Categoría | Editorial

Un saqueo social incontestado

Estamos asistiendo impasibles al homicidio programado de un modelo de sociedad, una agresión perfectamente planificada por una élite financiera carente de cualquier escrúpulo, más allá del puro beneficio y avalada por unos políticos europeos dispuestos a sacrificar a millones de ciudadanos en el altar de los mercados financieros.

La crisis económica que hoy devasta a Grecia, Portugal, Italia y España es la evidencia dramática de que la receta de la austeridad y los recortes indiscriminados nos llevan al desastre, algo que muchísimos economistas ya están denunciando. 

La receta de la austeridad y los recortes indiscriminados ante la crisis nos llevan al desastre

Lejos de los objetivos planteados por el Gobierno, los recortes de salarios, el aumento de los impuestos y el recorte en partidas de gasto público no han hecho más que hundirnos en la recesión y arrastrar a millones de personas a las puertas de la pobreza. Según reconoce Cáritas, nada sospechosa de ser de izquierdas, “la pobreza en España es más extensa, más intensa y más crónica, la distancia entre ricos y pobres es cada vez mayor. La proporción de hogares por debajo del umbral de la pobreza es cercana al 22% y ya hay 580.000 hogares sin ningún tipo de ingresos. Existen más de 11 millones de personas en situación de riesgo de pobreza y 30.000 personas viviendo en la calle”. 

Por su parte, la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales ha advertido de que “el dinero que se recorte en políticas sociales será un dinero que a la larga van a tener que gastar en policías, en Guardia Civil y en cárceles”. También han denunciado públicamente que la red pública de servicios sociales está desbordada y las familias no pueden seguir soportando el peso de la crisis. El propio gobierno de Rajoy reconoce que sus medidas no frenarán el paro  y prevé que más de 630.000 personas perderán su trabajo durante este año. 

Asistimos, paralizados por el miedo, a un saqueo histórico de un modelo social

Mientras esto ocurre, las élites gobernantes de la Unión Europea han considerado que nuestro estancamiento económico se debe a un excesivo crecimiento de los salarios y, como respuesta, nuestro Gobierno ha aprobado la reforma laboral más agresiva que haya existido en España en todo su periodo democrático, una medida de calado histórico que curiosamente no llevaba en su programa electoral. 

La reforma facilita el despido, por lo que aumentará el desempleo, debilita los convenios colectivos y marca una reducción muy acentuada de derechos laborales y sociales de los trabajadores. El objetivo sagrado es ser competitivos salarialmente, pero ¿con quién tenemos que ser competitivos, con China, con Marruecos?, ¿debemos ganar, con suerte, entre 200 y 300 euros al mes? 

Todo el mundo proclama que el futuro económico de los países desarrollados está en la investigación y en la innovación, sin embargo en España se ha reducido drásticamente el presupuesto en investigación, más de 300.000 jóvenes perfectamente formados técnica y científicamente han tenido que emigrar para ganarse la vida.  Los científicos se van y la educación empeora, ¿es esa la sociedad que buscamos y necesitamos ? 

Debemos recordar que el Gobierno de Rajoy ha de presentar unos presupuestos en los que prevén recortar 24.000 millones de euros, añadidos a los 13.000 ya recortados. La sanidad, educación y el resto de servicios sociales sufrirán este mes los mayores recortes de nuestra historia moderna, y la situación, que ya es crítica, sufrirá un agravamiento de consecuencias sociales imprevisibles. 

Defender la justicia social y un reparto justo de los recursos y de los recortes, nunca puede ser algo inutil, aunque intenten hacérnoslo creer

Es indecente observar cómo mientras los recortes económicos y sociales proliferan, la penuria de la clase media se descontrola, los intereses de la deuda pública aumentan y no hay dinero para nadie, el Banco Central Europeo (BCE) puso en diciembre a disposición de los bancos europeos medio billón de euros a un ridículo 1% de interés, dinero que no ha llegado a la economía real. Pero la desvergüenza sigue y el 29 de febrero les ha prestado otros 529.531millones de euros, es decir en poco más de tres meses se les ha prestado, casi gratuitamente, más de un billón de euros (con B).

Vivimos tiempos de rapiña financiera, de engaños políticos descarados, de descrédito absoluto de las instituciones, de manipulación de los medios de comunicación. Mientras se nutre con cifras escandalosas  a las entidades financieras, los pilares de la sociedad se resquebrajan y se condena al desamparo a millones de ciudadanos por una deuda odiosa e impagable,  fomentada por las mismas entidades que ahora reciben créditos y ayudas  públicas millonarias. 

Vivimos tiempos de rapiña financiera, engaños políticos y manipulaciones mediáticas

La sociedad está asistiendo, paralizada por el miedo, a un saqueo histórico, desmantelandose un modelo social que ha suministrado prosperidad y amparo a amplias capas de la población. Si no reaccionamos ante las agresiones que sufrimos,  tendremos a medio plazo un país sometido, con unas clases medias en retroceso y  con unos servicios públicos desmantelados. Defender la justicia social y un reparto justo de los recursos y de los recortes, nunca puede ser algo inutil o subversivo, aunque intenten hacérnoslo creer.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com