Categoría | Productos de la tierra

Una veintena de bodegas de la D.O. Vinos de Madrid participan en seis rutas de enoturismo impulsadas por la Comunidad de Madrid

  • En 2017, los vinos madrileños con Denominación de Origen superaron los cuatro millones de botellas vendidas.
  • Los recorridos muestran el creciente desarrollo del sector vitivinícola y su relación con la historia y el patrimonio de la región.
    La D.O. Vinos de Madrid está integrada por 51 bodegas distribuidas en tres subzonas productoras: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.

La Comunidad de Madrid y la D.O. Vinos de Madrid se unen en Madrid Enoturismo para promocionar el sector vitivinícola de la región, a través de seis rutas turísticas que recorren una veintena de bodegas madrileñas con Denominación de Origen.
En este proyecto de promoción del turismo del vino participan, además, una docena de municipios de las tres subzonas de producción: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.
A través del trazado de las seis rutas, el visitante puede acercarse a la influencia y el desarrollo histórico que el vino y su elaboración han tenido en la Comunidad de Madrid.


VINO, HISTORIA Y PATRIMONIO ARTÍSTICO
En la antigua Complutum, hoy Alcalá de Henares, comienza la ruta denominada ‘La llegada del Imperio Romano’, cuyo recorrido supone un viaje al pasado romano de España. Se remonta hasta el año 1 a.C., en la época en que se considera que comenzó a desarrollarse la viticultura. La ruta recorre enclaves como Campo Real, Valdilecha, Carabaña, Tielmes, Perales de Tajuña y Titulcia.
La ruta ‘El valle de las iglesias y el legado del Císter’ discurre por la subzona de San Martín de Valdeiglesias e incluye también la visita a monumentos de Pelayos de la Presa, Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Villa del Prado.
Por su parte, Villarejo de Salvanés, Fuentidueña de Tajo, Belmonte de Tajo y Colmenar de Oreja son las localidades que conforman la ruta que pone en relación ‘El Tajo y los vinos de la Orden de Santiago’. Otro recorrido es ‘Camino de Reyes’, que reproduce el tránsito de Austrias y Borbones entre Navalcarnero y Aranjuez, pasando por El Álamo.
Una quinta alternativa es ‘Escenas y crónicas de Francisco de Goya’, en la que se ofrece al visitante la posibilidad de conocer algunos de los lugares que inspiraron al pintor a la hora de plasmar la cultura del vino en sus obras. El recorrido pasa por la Vega del Jarama, Villaconejos, Chinchón y Valdelaguna.
Y, por último, la ruta ‘Los tiempos del ferrocarril’ describe las esperanzas que albergaron los productores vinícolas con la construcción de la vía entre la zona de Arganda y la capital.


AUGE DEL SECTOR
El Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Madrid acordó recientemente la adhesión de una nueva bodega ubicada en Aldea del Fresno, con lo que ya son 51 bodegas -de las 62 de la región- las que forman parte de la Denominación de Origen. De ellas, 44 cuentan también con el distintito de calidad de los alimentos de Madrid M Producto Certificado.
La producción de estas 51 bodegas de la Denominación de Origen es creciente en los últimos años. Los vinos de la Comunidad de Madrid con D.O. Vinos de Madrid superaron en 2017 los cuatro millones de botellas vendidas, cifra que no se alcanzaba desde diez años antes.
Este reconocimiento a la calidad traspasa nuestras fronteras, ya que la D.O. Vinos de Madrid exporta entre el 20 y el 25 % de su producción, principalmente a Estados Unidos (el 63 % del total exportado), Alemania y China.
El sector vitivinícola madrileño emplea a 3.164 viticultores en una superficie de cultivo con Denominación de Origen de 8.877 hectáreas, de 59 municipios de la región, distribuidos en las tres subzonas productoras actuales: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.
Arganda representa el 50 % de las viñas registradas y su cultivo mayoritario es de uvas malvar (blanca) y tempranillo (tinta). San Martín de Valdeiglesias representa el 35 % de las viñas y las principales variedades de uva que se cultivan son albillo real (blanca) y garnacha tinta. Y en la subzona de Navalcarnero la variedad predominante es también esta última, la garnacha tinta.

