Categoría | Actualidad, Sierra Oeste

Santiago Villena, nuevo regidor de Valdemorillo preside el gobierno formado por PP y Ciudadanos “por coherencia política con el mandato de las urnas”

  • “Nuestra mayor ambición, servir a nuestros vecinos, responder a sus necesidades y hacer de Valdemorillo el referente de la Sierra Oeste”.

Honestidad, trabajo, cercanía. En menos de un mes al frente de la Alcaldía de Valdemorillo, Santiago Villena pasa de la palabra a los hechos. Ya lo anunció en su investidura, llega a este Ayuntamiento sin mochilas ni prejuicios, sin enfrentamientos. Conoce el diagnóstico, la parálisis en la que “languidece” el municipio, y asume el compromiso de poner remedio hasta lograr que este pueblo sea el referente de la Sierra Oeste madrileña. El 26-M las urnas se decantaron aquí por la opción de un gobierno de centro derecha, sensible a ello y como fuerza más votada, el PP encabezado por Villena y Ciudadanos alcanzaron un pacto de gobierno, en minoría, pero que, como rubrica el regidor, nace como proyecto que involucre a todos. Nada de resignación, y sí la fuerza de la ilusión por hacer avanzar a esta localidad. Una relación de 25 puntos que se pueden “y se van a cumplir” sustenta un acuerdo que, ante todo, ofrece soluciones para asegurar el mejor futuro de todos los vecinos de la localidad.
¿Qué le impulsó a presentarse en esta candidatura?
La clave a la hora de dar este paso está en sentirme vecino de Valdemorillo, y comprender que si queremos a nuestro pueblo, si nos sentimos orgullosos de esta villa, tenemos que contribuir a sacarla de la situación en la que está. Otros municipios han sabido aprovechar las oportunidades, y esta población no puede dejar escapar más trenes. Esta convicción, la voluntad de querer que Valdemorillo se sitúe en el lugar que le corresponde, que sea el referente del oeste madrileño, unido a la gran suerte de contarme entre un grupo extraordinario de hombres y mujeres comprometidos con su pueblo, ilusionados por demostrar que se puede y se debe gestionar de otro modo, me impulsó a asumir el compromiso. Ser alcalde es una responsabilidad y un honor. Nadie me indujo a tomar la decisión, responde a un proceso de maduración personal, porque quiero ofrecer lo mejor de mí mismo en beneficio de mi pueblo.
Encabezar la lista del Partido Popular entrañaba un cambio importante, nuestra candidatura representa una renovación total con respecto a lo que había sido el PP en Valdemorillo hasta la fecha. Se hacía necesario liderar un nuevo proyecto, máxime cuando nuestro partido quedó incluso sin representación municipal en la recta final de la anterior legislatura, con el paso de sus cinco conejales al grupo de no adscritos. La falta de entendimiento con la persona que hasta entonces lideraba el PP a nivel local, y a quien desde la dirección regional no se aceptaba como candidata a la Alcaldía, le llevó a dejar las siglas que representó durante décadas y crear un partido independiente. Indudablemente hemos sufrido las consecuencias de la escisión y fragmentación del voto que provocó esta situación.
A nivel partido se afrontó esta realidad contando con el trabajo de la gestora nombrada al efecto, el apoyo de algunos miembros de la anterior ejecutiva local que respaldaron la candidatura, y, por supuesto, con las ganas y la ilusión que volcamos para defender nuestro programa. Y, aunque nos hubiese gustado conseguir mejores resultados, valoramos lo logrado en estas elecciones de mayo. Fuimos los más votados y el mandato del 26-M no deja lugar a la duda. La mayoría de votantes de Valdemorillo se decanta por un gobierno de centro derecha. Si la decisión de presentarme al frente del PP fue muy meditada, ahora ya como regidor mi obligación, mi deber, es trabajar para conformar una mayoría estable que nos permita cumplir los cuatro años de legislatura.

¿Qué problemas se han encontrado al entrar en el Ayuntamiento de Valdemorillo?
No voy a entrar a prejuzgar lo que se ha hecho en el pasado, los vecinos saben lo que hay, y, sobre todo, lo que se ha dejado de hacer durante años. Y ahora toca avanzar, dejar que Valdemorillo salga cuanto antes de una parálisis permanente, fruto de lustros de atraso. Hay que mirar al futuro, planteando soluciones creíbles y tangibles, y en ello nos estamos aplicando desde el primer día en el gobierno municipal.
Lo dije en mi presentación como alcalde, y lo mantengo, llego a este Ayuntamiento sin mochilas ni prejuicios, sin enfrentamientos personales. La confrontación, la división, son el problema, y si queremos alcanzar los logros propuestos, la realidad que nuestro pueblo se merece, si queremos que lleguen empresas, que abran comercios, que nuestros jóvenes y mayores, también los niños, vean atendidas sus necesidades, si renunciamos a las calles desiertas para llenar de vida Valdemorillo, hay que ponerse a trabajar, y desde este ejecutivo tendemos la mano para contar con el respaldo suficiente a los grandes asuntos locales.
En la práctica, nos hemos encontrado con un Ayuntamiento decimonónico en lo relativo a su organización, en el que no hay mandos intermedios entre los habilitados nacionales y el resto del funcionariado y personal, lo cual, nos condiciona muchísimo y afecta a la gestión diaria. Además de corregir este aspecto, de orden funcional, sabemos que la prioridad estriba en aprobar los presupuestos generales de 2020. No se puede carecer del instrumento de gestión que nos permita desarrollar las propuestas programáticas. Estamos aquí para hacer política, para asegurar las mejoras que reclaman nuestros vecinos. Hay que poner fin a la limitación que implica el mantener un presupuesto prorrogado desde el año 2017. En este sentido, no somos ajenos a las dificultades que genera el estar en minoría, pero instamos al resto de grupos políticos a que tengan altura de miras en un momento como este y vamos a continuar trabajando para sumar adhesiones, manteniendo siempre nuestra voluntad de diálogo.

