Categoría | Medio Natural

¿Quedan linces en la Sierra Oeste?

Naturalistas de la comarca aseguran haber avistado ejemplares de lince ibérico en los montes de la Sierra Oeste. Cierto es que la Zepa 56 presenta unas condiciones de hábitat, cobertura vegetal y alimento (conejo) excepcionales  para este felino catalogado como en peligro crítico de extinción.

Hoy por hoy la única población de linces viable a largo plazo en la Península Ibérica es la de la Sierra de Andújar y, por tanto, el reducto de mayor importancia de cara a la supervivencia de la especie. De aquí se han extraído y continúan sacando ejemplares para los programas de cría en cautividad y las reintroducciones en nuevas zonas. Gracias a las últimas medidas desarrolladas en pro de su conservación, se ha logrado doblar en pocos años la población de linces en Sierra Morena. Si no hubiera sido por éstas estaríamos en una situación muy diferente, quizás viendo como desaparecían los últimos linces.

La valoración del especialista

Nuestro especialista invitado de este mes se llama Germán Garrote Alonso. Este biólogo nacido en Madrid en 1974, trabaja en la actualidad en Andalucía como técnico de EGMASA, coordinando las labores de seguimiento del lince (radioseguimiento, foto trampeo, censos de conejo, muestro en busca de rastros, etc.), y las distintas acciones para su conservación (construcción de cercados para la reintroducción de conejos en nuevos territorios, diferentes actuaciones sobre la vegetación y el hábitat, etc.). Pero antes de esto Germán también trabajó en Madrid -en los años 1998 y 1999- con la nutria y el lince. Respecto a este último, desarrolló su labor muestreando el área del Suroeste de nuestra comunidad, buscando rastros, excrementos, poniendo estaciones de escucha e intentando localizar huellas del lince. Además, durante el censo nacional de la especie, su equipo coordinó el trabajo de campo que se realizó en la Sierra Oeste. “Eso a nivel formal, pero yo soy de Madrid y conozco bien esta zona desde hace mucho tiempo. En mi opinión, hoy por hoy, la probabilidad de que exista una población de linces en nuestra comunidad es muy, muy, muy remota, siendo algo conservador. En nuestro equipo tenemos muchas experiencias que nos demuestran que detectar linces estables residentes en un territorio, es muy sencillo con un esfuerzo de muestreo determinado. Otra cosa es que existan animales dispersantes que “pasen” por aquí y se dejen ver a su paso, generando cierto número de avistamientos y citas, y que además estos depongan sus deposiciones en sitios localizables. Seguramente es lo que pasó con el famoso excremento que apareció al lado de la M-501. Sin embargo ese excremento fue el único que se detectó, y antes y después ese mismo área ha sido muestreada por varios técnicos de campo expertos sin éxito. Eso nos indica que no existe lince de manera estable en este área”, nos comenta Germán.

La especie en cifras

Actualmente los expertos como Germán sostienen que tan solo quedan poblaciones estables de linces en Andalucía: en Sierra Morena (con unos 170 ejemplares en la población de Andújar-Cardeña) y en el P.N. de Doñana (unos 70 individuos). A estos datos hay que incluir la nueva y reciente población del Guadalmellato, en Córdoba, donde en 2009 se inició la reintroducción de linces, y en Guarrizas, en Jaén, donde se ha empezado también a finales del 2010.

No existen pruebas de la existencia de otras poblaciones de lince fuera de estas nombradas. Existen linces divagantes, que provienen de las poblaciones de Doñana y Sierra Morena, en otras zonas que la gente puede llegar a ver, provocando que algunos sectores de la población crean que hay linces en más sitios que los mencionados anteriormente. Sin embargo, hasta el momento, no hay ninguna prueba de la existencia de poblaciones fuera de estas citadas.

{

Un hábitat ideal

Nuestro área presenta condiciones de hábitat, cobertura vegetal y alimento (conejo) excepcionales sin duda para que vuelva a vivir el lince. Pero hay dos factores muy importantes que podrían dar al traste con cualquier intento en su reintroducción: las infraestructuras y el factor humano. Distintas técnicas usadas en el control de predadores (lazos, venenos…) que continúan usándose en la zona, son incompatibles con la presencia del lince. Sin embargo, si entre todos trabajásemos en la línea correcta, este problema podría erradicarse y entonces contaríamos con una comarca interesantísima de cara a reintroducir linces. No hay que olvidar que esta zona se conecta con otras áreas también muy importantes para la supervivencia y dispersión de la  especie, en Toledo y Ávila. “La opción sería seleccionar un área conjunta de las 3 comunidades para trabajar. Realmente, si queremos estar seguros de lograr que el lince se salve y crear una población estable y viable a largo plazo, es absolutamente necesario recuperar el lince en todas aquellas áreas que reúnan condiciones mínimas de hábitat y conejo, para que puedan establecerse los linces. Hay muchas zonas donde el lince vivía antaño y que ya no se recuperarán posiblemente jamás, ya sea porque se ha destruido el hábitat o porque desapareció el conejo (recobrar las poblaciones de conejo desde cero y lograr un área suficientemente grande con conejo como para albergar una población estable de linces es una empresa titánica de tiempo, dinero y trabajo, prácticamente inasumible). En el Sistema Central contamos con áreas que reúnen actualmente estas condiciones de hábitat y alimento. ¡Eliminemos el factor humano negativo y tendremos un área perfecta para el lince!, sin duda algo fundamental para su viabilidad a largo plazo”.

Madrid dice no al Proyecto LIFE

Comienza un nuevo Proyecto Life Lince en el que están incluidas las comunidades autónomas de Andalucía, Murcia, Castilla La Mancha, Extremadura y Portugal. Sin embargo nuestra región no se ha adherido al proyecto. Según palabras del propio Germán: “Sinceramente no sé por qué no se ha adherido. Obviamente es un territorio que aun queda lejos de las áreas actuales de presencia de linces, y también es lógico que primero haya que seguir trabajando en las más cercanas. Pero Madrid debería estar dentro de este proyecto y empezar a trabajar desde ¡ya! De todas formas, aunque no esté incluida en el LIFE, siempre se puede trabajar en las labores de coordinación. Esté o no en el LIFE, lo importante es que en esta comunidad se trabaje por la especie, ¡de donde venga el dinero es igual!”.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 DE MARZO

 

DEPORTE VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

abril 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930