Canal de Isabel II desmantelará la presa de La Alberca, en Cenicientos

  • Garrido se reúne con la alcaldesa de la localidad para explicar los planes para la infraestructura.

Canal de Isabel II va a desmantelar la presa de La Alberca, en el término municipal de Cenicientos, al tratarse de una infraestructura que, actualmente, carece de cualquier utilidad, según ha adelantado hoy el consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid y presidente de Canal de Isabel II, Ángel Garrido, a la alcaldesa de la localidad, Natalia Núñez. Garrido ha subrayado el compromiso de la empresa pública madrileña con la seguridad de los vecinos de la zona y ha avanzado que está previsto que los trabajos de desmantelamiento se concluyan en el primer trimestre del año que viene.

Garrido conversa con la alcaldesa de Cenicientos, Natalia Núñez y el concejal de Medio Ambiente, Manuel Molina.
Foto. D. Sinova

La presa de La Alberca fue construida por la antigua Diputación Provincial de Madrid en 1972, con el fin de garantizar el abastecimiento de agua de Cenicientos y otras localidades de los alrededores. Sin embargo, las obras no se culminaron y la infraestructura no ha llegado a entrar nunca en servicio. Canal de Isabel II se va a hacer cargo del desmantelamiento de la presa, para lo que va a redactar un proyecto en los próximos meses que está previsto que se adjudique tras el verano, de manera que los trabajos puedan comenzar en el mes de noviembre. Mientras tanto, ya se ha procedido a abrir los desagües de fondo de la presa y a señalizar y vallar la zona para impedir el acceso a la misma.

El embalse de La Alberca era un paraje muy apreciado por los coruchos.

La regidora Natalia Núñez, del PSOE, indicaba a A21 que están “satisfechos con que la Comunidad de Madrid haya por fin asumido la titularidad y responsabilidad de la presa. En la reunión mantenida con el consejero Ángel Garrido, el gerente del Canal de Isabel II, el director general de Medio Ambiente y un técnico del Canal se han tratado los aspectos normativos y técnicos a tener en cuenta para abordar la situación de la misma y tomar la decisión mas adecuada. La Presa nunca se llegó a poner en servicio y tiene problemas de cimentación importantes. Por parte del Ayuntamiento valoramos positivamente que se haya abordado su situación y se haya tomado una decisión que era irremediable y necesaria”.
El pequeño embalse era un paraje entrañable para los coruchos y se había convertido, desde su construcción en los años 70, en hábitat natural de diferentes anfibios, aves y murciélagos. Núñez añadía al respecto: “Por supuesto, nos hubiese gustado que se hubiera podido reconstruir y mantener, pero teniendo en cuenta su situación y la normativa actual no es viable. Por otro lado, una vez se lleve a cabo su desmantelamiento, se abordará por parte de la Consejería de Medio Ambiente un proyecto de renaturalización y conservación de la zona, con la creación de un área recreativa.”

 

7 Respuestas para “Canal de Isabel II desmantelará la presa de La Alberca, en Cenicientos”

  1. ARROYO DE LOS BATANES

    Batan de aguas coruchares,
    con tus fuentes en la Alberca
    el zarzal te arropa y cerca
    y naces entre pinares.
    Te contemplan encinares,
    deslizándote hacia abajo
    sin caudal y arduo trabajo,
    vas reflexionando y, mientras
    con el Alberche te encuentras
    desembocáis en el Tajo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. MARÍA PILAR ZURDO DÍAZ
    Donde quiera que estés, tu recuerdo va conmigo amiga.

    Fue una corucha preclara
    que se nos fue prontamente,
    de privilegiada mente
    fugaz como el agua clara.
    Pese a que poco durara
    su recuerdo es imborrable
    y es deber indeclinable
    que te recuerde el amigo
    que participó contigo
    en un tiempo memorable.

    A pesar de sus dolores
    y su permanencia en cama
    era del roble una rama
    del árbol de sus amores.
    Operaciones y horrores
    soportaba su columna,
    y ella como buena alumna
    era estoica en su estoicismo
    de un singular heroísmo
    de las de Hércules columna.

    Profundamente creyente
    su esperanza la cifraba
    en la Virgen que la amaba
    y en el fervor de su gente.
    Ingeniosa y ocurrente
    y rodeada de amigos
    espectadores testigos
    de su sonrisa radiante,
    y ser de la vida amante
    y amapola de los trigos.

