Categoría | Actualidad

La hora de las mujeres: desayuno con cuatro alcaldesas de la comarca

  • Con motivo de la celebración de la Semana de la Mujer en el mes de marzo mantuvieron una charla con nuestro medio para mostrar su parecer sobre la situación actual de las mujeres en nuestros municipios.
  • Verónica Muñoz, de Cadalso de los Vidrios; Natalia Núñez, de Cenicientos; Belén Barbero, de Colmenar de Arroyo; y María Luz Lastras, de San Martín de Valdeiglesias.

Aquella tarde del 1 de octubre de 1931, cuando Clara Campoamor subió a pronunciar su discurso en el atril de oradores, un cierto escalofrío recorrió su menudo cuerpo y sus grandes ojos negros desprendían una mirada gachona al defender el sufragio universal para la mujer, en un tórrido hemiciclo varonil… Lejos, o no tanto, Maruchi, más conocida en Cenicientos como La Guindilla, más que cotilla acusadora, sobre todo si pescaba a jóvenes “pelando la pava”, despotricaba de Clarita: “esa revolucionaria con ínfulas, más le valía echarse un buen marido y atender su casa y su honra…”

Natalia Núñez, María Luz Lastras y Javier Rodea (COPE Pinares).

Mucho ha evolucionado la sociedad española desde aquellos tiempos donde, en las Cortes, tres primeras mujeres diputadas compartieron hemiciclo con el resto de bancada masculina: la citada, Clara Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken (en la actualidad, el Congreso de los Diputados está compuestos por 350 escaños, el 39,42% ocupado por mujeres; siendo este un mayor porcentaje en comparación con otros parlamentos europeos y con la media de la UE, fijada tras las elecciones del 2014 en el 37%).

Verónica Muñoz.

Hoy nuestra Constitución no permite desigualdades por sexo, pero, ¿se cumple en nuestra comarca con pueblos donde el arraigo y la tradición son mayores? Con el fin de dar respuesta a esta pregunta A21, junto a nuestros compañeros de COPE Pinares, invitamos a varias alcaldesas de la Sierra Oeste para que charlaran sobre la evolución de la mujer en cualquiera de los ámbitos, ya fueran profesionales, sociales, culturales, familiares, etc.

Belén Barbero y Natalia Núñez.

Y hasta el restaurante El Canto del Gallo, de Colmenar del Arroyo, se acercaron Verónica Muñoz, alcaldesa de Cadalso de los Vidrios; Natalia Núñez, alcaldesa de Cenicientos; María Luz Lastras, alcaldesa de San Martín de Valdeiglesias; y la alcaldesa anfitriona, Belén Barbero, de Colmenar del Arroyo.

María Luz Lastras.

En una charla distendida que más bien parecía entre amigas la primera pregunta trató sobre la paridad en los ayuntamientos de la Sierra Oeste. Cada vez más mujeres son concejalas o mismamente alcaldesas como nuestras invitadas, las que pudieron acudir, otras no lo hicieron por diferentes motivos. Todas ellas nos confirmaron la presencia de la mujer en concejalías de sus localidades desde hace al menos 25 años; caso particular, durante la Semana de la Mujer en Cenicientos se va a homenajear a Carmen de la Rocha, quien fuera la primera concejala de esta localidad hace cerca de cuarenta años. Al unísono las alcaldesas nos comentaron que cuando forman sus equipos no miran el género sino la persona más capacitada para llevar a cabo la tarea en la concejalía determinada. En cambio en puestos administrativos dentro de los ayuntamientos suele predominar la mujer frente al hombre.
Entre sorbo de café y venida de picatostes, “oye, riquísimos estos picatostes para pringar con el chocolate”, elaborados por el restaurante El Canto de El Gallo de Colmenar del Arroyo, las invitadas fueron descubriéndonos sus vivencias familiares, sus estudios y posteriores trabajos hasta adentrarse en la política y alcanzar la responsabilidad máxima en sus localidades.
Verónica nos hablaba emocionada de cómo su padre en el primer cumpleaños le regaló la equipación del Atleti y alcanzó destreza jugando al fútbol, tanto de niña como de mayor: “nunca me he sentido discriminada, siempre ha habido igualdad dentro de mi vida”. Mari Luz contaba cómo en una familia de chica con una educación de lo más tradicional sus padres se esforzaron para darle los estudios “hasta donde mis aptitudes han llegado. En el colegio no he tenido ningún problema o discriminación respecto a los estudios que quería hacer y en la vida laboral tampoco me he sentido discriminada ni he tenido ninguna traba.” Natalia sacaba su parte más vindicativa para expresar que a ella sí le había costado algo más llegar porque: “en el seno de la familia, aunque cada vez hay más conciencia de realizar conjuntamente las tareas domésticas, todavía hay roles que parece que solo son específicos de la mujer.” Belén, al igual que las demás alcaldesas, comentaba que en su vida laboral y “ahora en política, nunca me he sentido discriminada. Tengo una hermana y otro hermano y no he tenido gran diferencia en cuanto a la educación de nuestros padres.”
Para concluir todas en dos afirmaciones: primera, “nunca nos hemos sentido discriminadas, siempre ha habido igualdad de trato en nuestras vidas”; y a renglón seguido afirmar que todo ello no es óbice para denunciar que algo está fallando en nuestra sociedad, la conciliación entre la vida laboral y familiar: “todavía hay empresas donde quedarse embarazada supone un despido. Y también la mujer prescinde de su vida o proyecto laboral de crecer profesionalmente por la dedicación o crianza de los hijos; por costumbre es la mujer la que los cuida. Hay que conciliar vida laboral con familia, no se puede dejar de contratar a mujeres por el tema de hijos o embarazo. Si hace falta legislarlo, habrá que hacerlo, es el gran reto actual.”

