Archivo de etiquetas | "Guerra Civil"

La Comunidad declara Bien de Interés Cultural la fortificación Blockhaus nº 13 en Colmenar de Arroyo

  • El Consejo de Gobierno considera BIC este enclave, único de este tipo que llegó a finalizarse y que se encuentra bien conservado.
  • Constituye la máxima expresión de la arquitectura militar del período de la Guerra Civil (1936-1939).

El Consejo de Gobierno ha acordado hoy declarar Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de zona de interés arqueológico, la fortificación conocida como Blockhaus nº 13. Esta construcción, situada en el término municipal de Colmenar de Arroyo, constituye la máxima expresión de la arquitectura militar del período de la Guerra Civil (1936-1939).
Se trata de la única fortificación de este tipo que llegó a finalizarse y que se encuentra en buen estado de conservación. La construcción, llevada a cabo por la 2ª Compañía del 7º Batallón de Zapadores, entre finales de 1938 e inicios de 1939, ocupa una superficie aproximada de 160 metros cuadrados.
El cuerpo principal de la misma es un anillo de diez metros, construido en hormigón armado. Desde este se accede a cuatro nidos semiesféricos con troneras. El acceso principal a la construcción, desde el cuarto nido, se realiza mediante una rampa descendente desde el exterior a través de un túnel perpendicular a la carretera. El anillo principal cuenta, además, con 12 troneras propias.
El interior está revocado y pintado posteriormente en diversas ocasiones. En el lado noreste se puede ver el impacto de un proyectil que ha dejado al descubierto parte de la armadura metálica de la fortaleza. El blockhaus contaba además como defensas complementarias con alambradas, zanjas y minas anticarro. A unos 150 metros al noreste, en dirección a Navalagamella, en el lado opuesto de la carretera M-510, se proyectó otra fortificación gemela de la que únicamente llegó a ejecutarse el movimiento de tierras.

BLOCKHAUS Nº 13, PARTE DE LA HISTORIA DE MADRID
La localidad de Colmenar de Arroyo fue ocupada por el ejército sublevado en noviembre de 1936. A finales de 1938, y ante el temor de que pudiera producirse una ofensiva republicana en este sector entre otros, los mandos nacionales ordenaron la creación de una red de defensas ubicadas estratégicamente junto a las vías de comunicación que permitieran contrarrestar el peligro empleando una reducida cantidad de efectivos.

Para ello se ordenó la construcción de una serie de fortificaciones o blockhaus de hormigón junto a las principales carreteras de la comarca, a fin de bloquear el avance del enemigo a través de las mismas.
Las instrucciones del mando nacional precisaban que debían establecerse, al menos, dos puntos fortificados en cada vía, uno situado junto al frente y el otro a retaguardia a una distancia de entre cuatro y cinco kilómetros. Estos blockhaus debían constar de una fortificación de hormigón resistente a impactos de proyectiles de todos los calibres empleados en la época y tener asimismo capacidad para hacer fuego en todo su perímetro. También deberían estar rodeados de defensas accesorias bien situadas y disponer de aspilleras para armas automáticas y de fusilería. En su interior debían acumular los suministros necesarios (municiones, víveres, agua y material sanitario) para asegurar el mantenimiento de la posición.
El 20 de noviembre de 1938, el general jefe del Ejército del Centro transmitió al mando de la División 71, responsable de la defensa de este sector, la orden de construcción de estos elementos de resistencia. Se estimaba que serían necesarios un mínimo de 16 blockhaus.
A finales del mes de diciembre de 1938 ya había varios de estos blockhaus en construcción, dos de ellos (números 13 y 14) en la zona de Colmenar de Arroyo. De todos ellos únicamente llegó a terminarse el denominado Blockhaus nº 13.