¿Considera que el pacto alcanzado con Ciudadanos puede facilitar este respaldo de otras formaciones a la línea de actuación que se define en los 25 puntos que están en la base de este acuerdo?
Antes de alcanzar el pacto a dos con Ciudadanos, intentamos llegar a un acuerdo tripartito que incluyera a Vox, ya que entendimos que era el pacto más coherente. Pensamos que la mejor solución a la hora de formar el gobierno más estable para el municipio pasa por la suma entre partidos de implantación nacional, y esa fue mi apuesta desde el principio. Estuvimos muy cerca de lograrlo, se mantuvieron muchas reuniones y se trabajó con lealtad por parte de todos. Pero desgraciadamente, y como también expliqué al asumir la Alcaldía, una decisión ajena a nuestra voluntad, me consta que también a la de Ciudadanos a nivel local, impidió este gobierno en mayoría de nueve concejales.
Llegados a este punto, ahora gobernamos en base a los 25 puntos en los que confluimos tanto PP como Cs como objetivos que se pueden y se van a cumplir. Lo decía antes, este pueblo requiere soluciones, y estas se harán posibles con el desarrollo de las actuaciones marcadas en nuestro acuerdo de gobierno. Y debo destacar que este es un equipo de gobierno coherente, con todos sus miembros decididos a sacar adelante los proyectos que se consideran prioritarios en las distintas áreas.
Seguimos hablando también con aquellos grupos políticos con los que entendemos que se puede llegar a algún tipo de pacto estable de legislatura, y en ese proceso estamos porque tenemos por delante un pleno muy importante, un pleno organizativo, que de tener la mayoría sería prácticamente de trámite, en el que se diseñará el funcionamiento del Ayuntamiento desde el punto de vista político y otras muchas cuestiones. Y creemos que todos los que formamos la Corporación Municipal estamos obligados a intentar lo mejor para nuestro pueblo.

¿Cuál cree que es el área de Valdemorillo que más reforma o cambio necesita?
Nuestras prioridades son muchas, hay que actuar en muchos ámbitos, sin descuidar ninguno, y desde luego, los 25 puntos del acuerdo de gobierno PP-Cs nos trazan la hoja de ruta. Además del nuevo presupuesto, cuya aprobación urge y resulta indispensable de todo punto, así como la bajada de impuestos, Valdemorillo necesita un nuevo plan urbanístico, que acabe con el actual caos que sufrimos en materia de urbanismo, y que nos permita mejorar los servicios públicos al tiempo que se garantiza la conservación y protección de nuestro patrimonio natural. Tenemos unas Normas Subsidiarias de planeamiento que datan de 1987, y para mejorar las dotaciones públicas en materia sanitaria, educativa, industrial o de vivienda necesitamos un suelo del que no disponemos. Urge, por tanto, aprobar un Plan General de Ordenación Urbana para solventarlo.
Por otra parte, cabe recordar que Valdemorillo tiene una singularidad territorial que no presentan otras localidades, porque tenemos 16 grandes urbanizaciones, muy dispersas por este término municipal, uno de los de mayor extensión de la Comunidad de Madrid, y no se puede dejar pasar más tiempo sin acometer, con determinación, un Plan Estratégico de Recepción de las Urbanizaciones, garantizando inversiones en cada una de ellas en función de sus necesidades.
Pero, además, no hay que descuidar la mejora en los accesos, en especial por la M-600, trabajando con la Administración Regional para acabar con el problema de atascos que sufren a diario centenares de usuarios, y, por seguir citando algunas otras cuestiones de especial importancia, hay que impulsar la construcción de nuevos equipamientos, necesitamos un centro de salud en condiciones, mejorar la oferta educativa en las etapas de enseñanza obligatoria, incluyendo además la implantación de la formación profesional para dar más posibilidades a nuestros estudiantes. Y vamos a impulsar la creación de una residencia de la que hasta ahora carecemos, al tiempo que nos esforzaremos en muchos otros planos de la gestión, abordando la reactivación de la economía, en especial del comercio local, porque esta población tiene que colocarse en el mapa, hacerse visible, y de ahí el Plan Estratégico de Turismo que queremos aprobar. En definitiva, hay que desarrollar el proyecto en conjunto de un Valdemorillo que brinde calidad de vida, que cuente con oportunidades de empleo, empresariales, de ocio y culturales, que aproveche su carácter turístico. Pero, sin duda, nuestra mayor ambición es saber servir a nuestros vecinos y asegurarles la mejor atención.

Si usted tuviese que lanzar un mensaje a sus vecinos, ¿cuál sería?
Que somos un equipo de gente joven, comprometido con nuestro pueblo, que tenemos la obligación de satisfacer las necesidades y aspiraciones de Valdemorillo, y que, aunque no va a resultar fácil, no queremos decepcionarles. Se trata de pensar en grande para ofrecer a esta población todo lo que se merece, y para ello vamos a subirnos al carro del progreso. Tenemos por delante el reto de conseguir cuanto nos proponemos, y no vamos a reparar en esfuerzo, dedicación e ilusión hasta alcanzarlo.

Mar García Ramírez.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LOCAL PELAYOS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031