Antonio Botella (A21), Belén Barbero, Natalia Núñez, María Luz Lastras, Verónica Muñoz y Javier Rodea.

No queríamos terminar esta conversación sin preguntarles a nuestras invitadas sobre los diferentes actos que se van a realizar para la Semana de la Mujer en sus localidades: ¿son necesarios, tienen en la actualidad sentido?
Las cuatro alcaldesas concluyeron que “aunque todavía no hemos llegado a una sociedad con igualdad plena es una forma más de reconocimiento a todas aquellas mujeres que han estado por delante pero que han vivido otro tipo de vida. Son jornadas enfocadas al reconocimiento.”
La idea que permanece, en esta Semana de la Mujer, es buscar su visibilidad en todos los ámbitos: poner en valor sobre todo a aquellas mujeres mayores que nos han abierto el camino a los demás. Que con sus ideas o su actitud, ante la sociedad en la que vivieron, fueron un impulso para la mujer de hoy. “Ojalá que otros años no se celebre esta semana, que hayamos llegado a la igualdad plena.”
Y, por supuesto, las cuatro alcaldesas desean que en esta semana haya una implicación con los hombres, no es una semana exclusiva para ellas: “No es una semana de la mujer como tal, no se organizan actos solamente para mujeres, también organizamos actos donde implicamos a los hombres.”
Así, entre anécdotas pasadas por café y leche, cuatro alcaldesas de diferentes partidos, de diferentes edades, charlaron amigablemente sobre la igualdad de oportunidades de hombres y mujeres.

Antonio Botella.

7 Respuestas para “La hora de las mujeres: desayuno con cuatro alcaldesas de la comarca”

  1. LA GUARDIANA DEL HUERTO

    Si tu habilidad de hortelana flota,
    y tu espíritu esta aquí, y permanece,
    ni la hoja, ni la planta se adolece,
    ni el ábrego, ni el hielo la derrota.

    Si en su ambular el céfiro se agota,
    y sobre aquí benéfico amanece,
    Ángela será,quien reaparece
    desde la vida eterna tan remota.

    Porque a través de ti la vida sigue,
    encarnada en tus hijos y en tus nietos,
    y es la materia lo que se agusana

    y tu enseñanza sobre mí prosigue,
    ¡madre!, pídele a Dios en sus decretos
    que del huerto sea tu alma guardiana.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. LA PULIDORA DE JOYERÍA

    De la bella joyería
    con la joya terminada,
    vemos luego de acabada
    su belleza y maestría.

    En la astillera el joyero
    tiene ocasión de lucirse,
    por joya que al exhibirse
    le pone en fila el primero.

    Después va el engastador
    poniendo guinda a la tarta,
    y entre los dos se halla Marta
    con su motor pulidor.

    Usa cepillo y borrego
    y pasta de abrillantado,
    y por fondos el calado
    con caña se emplea luego.

    Jira girando la rueda,
    su polvo negro soltando,
    y Marta se va impregnando
    con lo que flotando queda.

    Romos tiene ya los dedos,
    huérfanos viven sin uñas,
    semejando fuertes cuñas
    capaz de mover roquedos.

    Exponente de un oficio
    en estado terminal,
    del trabajo artesanal
    que es ya ruinoso edificio.

    Llegó imparable el progreso
    y la maquinaria impuesto,
    y quedando con lo puesto
    artesanos del proceso.

    Marta como pulidora
    más sacadores de fuego,
    y engastadores van luego
    al rosario de la aurora.

    Marta se va a jubilar
    puesto que ya nada espera,
    y se quedan en la acera
    los que han de evolucionar.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. LA TÍA RAIMUNDA

    Por la Plazuela pasaba
    y el borrico la precede,
    y en el pescuezo colgaba
    una esquila que sonaba
    en la cuadra a la que accede.

    Siempre triste y enlutada
    y silenciosa se mueve
    cuando va en la madrugada
    con atavíos de helada
    y el frío no se conmueve.

    Por los pueblos del contorno
    vendía su pacotilla,
    y en su cansado retorno
    era siempre en el entorno
    ver al marido en la silla.

    Paralítico impedido
    de ejercer ningún trabajo,
    se hallaba siempre invadido
    de un furor incontenido
    que practicaba a destajo.

    Y ella le montó un negocio
    para poder mantenerse,
    y sin saber que era el ocio
    años de pobreza y bocio
    él comenzó a rehacerse.

