primer lugar a donde se debería mirar es en la propia finca El Alamín. Al menos, desde 1951 hasta 1962 el Marqués de Comillas fue el propietario de ambos lugares, momento en el que Monasterio pasó a otros propietarios. Un artículo del ABC sobre el Monasterio del 26 diciembre de 1954 informaba que la portada ya había sido traslada a la finca y se podía ver la estatua de la virgen en la fachada barroca.
Una noticia daba cuenta de la existencia de una figura religiosa en una capilla de la finca por una nota de sociedad en el periódico ABC, el 12 de diciembre de 1954 donde se informa de una boda en la que el primogénito del Marqués de Comillas contraía matrimonio. La noticia decía así así: “En la capilla, bajo la advocación de la Inmaculada Concepción monseñor Borja de Cossio…”. Dicho de otra manera, el enlace se realizó ante la imagen de la virgen María. Como cito, era un indicio, si bien podría tratarse de una estatua o elemento diferente a la que estaba en el recinto monacal de Pelayos de la Presa.
Para confirmarlo, el 19 de junio de 2017, la vecina de Pelayos de la Presa, Doña Concha Velasco que colaboraba en la investigación, me condujo a la localidad de la Torre de Esteban Hambrán, para visitar la finca. Tras dialogar con la seguridad para intentar hacer una visita a la capilla, finalmente no fue posible acceder.
La investigación continuaría por otras vías. En el artículo de A21 en el que hablé del arte expoliado en el Monasterio hacía una mención a un número de Interviú donde se podía ver la situación de la portada renacentista en la actualidad gracias a un artículo de la revista sobre Gerardo Díaz Ferrán. Aquel número del Interviú proporcionó la prueba definitiva. Después de adquirir el número de Interviú online, llamé a la revista y solicité fotografías de las capillas o de otras zonas de la finca a la periodista de Interviú que redactó la noticia, Doña Ana María Pascual, el 19 de octubre de 2017. Me comentó que llevaría un poco de tiempo, pero la historia le resultó interesante y tras unos meses de espera, la respuesta a los interrogantes se resolvieron cuando el 28 de diciembre, muy amablemente me envió tres fotos al correo electrónico.
Una de ellas era la de una estatua antigua de una virgen con la piedra bastante envejecida. La virgen no se encontraba en el interior de la capilla sino en el jardín frente a la misma. Y tenía una gran similitud con las fotos antiguas en los pliegues y el soporte, así como la postura de la cabeza, aunque estas no tienen nitidez suficiente para contemplar el rostro de la virgen María.
Habían pasado cuatro años desde el reportaje en Interviú y la finca El Alamín había cambiado de dueños. Había que hacer una visita en algún momento para confirmar que la virgen aún estaba allí. No fue hasta el 18 de septiembre de 2020, gracias al buen hacer y la profesionalidad de los agentes de la Unidad Central Operativa de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil, que la visita fue posible. Y fue una maravilla contemplar el rostro de la virgen. A pesar de haber recibido algún impacto por arma de fuego, la estatua se encontraba en un casi perfecto estado de conservación y había sido limpiada. El pie de la estatua no era un simple soporte, era un anillo formado por ángeles y la virgen conservaba íntegros los brazos y las manos. La talla era de aproximadamente 1 metro y 85 cm.
Agradezco a la propietaria de la finca habernos permitido el paso y contemplar in situ un objeto religioso de gran valor histórico para el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias. Una estatua que llevaba desaparecida 70 años y que nadie había podido contemplar hasta ahora de forma tan cercana. En estos tiempos tan oscuros, siempre hay lugar para la esperanza.
En memoria de Doña Concha Velasco Muñoz-Cuéllar que falleció en el mes de septiembre de 2017.

Mario Cuellar.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

29 de julio

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

agosto 2021
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031