Categoría | Productos de la tierra

Más de un millar de personas asistieron a la VII Feria del Vino de Cadalso de los Vidrios

  • Cadalvín 2018 se celebró los días 10 y 11 de marzo.
  • ‘Vinos de Madrid’, ha superado los cuatro millones de botellas vendidas en el mercado nacional en 2017.

Quince productores, elaboradores y bodegas acogidas a la Denominación de Origen Vinos de Madrid participaron el pasado fin de semana en la VII Feria Cadalvín, que se celebró en la carpa instalada en la Plaza de la Corredera de Cadalso de los Vidrios.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pablo Altozano, dirigiéndose a los asistentes.

El viceconsejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pablo Altozano, asistió al evento el sábado 10 destacando el esfuerzo del sector vitivinícola madrileño por producir caldos “cada vez de mayor calidad y aceptación por parte de los consumidores, como así lo atestiguan los más de cuatro millones de botellas de la Denominación de Origen Vinos de Madrid que se vendieron el pasado año”. Altozano añadía que “estamos orgullosos del trabajo que se viene realizando desde los ayuntamientos en este sector importantísimo que cada año va a más y que nos aporta gran prestigio dentro y fuera de nuestras fronteras, los madrileños podemos estar muy orgullosos de la calidad de nuestros vinos”.

Verónica Muñoz, alcaldesa de Cadalso de los Vidrios, junto al presidente de la D.O. Vinos de Madrid, Antonio Reguilón.

Más de un millar de personas asistieron a esta séptima edición de la feria de Cadalso. Su alcaldesa, Verónica Muñoz, explicaba que empezaron “siendo una feria familiar invitando bodegas de la comarca y ahora somos una de las ferias punteras, estamos en un entorno paradisíaco”. La regidora destacaba la unión que reina entre los bodegueros: “Todo lo que se haga en conjunto puede dar mayor producto y desde que instalamos nuestra Oficina de Turismo les estamos dando un auge y nos hemos adherido a Enoturismo”. Subrayaba además la disposición el Ayuntamiento para apoyar este tipo de iniciativas: “en todos los rincones donde nos quieran llamar, allí estará Cadalso de los Vidrios.

Los alcaldes y alcaldesas de la comarca presentes en la feria.

Al acto de inauguración asistieron varios alcaldes de la comarca: Javier Vedia, de Rozas de Puerto Real; Belén Rodríguez, de Villa del Prado; Belén Barbero, de Colmenar del Arroyo; y Natalia Núñez, de Cenicientos. La organización hizo entrega de un diploma de agradecimiento a todas las bodegas participantes y un obsequio a los participantes en el concurso del cartel de la feria.También estuvo presente el presidente de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, Antonio Reguilón, que se mostraba orgullosos de nuestro producto: “Los vinos de Madrid están en condiciones de competir con cualquier caldo en el mercado nacional e internacional. Nuestros vinos tienen la particularidad de su gran variedad y con labores de promoción como esta intentamos que la gente cuando vaya a una restaurante y le digan la famosa frase de si Rioja o Ribera, se atreva a pedir un vino de Madrid”.

Francisco Álvarez Frontal recibiendo la placa.

En la mañana del domingo 11 el que fuera presidente de la cooperativa Cristo del Humilladero, D. Eugenio Muro, hizo entrega de una placa conmemorativa al antiguo trabajador de la bodega, Francisco Álvarez Frontal, destacando su entrega y disposición.

