Categoría | Actualidad

Notas de campo de Verdemorillo: Especies invasoras, las conquistadoras silenciosas de nuestros ecosistemas. (Parte I, El Ailanto)

  • Un ‘¿sabías que…?’ sobre la flora y fauna de la Sierra Oeste.

Son tan peligrosas, aunque parezcan inofensivas, que constituyen la segunda causa de pérdida de biodiversidad a nivel mundial. Y sí, las especies invasoras ya han llegado a nuestra Sierra Oeste, conviven con nosotros y adornan nuestros parques y jardines con su apariencia inocua, e incluso bella, y esa fuerte resistencia a ser erradicadas. Te lo explicamos en este primer artículo de una serie sobre esta amenaza a nuestra biodiversidad.
Las especies invasoras (vegetales o animales) son especies foráneas introducidas por el ser humano, a veces de manera accidental, otras deliberadamente. Afectan a los ecosistemas gravemente: alteran los hábitats, afectan a las especies nativas, tienen efectos económicos perniciosos, e incluso pueden afectar a la salud humana.
Atendiendo a las especies invasoras más populares, el origen de la presencia de las especies vegetales suele ser la elección de especies de rápido crecimiento, que no consuman mucha agua, y que puedan sobrevivir a los cambios estacionales en plantaciones forestales, o en parques y jardines. También pueden ser elegidas por su supuesto atractivo estético. En el caso de las especies animales el origen de su presencia suele estar relacionado con el comercio de mascotas, las granjas animales para piel, o la llegada de todo tipo de animales (desde microorganismos a animales invertebrados y vertebrados) por el comercio internacional de mercancías. Es frecuente que animales exóticos terminen invadiendo el medio natural procedentes de sueltas y abandonos.
Pese a la existencia de legislación: Convenios Internacionales, Leyes Nacionales, Legislaciones para la protección y conservación de Espacios Naturales, Planes o Legislaciones Autonómicas, e incluso algunas Ordenanzas Municipales, la infravaloración del problema y la infradotación de medios es evidente. Por ejemplo, no existen medidas de control unificadas en el territorio español. La norma Nacional de referencia es el R.D. 630/2013, un catálogo de especies invasoras tanto animales como vegetales (actualizado en 2016, 2018 y 2020).

Un ejemplo de flora invasora en nuestra comarca: Ailanthus altissima o Ailanto.
Originario de China y Vietnam del Norte, podemos encontrar este árbol prácticamente en todo el mundo. En España aparecen citas en el siglo XIX, siendo avistada por primera vez en el Jardín Botánico de Madrid en el año 1803. En los años 70 y 80 se utilizó en xerojardinería (jardinería que se basa en optimizar el uso del agua y en elegir especies que se adapten al medio) y para estabilizar taludes en carreteras. Actualmente está prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.
En la Sierra Oeste podemos ver ejemplares en la mayoría de las urbanizaciones, colonizando bordes de carreteras, caminos, fincas abandonadas y también lo encontramos en el casco urbano.
Hemos podido consultar documentación de 2015 (PFC de CC. Ambientales) en la que ya se estudiaba la presencia y dispersión del Ailanto, Plumero de la Pampa y de la Falsa Acacia en el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y su entorno, concluyendo que suponían una amenaza para la biodiversidad del Espacio Natural Protegido. Incluso en Madrid hemos encontrado un estudio en ámbito urbano: La expansión de Ailanthus altissima en el ámbito urbano. El caso del barrio madrileño de Cuatro Caminos, del 2021.

Este árbol crece rápidamente y puede llegar a vivir unos 50 años de media. Tiene una gran capacidad de adaptación al nuevo hábitat debido principalmente a dos factores:
1. Puede llegar a desarrollar hasta 350.000 semillas al año que se dispersarán principalmente por anemocoria o dispersión por el viento, y por cursos de agua superficiales.
2. Alta capacidad de rebrote.
Es capaz de alterar la composición del suelo y el funcionamiento del ecosistema forestal impactando negativamente en los hábitats de otras especies e incluso en la economía, al condicionar los usos del suelo:
– Aumenta las concentraciones de nitrógeno y disminuye el cociente C/N (Carbono/Nitrógeno). Aumenta el PH del suelo. Inhibe en un 50% el crecimiento de la radícula de árboles próximos.
– Produce toxinas en hojas y corteza, que al acumularse afectan a la biodiversidad natural del suelo. Desplaza a la vegetación preexistente y dificulta su regeneración futura. Compite por el agua, el espacio y la luz solar con las plantas autóctonas.
– Afecta a las formaciones vegetales autóctonas típicas de márgenes de ríos, especialmente a Alisos comunes, Fresnos, Olmos comunes o Almeces, y también afecta a las formaciones de Quercus. Puede alterar la disponibilidad de alimento para los herbívoros, y su consumo provoca inflamaciones en el aparato digestivo de estos animales.
– Económicamente afecta a los apicultores pues da mal sabor a la miel… y se estudia si puede afectar de algún modo al comportamiento de los polinizadores. Afecta negativamente a los recursos económicos asociados al uso del Patrimonio Natural. Puede producir daños en el alcantarillado y en los cimientos de los edificios. Las hojas y las flores, sobre todo las de los ejemplares masculinos, despiden un olor fétido.
Resumiendo, el Ailanto tiene todas las características de un peligroso invasor: rápido crecimiento juvenil, rebrotador con un potente sistema radicular y generador de sustancias alelopáticas (inhibidoras del crecimiento).

¿Cómo eliminamos el Ailanto?
Se han probado diferentes métodos de eliminación. Los más ecológicos y efectivos son los medios mecánicos (arranque de plantas con su raíz). La tala del árbol no es solución dada su capacidad de rebrote. La quema o el pastoreo no han dado los resultados deseados. Podría investigarse la aplicación de inyecciones “árbol por árbol” en vez de la aplicación de herbicidas en el territorio. También se apunta la posibilidad de utilizar métodos biológicos pero suponen un riesgo y requieren de un estudio detallado, por lo que no siempre resultan aplicables o competitivos con la eliminación mecánica.
En próximos artículos seguiremos analizando más especies invasoras tanto animales como vegetales.

VERDEPROPUESTA:
Desde Verdemorillo nos hemos propuesto realizar un mapeo de especies invasoras vegetales para instar a las autoridades competentes a actuar. Te proponemos que si identificas alguna nos envíes foto y ubicación con el móvil para incluirlo en nuestro mapa.

Verdemorillo es una asociación ecologista vecinal que actúa para preservar la biodiversidad de la comarca de Valdemorillo desde tres frentes: la divulgación, la denuncia y la realización de proyectos de conservación. Si deseas saber más sobre este u otros temas entra en www.verdemorillo.org

Textos: Haday López Portillo: ambientóloga, José Ángel de la Banda Velázquez: educador ambiental.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

26 de JUNIO

  Chollocolchon   Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

junio 2024
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Verificado por MonsterInsights