Categoría | Comunidad de Madrid

‘Niños maleta’, la polémica de la custodia compartida impuesta por la vía judicial

Los denominados niños maleta son aquellos que se ven obligados, por la sentencia de un juez, a vivir continuamente viajando entre  dos mundos: el de su padre y el de su madre. Son hijos de padres divorciados a los que un juez ha impuesto una custodia compartida. Algunas son de meses, otras de semanas, y las hay incluso de días. La asociación Custodia en Positivo está formada por padres y madres divorciados que se muestran contrarios a la custodia compartida impuesta por la sentencia dictada por un juez.

Aseguran que en muchos de los casos es solicitada por progenitores que lo único que buscan es “librarse  de pagar la pensión alimenticia ”.

Sin embargo, quieren dejar claro que no están en contra de la custodia compartida en sí, siempre y cuando sea otorgada por un juez a petición de los padres y tras una decisión consensuada entre los dos progenitores.  Piensan que “si hay una buena comunicación por parte de los padres, no debería existir ningún problema. Pero pueden surgir muchas complicaciones si la custodia es impuesta y cuando los progenitores no han sido capaces de entenderse ni antes ni después de la separación”.

Uno de los objetivos principales de la asociación es conseguir que las sentencias prioricen el bienestar del menor. “Que no se tengan en cuenta en primer lugar los intereses de los adultos y que se priorice lo que un niño necesita en cada etapa de su crecimiento, fundamentalmente durante los doce primeros años, ya que son primordiales para su desarrollo psicológico. Para un menor, la situación ideal sería que viviera con uno de los progenitores y que el otro tenga asignado el régimen de visitas correspondiente”, tal y como nos cuenta una de las madres. Añade que, “en lo que se refiere a los deberes del colegio, la educación, la hora del baño, la hora de irse a la cama y todas las rutinas necesarias para un menor, es absolutamente imprescindible que exista un consenso entre los progenitores”.

Aseguran que “cuando se impone la situación al menor, éste acabará psicológicamente descontrolado. Resulta imposible que un niño se adapte cada semana, cada mes o cada tres meses a diferentes normas y rutinas”. Así, recuerdan el ejemplo de una madre que se queja de que cuando el menor vive con su padre, no tiene como prioridad la realización de las tareas escolares, ya que el padre elige el camino más sencillo, ofreciendo a su hijo entretenimiento como televisión, ordenador o videojuegos.

También hay que contar con que algún padre o madre intente utilizar a los menores como arma de ataque hacia la otra persona, provocando situaciones violentas entre ambos padres. Esto podría generar al menor problemas de ansiedad y secuelas importantes para toda su vida. Los denominados niños maleta suelen sufrir fracaso escolar y problemas de comportamiento, siendo incapaces de cumplir normas. Además por ese cambio de domicilio constante, les resulta imposible echar raíces en ninguna parte. Dos casas, dos cuartos para dormir, dos lugares diferentes para hacer los deberes y todo esto con distintas amistades. Todo ello supone una inestabilidad.

A la asociación llegan casos en los que se repite el mismo patrón: padres que no se han ocupado de sus hijos, que han incumplido el régimen de visitas, que no quieren pagar la pensión alimenticia y que solicitan este tipo de custodia para librarse de pagar. Sobre estos casos extremos, los miembros de Custodia en Positivo añaden: “La estrategia de algunos padres consiste en dejarse ver por el colegio en los meses previos al juicio para ir adquiriendo informes que les puedan favorecer. Otras veces es el juez quien concede la custodia compartida en favor de la igualdad. Igualdad para los derechos de los adultos pero no para el desarrollo del niño”.

Pero también saben que hay muchos padres que lo que realmente buscan es estar más tiempo con sus hijos y que pueden cuidarlos y educarlos tan bien o mejor que muchas madres. Por eso, desde Custodia en Positivo se apoya al cien por cien a los padres que solo buscan lo mejor para sus hijos, sin importar que sean hombres o mujeres, tan solo buenos padres.

Y concluyen: “Nosotros nos sacrificamos por nuestros hijos para que luego haya padres y madres que pidan la custodia compartida solo por un motivo económico. Los jueces que las conceden no se dan cuenta de que están condenando a los menores a vivir un auténtico calvario”.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930