Publicado en Actualidad, Cultura, Sierra OesteComentarios (0)

Vecinos de Valdemorillo encuentran un proyectil de la Guerra Civil cuando araban su huerta

  • Agentes de la Guardia Civil se encargaron de retirar la pieza, un mortero que permanecía enterrado sin explosionar en una zona situada a escasos cien metros de las viviendas
  •  Se da la circunstancia que este municipio destaca como enclave dentro del Plan de Fortificaciones de la Comunidad de Madrid, dado el abundante patrimonio que se conserva en forma de fortines, trincheras y demás restos arqueológicos de este tipo

Tras más de ocho décadas enterrado, el arado puso al descubierto a última hora del viernes, 30 de agosto, el proyectil de la Guerra Civil que permanecía sin explosionar en una zona próxima al casco urbano de Valdemorillo. Concretamente en una finca propiedad de la familia Gamella situada a unos cien metros de las viviendas más cercanas. La pieza encontrada es un mortero, entero pero muy oxidado y deteriorado, que, tras las oportunas comprobaciones, fue retirado por agentes de la Guardia Civil. Precisamente desde el Ayuntamiento, se agradece la prudencia y el acertado modo de proceder al producirse este descubrimiento, “dada la evidente peligrosidad que supone intentar manipular restos de este tipo”, como recuerda Miguel Partida, Concejal de Seguridad y Movilidad.

Y es que no es el primer hallazgo de este tipo que se registra en la localidad, considerada precisamente como un enclave a destacar dentro del Plan de Fortificaciones de la Comunidad de Madrid dado el abundante patrimonio que se conserva en forma de fortines, trincheras y otros elementos similares que constituyen vestigios arquitectónicos de gran valor para conocer este tipo de construcciones del siglo XX y que, en el caso de Valdemorillo,  revelan la importancia que tuvo este lugar dentro del denominado Frente Oeste.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (0)

La Comunidad de Madrid y Brunete presentan el Plan de Fortificaciones y el futuro Centro de Interpretación de la Guerra Civil

  • Como ejes para la atracción de turismo.
  • El municipio cuenta con un rico patrimonio de la Guerra Civil, con 11 búnkeres y fortines.

La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Brunete presentaron el 19 de abril, ante sus vecinos, el Plan de Fortificaciones de la Guerra Civil y el que será el futuro Centro de Interpretación del Frente de la Batalla de Brunete, en un acto celebrado en el Centro Cultural y que contó con una alta presencia de vecinos que se mostraron muy interesados y muy participativos.
El Plan de Fortificaciones de Brunete, que está desarrollando la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, en colaboración con los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha supuesto inventariar, documentar, además de realizar labores de limpieza y de preservación de todas estas antiguas estructuras militares de la Guerra Civil que existen en nuestro municipio. En total, entre búnkeres y fortines, aún perviven once de estos restos históricos.
Una vez que esta fase ya se ha completado en Brunete, el siguiente paso será acondicionar todos los entornos donde están ubicados dichas estructuras militares de la Guerra Civil para hacerlas visitables al público para darlos a conocer a la sociedad.
“Queremos revitalizar y poner en valor este patrimonio tan singular que poseemos en Brunete, tanto desde el punto de vista arquitectónico como histórico. Este es el eje de la futura promoción turística de Brunete. Tenemos que dar las gracias a la Comunidad de Madrid por la puesta en valor de nuestro turismo más reciente, muy valorado por países como Francia o Alemania, un turismo bélico que creemos que es una fuente natural de afluencia de público a Brunete, para que comerciantes y hosteleros se beneficien de ese flujo de viajeros”, aseguró el alcalde, Borja Gutiérrez, ayer durante la presentación.
“Brunete es ejemplo de un municipio que ha sufrido un conflicto bélico, pero que camina al unísono bajo las banderas de la conciliación, abrazando la cultura de todo lo que sucedió para evitar que algo parecido se pueda volver a repetir”, añadió el regidor.
Además, ayer también se presentó a los vecinos el futuro Centro de Interpretación del Frente de la Batalla de Brunete, que se ubicará en la Plaza Mayor, una vez que concluyan los trabajos de rehabilitación de la misma. En este centro habrá material didáctico para entender y comprender mejor la dimensión del frente de esta batalla así como su importancia, por parte de los vecinos y de todos los visitantes que acudan.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (3)

Arrancan en Brunete los trabajos de rehabilitación de los fortines de la Guerra Civil por parte de Patrimonio y del CISC

  • El alcalde, Borja Gutiérrez, ha destacado la importancia “de poner en valor estas construcciones que forman parte de nuestro patrimonio histórico y que incentivan la afluencia de visitantes interesados por el turismo bélico y la estrategia militar”.

