Categoría | Salud

¿Cómo protegernos ante una ola de calor? (parte II)

El pasado mes de junio comentábamos los riesgos derivados de las altas temperaturas en la salud de las personas. En los últimos días hemos conocido numerosos casos de personas que han tenido que ser atendidas por episodios de golpe de calor, algunos de ellos con el lamentable resultado del fallecimiento del afectado.
Las instituciones sanitarias, entre las que figuran el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, han elaborado una serie de recomendaciones para explicar las acciones preventivas principales que la población puede adooptar para evitar los efectos colaterales de las altas temperaturas.

Hidratación
Es fundamental mantener un adecuado estado de hidratación durante los días de mayor calor, bebiendo de manera continua (incluso en ausencia de sed) en pequeñas cantidades de manera periódica. Es recomendable ingerir líquidos frescos evitando bebidas con cafeína, azucaradas (refrescos o bebidas comerciales, incluso las llamadas bebidas para deportistas) o las bebidas con alcohol (ya que producen vasodilatación, pueden bajar la tensión arterial y favorecen la deshidratación).


Alimentación
Mantener una adecuada alimentación, saludable y equilibrada, es de vital importancia en cualquier época del año y en momentos en los que las temperaturas son extremas es necesario adaptarla a esta situación. Es recomendable hacer comidas ligeras, con contenido en vegetales, frutas, verduras y de fácil digestión (evitando grasas, fritos, rebozados, excesivos condimentos o que sean muy copiosas). Es aconsejable consumir ensaladas, gazpachos, cremas templadas o frías además de intentar cocinar para varias ocasiones (conservando adecuadamente los alimentos preparados) para evitar tener que exponernos al calor de las cocinas con mayor frecuencia.

Protección en el hogar
Es necesario mantener un ambiente interior fresco y lo más confortable posible. Podemos recurrir a sistemas de climatización (aire acondicionado) utilizando temperaturas moderadas no inferiores a 24 grados (dependiendo de cada instalación) e incluso mantenerlo al mínimo de intensidad para que exista una climatización constante en la vivienda. Respecto al aire acondicionado hemos de tener precaución y no caer en la tentación de seleccionar temperaturas muy bajas ya que los contrastes térmicos con el exterior pueden ser perjudiciales. En periodos de sueño (noche, siesta, descansos) hay que evitar dormir destapado si estamos expuestos al aire acondicionado e incluso es recomendable apagarlo si el sueño va a ser prolongado, pues puede favorecer procesos inflamatorios de las vías respiratorias superiores.
En aquellas viviendas que no puedan hacer uso del aire acondicionado es recomendable mantener un ambiente ventilado. En las primeras horas del día se pueden abrir las ventanas y puertas para favorecer la circulación del aire y a medio día, coincidiendo con la subida de la temperatura, cerrar todas las vías de comunicación de la vivienda con el exterior y proteger con toldos y persianas hasta la puesta de sol. En estos casos pueden utilizarse ventiladores y aplicar difusores de líquidos (en pulverizadores con agua) para refrescar la estancia.

Protección a las personas vulnerables
Las personas ancianas, con enfermedades crónicas o los bebés y niños pequeños se consideran un colectivo vulnerable en las olas de calor debido a un mayor riesgo de descompensación de patologías previas y por presentar menor sensibilidad para detectar las altas temperaturas y la sed. Además, aquellas personas que tienen tratamientos crónicos para problemas de corazón, hipertensión o diabetes han de prestar especial atención y tratar de cumplir las recomendaciones emitidas con el mayor rigor posible para evitar efectos secundarios y complicaciones.
Es necesario que prestemos mayor atención de lo habitual a este colectivo, garantizando su acceso a medidas de hidratación, facilitando un ambiente fresco en el hogar y vigilando que no haya cambios en su estado de salud. Para hidratarse debemos recordar la ingesta frecuente (aunque sea en pequeñas cantidades) de agua, zumos naturales y en el caso de ancianos o niños pequeños se puede valorar la alternativa ocasional de gelatinas ya que aportan una parte importante de agua.
Puede ser útil refrescar con frecuencia la piel (frente, manos, axilas) con paños húmedos o toallas para aliviar la sensación de calor. En el caso de las personas mayores, vigilar el estado de alerta (nivel de atención, somnolencia prolongada, letargia, confusión) y temperatura corporal es fundamental y, ante cualquier aumento injustificado de la misma, consultar con el médico.


Precaución en exteriores
Las horas centrales del día (entre las 12 de la mañana y las 8 de la tarde) son críticas por la temperatura alcanzada. Es necesario limitar la estancia en exteriores en este periodo del día (incluso a la sombra) así como la realización de ejercicio extremo en exteriores. Debemos recordar la necesidad de utilizar protección solar (ropa ligera y fotoprotectores) y de evitar la exposición innecesaria al calor.

Vehículos
Tenemos que ser conscientes del peligro que supone el calor en los vehículos estacionados sin aire acondicionado. Nunca se debe permanecer en el interior de un vehículo expuesto al calor, por muy breve que pueda ser ese periodo. El riesgo de sufrir un golpe de calor se multiplica en esta situación.

Recuerda
Las olas de calor son un fenómeno cada vez más frecuente en nuestro entorno, con un alto riesgo para la salud. El sentido común ha de estar presente en nuestras actividades y, ante cualquier sospecha de afectación por efectos del calor, es necesario protegerse del mismo y en caso de aparición de síntomas derivados (elevación de la temperatura corporal, mareo, náuseas, perdida de conocimiento, convulsiones, estado confusional), consultar precozmente con los servicios sanitarios (centros de salud, urgencias hospitalarias, 061 o 112).

Por Jaime Amor Valero, médico de Familia del Consultorio Local de Salud de Aldea del Fresno.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

30 de SEPTIEMBRE

  III FESTIVAL FOLKLORICO RONDA EN VELA DE ROBLEDO   Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930