Categoría | Medio Natural

Lagartos y lagartijas de la Sierra Oeste

La Sierra Oeste de Madrid y su Zona de Especial Protección para las Aves de los encinares de los ríos Alberche y Cofio se caracteriza por ser una de las áreas más ricas en especies de reptiles. Especies que sólo se localizan en cotas altas en el resto de Madrid, aquí bajan hasta los 600-700 metros.


Blog ZEPA 56 Guía de naturaleza

A esa altitud entran en contacto con especies más termófilas. A continuación vamos a enumerar las distintas especies de lagartos y lagartijas que aparecen en este sector de la Comunidad de Madrid.

El lagarto ocelado (Lacerta lepida) se encuentra muy ligado al ecosistema mediterráneo, apareciendo en dehesas, áreas de matorral o bosques cerrados. En los últimos años se ha podido constatar una reducción de sus poblaciones, de modo que, aunque es una especie no catalogada, sí merece una especial atención a la evolución de sus poblaciones.

La lagartija serrana (Lacerta monticola) se limita a los canchales rocosos de montaña, apareciendo en la Sierra Oeste en el término de Santa María de la Alameda por encima de los 1.300 metros de altitud. El aislamiento de algunas poblaciones y la presión humana en las zonas de montaña que habita hacen que sus poblaciones se hayan reducido, haciéndola merecedora de un seguimiento más continuado.

El lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi)  presenta una distribución en la Sierra Oeste similar a la de la lagartija serrana, aunque los lugares que habita son bosques húmedos de roble melojo o pino silvestre. Su mayor amenaza es la pérdida de hábitat, lo que le ha convertido en una especie catalogada como casi amenazada en el libro rojo.

La lagartija ibérica (Podarcis hispanica) es una especie íntimamente ligada a los afloramientos rocosos y muros de piedra seca tradicionales usados en el campo. No presenta amenazas significativas.

{gallery width=300 height=200}/t-animal/podarcis hispanica 8.jpg{/gallery}

La lagartija roquera (Podarcis muralis)  ocupa una gran variedad de hábitats diferentes, así podemos encontrarla desde construcciones humanas hasta bosques. Parece ser que en convivencia con la lagartija ibérica es habitual que ésta ocupe las zonas rocosas mientras que la lagartija roquera ocupa taludes y zonas de suelo, pero sino la roquera será la que ocupe las rocas. Es una especie abundante.

La lagartija colilarga (Psammodromus algirus) ocupa casi cualquier biotopo y se trata de la lagartija ibérica más abundante. Tiene un buen estado de conservación.

La lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus) se encuentra íntimamente ligada a hábitats secos y abiertos, bien de matorral o bien bosques mediterráneos esclerófilos o de coníferas. No presenta amenazas.

Por último la lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus) es una especie muy termófila que busca hábitats abiertos y con poca vegetación. Prefiere los suelos de arenas sueltas con matorrales aunque también le valen los bosques aclarados. Sus poblaciones se mantienen estables y no está catalogada.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

PRÓXIMA

 

EDICIÓN IMPRESA

 

23 DE OCTUBRE

 TEATRO AFICIONADO VALDEMORILLO

 

 

CORONAVIRUS

 

CEPA SAN MARTIN

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

octubre 2020
L M X J V S D
« Sep    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031