Vinos de Madrid
La D.O. Vinos de Madrid la integran en la actualidad 50 bodegas que agrupan a 3.127 viticultores y una superficie de cultivo de 8.848 hectáreas, repartidas entre 59 municipios. La Denominación de Origen está estructurada en tres grandes zonas: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias. El Gobierno regional está trabajando para incorporar una cuarta zona situada en El Molar, en el norte de la región. España cuenta con 69 Denominaciones de Origen.
‘Vinos de Madrid’, ha superado los cuatro millones de botellas vendidas en el mercado nacional en 2017. Esta cifra, que no se alcanzaba desde el año 2006, supone haber logrado durante este último año un mejor posicionamiento en el sector, además de servir de reconocimiento a la calidad y buen hacer de los productores de vino madrileño.
La Comunidad de Madrid destinará en 2018 una subvención para el sector de 208.982 euros, un 2 % más que en 2017. De las 16.000 hectáreas de cultivo con que cuenta la región, 11.412 hectáreas son de uva para elaborar vino de calidad. De estas, 8.848 hectáreas son para vinos con Denominación de Origen Vinos de Madrid. La Comunidad de Madrid cuenta con 44 vinos con la marca M Producto Certificado. Colmenar de Oreja y Cadalso de los Vidrios son los dos municipios de la región que cuentan con más industrias dedicadas al subsector vinícola. Los vinos de Madrid se exportan a países como Estados Unidos, Alemania o China. 

13 Respuestas para “Más de un millar de personas asistieron a la VII Feria del Vino de Cadalso de los Vidrios”

  1. HEREDEROS DEL LEGADO CORUCHO

    Herederos del legado
    viñador en tradición,
    tenemos la obligación
    de cuidar de lo heredado.
    Se nos dejó encomendado
    por nuestros antecesores,
    y de ellos somos deudores
    del cuidado de las viñas,
    que otrora fueron campiñas
    y el lar de nuestros mayores.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  2. LA CALBOTÁ

    La sartén con agujeros
    lista para la ocasión,
    entreactos lisonjeros
    de coruchos castañeros
    teniendo a mano al porrón.

    Con ascuas rojas la lumbre
    y contención en la espera
    y no sentir pesadumbre
    y si tercia hasta una azumbre
    de la cepa coruchera.

    Pues aunque fuera incorrecta
    la educación imperante
    de política correcta
    entonces era perfecta
    en mesa el vaso delante.

    Con vino nos destetaban
    a los infantes coruchos,
    y alcohólicos se daban
    no más que se encontraban
    en fondas y en cafetuchos.

    Oíamos los chasquidos
    de castañas al asarse
    y eran música y latidos
    despertando los sentidos
    de castañas al tostarse.

    Y el tenue golpe a la tapa
    y ver la mano que mece
    y el primor cuando destapa
    y el placer que al niño atrapa
    y papilas humedece.

    Y el humeo que desprenden
    las doraditas castañas
    sensaciones que se prenden
    y es algo que bien comprenden
    las brisas de las montañas.

    Y en la noche de difuntos
    plagada de sentimientos
    la Calbotá y sus conjuntos
    aunaban a todos juntos
    familias en Cenicientos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  3. LOS CENCERRONES DE LA PARRILLA

    Después de la vendimia terminada
    solíamos echar una jornada.
    En las viñas, buscando el cencerrón,
    y de la mula llenando el serón.
    Eran días hermosos y otoñales
    con las hojas muriendo en los parrales.
    Negreando lo que quedó en la vid
    de estos campos gloriosos de Madrid.
    Así era la vendimia del sin tierra,
    del que lucha en la vida y no se aterra.
    Y aparta los abrojos del camino
    variando los designios del destino.
    Volvíamos a casa con la carga
    armados con la lanza y con la adarga.
    Del esplendor fulgente del racimo
    que nos daba calor junto al arrimo.
    Del leño incandescente de la lumbre
    y el porrón heredad de la costumbre.
    Convertido en el mosto que hace al vino
    fortalecer el ánimo cansino.
    Según la sabia opinión de los viejos,
    duchos en vinos jóvenes y viejos.
    Legatarios de una secular ciencia
    la voz universal de la experiencia.
    Y pisábamos la uva en una artesa
    anclada y sustentada por la mesa.
    Tosca bodega en el angosto hogar,
    decimonónico ancestral lagar.
    Luego aquel caldo iba a la tinajilla
    calzada con las patas de una silla.
    Permitiendo al tiempo hacer su labor,
    dándole al mosto solera y sabor.
    La abríamos la noche de difuntos
    al amor del fuego asando castañas,
    los cuatro en mi casa todos juntos
    con mi padre contándonos hazañas.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  4. LA HUEBRA
    A mi padre

    La fuerte mano vertedera empuña
    oliendo a tierra la ardorosa viña,
    y el surco abierto todo lo destiña,
    tras de la mula y su negra pezuña.

