Categoría | Medio Natural

Sin mejoras en la gestión del Castañar de El Tiemblo: miles de visitas diarias y ninguna vigilancia

Después de que el pasado mes de marzo la Junta de Castilla y León recibiera el informe que le fue encargado por la propia Junta a Europarc, quienes son, en palabras del propio Director General de Medio Natural a los medios de comunicación, “los mayores especialistas que hay ahora mismo en España en cuanto a la capacidad de acogida que tienen los espacios protegidos”, y dadas las recomendaciones y observaciones plasmadas en dicho informe, en el que se califica como “inviable” mantener el actual sistema de gestión, desde la Plataforma Salvemos el Castañar de El Tiemblo, aseguran que esperaban que se dieran pasos decididos para avanzar en un cambio que dirigiera al milenario bosque a sobrevivir como tal. Sin embargo, afirman que las cosas no están siendo así, sino más bien al contrario. Durante este otoño, siguen dándose las mismas circunstancias que en años anteriores en cuanto a masificación y desatención del bosque.

18 PERSONAS COBRANDO Y REGULANDO EL TRÁFICO Y NINGUNA VIGILANDO EN EL INTERIOR DEL BOSQUE

Como ejemplo, señalan el pasado día 29 de octubre, en el que atendiendo a los datos que ellos mismos recogieron a lo largo de 8 horas, accedieron al bosque por la entrada principal 1.049 personas. “Es muy difícil creer que se toman medidas cuyo objetivo principal sea proteger el bosque cuando nos encontramos los fines de semana de otoño con hasta 18 personas (entre policía municipal, miembros de Protección Civil y empleados del Ayuntamiento) para controlar y velar por el orden en el acceso de vehículos y para cobrar la tasa de subida, y sin embargo, ni una sola persona vigilando dentro del bosque, y por supuesto, nadie en ningún sitio el resto del año”.

Nueva zona aparcamiento Castañar nov 22.

Respecto a la medida recientemente anunciada de un futuro sistema de cita previa para coches, la Plataforma lamenta que no se aborde la gestión global del bosque durante todo el año, y que además, los esfuerzos no se dirijan al verdadero problema: “Tal y como reflejan las declaraciones en prensa de la semana pasada por parte de las distintas administraciones con responsabilidad en la gestión de esta parte de la Reserva Natural, el objetivo es frenar la acumulación de coches y por tanto, que dejen de verse las interminables colas a la entrada del pueblo. Se trata de una medida para mejorar el tráfico y la seguridad, no para conservar el bosque”, señalan. “Otra cosa sería una cita previa controlando y regulando las personas que acceden al bosque y la frecuencia de paso de los visitantes a lo largo de todo el año, que es además lo que recomienda el informe de Europarc, que cifra la capacidad de acogida del castañar en 300/360 visitantes día, dependiendo de la época del año, a razón de 30 personas a la hora”.

Picnic dentro del Castañar 29 octubre 22

Lo mismo ocurre, afirman, con el nuevo aparcamiento: ”Haber convertido una pradera cercana a la entrada del bosque en un nuevo aparcamiento, ampliándolo en alrededor de 80 plazas, hace que desaparezca la imagen de aglomeración de coches aparcados en las cunetas que llevamos tantos años viendo, pero que los coches ahora estén bien aparcados, no quita un àpice de presión al bosque: las personas que van en los coches están dentro del castañar”. Por tanto, las medidas que se están tomando, como es la ampliación del aparcamiento y las que dicen que se tomarán (la cita previa para vehículos), van orientadas a camuflar o maquillar el problema que existe en el Castañar, no a intentar atajarlo.

Nueva zona aparcamiento 2 Castañar nov 22.

Comentan además desde la Plataforma, que los responsables del control afirman que desde el año pasado solo se permite el acceso a 100 coches diarios, aseveración que dicen no ser cierta, puesto que los propios datos proporcionados por el Ayuntamiento de El Tiemblo en el año 2021 llegan a contabilizar cifras que exceden los 100 coches la mayor parte de los fines de semana en los que hay control (solo 8 o 9 al año), habiendo días con más de 270 vehículos. Ante este baile de cifras dicen, que “descartando errores diarios de conteo, y por supuesto, la intención de mentir, suponemos que al hablar de 100 vehículos diarios, a lo que en realidad se refieren es a 100 coches diarios de forma simultánea que, evidentemente, no es lo mismo que 100 coches diarios”.

Continúan explicando, que en cualquier caso, los impactos negativos sobre la conservación del bosque que esta forma de gestión turística está teniendo sobre el frágil ecosistema del castañar, están determinados por las personas que acceden al bosque, no por los coches que aparcan en sus alrededores, por lo que es el acceso de visitantes al castañar durante todos los días lo que hay que controlar y regular, no el acceso de coches al aparcamiento durante los fines de semana de otoño.

Valoran positivamente la instalación de la caseta que hará más llevadera la tarea del técnico del parque los aproximadamente 20 días al año que está prevista su presencia, así como el difícil trabajo que desarrollan. “Es encomiable su intento de informar al mayor número de visitantes posible de las normas de visita, aunque debe resultar desalentador que luego nadie vigile en el interior por que estas sean cumplidas”.

No es el turismo masivo la única amenaza para este frágil ecosistema, también el pastoreo incontrolado y determinados trabajos silvícolas incompresibles en una Reserva Natural. Una prueba de que siguen sin entender el bosque como un sistema interrelacionado, es la clara contradicción en la que se incurre al explicar a los visitantes que no deben abandonar los senderos ni coger castañas para evitar, entre otras cosas, la compactación y la erosión del bosque, y sin embargo al acceder, se encuentran con el cartel de entrada que permite coger setas (y por tanto abandonar los senderos) si se paga la cuota y la recogida no es en fin de semana. Pareciera, como señaló un visitante el pasado fin de semana, que si pagas y buscas setas entre semana, levitas sobre el suelo y no erosionas ni compactas el terreno. El problema, afirman, es seguir considerando el Castañar de El Tiemblo como una masa arbórea sin más, como una arboleda de uso turístico, ignorándolo como el singular ecosistema y refugio de biodiversidad que es. No se trata sólo de castaños, es el suelo, es toda la flora y fauna asociadas lo que conforma un bosque vivo, y es a ese ecosistema al que se le está negando las condiciones para poder sobrevivir. ¿Cómo es posible que sólo se hable de valorar la arboleda y su salud sin tener en cuenta todos los otros elementos que conforman un bosque?¿Qué estudios y seguimientos se está haciendo o se van a hacer sobre el suelo, sobre la flora, sobre los animales vertebrados e invertebrados y sobre el impacto que está teniendo sobre ellos el actual uso del bosque? Si solo se tiene en cuenta la “salud” de los árboles, acabaremos teniendo un parque, como hay tantos, que lamentablemente es hacia donde parece que las autoridades quieren dirigir este excepcional ecosistema, que seguirá siendo un sitio bonito y con ejemplares más o menos sanos, pero dejará de ser el bosque milenario vivo, refugio de biodiversidad que tantos científicos reconocen en el Castañar de El Tiemblo y que es lo que le confiere su importancia y singularidad y que no podemos permitirnos perder.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

22 de DICIEMBRE

  Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031