Categoría | Deportes

Una ruta ciclista recorrerá los pueblos del Sexmo de Casarrubios

En la ruta se incluyen los pueblos de Fresnedillas de la Oliva, El Escorial, Colmenar del Arroyo, Zarzalejo, Chapinería, Navalagamella, Robledo de Chavela, Valdemorillo, Aldea del Fresno, Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Santa María de la Alameda, Villamantilla y Villanueva de la Cañada, todos ellos con un pasado histórico común por haber pertenecido a las tierras segovianas del Sexmo de Casarrubios hasta 1833, año en el pasaron a la provincia de Madrid.

La presentación del Proyecto conjunto de la Ruta Ciclista del Sexmo de Casarrubios tuvo lugar en el Ayuntamiento de El Escorial. La propuesta ha partido de Cristina Pedrero Conde, técnica de Turismo de Colmenar del Arroyo, y Demetrio Garrido, concejal del Sexmo de Casarrubios de El Escorial. Al acto de presentación, presidido por Cristian Martín, alcalde de El Escorial acudieron los alcaldes madrileños del Sexmo y Luis Asenjo Cabrero, gerente de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia. La reunión también contó con la presencia del gran conocedor de la historia de El Escorial, Gregorio Sánchez Meco, a quien tuve la suerte de tener como profesor en mis años de formación en el Instituto Juan de Herrera de San Lorenzo de El Escorial.
El proyecto verá la luz el próximo año, en 2022, con el objetivo de “poner en valor la historia y el patrimonio de los pueblos del Sexmo de Casarrubios, además de dinamizar la actividad turística”, según Luis Asenjo. Para ello, se ha propuesto señalizar las rutas con paneles informativos dotados de tecnología QR además de realizar concursos fotográficos y otras actividades culturales. Los ejes vertebradores de dichas rutas serán las Cañadas Reales Segoviana y Leonesa para dar paso a las poblaciones del Sexmo, aprovechando estas vías pecuarias de enorme importancia ganadera desde la Edad Media.
El Sexmo de Casarrubios era una de las unidades territoriales que formaban la Comunidad de Ciudad y Tierra de la capital segoviana. Para un mayor control del territorio, la Comunidad se dividía en distritos menores llamados quartos, sexmos u ochavos. A principios del siglo XIII, la Tierra de Segovia la componían los sexmos de San Martín, Las Cabezas, San Millán, La Trinidad, Santa Olalla, San Llorente, Las Posaderas y El Espinar. Tras la expansión segoviana al sur del Sistema Central, Segovia incluía los sexmos de Lozoya, Manzanares, Valdemoro, Tajuña y Casarrubios. El Sexmo de Casarrubios era el más meridional de todos ellos y recibió el nombre de la población más alejada de Segovia, Casarrubios del Monte, por el sur. Por el norte, el límite lo formaba la Cordillera Central. Los ríos Aulencia y Guadarrama y Alberche y Cofio cerraban el territorio de este sexmo segoviano a este y oeste, respectivamente.
En el año 1086 Alfonso VI gana para los reinos cristianos las tierras entre el Duero y las cumbres del Sistema Central. De este modo, surgen en 1088 una serie de Comunidades de Villa/Ciudad y Tierra que han perdurado hasta el presente. Una de ellas es la de Segovia, basada en su riqueza ganadera, su incipiente industria textil y los deseos de enriquecimiento de su población. Como consecuencia de ello, el concejo y el episcopado segovianos van a ensanchar sus dominios. Tratando de hacerlo hacia el norte entrarán en conflicto con las comunidades de Coca, Cuéllar, Sepúlveda y Arévalo. Sin embargo, hacia el sur, al otro lado de la Sierra de Guadarrama, la expansión pareció más fácil por la falta de ordenación del territorio y abundar las comarcas boscosas y de matorrales propiamente serranas. La ventaja es que estas comarcas eran de gran utilidad para la expansión de la cabaña ganadera segoviana y aportaba pastos en los veranos secos de “la tierra llana” de Segovia. Además, el desinterés de Madrid por expandir su territorio o alfoz facilitó la expansión. Esta se produjo entre 1166 y 1208, año este último en el que Segovia traza las cañadas serranas, las zonas comunales de pasto de los ganados y los descansaderos.