    Pipas, chicles, caramelos,
    vendía el hombre en la puerta
    y vivía unos desvelos
    y entre muchachos consuelos
    siempre con la puerta abierta.

    Para acceder a la casa
    había previo un corral
    y un perrito que acompasa,
    y la vida se la pasa
    a la sombra de un parral.

    De muchachos gran trasiego
    con perras en el bolsillo
    llevar a veces sosiego
    y las más desasosiego
    si nos daba el tabardillo.

    Y mientras tanto Raimunda
    va por caminos de Dios
    con su tristeza profunda
    y en lo triste la secunda
    su borrico que va en pos.

    ¡Almas que venís al mundo
    marcadas por un estigma
    donde un misterio profundo
    os marca un paso infecundo
    como prueba del enigma!

    Y aquella mujer tan buena
    bajó en silencio a la tumba
    sin hijos en la cadena,
    y su recuerdo me apena
    y en olvido no sucumba.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. MARGARITA

    En la iglesia por la tarde
    la catequesis nos daba,
    al par que nos enseñaba
    con modestia y sin alarde.
    Que la del Roble te guarde
    y te encaminé ancianita,
    y nuestra Virgen bendita
    cuando te eleve del suelo
    remonte tu vuelo al cielo
    dulce y casta Margarita,

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  5. PAULINA

    Siempre vivaz y risueña,
    de espíritu bailarín,
    su vitalidad sin fin
    la hace grande y es pequeña.
    De la alegría se adueña
    como el sol de la colina,
    y con ella la neblina
    que a veces cubre a las Peñas,
    abatida entre las breñas,
    se ha postrado ante Paulina.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  6. LOS INTERMINABLES LUTOS DE LAS MUJERES

    La campana en Cenicientos
    tocaba muy de mañana
    repitiendo entre lamentos:
    “Anoche murió fulana”.

    Vestidos negros de luto
    con pañuelo a la cabeza,
    eran de la muerte un fruto
    consumido con presteza.

    Mozas guapas y lozanas
    se las veía sin cejas,
    y eran sus sayas sotanas
    de curas y monjas viejas.

    Lutos y alivios de lutos,
    oíamos con frecuencia,
    eternidad de minutos
    siempre haciendo penitencia.

    Enlazando una cadena
    de muertes en las familias,
    abismadas en la pena
    de las fobias y las filias.

    Siempre existía una tía
    o pariente de la abuela,
    sobre en la que se insistía
    que todo Dios se conduela.

    Con los bailes prohibidos
    para mozas enlutadas,
    tristes días consumidos
    si estaban enamoradas.

    Encerradas en su casa
    y a la compra e ir a misa,
    y ver que la vida pasa
    con el luto por divisa.

    Con el novio taciturno
    y la madre allí delante,
    en el silencio nocturno
    el agobio era incesante.

    Y por si alguien se saltaba
    lo del luto riguroso,
    la crítica no cesaba
    ni por parte del esposo.

    “A mi madre no querías
    ver, y tener que cuidarla,
    y pudiendo la eludías,
    incapaz de soportarla”.

    Con los negros atavíos
    circulando por las calles,
    no causaban desvaríos
    la belleza de los talles.

    Andaban uniformadas
    con aquellas ropas toscas,
    como moscas en bandadas
    negras pesadas y foscas.

    Y cuando aquello acabó
    y el ropaje y su ficción,
    en baúles se arrumbó
    el luto es del corazón.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  7. El Poeta Corucho y Bardo de Cenicientos.
    Saturnino Caraballo Díaz

    Se ofrece conocedor de la historia
    y literatura de Cenicientos
    a través de los siglos, para
    acompañar en excursiones,
    tanto sea a personas individuales
    o en grupo, sin límite de asistentes.

    Pueden contactar conmigo en el correo
    electrónico:scd50@hotmail.com

    DESTACO A CENICIENTOS SOBRE EL MAPA

    Destaco a Cenicientos sobre el mapa
    que de Madrid conforma monte y suelo,
    siendo parte importante de su cielo
    buque insignia que prende en su solapa.

    En grata sensación que pronto atrapa,
    sus vinos suavidad de terciopelo
    y brisas marejadas del consuelo
    que adhieren al viajero como lapa.

    Un sortilegio tiene su montaña
    con su Peña entrañable que se baña
    en el pinar tendido ante sus pies.

    Y al trasponer el sol sobre la cumbre
    es tamaña su belleza y deslumbre
    que la villa corucha adorable es.

    CENICIENTOS EN EL CORAZÓN

    Es mañana grisácea en el pueblo,
    de una lluvia que cae mansamente,
    y un tañer de la campana doliente
    sume a la calle en silencio y despueblo.

    Es preciso y urge hacer un repueblo
    que atraiga en cascadas a nueva gente
    y vea un alba de nuevo creciente
    al igual que yo lo canto y amueblo.

    ¿Qué versificaré por alabarte
    y en versos épicos alto ascenderte
    y sobre el mapa de España situarte

    e imperecedero así siempre verte,
    pueblo corucho sin cesar de amarte
    hasta cubrirme el velo de la muerte?

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930