Se han iniciado en Brunete, por parte de técnicos de Patrimonio de la Comunidad de Madrid y del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), los trabajos para la rehabilitación de los búnkeres y fortines que existen en este municipio, donde se libró una de las principales batallas de la Guerra Civil Española.
En esta primera fase, los técnicos están llevando a cabo un intenso trabajo de asesoramiento y documentación de estas construcciones, a fin de tener representada de forma geoespacial la línea del frente y los sistemas de fortificación.
El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, ha destacado la importancia de este plan puesto en marcha por el Gobierno autonómico “para la conservación y puesta en valor de estas construcciones, que forman parte de nuestra historia reciente, y suponen uno de los principales focos de incentivo del turismo bélico, muy demandado por los visitantes, apasionados de la historia y la estrategia militar”.

Posteriormente, en Brunete se continuará con las fases de musealización de las fortificaciones más sobresalientes y con la creación de un centro de interpretación para su visita pública y, así, dar a conocer a madrileños y visitantes su historia y el contexto en el que fueron construidos.

El importante impulso que se ha dado este año al inventario de estas fortificaciones supone que a inicios de 2018 habrá un conocimiento unificado de la práctica totalidad de estos bienes patrimoniales en el territorio de la Comunidad de Madrid.

El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, ha querido agradecer al Gobierno de la Comunidad de Madrid la “implicación que ha demostrado desde el primer momento para la puesta en marcha de este proyecto, sin cuya aportación no hubiera sido posible”.
En 2016 se constituyó la Comisión de Asesoramiento para la redacción del Plan, integrada por representantes de la Comunidad de Madrid (Dirección General de Patrimonio Cultural); el Ministerio de Educación Cultura y Deportes (Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural); el Ministerio de Defensa (Instituto de Historia y Cultura Militar); la Real Academia de la Historia; la Universidad Complutense de Madrid; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas; los ayuntamientos de Brunete, Morata de Tajuña y Puentes Viejas; las asociaciones Grupo de Estudios del Frente de Madrid (GEFREMA), Colectivo Guadarrama y Tajar, entre el Tajuña y el Jarama; y el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentario (1)

La Comunidad ha desarrollado el Plan Regional de Fortificaciones de la Guerra Civil (1936-1939)

  • El Gobierno regional pretende, así, dar a conocer a madrileños y visitantes este período histórico desde una mirada científica.
  • Uno de los puntos fuertes del plan es el “Libro Blanco” como instrumento de trabajo para los municipios y gestores de patrimonio.
  • Hasta el momento se han desarrollado dos proyectos pilotos con: Blockhaus 13 y El Frente del Agua.

La Comunidad de Madrid ha presentado hoy el “Plan Regional de Fortificaciones de la Guerra Civil (1936-1939)” elaborado por la Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con los diferentes ayuntamientos competentes, para la puesta en valor de este patrimonio singular existente en la región.

El plan nace como una herramienta de gestión supramunicipal que tiene como objetivo la documentación, protección y conservación de la arquitectura defensiva edificada durante la Guerra Civil Española. El Gobierno regional pretende, con el desarrollo de este plan, continuar con la musealización de las fortificaciones más sobresalientes y con la creación de centros de interpretación para su visita pública y, así, dar a conocer a madrileños y visitantes este período histórico desde una mirada científica.