Con los sexmos de Transierran al sur de la Cordillera Central, como el de Casarrubios, también denominados allende serram (más allá de la Sierra de Guadarrama, visto desde Segovia), se utilizó un mecanismo de repoblación diferente al empleado en la “tierra llana”, en aquende serram (más acá de la sierra, igualmente visto desde la capital del Eresma) debido a las dificultades demográficas. La repoblación de estas comarcas serranas se hizo inicialmente con burgaleses y riojanos, dedicados a la ganadería. Los nombres de los nuevos lugares de ocupación derivarán de circunstancias geográficas y naturísticas. Así, Fresnedillas o Aldea del Fresno toman el nombre de la abundancia de fresnos en esos lugares. Zarzalejo y Robledo, por la existencia de zarzas y robles y en Navalagamella, el prefijo nava hace referencia a una hondonada rodeada de montículos, por citar el nombre de algunos pueblos del Sexmo de Casarrubios.
El 12 de diciembre de 1208, Alfonso VIII confirmó para Segovia sus límites por el sur en la tierra que ya habían ido ocupando. La expansión segoviana al otro lado del Sistema Central tuvo un carácter no solo pastoril, sino también militar. Lo que Segovia trataba de establecer era una especie de cerco ganadero al alfoz de Madrid. Esa era la intención al organizar los sexmos de Valdemoro, Lozoya, Tajuña, Manzanares y también el de Casarrubios.
En 1480 comenzó la desintegración del Sexmo de Casarrubios cuando los Reyes Católicos entregaron a los Condes de Chinchón 1.200 vasallos de las tierras segovianas del Sexmo de Valdemoro para premiar los servicios recibidos por Andrés Cabrera y su mujer Beatriz de Bobadilla. La población de éste no alcanzó para cubrir ese número y fue completada con 444 vasallos de algunos pueblos del Sexmo de Casarrubios como Brunete, Sacedón, Moraleja de Enmedio, Serranillos, Odón y Quijorna, “con todos sus términos, prados, pastos, aguas, corrientes y manantiales”. Esto dará origen en 1501 a un pleito que no se resolverá hasta 1592, incluyendo la Revuelta Comunera de 1520 en la que Segovia verá la oportunidad de recuperar lo perdido, sin éxito. Mientras tanto, también se segregarán del sexmo las poblaciones de Retamosa, Valmojado, Villamanta, El Alamo, Arroyomolinos y el propio Casarrubios del Monte, hecho que no ha impedido mantener el nombre del sexmo a la población, ahora de la provincia de Toledo. La representación o cabeza del Sexmo sí tuvo que cambiar. Pasó primero de Casarrubios a Robledo de Chavela y por último a El Escorial.
Finalmente, las desamortizaciones de las tierras comunales llevadas a cabo por el Estado en el siglo XIX y la imposición del sistema de propiedad privada liberal acabarán con la esencia de las Comunidades de Villa/Ciudad y Tierra y su significado. No obstante, Segovia mantiene en la actualidad las instituciones sexmeras y la memoria de sus posesiones con la celebración anual del Día de la Tierra que en 2022 tendrá lugar en El Escorial, donde se presentará el proyecto definitivo de la Ruta Ciclista del Sexmo de Casarrubios.
Mapa del Sexmo de Casarrubios realizado por Tomás López Vargas de Machuca en 1773 y, en su interior, el escudo de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, recogido en la Carta Puebla de El Espinar, de 1297.

Por Pablo Alonso Hernández, profesor de Historia.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

14 de ENERO

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31