Categoría | Medio Natural

Otoñadas en la Sierra Oeste: No existe una igual a otra

  • Influyen la humedad relativa, la temperatura, la precipitación, las inversiones térmicas o el viento.
  • La situación de los embalses es estos momentos 11 puntos inferior que hace un año.

Finalizó septiembre con el peor de los presagios. Uno se siente como cuando alguna vez en la vida el “profe” nos puso un cero en un examen. Se cierra el mes sin estrenar los pluviómetros exceptuando una tormenta estática que afectó a la zona de Cebreros y cercanías. En cualquier caso resultó muy localizada.
En las estaciones municipales de El Tiemblo, Robledo de Chavela, Navahondilla y Cenicientos cerramos el mes sin precipitación. Podríamos caer en la tentación de pensar que esto es la primera vez que sucede, pero lo cierto es que ya ocurrió en Cenicientos (la estación con registros más antiguos) y, extrapolando en más zonas de la comarca, en 2003; los 3 litros de 2004; o los 0,5 litros de 2011. En el extremo opuesto los 150 litros de 2012 para configurar una media de 43 litros en Cenicientos desde 1996. Poco a poco, y según vayan sumando años las estaciones municipales podremos sacar conclusiones más generales, y, sobre todo más reales.
Resulta curioso que tanto julio como agosto han resultado meses extremadamente húmedos a consecuencia de dos gotas frías que nos afectaron, sin olvidar la de los días 6 y 7 de julio con potentes chubascos de agua y granizo o esa especie de mini-huracán que afectó a una parte del término de El Tiemblo a finales de agosto. Con todo, y a pesar de esos dos episodios, la situación de los embalses es estos momentos 11 puntos inferior que hace un año. En general llevamos un acumulado de año natural de más de 100 litros menos que el año pasado. Esta situación afecta, lógicamente, principalmente a las herbáceas y matorrales al igual que al nivel de los pantanos. No es alentador los datos que nos manda oficialmente la Comunidad de Madrid en los que se certifica que el aumento del consumo de agua del pasado año hidrológico 2016/2017 ha aumentado un 2%. Creo que nos alarmamos con las noticias del cambio climático o calentamiento global pero no hacemos más que aumentar el consumo de agua. Contradictorio, en cualquier caso. Y si me permiten, irresponsable.
Las temperaturas medias del mes se situaron cerca de la media de los últimos 10 años, inferiores a septiembre de 2016 pero superiores a las de 2015. Nada extraordinario excepto que en las zonas favorables a las inversiones térmicas, y antes de la llegada del otoño, pudimos ver temperaturas mínimas que rondaron los 3ºC en Pelayos de la Presa. Una temperatura que se me antoja invernal.
En el cuadro expuesto, pueden comprobar las temperaturas y precipitaciones de los últimos tres años en estaciones municipales. Los datos deben ser interpretados y debemos alejarnos de la frialdad matemática. Por ejemplo: aparece Cenicientos con una media del mes superior a la de El Tiemblo. Pero sin embargo las máximas son superiores en tierras tembleñas. ¿Por qué entonces la media es superior en Cenicientos? Sencillamente porque las mínimas bajan más en El Tiemblo. Son matices que debemos tener en cuenta.
Como debemos tener en cuenta los matices para explicar las otoñadas. No existe una otoñada igual a otra ni en fechas, ni en colores, ni en formas pues depende de varios factores meteorológicos como la humedad relativa, la temperatura, la precipitación, las inversiones térmicas o el viento.
La paleta de colores, y dependiendo de estas variables puede incluso anular unos colores sobre otros y así, de esta forma, tener una otoñada más intensa, más colorida o menos colorida.
Una prueba de los tiempos la mostramos en las fotografías de septiembre del año pasado y octubre de este año. Podemos comprobar, que este año, y a pesar de llevar un déficit de precipitación de más de 100 litros con respecto al pasado, las masas forestales se encuentran mejor como mostramos con los robles. ¿Por qué es así? Por la forma de llover. El año pasado llovió en abril y mayo por lo que el agua ya penetraba tanto a capas inferiores. Este año llovió fuerte hasta febrero. Meses invernales, días cortos por lo que el agua filtró a capas más bajas. Por eso las masas forestales de arboleda se encuentran mejor que este año.
Cuestión de matices.
Disfruten de la otoñada que ha comenzado en las zonas bajas por aquello de las inversiones térmicas nocturnas.

Emilio Pacios.

Una Respuesta para “Otoñadas en la Sierra Oeste: No existe una igual a otra”

  1. CENICIENTOS EN EL CORAZÓN

    Es mañana grisácea en el pueblo,
    de una lluvia que cae mansamente,
    y un tañer de la campaña doliente
    sume a la calle en silencio y despueblo.

    Es preciso y urge hacer un repueblo
    que atraiga en cascadas a nueva gente
    y vea un alba de nuevo creciente
    al igual que yo lo canto y amueblo.

    ¿Qué versificaré por alabarte
    y en versos épicos alto ascenderte
    y sobre el mapa de España situarte,

    e imperecedero así siempre verte,
    pueblo corucho, sin cesar de amarte
    hasta cubrirme el velo de la muerte?

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com