Categoría | Cultura

Lugares para el recuerdo: La Fuente de los Caños (Cenicientos)

  • La fuente, el pilón y el lavadero, con sus cuatro árboles milenarios.

La Fuente de los Caños estaba situada en un terreno del Ayuntamiento de bastantes metros cuadrados.
La fuente estaba rodeada de un muro de un metro de altura y por la parte de dentro con asientos de cemento. Tenía dos entradas y para bajar a coger agua había cuatro escalones.
El agua salía por cuatro caños, el sobrante pasaba por una reguera de cemento al pilar, se utilizaba para beber el ganado, cuando estaba lleno pasaba por otra rejilla al lavadero.
En este terreno había un arroyo público que venía de la viña del molino, pasaba por debajo de un puente y encima estaba la carretera principal. Más abajo otro puente de lanchas de piedra, el sobrante del lavadero iba a parar al arroyo.
Por el norte solo existían seis casas y la carretera, que daban entrada a la fuente. Por el sur en invierno era difícil por el hielo.
Para ir al arroyo pasábamos por un puente de piedra de dos ojos que medían aproximadamente dos metros de largo por uno de ancho. Al este cuatro casas y la fragua del tío Senén y por el oeste la herrén del tío Perico, al lado una parcela del Ayuntamiento donde trillaban las gentes del pueblo y no tenían que pagar nada.
Las amas de casa y jóvenes iban al lavadero a hacer la colada.
En verano los caños daban poca agua, los vecinos se servían del agua de esta fuente. Iban con botijos y cántaros. La usaban en casa o para ir a la era a trillar.
Recuerdo los árboles milenarios y los añoro eran tan grandes que no se podían abarcar con los brazos. Uno era una morera que daba sombra sobre el lavadero y otros dos árboles al lado del puente de piedra, el cuarto árbol estaba rodeado de piedras para sentarse la gente, ya que en estos terrenos se ponía la feria, puestos de frutas, escabeche de bonito, para que la gente joven se sirviera. Además se llevaban los botijos con agua fresca para sus casas.
Al no haber en aquella época cámaras frigoríficas, mis padres recogían la leche de los ganaderos y la llevaban a enfriar al pilón del ganado y se quedaban allí a dormir, de madrugada la llevaban a Cadalso de los Vidrios, para venderla, ya que tenían de sobra para los dos pueblos.
Sentí mucho que la quitaran (hace 63 años), lo recuerdo bien porque fue el año que me casé.
Este es mi recuerdo (con mucha nostalgia) de La Fuente de los Caños.

Margarita Santiago.

Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

SURVIVAL ZOMBIE CENICIENTOS

 

BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

febrero 2019
L M X J V S D
« Ene    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728