    La reja breve introducida en cuña
    sortea cepas, las urge y apiña,
    silencio adensa la muda campiña,
    en tanto el arador su impronta acuña.

    Por una sabia guía la mancera,
    apura al tronco de higueras y olivos,
    aparta cantos y a su paso allana

    dificultades, y hace llevadera
    el cumplimiento de los objetivos
    que abriendo surcos busca la besana.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  5. LA VENDIMIA DE LOS NIÑOS JORNALEROS

    Impúberes argonautas
    sobre las cepas esbeltas,
    las navajas cortan sueltas
    de los infantiles nautas.
    Sin chirimías ni flautas
    en busca del vellocino
    del oro del tinto vino,
    de las cepas el racimo
    nos daba el valor y animo
    de forjar nuestro destino.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  6. HIGUERA QUE DIVISO EN LONTANANZA

    Higuera que diviso en lontananza
    con el higo maduro y sumergido,
    entre la tórtola y su alegre nido
    me traes un recuerdo y remembranza.

    Higuera que decoras la labranza
    en la viña solitaria has nacido,
    y junto a Cerro Colino crecido
    aspirando su viento y su bonanza.

    En tus ramas colgábamos la alforja
    en los días de poda y de vendimia
    cuando al frío o al sol de la campiña.

    Emparrados de cepas era forja
    del proceso del vino y de su alquimia
    y de sueños vividos en la viña.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  7. HIMNO A CENICIENTOS

    Si dotado yo estuviera
    de inspiración y talento,
    por las nubes te pondría,
    pueblo de luz y viñedos.

    Aureola de las brisas
    se desprenden de tus cerros,
    introduciendo en tus casas
    al tomillo y al romero.

    Bajan de las Peñas bajan
    estrellas en movimiento,
    y manadas con los toros
    que en tu plaza lidias luego.

    Suben a las Peñas suben
    nuestros pies, halos ligeros,
    buscando desde la cumbre
    escala que lleve al cielo.

    Llanos buscan, buscan llanos
    de nuestros pies el sendero,
    cuando sobre los pinares
    solloza y susurra el viento.

    Soles piden, piden soles
    en el calor agosteño,
    cuando la afición corucha
    se reinventan en toreros.

    Conos y tinajas piden
    para el mosto vinatero,
    que fama ha dado a tus vinos
    allende de nuestro pueblo.

    Nuestro corazón se ensancha
    sin cabernos en el pecho,
    viendo los cielos coruchos
    en las alas de los vientos.

    Cielos que los compartimos
    con cuantos vienen viajeros,
    paseando en nuestras calles
    y sienten a Cenicientos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  8. LA ACCIÓN DEL VIENTO EN MI VIÑA

    El viento riza a la oliva
    en tanto a la higuera peina,
    a un almendro lo despeina
    y entre los surcos deriva.
    Mas a la viña cautiva
    de tal forma y de tal modo,
    que va mareando todo
    y una cepa peina, crespa,
    y a las demás las encrespa
    y a mí me da con el codo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  9. EL PILÓN DE LAS PANTEZUELAS

    En atardeceres primaverales
    de parada, pilón y abrevadero,
    tus mansas aguas de fondeadero
    aflojaban riendas de los ramales.

    Y te veíamos los colegiales
    apostados en el embarcadero,
    de niños coruchos en el sendero
    habituado al trato con animales.