Una Respuesta para “Una veintena de bodegas de la D.O. Vinos de Madrid participan en seis rutas de enoturismo impulsadas por la Comunidad de Madrid”

  1. EL CANTO A CENICIENTOS

    En la cuña introducida,
    de abulenses y Toledo
    está el pueblo y su viñedo
    sostenimiento de vida.
    La cepa fue mantenida
    como diosa en los altares
    y las uvas en lagares
    corría rojo su mosto
    por el canalillo angosto
    como el agua de los mares.

    Con gentes acogedoras
    transitando por la calle
    hacen ameno este valle
    de la coruchas auroras.
    Armonía de las horas
    transcurren de forma lenta
    si el espíritu aposenta
    apego por el sosiego
    del que harto de trasiego
    vida tranquila le tienta.

    Quien nos visita se queda
    y si se va siempre vuelve
    cuando la brisa le envuelve
    del arcón de su almoneda.
    Paseante en la vereda
    viendo la vida que pasa
    hace trasvase y trasvasa
    olvido de su paisaje
    y se siente paisanaje
    y cimenta aquí su casa.

    Siempre impera aquí la calma
    y el horizonte apacible
    que se bebe y es bebible
    como néctar en el alma.
    Aparejo que es la enjalma
    de sus pocos animales
    otrora en los herbazales
    abundaban los rebaños
    pero el paso de los años
    los mantiene terminales.

    Qué más decir de su Peña
    a la que enaltezco tanto
    y con mis versos la canto
    y de mi rima se adueña.
    Sostengo que es nuestra enseña
    y la base del futuro
    y aunque yo yerto y oscuro
    cuando el suceso acontezca
    el poema permanezca
    y ser cierto lo que auguro.

    ¡Tomad,os presto mis ojos
    y su enfoque en la llanura
    y abridlos en herradura
    con que aparta los abrojos!
    No reparad en rastrojos
    y veréis a don Quijote
    que con Rocinante al trote
    va por tierras de la Mancha
    gritando:¡Castilla es ancha
    y se me atufa el bigote!

    Y si tornáis la mirada
    nuestra capital Madrid
    y cabalgando va el Cid
    en la alta madrugada.
    Y en la noche despejada
    he visto un cielo de bruma
    flotando como la espuma
    desde las Peñas las luces
    polucionando de bruces
    a Madrid con que lo abruma.

    Y de la Peña bajando
    al pasear por el llano
    la Dehesa es un rellano
    por el cual ir divagando.
    Los coruchos paseando
    por la estrecha carretera
    ven en el cielo una esfera
    límpida de aire tan puro
    que su clima es un seguro
    de naturaleza austera.

    Pinares, huertos y encinas
    viven en el horizonte
    y la quietud en el monte
    e higueras en las retinas.
    Visitante que caminas
    y buscas vida apacible
    y de vivir lo indecible,
    el pueblo de los coruchos
    tiene en alicientes muchos
    para hacértelo factible.

    Y hablamos aquí un lenguaje
    ingenioso y cervantino
    junto al amor de su vino
    colofón de un buen viraje.
    Y habrás hecho un maridaje
    con la estrella de los vientos
    que aseda los movimientos,
    de nuestros recios olivos
    que muestran sin paliativos
    el alma de Cenicientos.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

Trackbacks/Pingbacks


Dejar un comentario

Para poder enviar este comentario debes demostrar que eres humano, completa la suma * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

LA SOLIDARIDAD A ESCENA BANCO DE CASAS

 

LOCAL PELAYOS

 

TODOPIENSO

 

Chollocolchon

 

 

A21 SIERRA OESTE

 

 

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31