    Y cuando entró en la agonía
    y vio a la muerte de cerca
    vio a sus pinos de La Alberca
    y a su arroyo de agua fría.
    Y la Muerte que venía
    resuelta con su guadaña
    en la silla de espadaña
    se sentó, y con gran respeto
    le susurró en un secreto:
    -¡El llevarte a ti me daña!

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. LA BIBLIOTECA DE CENICIENTOS

    Desastres encadenados
    descargan en Cenicientos
    como los cantos rodados
    que ruedan desamparados
    por carecer de cimientos.

    Y torpeza tras torpeza,
    nuestros ediles coruchos
    ven a un pueblo que bosteza
    y se sume en la pobreza
    ante el asombro de muchos.

    Por ignorancia o desidia
    o dejación manifiesta,
    ni ejemplo ni insana envidia
    de cómo enfocar la lidia
    somos en seguir la fiesta.

    Si le ponéis un candado
    de cierre a la biblioteca,
    ilusos habéis cerrado
    el portón sacralizado
    que a la ciencia mustia y seca.

    Si en estos tiempos que corren
    que a la Historia tergiversa
    queréis que los libros borren
    y sus páginas desborren
    la España unida y diversa.

    O queréis que los muchachos
    no tengan dónde meterse
    y trompiquen cual borrachos
    porque leer no es de machos
    y de libros abstenerse.

    O queréis que solo piensen
    en fiestas y en botellones
    y con alcohol se inciensen
    y olviden y se compensen
    carentes de obligaciones.

    Pues seguid con los candados,
    cerrad del saber los templos,
    llevadlos encaminados
    y de letras excusados
    a futuros mal ejemplos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. ANTIGUOS DICHOS DE LOS CORUCHOS

    Siendo yo niño decían
    en Cenicientos los viejos:
    “No miraos en espejos
    de azogues que oscurecían”.
    Lerdos aquí deslucían
    la Buvera y sus roquedos,
    enredados en enredos
    sin saber cinchar la cincha,
    eran burro que relincha
    y la cinchaban a pedos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  5. LA PEÑA BUVERA

    Roca colosal, muro y horizonte,
    firme y granítica Peña Buvera,
    te hizo la creación alba cimera
    hito y estandarte de nuestro monte.

    Águila imperial de vuelo en remonte,
    ave bicefala ahora pionera,
    embrionaria y abriéndole frontera
    a Cenicientos y el futuro afronte.

    La Buvera demanda un mirador
    con lupa incorporada y catalejo,
    roquedo monolítico exterior,

    de la luces pináculo el reflejo
    del impulso corucho creador
    que a la Buvera enmarca en este espejo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  6. El Poeta Corucho y Bardo de Cenicientos
    Saturnino Caraballo Díaz

    Se ofrece conocedor de la historia
    y literatura de Cenicientos
    a través de los siglos, para
    acompañar en excursiones,
    tanto sea a personas individuales
    o en grupo, sin límite de asistentes.

    DESTACO A CENICIENTOS SOBRE EL MAPA

    Destaco a Cenicientos sobre el mapa
    que de Madrid conforma monte y suelo,
    siendo parte importante de su cielo
    buque insignia que prende en su solapa.

    En grata sensación que pronto atrapa,
    sus vinos suavidad de terciopelo
    y brisas marejadas del consuelo
    que adhieren al viajero como lapa.

    Un sortilegio tiene su montaña
    con su Peña entrañable que se baña
    en el pinar tendido ante sus pies.

    Y al trasponer el sol sobre la cumbre
    es tamaña su belleza y deslumbre
    que la villa corucha adorable es.

    CENICIENTOS EN EL CORAZÓN

    Es mañana grisácea en el pueblo,
    de una lluvia que cae mansamente,
    y un tañer de la campana doliente
    sume a la calle en silencio y despueblo.

    Es preciso y urge hacer un repueblo
    que atraiga en cascadas a nueva gente
    y vea un alba de nuevo creciente
    al igual que yo lo canto y amueblo.

    ¿Qué versificaré por alabarte
    y en versos épicos alto ascenderte
    y sobre el mapa de España situarte

    e imperecedero así siempre verte
    pueblo corucho, sin cesar de amarte
    hasta cubrirme el velo de la muerte?

  7. CUANDO CORUCHOS SEMBRABAN

    Cuando coruchos sembraban
    entre cantos pegujal,
    decían del andurrial
    al par que la tierra araban.
    Todos ellos comentaban:
    “Aquí quiero cultivar
    para en la siega segar
    a las tontas algarrobas,
    que parecen bolo y bobas,
    pero me dan un piojar”.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

CERCANÍAS YA

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com