Categoría | Cultura

La nostalgia del poeta Rodolfo Serrano en su pueblo, Villamanta

Puede que la poesía sea el último refugio, el rincón en el que nos resguardamos cuando todo parece ya perdido. Por mucho que sonriamos, por grandes que sean las alegrías que nos ofrezca la vida, la poesía es, y lo será siempre, ese lugar en el que podemos volver a encontrar aquello que hemos perdido y queremos volver a rozar siquiera con las manos. ¿Recuerdas ese aroma que te hace ver con los ojos de cuando eras un niño de rodillas rozadas y sonrisas enormes? ¿Ese abrazo que te devuelve a un mundo que creías que ya no existía? Eso puede hacerlo la poesía, llevarte a lo pequeño, a lo profundo, a lo que de verdad importa. Un viaje al amor y a la amistad, a la nostalgia.
La pradera verde de la piscina municipal de Villamanta inauguraba su actividad de verano con un recital protagonizado por el escritor y periodista Rodolfo Serrano, natural del municipio y ávido de pasearse por esos recuerdos que nunca se marchan del todo, los de nuestra niñez, esa patria que tenemos prisa por abandonar y que pronto nos arrepentimos de haber abandonado. Fue el pasado sábado 19 de junio cuando la piscina sapera se llenó de versos y canciones, de nostalgias y cariños. Se presentaba El frío de los días, poemario publicado por Hoy es siempre Ediciones, un “negocio familiar” en el que se ha embarcado uno de los hijos de Rodolfo, Ismael Serrano, que no se quiso perder la primera puesta en escena de estos “Viejos tangos encontrados en una maleta” prologados por José María Sanz, Loquillo.
Tampoco se la quisieron perder muchos amigos poetas y cantautores del creador protagonista. Las 100 butacas dispuestas por el ayuntamiento se quedaron cortas, en ellas había amigos y familiares de la familia Serrano, pero la mayoría estaban ocupadas por vecinos de Villamanta y de municipios colindantes que acudieron con ganas de versos y emociones.
Fue una tarde emocionante, que empezó con contratiempos, pero que acabó entre los aplausos y la entrega de todos los asistentes, con la firma de ejemplares por parte del actor principal y, según cuentan, incluso con las cervezas de rigor al finalizar el acto, como debe ser.
Cuando un creador avisa a los amigos y compañeros de una nueva fiesta suelen ser muchos los que acuden a la convocatoria. En esta ocasión también ocurrió. A Rodolfo Serrano, en ese regreso a su pueblo natal, le acompañaron creadores y poetas como Antonio Sanz, Pablo Guerrero, Ana Montojo, Fran y Marta Espinosa, Alfredo Piquer, Felicidad González, Fran Fernández… y, por supuesto, Ismael Serrano, que cerró el evento con dos de sus canciones, una compuesta por su padre (en todos los discos hay al menos una escrita por él) y uno de sus temas más populares, de lo más adecuada para la ocasión, “Papá, cuéntame otra vez”.
Una tarde para el recuerdo en Villamanta, un arranque de la actividad cultural intensa, emocionante y repleta de nostalgia. La Sierra Oeste de Madrid sigue ampliando su oferta cultural y percatándose de que hacerlo nos sigue regalando excelentes noticias.

Foto portada: Rodolfo Serrano aplaude a su hijo Ismael durante el recital de Villamanta.

Javier Fernández Jiménez.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

"EDICIÓN IMPRESA">EDICION IMPRESA

 

 

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

24 de septiembre

 

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930