El plan que ha presentado hoy el director de la Oficina de Cultura y Turismo, Jaime de los Santos, parte de la elaboración de un documento único que catalogará todas las estructuras militares existentes en la Comunidad de Madrid y su inclusión en el Inventario Patrimonio Histórico (INPHIS). A este inventario se suma la información de todas las actuaciones arqueológicas llevadas a cabo sobre restos pertenecientes a la Guerra Civil y las acciones realizadas por los diferentes ayuntamientos, así como el trabajo de las asociaciones ciudadanas implicadas en la protección y revalorización de esta etapa de la historia española. Las más relevantes de éstas colaboran con el plan de forma activa, como miembros de la Comisión creada por la Dirección General de Patrimonio Cultural para su redacción.

Dentro del “Plan de Yacimientos Visitables de la Comunidad de Madrid” se han desarrollado dos proyectos pilotos de cómo dar a conocer este patrimonio de la Guerra Civil a los ciudadanos. El primero es la fortificación conocida como Blockhaus 13, situada en Colmenar de Arroyo, que ya se puede visitar de forma autónoma ya que, además de la excavación y restauración de la estructura, se colocaron carteles explicativos.

Los siguientes trabajos de recuperación finalizados han sido los del Frente del Agua, en Paredes de Buitrago, donde se encuentra un importante ejemplo de la arquitectura defensiva de la Guerra Civil. Desde el pasado mes de abril, este enclave ha sido incluido dentro de las rutas arqueológicas del Gobierno regional y, gracias a esto, se ha incluido también en las Jornadas Europeas de Patrimonio, con una serie de visitas gratuitas todos los sábados y domingos entre el 16 de septiembre y el 29 de octubre, que comienzan en el Centro de Interpretación de Paredes de Buitrago.

DE LOS SANTOS PRESENTA EL PLAN REGIONAL DE FORTIFICACIONES DE LA GUERRA CIVIL (1936-1939)
El director de la Oficina de Cultura y Turismo, Jaime de los Santos, presenta el Plan Regional de Fortificaciones de la Guerra Civil (1936-1939) elaborado por la Comunidad de Madrid, en colaboración con los diferentes ayuntamientos, para la conservación y puesta en valor de estas construcciones existentes en la región.
Foto: D.Sinova

PRINCIPALES ACTUACIONES DEL PLAN

El “Plan Regional de Fortificaciones de la Guerra Civil (1936-1939)” es un proyecto ambicioso que precisa de un amplio trabajo de asesoramiento y documentación de estas singulares construcciones, a fin de tener representada de forma geoespacial la línea del frente y los sistemas de fortificación de ambos contendientes. El conocimiento y la georeferencia de esta arquitectura defensiva es el objetivo fundamental del plan, pues es básica su protección patrimonial integral.

Para ello, en 2016 se constituyó la Comisión de asesoramiento para la redacción del Plan, integrada por representantes de: la Comunidad de Madrid (Dirección General de Patrimonio Cultural); el Ministerio de Educación Cultura y Deportes (Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural); el Ministerio de Defensa (Instituto de Historia y Cultura Militar); la Real Academia de la Historia; la Universidad Complutense de Madrid; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas; los ayuntamientos de Brunete, Morata de Tajuña y Puentes Viejas; las asociaciones Grupo de Estudios del Frente de Madrid (GEFREMA), Colectivo Guadarrama y Tajar, entre el Tajuña y el Jarama; y el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y Ciencias.

Otro punto fuerte del Plan es la elaboración de un “Libro Blanco” como instrumento de trabajo para los municipios y gestores de patrimonio. En él podrán encontrar todos los datos que afectan a estas fortificaciones y los procedimientos para su conservación. Está en vías de desarrollo y, entre otros contenidos, recogerá el trabajo de la Comisión de Expertos.

En cuanto a los trabajos de estudio, consolidación y adecuación para la visita de nuevas fortificaciones, los más inmediatos a acometer son: los de la “posición Galiana” (en Pinto), que, junto con “El Frente del Agua”, constituyen uno de los mejores ejemplos de las fortificaciones republicanas; los relacionados con la batalla de Brunete; y varios ubicados en el término municipal de Las Rozas. El importante impulso que se ha dado este año al inventario de estas fortificaciones supone que a inicios de 2018 habrá un conocimiento unificado de la práctica totalidad de estos bienes patrimoniales.

