Categoría | Cartas del lector, Opinión

Un pleno de hace un año en Pelayos

Hace un año, el 14 de abril, se celebró el pleno que daba un paso más hacia el final del callejero franquista en Pelayos de la Presa. Tras no incluirse en el pleno de diciembre mi moción sobre el tema, el anterior acalde decidió convocarlo, probablemente sin saberlo, en la fecha emblemática en que muchos años antes se declaró la II República.
Era imprescindible estar en el pleno para leer la moción y poder presentar luego un contencioso administrativo, sabiendo que el alcalde y su equipo municipal no iban a apoyar, bajo ninguna circunstancia mi propuesta. Lo cierto es que el día anterior estaba en Londres y aún por la mañana no sabía si podría ir. Finalmente, una noche templada en el Reino Unido me permitió acudir al pleno. La misma mañana del 13 de abril, tuve que comprar el vuelo para por la tarde.
Al día siguiente, acudí al pleno en el Ayuntamiento a presentar la moción y cómo podéis comprobar en el acta, me limité a exponerla. El alcalde dio su opinión en contra (por quinta vez), el equipo del PP le respaldó y el PSOE apoyó la moción. Hubo un pequeño debate entre la portavoz del PSOE y el alcalde. Se votó y el PP impusó su mayoría absoluta. No quise añadir nada más. Al día siguiente, como estaba previsto, mi abogado inició los trámites del proceso contencioso administrativo que aportó la presión suficiente para que el Ayuntamiento presentara una moción para el cambio de las calles en el mes de septiembre. El cambio físico de las calles se produjo a mediados de diciembre.

Al haberse satisfecho extraprocesalmente, el juez decidió archivar el asunto. Sin embargo, no impuso el pago de las costas  al Ayuntamiento. Hecho que fue recurrido por mi abogado por falta de motivación y por apreciar mala fe administrativa del Ayuntamiento después de votar en contra del cambio de nombre de las calles hasta cinco veces y sólo haber actuado tras tener conocimiento del contencioso administrativo. Ese recurso estaba pendiente de resolución hasta que el pasado 6 de marzo llegó la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid dándome la razón en cuanto a la falta de motivación en el auto del juez y acordando la nulidad de ese auto, pero no condenando al Ayuntamiento a las costas del juicio.

Cuando se reclama transparencia hay que empezar por uno mismo, aunque las cosas no sean del todo favorables. En el enlace, podéis leer el auto. En nuestro país, parece que si quieres que se cumpla la ley, tienes que estar dispuesto a correr con los gastos de tu cuenta. En todo caso, hay que acatar la sentencia y valorar positivamente haber llevado a cabo este proceso ya que en menos de un año, se han eliminado las calles franquistas en Pelayos de la Presa y en definitiva, se ha conseguido el objetivo.

Mario Cuéllar.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com