    Y nos veíamos ya de mayores
    entre mulas carros y vertederas,
    manos agrietadas por las manceras;

    hablando del campo y sus pormenores,
    contemplando el agua de los pilones,
    taberna del burro y sus libaciones.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  10. LAS CEPAS DE MI PUEBLO

    Viñas de Cenicientos
    lentas se pierden,
    jóvenes viñadores
    se desentienden.

    Durante largos años,
    olvido y grama,
    aposentos han sido
    de la retama.

    Viñedos seculares
    que relucían,
    zarzales y matojos
    escarnecían.

    Campos despoblados
    tras de otra vida,
    de cuervos y de urracas
    eran guarida.

    Con los surcos baldíos
    sin aradores,
    sarmientos renegridos,
    fiebre y temblores.

    Cepas que eran asombro
    de la campiña,
    fueron cuerpo insepulto
    de muerta viña.

    Cepas que desconocen
    las podaderas,
    en producción esbozan
    uvas perreras.

    Cepas que sin su acumbre
    ni su abrimiento,
    en la lumbre arde pétreo
    triste el sarmiento.

    Cepas que en labrantío
    eran dechado,
    su falta de incentivo
    ha exterminado.

    Del mosto el bajo precio
    ha socavado,
    mas alba de esperanza
    viene anunciado.

    Y en Cenicientos vinos
    embotellados,
    destilan gota a gota
    por los mercados.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  11. EL RUBÍ

    Es alegre y es divino
    con su color rojo intenso,
    y figura entre el incienso
    de la Iglesia el pan y el vino.
    Y me lo asignó el destino
    que un cáliz lo engastara,
    y al Vaticano viajara
    mostrándose a Jesús Dios
    y mi alma inmortal en pos
    con él a Roma volara.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

  12. El Poeta Corucho y Bardo de Cenicientos.
    Saturnino Caraballo Díaz

    Se ofrece conocedor de la historia
    y literatura de Cenicientos
    a través de los siglos, para
    acompañar en excursiones,
    tanto sea a personas individuales
    o en grupo,sin límite de asistentes.

    Pueden contactar conmigo en el correo
    electrónico:scd50@hotmail.com

    DESTACO A CENICIENTOS SOBRE EL MAPA

    Destaco a Cenicientos sobre el mapa
    que de Madrid conforma monte y suelo,
    siendo parte importante de su cielo
    buque insignia que prende en su solapa.

    En grata sensación que pronto atrapa,
    sus vinos suavidad de terciopelo
    y brisas marejadas del consuelo
    que adhieren al viajero como lapa.

    Un sortilegio tiene su montaña
    con su Peña entrañable que se baña
    en el pinar tendido ante sus pies.

    Y al trasponer el sol sobre la cumbre
    es tamaña su belleza y deslumbre
    que la villa corucha adorable es.

    CENICIENTOS EN EL CORAZÓN

    Es mañana grisácea en el pueblo,
    de una lluvia que cae mansamente,
    y un tañer de la campana doliente
    sume a la calle en silencio y despueblo.

    Es preciso y urge hacer un repueblo
    que atraiga en cascadas a nueva gente
    y vea un alba de nuevo creciente
    al igual que yo lo canto y amueblo.

    ¿Qué versificaré por alabarte
    y en versos épicos alto ascenderte
    y sobre el mapa de España situarte

    e imperecedero así siempre verte,
    pueblo corucho sin cesar de amarte
    hasta cubrirme el velo de la muerte?

  13. AMO A MADRID

    Madrid Universal del brazo abierto,
    con su Puerta del Sol alba de España,
    entrañable ciudad que a nadie extraña
    ya sean de interior, montaña o puerto.

    Madrid Universal de error y acierto
    de la Historia Patria que te acompaña,
    y un Manzanares que ahora te baña
    saludable y limpio, breve y despierto.

    Madrid Universal de Austria severo,
    señor de medio mundo y gesto adusto,
    con la gorguera pareció altanero.

    Y un Borbón de napolitano gusto
    que sosegado amó y no empuñó acero
    y fue ilustrado Rey y su Alcalde justo.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930