Publicado en Actualidad, Cultura, Sierra OesteComentarios (2)

Más de medio centenar de personas volvieron a pisar el frente de Valdemorillo

  • Las  Jornadas sobre la Batalla de Brunete resultaron una experiencia que puso sobre la mesa la importancia del debate y el interés por conocer mejor esta parte de la historia local.
  • Antonio Laborda y Ernesto Viñas, proporcionaron una visión muy completasobre el modo en que este pueblo vivió con especial intensidad la Guerra Civil.
  • Se proyectó ‘El destierro’ película merecedora de una gran acogida a nivel internacional.

Despertando gran interés, y sobre todo, una participación que pone al descubierto la utilidad de este tipo de convocatoria, las Jornadas sobre la Batalla de Brunete organizadas en Valdemorillo han superado incluso la meta propuesta, saldándose con “gran éxito”. Y así se destaca por parte de la Concejalía de Educación y Cultura que, junto a la inestimable colaboración de Antonio Laborda, promotor de la idea, y del investigador y gran experto en la materia, Ernesto Viñas, han hecho posible el desarrollo de unos encuentros, primeros de este tipo organizados en la zona, que, ante todo, han servido para acercar la visión “más completa, mejor documentada y contrastada” de esta parte de la historia local por la que, incluso, muchos de los participantes llegaron literalmente a transitar. Y es que más de medio centenar de personas ‘volvieron al frente’ este domingo, 14 de mayo, para reencontrarse con las trincheras, los fortines y refugios que aún muestran la líne de aquel frente donde se libró la guerra que de forma tan intensa vivió Valdemorillo, lugar estratégico en el camino de Madrid.

Toda una experiencia de encuentro con un período que supieron abordar con acierto y objetividad los dos destacados ponentes, Laborda, centrando su intervención en la etapa del 36 al 37, para repasar después los años finales de la contienda, y el propio Viñas, miembro del colectivo Brunete en la Memoria, que precisamente se centró en la batalla que sirvió de base a estas Jornadas. Palabras y datos rigurosos que tuvieron su continuidad en la visita guiada a la exposición ‘Vestigios de una guerra’, donde objetos de todo tipo, desde armas y cascos a las piezas de la vida más cotidiana, como cubiertos, platos, maquinillas de afeitar…, dan idea buena idea también de lo vivido entonces en el municipio. Y es que las imágenes como material para la reflexión no faltaron en esta cita, destacando igualmente la proyección de ‘El destierro’, película de tono intimista y contenido filosófico muy aplaudida por los espectadores de la gran pantalla de Valdemorillo en presencia, además, de su director y uno de sus productores. Dos profesionales comprometidos con este tipo de films. De hecho, este es un título más conocido a nivel internacional que nacional, que ya se anunciaba avalado por la gran acogida dada al mismo en las salas de muchos otros países, desde Noruega a Corea, por citar sólo algunos ejemplos. Un reconocimiento a su contenido que Valdemorillo también supo mostrarle, culminando la velada en clave de interesante coloquio.

Y ya horas después, como el mejor colofón a “este gran aprendizaje”, la citada ruta guiada a lo largo de doce kilómetros, distancia que se completó en cinco horas de marcha bien acompañada por las indicaciones tanto de Ernesto Viñas como de Dionisio López, gran conocedor también del terreno por haber sido pastor en su niñez. Buena fórmula, en suma, de acercarse a la Historia desde el conocimiento directo de sus propios restos, de su escenario real, en una andadura que contó ifaulemete con el apoyo de Protección Civil, cuyos voluntarios prestaron atención en todo momento al grupo que completó el paseo con la satisfacción de descubrir mucho más del lugar, llevando a su mirada los importantes elementos bien conservados de esta “arqueología bélica” tan presentes en esta parte de paisaje valdemorillense.

Publicado en Actualidad, Sierra OesteComentarios (6)


 

LOCAL PELAYOS

 

Chollocolchon

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031